Cómo ser árbitro de fútbol: requisitos, sueldo y cursos

Tags:

El árbitro es una de las figuras destacadas en cualquier encuentro deportivo. En el fútbol, su importancia sobrepasa los límites del campo de juego. ¿Qué fan alguna vez no los ha culpado en más de una ocasión de la mala racha de su equipo favorito? ¿Cómo podría desarrollarse un partido de fútbol sin esos personajes encargados de determinar las intenciones de las acciones que realizan los jugadores de los equipos en el campo? A simple vista, el trabajo del árbitro parece sencillo, sin embargo, para desempeñar estas funciones hay que cumplir una serie de condiciones. Aquí te contaré cuáles son los requisitos para convertirte en árbitro de fútbol y de qué forma puedes incorporarte a este sector deportivo.

Cómo convertirte en árbitro de fútbol

Requisitos para ser árbitro de fútbol

Para poder convertirte en árbitro debes primero realizar un curso para demostrar tus habilidades. Al terminar la cursada podrás hacer tus primeros pinitos en el arbitraje. Primero, como “aspirante”, siendo tu función la de trabajar como árbitro en partidos de infantiles; después pasarás a hacer “prácticas”, colaborando con el arbitraje de partidos en juveniles, y por último, y si has demostrado una gran capacidad para el trabajo, puedes convertirte en “árbitro” y comenzar tu trayectoria. A partir de esta instancia todo depende de tu desempeño para conseguir mejores oportunidades laborales y promocionar año tras año. Es fácil decirlo, pero es un trabajo arduo y diario, ¿estás dispuesto a afrontarlo? Si es así. Entonces es que ya tienes lo más importante: la actitud positiva.

Contar con un buen estado físico. Éste es el requisito primordial para dedicarte al arbitraje. Debes tener en cuenta que un árbitro corre en torno a unos doce kilómetros en un partido de élite, por lo que es necesario que tenga una buena preparación y llegue en buena forma al final de cada encuentro. Para ello se necesita de unas condiciones físicas similares a la de un buen deportista de cualquier disciplina, por lo que no cualquier podría dedicarse a este oficio. Antes de comenzar esta andadura, deben superarse ciertas pruebas que permitan evaluar las condiciones de los candidatos. En el caso de las mujeres, deben realizarse 6 sprints de 40 metros y 2.000 metros en carrera de fondo en un tiempo de 8’15 minutos y 9’45 minutos, respectivamente. Los hombres cuentan con 6’05 minutos para los sprints y 9’00 minutos, para la carrera de largo aliento.

También se les califica la rapidez en la que pueden cambiar de movimientos; para ello deben realizarse sprints diagonales combinados con carrera en zig-zag, hacia atrás y a los costados. Cualquiera que desee presentarse a las pruebas debe llevar un entrenamiento diario de un par de horas y tener unas condiciones físicas que le permitan llevar adelante estos ejercicios. En estas pruebas, además existe una diferenciación dependiendo del sexo del candidato. Las mujeres deben superar las series de 40 metros

Otro elemento que se evalúa es la capacidad de observación y la rapidez para dar un veredicto en una situación fronteriza. El análisis exhaustivo de los partidos y la comprobación de qué es infracción y qué no lo es una buena forma de prepararse para esta parte de la prueba. La forma en la que se realiza esta evaluación es presentando diversas situaciones hipóteticas fronterizas, y pidiéndole al candidato que ofrezca un veredicto. De acuerdo a su perspicacia y a su buen ojo, podrá demostrar si tiene o no las cualidades que se necesitan para convertirse en árbitro.

La edad mínima para inscribirse en un curso de arbitraje es los 14 años (en algunas Federaciones se permite la incorporación hasta los 16) y el propio Comité de Árbitros de la Federación en la que se realiza el curso se encarga de escoger el material y de formar a los alumnos. En este curso hay una formación teórica y una práctica y podrás aprender de profesionales de nivel que te enseñarán todos los secretos del arbitraje en el fútbol.

Existe también un límite de edad máxima que suele estar entre los 26 y los 29, depende de la Comunidad Autónoma en la que se realice el curso. Otro de los requisitos en no estar afiliado a ningún equipo de fútbol; para poder garantizar la imparcialidad en el desempeño de las tareas del arbitraje.

Para poder presentarte al examen debes además abonar la matrícula a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), la cual en este momento ronda los 100 euros.

Categorías de árbitro de fútbol

Después de concluir el curso de arbitraje recibes una acreditación de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) que te permite ejercer como árbitro en partidos de fútbol de corte oficial. Ésta es la única forma de desempeñarte en el arbitraje. A partir de ese momento tu carrera comienza y tu futuro dependerá de tu capacidad de promocionar.

Esto significa que, una vez que has conseguido tu titulación, te espera un largo camino de promoción, hasta ascender al fútbol profesional. En la escala, la promoción se divide de la siguiente forma: Auxiliar (que arbitra partidos de alevines e infantiles), Juvenil (que ejerce como juez en partidos de la categoría juvenil), Ámbito regional (arbitrando partidos de 1ª y 2ª Regional) y Ámbito nacional (que puede ejercer como árbitro en partidos de la 1ª,2ª y 3ª División). Asimismo, si quieres hacer carrera en el extranjero, tendrás primero que demostrar tus capacidades en el territorio nacional e ir ascendiendo de a poco.

Para que te hagas una idea, en el arbitraje las cosas funcionan más o menos igual que en la carrera futbolística. Si comienzas con buen pie, demuestras buenas aptitudes para realizar las funciones y tienes una buena actitud, puedes ir ascendiendo y promocionando. Así, con el paso del tiempo no sólo podrán surgir mejores oportunidades laborales sino que también mejorarán tu sueldo y tu prestigio. Se trata, en definitiva, de hacer las cosas con muchas ganas y esforzarte por dar lo mejor de ti en cada partido, como hacen los jugadores en cada encuentro. No suena tan mal, ¿verdad?

Si quieres ir calentando motores, este vídeo puede servirte de incentivo. Aquí encontrarás algunas de las cosas básicas que todo árbitro debe saber.

Cuánto cobra un árbitro

El sueldo de un árbitro depende de su trayectoria y de las oportunidades laborales que haya tenido y haya sabido aprovechar. España es uno de los países en el que mejor pagado está el oficio. En la máxima competición los sueldos suelen rondar los 18.000 euros mensuales; que se desglosan en un sueldo base de 10.000 euros brutos, unos 3.438 euros por cada partido dirigido (por mes un árbitro suele ejercer de juez en dos partidos oficiales), y el resto que devienen de las dietas, los viajes y los suplementos que dependen siempre del contrato y de las responsabilidades que deba asumir. Pero en pocas palabras, si consigues una buena promoción, al cabo de unos años puedes estar cobrando unos 200.000 euros anuales.

No obstante, no todos los árbitros cobran tanto. De hecho, los sueldos son desproporcionados entre las diversas categorías. Por ejemplo, los asistentes cobran 1.440 euros al mes, a lo que habría que sumar sí el honorario por partido dirigido, las dietas y los viajes. Aún así nunca llegan a cobrar la mitad de lo que ganan los jueces de la élite del fútbol. ¡Cosas del fútbol!

Si lo que quieres es ser árbitro en el extranjero, debes saber que en Inglaterra los sueldos son todavía más estrafalarios. En la Premier League, el sueldo de un árbitro ronda los 24.000 euros al mes, aunque a diferencia de lo que ocurre aquí, deben dedicarse en exclusiva al arbitraje. En España, no existen requisitos y de hecho el trabajo puede compatibilizarse con otros oficios.

Cursos para ser árbitro de fútbol

El mejor consejo que se me ocurre darte si quieres convertirte en árbitro es que acudas a las delegaciones de cada Federación de tu zona para averiguar por ti mismo los requisitos de sus cursos para árbitro y las posibilidades que tienes de incorporarte. Recuerda que las clases comienzan en septiembre, por lo que debes presentarte antes de este mes para llegar a tiempo de inscribirte. Los cursos para iniciarse duran tres meses y al finalizarlos, puedes comenzar a inscribirte a los exámenes para ir promocionando y consiguiendo oportunidades laborales acorde a tus capacidades.

En el terreno de la teoría en el curso aprenderás en detalle las reglas del juego y también te guiarán para agudizar tus sentidos en el análisis de las diferentes situaciones, a fin de tomar las decisiones correctas en un tiempo breve.

En lo práctico, además de imponerte una serie de ejercicios diarios para mantenerte en forma y poder rendir adecuadamente, se te enseñará a levantar actas; cosa que el árbitro debe hacer cada vez que se desempeña como juez en un partido. La redacción de estos documentos requiere de un lenguaje preciso que todo arbitro debe conocer y utilizar correctamente.

Existen muchas academias, afiliados a las Federaciones que ofrecen el curso de árbitro, por lo que no tendrás inconveniente en encontrar dónde aprender los secretos del arbitraje. Además, en España existe un programa que se llama “Talentos y Mentores” que consiste en un proyecto para formar y monitorizar las aptitudes de los candidatos en el arbitraje. Cada año se realiza una selección de los mejores árbitros del país para otorgarles oportunidades laborales. Los candidatos deben superar una serie de pruebas físicas, de comunicación (deben saber expresarse por escrito y verbalmente en español e inglés) y otros desafíos para calificar el perfil psicológico, y comprobar si están preparados para soportar la tensión que puede recaer sobre sus hombros al desempeñar como árbitros de un partido de fútbol.

Dependiendo de tus intereses y de tu preparación a la hora de incorporarte al sector laboral del arbitraje, puedes optar por cursos que se adapten a tus necesidades. Aquí puedes encontrar información detallada sobre algunos de ellos.

Artículos relacionados

Sobre el autor Tes Nehuén

Soy lectora, poeta y narradora. Como redactora web he colaborado con portales como www.infoviaje.net. Actualmente escribo reseñas y gestiono las redes sociales en la web literaria www.poemas-del-alma.com. Me gustan los libros (¡claro!), la naturaleza, la tecnología y los videojuegos.

sígueme en:

Deja un comentario: