¿Quién es el «Apalpador»?

Tags: ,

No se entiende la Navidad en Galicia sin la figura del Apalpador (conocido también como Pandingueiro en algunas zonas de la provincia de Orense o Apalpa-barrigas en Monforte de Lemos), un gigante carbonero que baja de la montaña para visitar a los niños y traerles algún regalo. Te explicamos más sobre esta bonita tradición y sus orígenes:

apalpador

El Apalpador, igual que el Olentzero vasco o el Tió de Nadal en tierras catalanas o incluso el Anguleru asturiano, es un personaje mítico muy antiguo, de origen rural y probablemente anterior a la tradición cristiana, aunque asimilado después e incorporado al resto de tradiciones navideñas gallegas.

Como ellos, se distingue por su aspecto rústico y rotundo, fácil de reconocer gracias a su gran barba rojiza, su botas altas y su gran barriga, pero sobre todo por ser el encargado de repartir regalos entre los niños cuando llega la Navidad. Por eso es muy habitual que al Apalpador se le conozca también con el apodo del «Papá Noel gallego». A veces va acompañado también de su burro, de nombre Lor.

Origen del Apalpador

La palabra «apalpador» hace referencia al hecho de que este entrañable personaje tiene por costumbre palpar la barriga de los niños para ver si han comido suficiente o no. Por eso, la Nochebuena (o Nochevieja, según la localidad), es llamada también Noite de Apalpadoiro (noche de palpar).

Según ciertas interpretaciones históricas y etnográficas, esta práctica podría ser el recuerdo de un antiguo ritual milenario de los lusitanos, llamado hieroscopia, por el que se podía leer el futuro o tener presagios examinando el vientre de los niños.

Además de regalos, suele dejar unas castañas antes de despedirse con gestos cariñosos y buenos deseos para el año nuevo. Así se detalla en la famosa canción del apalpador que todos los niños gallegos conocen bien:

Vai-te logo meu ninim/nininha,
marcha agora pra caminha.
Que vai vir o Apalpador
a palpar-che a barriguinha.

Traducción: «Vete corriendo mi niñito/niñita, vete ahora a la camita. Que va a venir el Apalpador a palparte la barriguita».

Olvidado durante años y casi desaparecido, el Apalpador ha sido recuperado hace unas décadas gracias a los esfuerzos de diferentes entidades culturales. Otros historiadores gallegos en cambio han puesto en duda la autenticidad de la figura del del Apalpador, cuya presencia en la mitología gallega es muy escasa, y afirman que sería una adaptación un tanto forzada del Olentzero, de origen vasco. En todo caso, actualmente este personaje está muy presente en todas las celebraciones navideñas de Galicia.

 

 

 

Artículos relacionados

Sobre el autor Daniel Terrasa

Licenciado en Geografía e Historia. Redactor y blogger. Enamorado de los libros y de internet. Escritor en mis ratos libres.

sígueme en:

Deja un comentario: