Usos del big data en la industria militar

Tags: ,

A lo largo de estos meses hemos visto en Cursos.com cómo el big data es una ciencia multidisciplinar que, aplicándola con los medios y conocimientos adecuados, se convierte en una poderosa herramienta para determinar tendencias, históricos, evoluciones y mil y un parámetros más que pueden ser de vital importancia para una empresa o una entidad pública. De ahí que en esta ocasión vayamos a ver los usos del big data en la industria militar.

Big data en la industria militar

Big data en la industria militar

La industria militar en contexto

Desde hace ya varias décadas la industria militar se ha convertido en la punta de lanza de la tecnología y la ciencia aplicada, pues los medios que tenemos en estos momentos han permitido que el distanciamiento entre aquellos con posibles y entre quienes no tienen capacidad de I+D se dispare. ¿No os habéis fijado en que el desarrollo tecnológico de un país está en directa relación con su capacidad militar? De hecho ya poco importa que un ejercito tenga cantidades ingentes de soldados profesionales si no dispone de los medios para contrarrestar los sistemas de misiles actuales, los escudos anti-radares, las armas de pulsos electromagnéticos o el software de seguridad más avanzado.

Muchos son los parámetros que han influido en que un Estado pueda crear tecnología capaz de conseguir esto y mucho más: política, recursos económicos, crudo, relaciones diplomáticas, etc. Hay muchos factores no tecnológicos, sí, pero que llevan a la dependencia militar. Y para muestra un botón: la España de los años 80.

¿Recordáis el Portaaviones Príncipe de Asturias? Se compró de segunda mano a Estados Unidos. ¿Y qué me decís de los submarinos Clase Galerna o de los F18? Los primeros vienen del diseño francés de los Agosta, mientras que los segundos son Made in USA. Menos mal que ahora España ya está en posición de semi-independencia tecnológica militar con los S-80, las fragatas clase F-100, el magnífico BPE Juan Carlos I y la participación en el programa Eurofighter y Eurocoper (entre otros muchos ejemplos). Y sí, digo “semi-independencia” porque aún estamos necesitados de tecnología misilística (EEUU/R.U.) y electrónica (EEUU). Todo llegará, no hay duda.

Ahora bien, ¿cómo un país puede comenzar a desarrollar sus propios sistemas militares avanzados? Sin lugar a dudas el dinero es el eje principal, pero la ciencia es crucial. De hecho dentro de está se encuadrán la mayor parte de los usos dados al big data en la industria militar. Vamos a ver el asunto más a fondo.

Donde se aplica el big data militar

El uso a nivel macro de la información se emplea en diversos puntos dentro de la industria militar:

  • Cálculo de trayectorias

    En el diseño de misiles y torpedos hay que tener muy en cuenta factores tales como el peso, el combustible, los sistemas de radar y GPS integrados, la climatología, las corrientes marinas, la capacidad de contraataque del enemigo, etc. Un compendio gigantesco de información que los ingenieros y científicos responsables de este tipo de ingenios deben resolver de manera precisa para evitar tragedias.

    Para ello se emplea la física y las matemáticas en directa combinación con grandes bases de datos, de donde se extraen parámetros tales como la fricción de la cabeza, los rasgos climáticos que pueden afectar a las trayectorias, los índices de radiación solar, los recursos para las ecuaciones de las trayectorias, etc. El análisis de todo este compendio de datos se procesa empleando software y técnicas de análisis muy concienzudas. Sin lugar a dudas uno de los ejemplos más claros del big data en la industria militar.

  • Estrategia de guerra

    Si hay una cosa más importante que el material de guerra empleado es la información de la que se dispone; y si no ved los ejemplos de EEUU en Afganistán y Vietnam, de donde salieron bien escaldados a pesar de tener una superioridad teórica. Algo que pasa por no conocer al enemigo.

    A la hora de plantear una guerra hay que conocer a la perfección a la otra parte y ser capaz de ponerse en la piel del otro ejército y del otro Gobierno ¿Qué harían en esta situación?¿Cómo responderían ante este tipo de operación? El big data en la industria militar facilita el software adecuado para tratar de predecir este tipo de situaciones en base a los movimientos realizados por las tropas, al apoyo popular a los dirigentes, a los recursos económicos del Estado y a mil y un datos más que, aglutinados en un formato informático, son capaces de dar como respuesta patrones clave sobre los que trabajar a la hora de plantear operaciones militares (sean de ataque o de inteligencia).

  • Ensayos de calidad

    La industria militar, antes de sacar un producto al mercado, debe realizar ensayos de calidad muy fuertes; ya que como comprenderéis una simple falla de funcionamiento puede llegar a ser crítica. De ahí que se hagan cientos de experimentos y pruebas antes de considerar que el arma o la tecnología es adecuada atendiendo a los estándares del sector.

    Ahora bien, como comprenderéis esto no se hace a base de papel y lápiz, pues en productos complejos nos encontramos antes miles e incluso millones de datos recabados por los sensores. Aquí se recurre al big data. Y es que empleando los programas y métodos adecuados se pueden simular y predecir desgastes, roturas, desviaciones y demás incidentes.

  • Administración

    Sí, así es, la Administración es crítica en las Fuerzas Armadas. De hecho sin un buen sistema que sea capaz de coordinar y cruzar datos entre miles y miles de fichas de personal, materiales, procedimientos y demás un ejército caería en la ineficiencia más absurda. En fuerzas armadas medianamente grandes como la española el flujo de datos es considerable, y la necesidad de cruzar información entre bases hace que crezca exponencialmente. Así pues os podéis imaginar lo que facilita las cosas tener un buen sistema de análisis macro, ¿verdad?

Big data en la industria militar: oportunidades de negocio

Software militar

Software militar

Está claro que este sector no es para aquellos que quieran probar suerte a ver si suena la flauta, pues se requiere de una infraestructura compleja, de muchos recursos, de contactos y de licencias muy complejas; o al menos eso dice la teoría. Tened en cuenta que a día de hoy, si tenéis un alto control en el desarrollo de software big data, tendréis en vuestras manos la posibilidad de crear muchos programas que podrían ser de gran utilidad para cuerpos de seguridad de medio mundo. De hecho podéis partir de la idea de que en la mayoría de los ejércitos el software analítico es básico e incluso nulo; y principalmente porque no hay fondos como para pagar a las grandes multinacionales.

¿Os veríais capaces de montar una plataforma de gestión militar como la que os comentaba más arriba en el apartado de “Administración”?¿Seríais capaces de crear un software de inteligencia que empleando “arañas” fuera capaz de predecir comportamientos masivos en sociedades determinadas? Todo este tipo de ayudas tecnológicas son de mucha utilidad en ejércitos y fuerzas de seguridad. Y sí, los países ricos ya disponen de cosas así para uso “privado”, pero, ¿y los demás? Si tenéis en el equipo a gente con labia comercial nada os impedirá ofrecer vuestros productos y servicios a países subdesarrollados.

Eso sí, sed conscientes de que en este sector la ética no suele ser algo muy socorrido. Nos entendemos, ¿verdad?

Los mejores cursos de big data militar en Cursos.com

¿Sois programadores y/o analistas y os gustaría adentraros en el ámbito militar? Entonces os recomiendo que echéis un vistazo a los cursos que tenemos en nuestro motor de formación. Podréis encontrar miles de cursos para convertiros en especialistas de big data y programación. ¿Os interesa? Tenéis más información en “buscador de cursos”.

Artículos relacionados

Sobre el autor Jon Sainz

Programador industrial, blogger profesional y Coordinador de Contenidos de Cursos.com.

sígueme en:

Deja un comentario: