Requisitos y estudios necesarios para ser bacteriólogo

Tags:

[Total:0    Promedio:0/5]

Uno de los trabajos que pertenecen al ámbito de la sanidad y la medicina y despiertan un mayor interés es el que desempeñan los bacteriólogos. El hecho de que estos profesionales dediquen su día a día laboral a tratar con bacterias genera mucha expectación y curiosidades a partes iguales. La ciencia de la bacteriología es la que se dedica al estudio de las bacterias y tiene una importancia capital en cuestiones vitales como detectar y prevenir la aparición de enfermedades que pueden poner en riesgo a la población. Es por esto que el papel que desempeñan los bacteriólogos se debe tener en cuenta. En este artículo vamos a repasar las claves que tiene el trabajo del bacteriólogo.

Un bacteriólogo se encarga de la realización de estudios y análisis a partir de muestras biológicas de procedencia humana. Su labor será la de saber interpretar y valorar los resultados obtenidos con la intención de que le puedan servir como base para determinar un diagnóstico o para que pueda ser parte de una investigación. Por ello, el bacteriólogo debe trabajar atendiendo a unas mínimas normas de calidad, seguridad y medioambientales y debe organizar y administrar las áreas en las que centre sus trabajos. Además, los bacteriólogos acostumbran a trabajar con personal que tiene un rango superior al suyo y que normalmente le marcarán algunas actuaciones que debe llevar a cabo.

Por ejemplo, el bacteriólogo se dedica a tareas de índole administrativa y de organización funcional dentro de su espacio de trabajo, que, normalmente, es el laboratorio que es en donde lleva a cabo los diagnósticos clínicos. También se encarga de hacer programaciones y previsiones de las tareas a realizar dentro de su ámbito y de establecer las necesidades de material que puede requerir para realizar de manera óptima sus diagnósticos clínicos. Por otra parte, también será función del bacteriólogo el registro, recepción e información de los datos habituales de los pacientes o clientes con los que trate en su laboratorio. De igual manera, se encargará de ser una parte importante en el desarrollo del programa de mantenimiento y puesta en marcha de los equipos que tenga en su laboratorio de diagnóstico clínico.

Asimismo, será función del bacteriólogo la preparación, identificación y recogida de las muestras biológicas de humanos que recoja para llevar a cabo su posterior análisis y diagnóstico. Dentro de este campo, los profesionales de la bacteriología tienen también entre sus cometidos la realización de análisis genéticos, bioquímicos, hematológicos y microbiológicos que realizan a partir de muestras biológicas de humanos. Una vez realizado el análisis en cuestión, será también función del bacteriólogo validar e interpretar los resultados técnicos que obtenga por su trabajo.

Entre los trabajos que desempeña el bacteriólogo también se encuentra la distribución y preparación de hemoderivados y aplicar medidas de seguridad a nivel nuclear, físico, biológico y químico durante la gestión de los residuos y productos que emplee en la metódica analítica que lleve a cabo dentro del laboratorio de diagnóstico clínico.

Los requisitos para ser bacteriólogo empiezan con la formación. Una buena manera de dar el primer paso es cursar un grado del área de ciencias que esté relacionada con la microbiología. De esta manera, el estudiante puede empezar a tener contacto profesional en puestos como asistente de laboratorio, técnico o asistente de investigación médica. Tendrán como función analizar y probar tejidos y fluidos corporales para buscar gérmenes.

Otro camino muy efectivo para acabar siendo bacteriólogo es el que comienza con el estudio del grado de medicina y luego buscar una especialidad que esté relacionada con la ciencia de la bacteriología. Además, dentro de esta especialidad existe incluso la opción de especializarse en áreas concretas como las que se centran en los virus o los parásitos. Es el caso de la virología y la parasitología. La opción de estudiar medicina para trabajar como bacteriólogo es la más recomendada para aquellos que deseen dedicarse profesionalmente a realizar funciones de trabajo clínico dentro de un hospital o un laboratorio. Sus cometidos serán los relacionados con el tratamiento médico y el diagnóstico.

Otra manera para ser bacteriólogo es la que pasa por estudiar un doctorado. Esta vía abre la puerta a cargos de investigación y ofrecen la posibilidad de gozar de becas que allanan la entrada al mercado de trabajo y permiten una ayuda para sufragar los gastos que se derivan de los estudios. La opción del doctorado es también la idónea para acabar siendo profesor universitario o para liderar una investigación independiente que permita la publicación de resultados científicos por parte del estudiante de bacteriología (Post relacionado “Cómo ser anestesista. Requisitos, sueldos y cursos”).

Alexa Photos/Pixabay

El sueldo medio de un bacteriólogo en España se sitúa en la actualidad rondando los 19.400 euros brutos al año. Esto significa que, de media, un bacteriólogo cobra 1.385 euros. Sin embargo, las nóminas de estos trabajadores en nuestro país pueden experimentar oscilaciones al alza hasta alcanzar incluso los 35.000 euros.

Estudios de bacteriología

Formación Alcalá

Una de las mejores opciones que existen en la actualidad en el mercado para estudiar bacteriología es el curso que lleva por título “Máster en Microbiología y Enfermedades Infecciosas” y que organiza Formación Alcalá. Se trata de una enseñanza puramente online que presenta un precio de 1.795 euros y pone al servicio de sus alumnos 1.000 horas de formación. Al tratarse de una enseñanza online, los estudiantes pueden gozar de disponibilidad para seguir el curso sin problemas de horario. Este máster tiene también un campus virtual en el que los alumnos pueden acceder al temario de la enseñanza, intercambiar impresiones con los compañeros y plantear cuestiones y dudas los profesores del curso.

Universidad San Jorge

Otra enseñanza digna de mención es el “Máster de Medicina Interna” que organiza el Centro Formación Alcalá y que se encuentra acreditado por la Universidad San Jorge. Tiene un precio de 2.195 euros y esta cantidad se puede financiar, según apunta la organización del curso. Esta enseñanza tiene una duración de 1.250 horas de formación en la que los estudiantes cursan 50 créditos europeos ECTS. Este máster está dirigido a licenciados, graduados y diplomados universitarios. Este curso se imparte a distancia de manera online, donde se tratan aspectos novedosos de la bacteriología.

Universidad de Salamanca

Los interesados en aplicar los conocimientos en bacteriología al ámbito de la alimentación encuentran una buena alternativa en el “Curso en Microbiología de los Alimentos” que organiza la Universidad de Salamanca. La última convocatoria está teniendo lugar entre los días 5 de marzo y 15 de junio. Esta enseñanza se lleva a cabo en exclusiva de forma online y tiene una duración de 15 semanas a lo largo de las cuales los alumnos reciben 140 horas de formación en las que se imparten 12,6 créditos. Una de las principales características de este curso es su apuesta por las cuestiones prácticas, lo que permite que los alumnos puedan probar sobre el terreno la teoría que reciben en las clases formativas.

Universidad Cardenal Herrera

Otra enseñanza digna de mención es la que pone en el mercado la Universidad Cardenal Herrera bajo el título “Enfermedades Infecciosas y Tratamiento Antimicrobiano”. Tiene un precio de 3.900 euros y presenta una duración de un año. Se trata de un curso online, que acostumbra a abrir el periodo de matrícula en el mes de marzo.

Sobre el autor Alberto Gomez Aviles

sígueme en:

Deja un comentario: