fbpx

¿Qué son los bancos centrales?

Tags: ,

En el marco actual la actividad económica de operaciones financieras la llevan a cabo diferentes tipos de entidades bancarias. La banca privada, la banca comercial, la banca electrónica y la banca ética son solo algunos ejemplos. De esta red bancaria global también forman parte los denominados bancos centrales, como el Banco Central Europeo, el Banco de España y la Reserva Federal de los Estados Unidos de América (EE UU).

Bancos Centrales

Autor: Free Photos/ Fuente: Pixabay.

¿Qué es un banco central?

“Un banco central es una institución pública que gestiona la moneda de un país o grupo de países y controla la oferta monetaria, es decir, la cantidad de dinero que está en circulación”. Esta es la respuesta del Eurosistema a la pregunta de qué es un banco central. Los primeros bancos centrales, o los antecedentes de lo que hoy consideramos qué son los bancos centrales, nacieron en Europa en el siglo XVII con el fin de dar apoyo financiero a los estados poniendo en circulación valores que se convertirían en dinero en efectivo para proporcionar crédito al comercio y a la industria. Desde entonces hasta ahora “el objetivo principal de muchos bancos centrales es la estabilidad de precios”, según afirman desde el Eurosistema.

Un banco central no es un banco comercial o privado y, por lo tanto, no ofrece servicios bancarios tradicionales como apertura de cuentas o concesión de créditos. Desde el Eurosistema definen al banco central como “banco para los bancos” puesto que a él acuden el resto de entidades cuanto tienen problemas de liquidez que afectan a la estabilidad económica general del propio sistema económico.

Bancos centrales: Banco Central Europeo.

Autor: Professional Photo/ Fuente: Pixabay.

Banco central de España

No existe mejor modo de explicar qué es un banco central o qué son los bancos centrales que empleando un ejemplo real. El Banco de España es el banco central del Estado español. Como norma común de todos los bancos centrales, su función básica es la de promover el buen funcionamiento y la estabilidad del sistema financiero nacional.

Para cumplir con esta premisa el banco central de España almacena y gestiona las reservas de divisas y metales preciosos, supervisa el cumplimiento de la normativa por parte de todas las entidades, actúa como agente financiero y consultor de tesorería, pone en circulación la moneda metálica y elabora y publica las estadísticas sobre su labor.

Como miembro del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) el Banco de España define y ejecuta la política monetaria de la eurozona,  realiza operaciones de cambio de divisas y, al igual que en el ámbito local, promueve el buen funcionamiento de los sistemas de pago de la Unión Europea (UE) con la provisión urgente de liquidez a las entidades en caso de necesidad.

Banco Central Europeo

El Banco Central Europeo es otro ejemplo paradigmático de qué es un banco central. Es uno de los pilares institucionales de la UE (junto con el Consejo de Europa y el Parlamento Europeo) y su principal función económica, como la de todos los bancos centrales, es la de “mantener los precios estables en los países que usan el euro como su moneda”, según ellos mismos reconocen.

Opera en consonancia con los bancos centrales de los países miembros de la Unión, con quienes define y ejerce la política monetaria comunitaria. En el marco del Mecanismo Único de Supervisión, el Banco Central Europeo vigila a las entidades de crédito europeas y ante irregularidades tiene la potestad de retirar las licenciar pertinentes. Este control le acredita para realizar diagnósticos sobre el estado general de la economía europea.

Reserva Federal

La Reserva Federal de EE UU es el tercer gran ejemplo de qué es un banco central. Fundada en el año 1.913 es, a diferencia de los bancos centrales de España y Europa, una institución privada. La única participación pública o gubernamental es la presencia de la Junta de Gobernadores en la estructura organizativa de la Reserva Federal. La actividad de este banco central está regulada por la Ley de la Reserva Federal.

La política monetaria del banco central estadounidense se fundamenta en tres pilares: regulación de la cantidad de reservas, determinar la denominada Tasa de Descuentos (el interés que ha de cobrar la Reserva Federal por los préstamos al resto de bancos privados o comerciales) e incentivar el mercado abierto poniendo en circulación más dinero para disminuir las tasas de interés.

Artículos relacionados

Sobre el autor Maria Diaz

Licenciada en Periodismo y especializada en el Análisis Político. Mi objetivo es comprender la realidad para poder narrarla, porque historias hay muchas y todas merecen ser contadas.

Deja un comentario: