¿Qué es la metodología «Agile»?

Tags:

Vivimos en la sociedad de la inmediatez y eso obliga a acelerar plazos y procesos. Y el mundo de la empresa también ha tenido que adaptarse a ello. Aquí es donde entra la metodología Agile, que trocea los proyectos. De esa forma, se puede hacer frente a cualquier contratiempo o cambio en un mercado tan fluctuante.
Economía digital
Economía digital

Manifiesto Agile

El Manifiesto por el Desarrollo Ágil de Software nace en 2001 del encuentro de varios CEOs de importantes compañías de software. En la época de las startup observaron cómo el mercado lleva a financiar proyectos que despegaban para, en muchos casos, caer rápido. Y que, además, en muchas ocasiones trabajan en paralelo y creándose softwares incompatibles que se quedaban obsoletos antes de salir. En aquella reunión celebrada en Utah se acuñó el término metodologías ágiles como alternativa a los excesivamente rígidos modelos tradicionales como la Integración de modelos de madurez de capacidades o Capability Maturity Model Integration (CMMI). Sentándose los principios básicos del manifiesto, que aun siendo 12 se pueden resumir en:
  • Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas.
  • Software funcionando sobre documentación extensiva.
  • Colaboración con el cliente sobre negociación contractual.
  • Respuesta ante el cambio sobre seguir un plan.
Se cambiaba así el paradigma tradicional de los proyectos empresariales. Se dividen las tareas realizadas facilitando la inmediatez. Pero también anteponiendo la relación e interés del cliente a otros factores.

Aplicación de la metodología «agile» al mundo empresarial

Aunque había surgido en el mundo del desarrollo tecnológico, los beneficios eran claros. Y eso que la metodología «agile» diera el salto al mundo empresarial. Dividiendo los procesos que componen un proyecto para permitir varias cuestiones:
  • Acelerar los trámites, ya que cada equipo tiene una función clara y un cronograma corto.
  • Abaratar los costes, ya que se evitan los largos procesos y la repetición de acciones realizadas al comienzo del proyecto.
  • Facilidad de cambios ante las necesidades de un mercado que, en el siglo XXI, está en constante y rápida transformación.
  • Permite una reestructuración de acciones, ya aunque los proyectos se establecen de forma anual se realizan revisiones trimestrales que facilitan los cambios.
  • Se modulan los objetivos a realizar para conseguir estar a la par del gusto de los clientes.
  • Al realizarse el trabajo en grupos pequeños, permite reuniones diarias que ofrecen transparencia y agilidad en los procesos.
De esta forma, la metodología agile que se creó para trabajar en el desarrollo de programas informáticos, ha pasado a convertirse en la mejor herramienta para las empresas. Gracias a su sistema compartimentado y de fácil cambio, la adaptación a los mercados es ágil (de ahí el nombre) y segura. Así se logra que el producto final sea exactamente el que quiere el cliente.

Los 12 principios Agile

1. El cliente siempre debe estar al corriente de los procesos y satisfecho de los resultados que van dando. 2. Cambiar los requisitos de un proyecto no es un problema, es una ventaja. 3. La planificación se realiza de 2 semanas a dos meses, por lo que los plazos de entrega son cortos. 4. Todo el equipo trabaja coordinado y en contacto directo. 5. La confianza y motivación del equipo, así como dotarlos de los recursos necesarios, es algo prioritario. 6. El modelo Scrum es el elegido para las reuniones, agilizando las decisiones a tomar. 7. El éxito depende de si el producto final funciona y es satisfactorio. 8. Los recursos materiales, el ritmo y la gestión del tiempo deben convertir los procesos en sostenibles. 9. La excelencia técnica es clave en todos los procesos. 10. El menos es más es la premisa a cumplir. 11. Organizar y crear buenos equipos es fundamental para el fin último. 12. La reflexión y búsqueda de mejoras es igual de importante que el resto de fases. Los principios Agile se han implantado primero en Estados Unidos, comenzando a entrar en España por los sectores económicos más innovadores: marketing y los nuevos modelos de banca. Además, el modelo es cada vez más seguido entre PYMES y microempresas que ven en este sistema una sencilla forma de alcanzar la excelencia. Y aunque entremos en aspectos más personales en el artículo, para quienes estamos la frente de microempresas, el sistema Agile es una herramienta magnífica. En sectores como el turístico, con una amplia variedad de clientes, la rapidez de acción del modelo nos permite ofrecer un servicio óptimo y de gran calidad, presentando proyectos innovadores, cambiantes y personalizados gracias a la participación de todos los miembros del equipo. La implantación de los 12 principios se realiza de forma natural. De hecho, con la salvedad de la flexibilidad y el recorte de los tiempos en la duración de los proyectos, son modelos usados en muchas empresas familiares. La gran innovación está su entrada en las grandes multinacionales. Sobre todo ante los resultados y beneficios logrados por los primeros impulsores del método Agile en España
Agile

El trato directo es fundamental

ING España: ejemplo a seguir

Entre las grandes empresas que han aplicado el sistema, nos encontramos con la filial española de ING Direct. Si ya de por sí, el modelo del grupo holandés ha destacado siempre por la innovación. En el caso de la implantación de la metodología Agile en España han sido pioneros. Desde marzo de 2018, la filial española anunció a sus trabajadores que cambiaba la estructura interna del banco. Y que se iba a producir una remodelación. Eran muy pocos los que conocían los cambios. Durante un mes se había planificado una reestructuración completa de la filial. Y después de 30 días los empleados llegaron a oficinas en las que habían desaparecido las jerarquías y se trabajaba en grupos squads.  Se trata de cambiar la gestión tradicional de sus oficinas y departamentos para crear equipos multidisciplinares. De esta forma se han reducido los tiempos de gestión al reducirse las consultas entre departamentos. ING ha creado tribus, divididas en squads. Además de estas tribus formadas por unas 80 – 100 personas, se han creado los Centers of Expertise (CoE) más pequeños y para dar apoyo a las tribus. Finalmente, está el chapter, que es un equipo transversal de diversos squads para mejorar el rendimiento. De esta forma, ING se ha convertido en modelo a seguir en la implantación de metodologías novedosas traídas desde el mundo del diseño y la tecnología. Aunque aún es pronto para concluir los resultados, la extrapolación de la misma experiencia en otros lugares del mundo, se antoja positiva.

Artículos relacionados

Sobre el autor Javier Fornell

Escritor, novelista, amante de los animales, guía turístico por vocación y lector voraz por convicción. Divulgador histórico en televisión y radio, actualmente al frente de Sur Tour. Acompañamiento Turístico.

sígueme en:

Deja un comentario: