Proceso para adoptar un niño

Tags:

Para muchas personas tener hijos es el sueño de sus vidas, pero hay veces en las que esto no es posible desde el punto de vista biológico. Sin embargo, eso no quiere decir que haya que conformarse con la situación, ya que siempre existe la posibilidad de adoptar un niño. En este artículo vamos a ver los requisitos y pasos necesarios para hacerlo tanto en España como en algún país extranjero.

adoptar un niño

¿Qué es una adopción?

Es un proceso legal a través del cual se recibe como hijo a aquel que no lo es de forma biológica. Se trata, por tanto, de un acto jurídico que crea un vínculo familiar entre el adoptando y los adoptantes, surgiendo así la relación de padres e hijos y todos los derechos y obligaciones legales que se derivan de la misma.

Adoptar un niño en España

¿Quién puede adoptar?

La adopción puede ser realizada por mayores de edad que tengan plena capacidad y que cumplan los requisitos que vamos a ver a continuación.

A la hora de formalizar la adopción es indiferente que los interesados sean una pareja heterosexual, una pareja homosexual, una pareja no casada o una persona soltera.

Requisitos para poder adoptar en España

  • Tener más de 25 años. Si los adoptantes son dos, bastará con que uno de ellos supere esa edad.
  • Que la diferencia de edad entre el adoptante y el adoptando sea de al menos 16 años y no supere los 45 años. Como en el caso anterior, si los adoptantes son dos, bastará con que uno de ellos cumpla con estos requisitos. Si se van a adoptar a varios hermanos o menores que tengan necesidades especiales la diferencia máxima de edad puede llegar a ser superior.
  • Presentar la solicitud en el Registro de Adopciones.
  • Reunir las características psicológicas y económicas necesarias para que el niño pueda desarrollar su vida con normalidad.
  • Que el medio familiar disponga de las condiciones adecuadas para atender las necesidades del menor.
  • Si los adoptantes son un matrimonio o una pareja de hecho debe existir una relación estable con una convivencia de al menos 2 años.
  • Que ambos miembros estén de acuerdo en la adopción.
  • Que haya una motivación adecuada para la adopción.
  • Que los futuros progenitores tengan una aptitud básica para la educación del niño.

Además, hay que tener en cuenta que cada Comunidad Autónoma puede establecer requisitos adicionales.

cómo adoptar un niño

Será motivo suficiente para denegar la adopción el hecho de que los adoptantes condicionen la misma a las características físicas, el sexo o la procedencia socio-familiar de los menores. También si se detecta que ha habido falseamiento de datos que sean relevantes a la hora de valorar la solicitud de adopción.

Trámites para adoptar un niño

El primer paso es presentar la solicitud ante el Servicio de Protección de Menores de la Comunidad Autónoma de residencia. Lo habitual es que dicha solicitud deba ir acompañada de los siguientes documentos:

  • Certificado de antecedentes penales.
  • Certificado médico.
  • Copia de la declaración de la Renta del año anterior.
  • Documentos de identidad: DNI, Libro de Familia, certificados de nacimiento y de matrimonio, certificados de empadronamiento.

Si toda la documentación es correcta se emite el certificado de idoneidad, que es el documento que acredita que una persona o una pareja cumple los requisitos necesarios para garantizar la protección del menor y el respeto a sus derechos fundamentales.

Tras obtener este certificado empieza un proceso de entrevistas y de visitas al domicilio para conocer tanto a los posibles padres como el entorno en el que estaría el menor. También se exige realizar un curso de preparación.

Una vez finalizado el proceso, si se considera que los interesados son aptos, entonces pasan a una lista de selección y se lleva a cabo la proposición del menor para adoptar.

Tras la asignación del menor comienza la fase de acogimiento familiar preadoptivo, un proceso de adaptación entre el menor y los padres y durante el que se hace un seguimiento exhaustivo.

Si esta última fase va bien, la entidad pública con competencia en la material propone la adopción, que deberá ser aprobada por el juez. Una vez hechos estos trámites, se inscribe al menor en el Registro Civil como hijo de los padres adoptivos y se procede al cambio de apellidos. Finaliza así el proceso de adopción.

Adoptar un niño fuera de España

Adoptar un niño en España no es un proceso sencillo y, en la mayoría de los casos, conlleva años de espera. De ahí que muchas familias decidan intentarlo en el extranjero. No en vano, adoptar un niño en China ha sido bastante común en los últimos años debido a la exigencia de menores requisitos y a la existencia de un proceso burocrático menos complejo.

adopción internacional

Agencias de adopción

Adoptar un niño en el extranjero puede parecer más fácil, pero no siempre es así. Existen también un buen número de trámites administrativos y conocerlos resulta mucho más complicado para los interesados debido al desconocimiento del marco jurídico del país en el que se quiere adoptar.

Para ayudar en los trámites existen organismos debidamente acreditados: las agencias de adopción.

Estos organismos dependen de las Comunidad Autónomas y su única función es actuar como mediadores en los expedientes de adopción en el extranjero. Se encargan de asesorar a los padres y de intervenir ante las autoridades españolas y extranjeras. La ley determina que estas agencias deben actuar siempre sin ánimo de lucro.

En los últimos años ha habido varios escándalos en torno a agencias de adopción que no funcionaban cómo debían hacerlo y que en algunos casos dejaron a muchas personas con la ilusión de adoptar un niño y además sin dinero.

Siempre hay alguien dispuesto a aprovecharse de los sueños y las ilusiones de los demás. Por eso, si estás pensando en una adopción internacional, es conveniente que te informes en el Servicio de Protección de Menores de tu Comunidad Autónoma sobre las agencias de adopción que están reconocidas legalmente en España. Trabajar con ellas te ahorrará muchos disgustos.

Requisitos para poder adoptar un niño fuera de España

Los requisitos son los mismos que se han señalado antes para la adopción nacional. Pero hay que tener en cuenta que el país de origen del niño también puede establecer sus propios requisitos y será necesario que los interesados en ser padres los cumplan.

Por ejemplo, a la hora de adoptar un niño en China se exige que los padre lleven casados un mínimo de cinco años si no es el primer matrimonio de ambos y que además tengan una edad comprendida entre los 30 y los 50 años.

Tramitación de una adopción en el extranjero

En este caso el proceso empieza exactamente igual que si se tratará de una adopción en España. Los interesados deben presentar su solicitud ante el organismo competente de su Comunidad Autónoma y pasar los trámites para obtener el certificado de idoneidad.

Será la Administración Pública española la que determine si la adopción se puede hacer en el país elegido. Esto es así debido a que hay casos en los que por situaciones extremas como guerras o desastres naturales las adopciones en determinados países pueden no ser apropiadas.

Una vez que el certificado de idoneidad está listo hay que armar un expediente con todos los requisitos exigidos por el país de origen del menor (variarán según su nacionalidad). Aquí serán de gran ayuda las agencias de adopción, que son las que mejor conocen todos los trámites.

Hay que tener en cuenta que la tramitación de la adopción internacional será diferente en función de si la misma se va a hacer en un país que ha firmado el Convenio relativo a la protección del niño y a la cooperación en materia de adopción internacional, de mayo de 1993, o en un país que no ha firmado este instrumento internacional.

En cualquier caso, el proceso de adopción internacional se desarrollará teniendo en cuenta tanto la legislación española como la legislación del país de origen del adoptando. Siendo necesario que se cumplan los trámites y los requisitos exigidos en ambos casos.

Si finalmente se aprueba la adopción, los adoptantes deben viajar al país de origen del menor para constituir la adopción ante la autoridad competente. A continuación se dirigirán al Consulado español para realizar la inscripción del menor en el Registro Civil Consular.

El Cónsul está obligado a comprobar que se cumplen todos los requisitos exigidos. Si es así, realizará la inscripción y expedirá la documentación para que los padres puedan volver a España con su hijo.

cuanto tarda una adopción

¿Cuánto tarda una adopción?

No existe una respuesta concreta para esta pregunta. Es cierto que con frecuencia los trámites en el extranjero son más rápidos que en España, pero aún así las adopciones suelen demorarse durante años.

La media está en torno a los cinco años. Y a ello hay que sumar que, aunque es un proceso gratuito, si se trata de una adopción internacional habrá que disponer de recursos económicos suficientes para hacer viajes al país de origen del menor para ir formalizando los trámites.

En definitiva, no es un proceso barato ni tampoco corto, pero para aquellos que de verdad tienen el deseo de ser padres, adoptar un niño es una experiencia que cambiará sus vidas.

Artículos relacionados

Sobre el autor Mayka Jimenez

Experta en Derecho, marketing digital y Redes Sociales. Me encanta escribir ¡y leer!

sígueme en:

Deja un comentario: