Cómo ser bibliógrafo. Requisitos, sueldo y cursos.

Tags:

Muchos amantes de los libros han soñado en alguna ocasión con trabajar en una biblioteca y es que para ellos estar rodeados de tantos libros es lo más cercano a un paraíso terrenal. Pues bien, si quieres ser bibliógrafo, es necesario que tengas una formación específica en esta materia.

bibliógrafo

Nordseher / Pixabay

Vamos a ver qué puedes hacer para cumplir tu sueño de trabajar rodeado/a de libros por todas las partes. En función de tu formación podrás ejercer unos puestos u otros si trabajas en una biblioteca o en un archivo.

Qué hace un bibliógrafo

El bibliógrafo es el principal responsable del catálogo y del préstamo de los libros y documentos que están bajo su responsabilidad. Esto implica llevar a cabo una serie de tareas auxiliares entre las que se pueden destacar las siguientes:

  • Controlar la distribución de espacios para los diferentes libros y archivos, estableciendo un sistema de clasificación adecuado.
  • Revisar la ordenación material de los libros y documentos de forma periódica.
  • Dar a conocer las nuevas adquisiciones. En este sentido hay que tener en cuenta que hoy en día en las bibliotecas ya no sólo hay libros, también hay películas, música, etc.
  • Las bibliotecas son auténticos centros de cultura, por lo que dentro de la labor del bibliógrafo también se encuentra la obligación de organizar actividades: charlas, coloquios…
  • Como principal responsable de la biblioteca también tiene que hacer una eficaz gestión de los fondos para la adquisición de nuevos ejemplares.
  • La elaboración de estadísticas es una tarea que también debe desarrollar para analizar las necesidades del centro en aspectos como los plazos de préstamo, las obras más solicitadas, etc.
  • Para los usuarios no habituales una biblioteca puede ser un verdadero galimatías, por lo que también es labor de estos profesionales hacer la presentación del centro a los nuevos usuarios. Explicarles la forma de organización de las obras, cómo funciona el préstamo, sanciones por no devolver los libros a tiempo y todo lo que se estime necesario.

El lugar natural de trabajo de un bibliógrafo es una biblioteca pública o privada, pero lo cierto es que la formación que reciben estos profesionales les habilita para poder trabajar en archivos públicos y en archivos privados, incluso en archivos empresariales.

En relación con este tema, también te puede interesar leer nuestro artículo “Cómo ser archivero. requisitos, sueldo y cursos”.

Cualidades personales para ser un buen bibliógrafo

Luego vamos a ver los requisitos formativos necesarios para poder ejercer esta profesión, pero también es conveniente tener una serie de cualidades personales:

  • Los bibliógrafos deben ser personas con interés en la cultura y muy especialmente en la lectura y la literatura.
  • A fin de cuentas es un trabajo de cara al público, por lo que es importante tener don de gentes y una buena capacidad comunicativa, así como buenas dosis de paciencia.
  • El bibliógrafo es el responsable de la organización de la biblioteca o archivo que tiene bajo su control, así que debe ser hábil a la hora de gestionar y ordenar la información.
  • Debe estar al tanto de las últimas tendencias y ser capaz de organizar actividades que resulten de interés para el público.
  • Siempre es bueno tener cierto grado de autodidacta y estar predispuesto a adaptarse a los cambios.
estudios bibliógrafo

Katrina_S / Pixabay

Requisitos para ser bibliógrafo

Hasta hace unos años existía la Diplomatura en Biblioteconomía y Documentación, pero con el nuevo plan de estudios ha desaparecido y ahora hay que hablar del Grado en Información y Documentación.  Son 240 créditos ECTS que se reparten a lo largo de cuatro años de estudio.

El programa formativo está actualizado a las necesidades actuales de bibliotecas, archivos y empresas, por lo que los alumnos reciben formación tanto en áreas clásicas como el tratamiento de libros antiguos como en áreas más actuales como el tratamiento de libros y otros archivos digitalizados.

Con esta formación las salidas profesionales más habituales son la de bibliotecario o documentalista, pero lo cierto es que quienes tienen esta titulación también pueden trabajar como archivistas, como secretarios administrativos, consultores en sistemas de información, gestores de documentación o bien especialistas en conservación de datos e información.

Otra forma de llegar a ser bibliógrafo es hacer una carrera que esté vinculada en cierta manera con el área de la documentación (Filosofía, Historia, Periodismo, etc.) y luego complementar la formación con un máster especializado en documentación. Esta alternativa es una buena opción si se está interesado en trabajar en archivos históricos, en los que resulta de mucha utilidad tener conocimientos de historia, literatura, filología clásica, etc.

Aquellas personas que no pueden acceder a una formación universitaria pueden trabajar como auxiliares y técnicos de archivo y biblioteca si realizan Ciclos Formativos de Grado Medio y Grado Superior relacionados con el tema.

Pero en realidad se puede llegar a trabajar en una biblioteca sin tener una formación específica sobre el tema. Un buen ejemplo de ello es que para presentarse a la oposición de Auxiliar de Biblioteca el único requisito de formación exigido es tener el título de Graduado en Educación Secundaria (ESO) y, en el caso de Cataluña o el País Vasco, tener un certificado que acredite el conocimiento de la lengua de la Comunidad Autónoma. Ahora bien, gracias al temario de la oposición el aspirante adquirirá importantes conocimientos sobre lo que supone trabajar en una biblioteca o en un archivo, supliendo así su falta de formación específica.

Si te interesa este tema te recomendamos la lectura de nuestro artículo “Oposiciones a Auxiliar de Bibliotecas. Requisitos, salario y cursos”.

Sueldo de un bibliógrafo

El salario de un bibliógrafo depende de si tiene un puesto de más o menos responsabilidad y del tipo de biblioteca o archivo en el que lleve a cabo su trabajo. Para alguien que está empezando en este campo el sueldo medio suele estar en torno a los 1.000 € mensuales con dos pagas extra.

cómo trabajar como bibliógrafo

Felix_W / Pixabay

Cursos de bibliografía

Prestación de Servicios Bibliotecarios de I+D Capacitación Profesional

Es un curso online en el que los alumnos pueden aprender todas las funciones básicas necesarias para trabajar en un archivo o una biblioteca. El programa formativo incluye cuestiones como:

  • Técnicas de atención y acogida al usuario.
  • Procedimientos de gestión del carné de usuario.
  • Desarrollo y gestión de reglamentos de uso de la biblioteca.
  • Elaboración de materiales divulgativos.
  • Clasificar fondos bibliográficos.
  • Gestionar la recepción de fondos bibliográficos.
  • Orden y colocación de los fondos en la colección.
  • Sistemas y tecnologías de préstamo.
  • Procesos de gestión de prestamos interbibliotecarios.
  • Campañas de difusión y promoción de la lectura.
  • Organización y gestión de actividades culturales.

Máster de Prestación de Servicios Bibliotecarios de Esneca Business School

Este máster está abierto a graduados en Información y Documentación y a otros graduados o licenciados universitarios que estén interesados en desarrollar su labor profesional dentro del ámbito de la biblioteca.

Es un curso de 600 horas que se hace a distancia. Al finalizar el curso el alumno obtiene un diploma avalado por CECAP y AEC, las máximas instituciones españolas en el ámbito de la formación de calidad. El diploma cuenta además con sello de Notario Europeo, lo que da fe de la validez de los contenidos y de la autenticidad del título tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

ser bibliógrafo

Klimkim / Pixabay

Con cualquiera de estos cursos quedarás bien capacitado para comenzar tu carrera profesional como bibliógrafo o para seguir ascendiendo en tu profesión si ya estás dentro del mundo de las bibliotecas y los archivos.

Sobre el autor Mayka Jimenez

Experta en Derecho, marketing digital y Redes Sociales. Me encanta escribir ¡y leer!

Deja un comentario: