fbpx

Maneras de ahorrar dinero en una PYME

Tags: ,

Las pequeñas y medianas empresas no son como nos las pintan en los programas de emprendimiento,ya que por lo general no os vais a encontrar con el típico entorno en el que todo funcionará a pedir de boca. Y bueno, si ya nos ponemos a escudriñar entre lo que hay en las microempresas, apága y vámonos. No obstante hay principios que a poco que se lleven de manera eficiente y constante podrán ayudaros mucho para garantizar parte de la flotabilidad del proyecto; y el control de gastos es uno de los mas importantes. ¿Queréis saber más? Pues veámos cómo ahorrar dinero en una PYME sin caer en el lonchafinismo.

Ahorrar dinero en una PYME

Ahorrar dinero en una PYME

¿Qué es una PYME?

La mayoría de quienes andéis leyendo estas líneas ya lo sabréis, pero por si acaso vamos a echar un vistazo a este término tan manido por la Administración. ¿Qué son las PYMEs? Pues simplemente las “Pequeñas y Medianas Empresas”, entendiendose como tal aquellos negocios (legales) que no llegan a los 250 empleados (en España). De ahí en adelante nos estaríamos metiendo en el campo de las Grandes Empresas.

Cómo ahorrar en una empresa

Ahorrar en una empresa

Ahorrar en una empresa

Teniendo en cuenta que las PYMEs suponen más del 90% del total de empresas en España, voy a permitirme asimilar directamente el concepto al de “empresa”. Así pues, ¿cómo se puede ahorrar eficientemente en una empresa? Vamos a ver algunas claves:

Hay que apostar por el software libre

Por lo general las empresas suelen tener en los escritorios de sus ordenadores un flamante Windows con su correspondiente paquete de Office; un básico transversal a todos los nichos industriales. Y es que independientemente de que se fabriquen bolsos o se vendan piezas de coche el equipo informático es imprescindible a día de hoy.

Sabed que por aquí se escapa una cantidad de dinero más que considerable, ya que las licencias privativas de la mayoría del software comercial hacen que la factura a final de año sea más que curiosa en no pocas compañías. ¿Y sabéis cómo solucionar este desaguisado? Sencillamente recurriendo al software libre. ¿Hace falta un potente y robusto sistema operativo gratuito que le de mil vueltas a Windows y que además sea más seguro? GNU/Linux es la solución; y especialmente Ubuntu. ¿Hace falta un paquete de ofimática que sea gratuito? Ahí está LibreOffice; aunque las versiones “Cloud” como Google Docs también prometen (a pesar de no ser “libres”).

Automatización de tareas

Poco a poco las profesiones ancladas en los procesos automáticos están siendo sustituidas por robots, máquinas en general o software específico; y podéis encontrar ejemplos claros en las cajeros de los supermercados o bancos, en la estiba de barcos, póximamente en el control de trenes, etc.

¿Sabéis por qué se está haciendo esto? Sencillamente porque las máquinas trabajan más, mejor y más barato que los humanos. Ni más ni menos. De ahí que toda empresa deba plantearse si es posible recurrir a la tecnología para sustitur mano de obra por maquinaria. Inicialmente el cambio supone una inversión (considerable en no pocos casos), pero el retorno se nota con creces a medio plazo (muchas veces incluso a corto).

Optimización de procesos

Sin necesidad de llegar al punto anterior también se pueden hacer cambios para que las PYMEs sean más eficientes (y por tanto que gasten menos para conseguir más); aunque para ello hay que poner voluntad y constancia.

La mayor parte de las empresas tiene una operativa mal diseñada que, a poco que se afine, permitiría que la compañía gastara mucho menos. Por ejemplo en el departamento de RRHH hay que ser consciente de que la programación de los calendarios laborales debe ir acorde a la carga de trabajo que haya en la empresa, ya que de poco sirve colocar a 10 trabajadores en una cadena de producción cuando no hay casi encargos y en cambio situar en el mismo punto a otra hora a 6 empleados teniendo un 75% más de trabajo.

Os preguntaréis que cómo se puede saber esto, ¿verdad? La respuesta es sencilla: big data. El análisis macro de datos permite saber a que horas se produce y/o consume más, con qué efemérides o eventos potencialmente aprovechables se cruza el calendario de la empresa, y en general todos aquellos datos clave para hacer un análisis detallado de las opciones que la compañía se está perdiendo en cada momento.

Control de desechos

Dependiendo del sector en el que se encuentre la empresa los desechos que resulten de la cadena de producción pueden ser cuantiosos en volumen y dinero; y un claro ejemplo son los obradores. A día de hoy en muchos se emplean los cortes de masa para hacer nuevos productos, pero esta no era la realidad hace apenas 10 o 15 años; y de hecho no lo es actualmente en no pocos negocios del gremio repartidos por toda la geografía nacional.

Cada día en las PYMEs procesadoras de nuestro país se pierde un ingente stock en material que con una buena planificación detrás podría haber tenido una segunda vida. Tened en cuenta que una materia prima reciclada os permitirá producir por encima de las previsiones. Vamos, que ahí hay dinero.

Stock eficiente

Ya que estamos con el tema del stock, vamos a echar un vistazo al almacén; el origen de no pocas quiebras.

Hay que tener una previsión de ventas realista y acorde con el presupuesto que la empresa tiene a corto y medio plazo. Por ejemplo no tiene ni pies ni cabeza comprar mercancia perecedera que no pueda ser procesada inmediatamente; algo típico en pequeñas empresas procesadoras de alimentos. Hay que tener eso en cuenta antes de aprovecharse de puntuales ofertas de los proveedores.

En la parte opuesta, si no hay problemas de fechas, sea porque son alimentos no perecederos o porque directamente no se trate de comida, sería interesante contemplar la opción de comprar en volumen para bajar el coste por unidad. Algo que va directamente relacionado con lo que os comentaba de la disponibilidad económica en cada dado.

Por cierto, en este apartado también podríamos meter la ventaja que aporta acumular mercancia comprada a un país que no maneje el Euro cuando la tasa de cambio sea ventajosa para el importador. Es una manera bastante eficiente de ahorrar costes; y que además va pareja a mantener reservas de stock (las mismas del párrafo anterior).

Motivación de empleados

Muchos empresarios piensan que una manera buena de ser más eficiente en las cuentas es reduciendo los salarios de los empleados y marchitando sus derechos laborales hasta donde permita la Ley. Y bueno, esto no es cierto.

Está contrastado que aquellas empresas en las que se trata adecuadamente a la plantilla rinden mucho más. Y la razón es sencilla: los trabajadores se sienten más identificados con la visión de la empresa y aportan más esmero y esfuerzo. Aquí incluso cabe la posibilidad de aplicar variables por producción en las nóminas, seguros médicos privados, etc.

Cursos para ahorrar dinero

Aprender a gestionar dinero es esencial, pues detrás de la técnica hay una serie de procedimientos y teorías que hay que conocer. No vayáis a pensar que todo viene caído del cielo y que las empresas eficientes lo son por obra y gracia del Señor. Para nada.

Os recomiendo que echéis un vistazo al programa de asesoramiento gratuito de Preahorro.com, os enseñarán paso a paso cómo gestionar las cuentas personales. Clave si sois autónomos y queréis aprender a manejar de manera más eficiente vuestro patrimonio.

Si en cambio estáis al frente de una sociedad comercial o industrial y queréis profundizar más en la eficiencia no os perdáis los cursos que os ofrecemos en el buscador de Cursos.com

Artículos relacionados

Sobre el autor Mónica Neva

sígueme en:

Deja un comentario: