10 consejos para aprender inglés

Tags:

Hoy día, aprender inglés es fundamental para podernos desarrollar social y laboralmente. El inglés se ha convertido en una herramienta de comunicación básica, una especie de esperanto o idioma universal con el que es posible manejarse prácticamente por todo el planeta (salvo excepciones). Pero si hay algo para lo que es imprescindible el inglés es para obtener un buen trabajo: son pocas las ofertas de empleo en las que no se requiere un buen nivel de este idioma. De hecho, cada vez son más los entrevistadores que realizan pruebas o que se ponen a hablar en inglés con los entrevistados sin avisar… Si has decidido aprender inglés de una vez por todas, estos diez consejos te serán de muchísima ayuda.

aprender inglés

Hoy día, aprender inglés es fundamental para podernos desarrollar social y laboralmente. El inglés se ha convertido en una herramienta de comunicación básica, una especie de esperanto o idioma universal con el que es posible manejarse prácticamente por todo el planeta (salvo excepciones). Pero si hay algo para lo que es imprescindible el inglés es para obtener un buen trabajo: son pocas las ofertas de empleo en las que no se requiere un buen nivel de este idioma. De hecho, cada vez son más los entrevistadores que realizan pruebas o que se ponen a hablar en inglés con los entrevistados sin avisar… Si has decidido aprender inglés de una vez por todas, estos diez consejos te serán de muchísima ayuda.

Lo más importante a la hora de aprender inglés

Además del listado de consejos para aprender inglés que te ofrecemos a continuación, hay ciertas premisas fundamentales que te servirán para el aprendizaje de cualquier idioma. Tenlas en cuenta:

  • Sé constante. La constancia es importantísima para cualquier aprendizaje, pero más aún lo es cuando se estudian idiomas. Lo que tanto tiempo cuesta aprender, ¡cuesta poquísimo de olvidar! Si has decidido aprender inglés, ten muy claro por qué quieres hacerlo (quieres viajar más, estas buscando trabajo o quieres encontrar uno mejor que el que tienes, vas a vivir a otro país, tu nuevo/a novio/a no habla tu idioma….) y aférrate a esa motivación siempre que decaigas. A medida que vayas mejorando tu nivel, te engancharás más y más.
  • Santa paciencia. Además de ser constante, tendrás que ser paciente contigo mismo. No es fácil aprender un idioma tan distinto a nuestra lengua materna. Si te parece que no avanzas, párate a pensar en tu nivel cuando empezaste y en el que tienes ahora. ¡Seguro que te sorprendes! No lo dudes: irás mejorando poco a poco y sin darte cuenta.
  • ¡Adiós al ridículo! Dicen que los españoles no logramos hablar inglés por nuestro arraigado miedo al ridículo. Pronunciar el idioma de manera correcta nos sube los colores… Olvídate de eso: si lo haces bien, nadie se reirá de ti. No intentes “españolizar” el acento inglés; es más, exagéralo. ¡Será mucho más parecido al original!
  • La práctica hace al maestro. Un consejo válido para interiorizar cualquier idioma es practicarlo. Es la famosa técnica del señor Miyagi: “dar cera, pulir cera”. Cuando viajes, intenta comunicarte en inglés y no por señas (o con un castellano Tarzán-style que, aunque no lo creas, se entiende igual de mal que el bueno). Ofrécete voluntario para sacar billetes de tren o autobús, escribir a alojamientos o contratar tours, pedirle algo al auxiliar de vuelo del avión o preguntar por una dirección.

aprender inglés

Lo cierto es que para poder trabajar (y sobre todo, para trabajar en algo que te guste y en condiciones) es casi imprescindible aprender inglés. Si quieres saber más sobre la importancia de tener un buen nivel a la hora de trabajar, este artículo te despejará todas tus dudas. Y ahora, vamos a ver los diez consejos que harán tu aprendizaje mucho más divertido, sencillo y llevadero. ¡Con resultados garantizados!

Lectura recomendada: “Duolingo ¿Qué es y para qué sirve?

10 consejos básicos para aprender inglés

Ya sabes cuáles son los fundamentos básicos para empezar a aprender inglés. Y estamos convencidos de que a medida que vas avanzando en la lectura de este post, tienes más ganas y más motivación para comenzar. Ahora vamos a darte los 10 consejos más útiles para que tu aprendizaje no se quede a medias, resulte más eficaz e incluso sea más divertido. ¡Hazlos tuyos!

Busca un curso presencial cerca de tu casa

Y si puede ser, de pago. No tiene que ser carísimo, pero en estos casos funciona bien la motivación “gimnasio”: si pagas, vas. A excepción de los del Servicio Público de Empleo Estatal, que aunque son gratuitos imponen penalizaciones si no se completan, la formación que no cuesta dinero la interiorizamos como algo sin valor. Una lástima… Una escuela o academia que esté cerca de tu casa o tu lugar de trabajo, a un precio asequible y con formación cualificada puede ser la mejor de las motivaciones. Si además tiene horarios flexibles, será aún más interesante para ti. Si te apuntas, aprender inglés te será mucho más sencillo con esa ayuda. ¡Consulta nuestros artículos sobre las mejores academias de inglés en Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla para saber más!

Apunta tus tareas, ¡y táchalas!

Esta estrategia funciona de maravilla a la hora de aprender prácticamente cualquier cosa. Anota en un cuaderno todo lo que vayas a hacer cada día, siempre relacionado con aprender inglés. Ir a clase, ver una película o serie en versión original, escuchar un audio, leer una página de un libro… “Ponte deberes” adecuados a tu motivación y tus circunstancias. Es importante que sean tareas realistas, para no quedar frustrado si no las terminas. Y cuando termines una tarea, ten a mano el cuaderno para tacharla. Los psicólogos aseguran que tachar todas las tareas de un día genera un sentimiento altamente satisfactorio y permite dormir mejor. ¿Quién dijo que era bueno procrastinar?

Aficiónate a la versión original subtitulada

Este consejo es válido para cualquier amante del cine, aunque no quiera aprender inglés. Ver a los actores desarrollar su trabajo en su propio idioma es un auténtico placer. Pero además, si te aficionas a ver tus películas, series o programas favoritos (ingleses o americanos) en versión original subtitulada estarás aprendiendo sin darte cuenta. Tu oído se irá habituando a los acentos y las modulaciones del idioma, y poco a poco irás entendiendo más. Ser capaz de identificar palabras y frases te hará sentir que progresas. Y sucederá mucho antes de lo que piensas. Además, actualmente tenemos la suerte de contar con programas en versión original subtitulada en todos los canales de televisión abiertos (y en muchos de pago). Ya no hay excusas para no ver a Escarlata O’Hara, la heroína de Lo que el viento se llevo, terminando su historia con el famoso “After all, tomorrow is another day”…!

Grábate y escúchate

A nadie nos gusta nuestra propia voz cuando la escuchamos grabada, pero en tu caso es muy importante que te oigas hablar en inglés. Busca ejercicios sencillos o frases adecuados a tu nivel, léelos en voz alta y escúchalos. Repítelos varias veces para mejorar el acento y la pronunciación. En Internet y en youtube encontrarás ejercicios básicos donde podrás escuchar a nativos pronunciando frases, para luego repetirlas tú. No dejes de grabarlos, a ser posible con el audio, para comparar errores. La vergüenza inicial se convertirá en rutina cuando te acostumbres a hacerlo. Estos ejercicios son divertidos, fáciles y muy prácticos, y te ayudarán a aprender inglés más rápido y con seguridad. Para empezar, ¿qué tal unos trabalenguas? No te pierdas este simpático vídeo subtitulado en español, en el que dos niñas te enseñarán uno de sus favoritos…

¡Busca compañía!

Todo es mucho más llevadero si lo haces con un amigo. Pregunta a alguien de tu entorno con quien tengas empatía y amistad si quiere empezar a aprender inglés contigo. Podéis ir a clase juntos, hacer actividades que impliquen la práctica del idioma (ir al cine, ir a pubs o bares donde se junten grupos de conversación, hacer tareas, conversar…) y divertiros, al tiempo que aprendéis. Además, cuando uno de los dos flaquee el otro tendrá la obligación de animarle y levantarle el ánimo. Cuando haya pasado un tiempo y veáis el progreso, podéis “daros un premio”: por ejemplo, pasar juntos un fin de semana en Londres o Dublín para practicar el idioma. ¿A que apetece?

Traduce tus pensamientos

Es uno de los mejores consejos que te pueden dar a la hora de aprender o cualquier otro idioma.  Es gratis y sirve de gran ayuda. Cuando tengas que pasar un rato parado y sin hacer nada (como por ejemplo, cuando vas en el metro o el autobús), aprovecha para traducir al inglés lo que vayas pensando. O por lo menos, para intentar traducirlo en tu mente. También vale ejercitarse con los anuncios de los carteles, lo que dicen en la radio e incluso las letras de las canciones. Si tienes un cierto nivel, ¡incluso puedes intentar que rimen también en inglés! Cuando lleves un tiempo haciéndolo, te darás cuenta que lo haces ya casi de forma inconsciente. Esta práctica ayuda a pensar en el idioma en lugar de traducir lo que estás pensando, una de las claves para dominarlo.

Lee, lee… y  lee

Los apasionados de la lectura encuentran nuevos y apasionantes caminos a través del aprendizaje de idiomas. No es lo mismo leer la traducción de un libro, por buena que sea, que ser capaz de entender al escritor en su propia lengua. En cualquier biblioteca encontrarás una sección de libros en inglés que serán una ayuda inestimable en tu camino hacia el aprendizaje. Leer novelas, ensayos e incluso poesía es una fantástica manera de aprender inglés mientras disfrutas. Como entender libros complejos puede ser muy complicado, empieza por los más básicos. En las librerías especializadas en idiomas tienes libros de todas clases, adaptados a todos los niveles.

Tus aficiones, en inglés

¿Adoras el submarinismo? ¿Te encantan las cometas? ¿No puedes vivir sin tus discos de jazz? Gracias a Internet, hoy día tenemos acceso a toda la información del mundo sobre cualquier tema. Si tienes una afición que es parte de tu vida y a la que dedicas horas y horas, intenta encontrar información en inglés sobre ella. Puede ser un canal de cocina en vídeo, un blog de decoración de muebles, una serie de tutoriales para hacer ganchillo o un foro donde se habla sobre coches y carreras. ¡Da igual! Lo importante es que es mucho más fácil interesarse por aquello que nos gusta, aunque esté escrito en otro idioma, que leer en español sobre temas que no nos interesan ni lo más mínimo. Verás las ganas que te entran de aprender inglés cuando veas toda la información que podrías tener…

Apúntate a “quedadas” para conversar

En muchas ciudades se organizan “quedadas” para hablar en inglés. Los nativos que están viviendo en nuestro país las aprovechan para practicar el castellano y conocer gente, y los oriundos las usan para poner en práctica sus conocimientos de inglés al tiempo que socializan. Además, como todo el mundo desea entenders, no tendrás que estar hablando inglés todo el rato. En realidad se trata de un intercambio: yo te ayudo a practicar tu castellano durante un rato y luego pasamos al inglés. Es divertido, no cuesta dinero y conocerás gente. Quién sabe, tal vez puedas llegar a visitarles después en su propio país…

Descárgate podcasts

Los audios nunca pasarán de moda a la hora de aprender inglés. Cuando salgas a correr o cojas el metro para ir a trabajar, en lugar de tu playlist escucha podcasts en inglés que puedes descargar en tu móvil o tablet. A través de iTunes o de Google Play podrás descargarte archivos con conversaciones, noticias, reportajes… ¡Perfectos para ir afinando el oído!

 

Artículos relacionados

Sobre el autor Marta Sanchez

Soy redactora, editora y estilista freelance especializada en decoración y DIY. Me encantan el arte contemporáneo, el interiorismo y el montaje de espacios.

sígueme en:

Deja un comentario: