Perspectivas laborales en el ámbito sanitario y sociosanitario (auxiliar de farmacia, celador, …)

  • 03/07/2017 /
  • Empleo /
  • By Argiñe Alonso

Vivimos en una sociedad en la que cada vez se hace más evidente la rapidez del envejecimiento de la población. Según un informe elaborado por la CEOE, en 2050 los mayores de 65 años podrían duplicarse en España. Esta degeneración de la sociedad va a provocar que el gasto sanitario y en cuidados de larga duración sufra un aumento notable; lo que implica que habrá un aumento considerable en la demanda de profesionales para trabajar en el ámbito sanitario y sociosanitario. Sectores que crearán un gran número de puestos de trabajo (personal auxiliar de farmacia, de celaduría, de conductor de ambulancias, etc.)

Auxiliar de farmacia

Auxiliar de farmacia

A pesar de vivir un momento de crisis donde el crecimiento del empleo es lento, las actividades sanitarias están creando puestos de trabajo, la mayoría en el sector privado y en la industria farmacéutica. Sin duda, el ámbito de la salud se está convirtiendo en un motor importante dentro de la generación de empleo. Durante el primer trimestre de 2017 el ámbito de la sanidad ha registrado un dato positivo en lo que a generación de puestos de trabajo se refiere.

Dentro de la sanidad se engloban también las actividades sociosanitarias, un ámbito donde se juntan los servicios de asistencia curativa, social y educativa dirigidos a personas en situación de dependencia, enfermos crónicos y personas discapacitadas. Actualmente en España, hay previstos un alto número de proyectos sociosanitarios ampliando de esta manera la ocupación y por consiguiente la creación de nuevos puestos de trabajo.

Como ya se ha comentado el envejecimiento de la población unido a la mejora de la economía han hecho que el crecimiento en los ámbitos sanitarios y sociosanitarios haya aumentado considerablemente. Hoy en día, la atención a personas dependientes es un nicho de empleo en auge y que irá en aumento con el paso de los años.

Profesionales cualificados: auxiliar de farmacia, celador, etc.

Debido al gran momento que está viviendo el ámbito de la sanidad, los hospitales, centros sanitarios, residencias o centros de día demandan profesionales cualificados, especializados y preparados para poder desempeñar su trabajo correctamente.

Figuras como el auxiliar de enfermería, el celador, el auxiliar de farmacia o el técnico en atención a personas dependientes son puestos cada vez más solicitados. Todos ellos realizan funciones importantes dentro del ámbito sanitario, ya sea en hospitales, clínicas privadas, residencias geriátricas o centros de dependencia.

Para llegar a ser un profesional cualificado y preparado que pueda desenvolverse en el ámbito sanitario y sociosanitario hay que formarse y hacerlo de la mejor manera. El mundo de la formación es consciente de esta demanda y por eso cada vez se ofrecen cursos para formar a las personas que quieren desarrollar su carrera en este ámbito. El perfil de las personas que realizan estos cursos son mayoritariamente mujeres jóvenes de entre 26 a 35 años.

La figura del auxiliar en el ámbito sanitario

Auxiliar de enfermería

Auxiliar de enfermería

Dentro del ámbito sanitario y sociosanitario, la figura del auxiliar ha ido creciendo y aumentando su presencia. Surge como un apoyo a médicos y enfermeras, pero no sólo con funciones sanitarias, también incluyen apoyo administrativo y colaboración en actividades docentes y de investigación.

El perfil de estos profesionales tiene que tener unos conocimientos y habilidades para poder desempeñar correctamente su trabajo. Por esta razón, la formación sanitaria está en auge y cada vez se ofrecen más cursos que ayuden a cubrir esta demanda de nuevos profesionales.

Algunas de las figuras que más peso han ido ganando con el paso del tiempo en el sector de la sanidad son el Auxiliar de Odontología, el Auxiliar de Farmacia y Parafarmacia, Auxiliar de Nutrición o el Celador.

Dentro del área de odontología, el auxiliar juega un papel muy importante, no solo como apoyo al dentista con conocimientos de procedimientos clínicos y de los materiales. El auxiliar realizar múltiples tareas y adquiere grandes responsabilidades, llegando a formar parte de la gestión de la clínica. Tener este perfil supone una gran formación donde adquirir las habilidades necesarias para realizar su trabajo, ya que son las manos y los pies del odontólogo.

Por otro lado, el celador en instituciones sanitarias hace tiempo era un perfil para el que no se necesitaban estudios. Poco a poco este puesto se ha ido profesionalizando y ha adquirido más funciones dentro de los hospitales y las clínicas. Actualmente no concebimos un centro sanitario sin la figura del celador, es el que recibe a los pacientes, el que les informa, el que les traslada, el que ayuda al personal de enfermería cuando es necesario, el que moviliza al paciente, … Una figura más dentro del equipo de Atención Primaria.  Todo esto ha hecho que se necesiten personas más preparadas y con las capacidades suficientes para desempeñar correctamente el trabajo de Celador.

Otra de las figuras que han aumentado su presencia es la del Auxiliar de Farmacia y Parafarmacia, la cual desarrolla su trabajo en la farmacia, que se ha convertido en un centro de atención primaria y una de sus funciones más importantes es educar al paciente sobre el uso correcto de los medicamentos.

El auxiliar de farmacia, además de ser la mano derecha del farmacéutico, recepciona los pedidos, controla el periodo de caducidad de los medicamentos, debe conocer las características de cada uno de ellos y dispensarlos ofreciendo una buena atención al cliente. Se trata de una figura que debe disponer de unas habilidades y unos conocimientos concretos para desarrollar su trabajo, lo que hace necesario que la formación que reciban sea adecuada a ello.

El perfil sociosanitario

Como ya se ha comentado, las actividades sociosanitarias también han ido desarrollando un aumento de la demanda de profesionales preparados y se haya convertido en un nicho de empleo en el que desarrollar una carrera.

Ha sido tal la demanda que desde hace tiempo se decidió que para poder desempeñar este trabajo la persona que lo quisiese hacer debía de disponer del Certificado de Profesionalidad a partir del 31 de diciembre de 2017 de forma obligatoria. Este título da la posibilidad de trabajar como auxiliar de ayuda en residencias de mayores dependientes, centros de día de mayores dependientes, o residencias para personas con discapacidad física o intelectual entre otras.

Como se ve, las salidas profesionales dentro del sector sanitario y sociosanitario han aumentado en los últimos años y la tendencia es que lo sigan haciendo, por ello son muchos los centros que ofrecen formación sanitaria especializada, como por ejemplo ESSAT Formación, que conscientes de ello satisfacen con sus cursos la demanda de profesionales preparados para desarrollar una carrera en este ámbito (formación en auxiliar de farmacia, celador, etc.).

Sobre el autor Argiñe Alonso

sígueme en:

Deja un comentario:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close