¿Eres una academia? Anúnciate en cursos.com
Portada / Blog / Características, ventajas y desventajas de las sociedades anónimas

7 abril, 2017 - Carlos Póstigo

Las ventajas de las sociedades anónimas han permitido que estas hayan estado con nosotros desde siempre. Ya cuando éramos pequeños estábamos acostumbrados a escuchar que una empresa determinada era una Sociedad Anónima, y eso nos hacía pensar que debía ser algo importante.

ventajas de las sociedades anónimas

Y es cierto que lo es, pero ¿sabemos a día de hoy qué son las Sociedades Anónimas y qué características tienen que las hace ser diferentes a otros tipos de sociedades? Saber qué son exactamente te va a ayudar a entender muchos conceptos y actuaciones de este tipo de empresas.

Desde cursos.com queremos acercarte el mundo de la empresa a través de los diversos tipos de sociedades que existen y que te pueden ayudar a tomar decisiones si estás pensando en montar un negocio o sacar adelante algún tipo de proyecto comercial.

En este vídeo puedes se explica la diferencia entre una S.A. y una S.L.

Tipos de Sociedades

Las ventajas de las Sociedades Anónimas no excluyen que existan otros tipos de sociedad que podemos elegir a la hora de crear nuestra empresa. Existe un variado abanico con sus propias particularidades y que básicamente podemos clasificar en dos grande grupos:

  • Personas Físicas

Correspondería a ese proyecto que iniciamos a título personal y cuya fiscalidad vendría regida por el IRPF (rendimientos por actividades económicas). Hablaríamos aquí de los siguientes tipos:

  • Empresario Individual
  • Comunidad de Bienes
  • Sociedad Civil
  • Personas Jurídicas

La mayor parte de este tipo de sociedades tendría una responsabilidad limitada y están regidas fiscalmente por el Impuesto de Sociedades. Existen varios tipos:

  • Sociedad Colectiva
  • Sociedad de Responsabilidad Limitada
  • Sociedad Limitada Nueva Empresa
  • Sociedad Anónima, de la que hablamos en este artículo.
  • Sociedad comanditaria por acciones
  • Sociedad comanditaria simple
  • Sociedad Laboral
  • Sociedad cooperativa
  • Agrupación de interés económico
  • Sociedad de inversión mobiliaria

Te dejamos un vídeo de la Cámara de Comercio en el que te explican las diferentes formas jurídicas a la hora de crear tu empresa:

Y no se puede terminar el repaso a los diferentes tipos de sociedades sin hacer referencia a la sociedad patrimonial, aunque esta no tiene nunca una actividad económica.

¿Qué son las Sociedades Anónimas?

Las Sociedades Anónimas son un tipo de sociedad mercantil con personalidad jurídica que necesita al menos de un socio y un mínimo de capital social aportado para su constitución. La responsabilidad es limitada a este capital estando obligada a una fiscalidad directa a través del Impuesto de Sociedades.

A pesar de ser un tipo de sociedad que como veremos a continuación tiene una gran cantidad de ventajas, a lo largo de los últimos años ha ido descendiendo su número en nuestro país, en favor de otro tipo de sociedades como las Sociedades de Responsabilidad Limitada.

Como puedes ver en el gráfico que te presentamos abajo, existe un constante descenso de este tipo de sociedades. A 1 de enero de 1.999 existían en nuestro país 133.410 empresas declaradas como Sociedades Anónimas, bajando este número a 85.430 a 1 de enero de 2.016.

Grafico Evolucion Sociedades Anonimas en España
Gráfico Evolución de las Sociedades Anónimas en España. Fuente: INE

Si comparamos las sociedades Anónimas con otro tipo de sociedades, podemos observar cómo a pesar de este descenso, no ha sufrido grandes variaciones como por ejemplo sucedió con el aumento progresivo de las Sociedades de Responsabilidad Limitada a partir del año 1.999 y hasta el 2.008.

Comparativa Sociedades Limitadas - Anonimas - Personas fisicas
Comparativa Sociedades Limitadas – Anónimas – Personas Físicas. Fuente: INE

Si observamos los datos a 1 de enero de 2.016 del total de sociedades existentes en España, podemos comprobar cómo las Sociedades Anónimas son el quinto tipo de sociedad elegida a la hora de formar una empresa.

El primer tipo sería la Persona Física con un total de 1.681.838, seguido de las Sociedades Limitadas con un total de 1.1.52.813, quedando las Sociedades Anónimas con un total de 85.430 como ya hemos comentado anteriormente.

Te dejamos un vídeo en el que te explican qué es una Sociedad Limitada:

Características de las Sociedades Anónimas

Como ya te podrás imaginar, las Sociedades Anónimas cuentan con una serie de características y requisitos que deben cumplir para poder formalizarse como tales. A la hora de definir este tipo de sociedades tenemos que tener en cuenta la legislación que las regula.

Te dejamos las características más destacables de las Sociedades Anónimas:

  • Sociedad de Capital: el capital social está dividido en acciones e integrado por las aportaciones de todos los socios, quienes no responden con su patrimonio personal ante las deudas sociales que pudiera contraer la sociedad.
  • Carácter mercantil con independencia de su objeto.
  • Capital social: es requisito imprescindible que el capital social aportado por los socios no sea inferior a 60.000€. Este capital deberá estar suscrito en el momento de la constitución de la sociedad y habiendo sido desembolsado al menos un 25%.
  • Denominación social: en el nombre de nuestra empresa deberá figurar necesariamente la indicación “Sociedad Anónima” o “S.A.”
  • Constitución: es imprescindible formalizar la constitución mediante escritura pública en el Registro Mercantil, momento a partir del cual se puede realizar cualquier acción propia de la sociedad.
  • Nacionalidad: son españolas todas las sociedades con domicilio en España y deberán regirse por la ley actual vigente.
  • Domicilio y sucursales: deberán estar domiciliadas en cualquier lugar dentro del territorio español aunque podrán abrir sucursales tanto en nuestro país como en el extranjero.
  • Socios: el número mínimo de socios para dar de alta este tipo de sociedad es de 1.
  • Sociedad Unipersonal: surge ante la necesidad del empresario individual de ejercer su función pero con responsabilidad limitada.
  • Responsabilidad Solidaria: los fundadores deberán responder solidariamente frente a la sociedad, los accionistas y terceros de la realidad de las aportaciones sociales. Esta responsabilidad también alcanza a aquellas personas en nombre de las cuales han obrado los fundadores.
  • Aportaciones Sociales: se considerará a título de propiedad y pueden ser de dos tipos:
    • Aportaciones dinerarias: deberán realizarse en moneda nacional y acreditarse ante notario.
    • Aportaciones no dinerarias: se presenta un informe elaborado por expertos independientes donde se declara lo aportado, su valoración y los criterios seguidos para ello.
  • Transmisión de las acciones: hay que tener en cuenta diversos puntos:
    • Transmisión voluntaria por actos inter-vivos: a la hora de realizar este traspaso, se hará acorde a las normas sobre la cesión de créditos y demás derechos incorporales.
    • Constitución de derechos reales limitados sobre las acciones: se llevará a cabo según lo dispuesto por el Derecho Común.
    • Legitimación del accionista: para que los accionistas puedan ejercer sus derechos, se tendrá que proceder a la exhibición de los títulos.
    • Transmisiones por muerte (mortis causa): solo se podrá llevar a cabo si se estipula en los estatutos.
    • Transmisiones forzosas: puede existir el caso de que la adquisición de acciones de produzca de manera forzosa debido a algún requerimiento judicial o administrativo.
  • Órganos Sociales: en su gestión las Sociedades Anónimas cuentan con los siguientes órganos:
    • Junta General de accionistas: es la reunión de accionistas en la que se toman las decisiones más importantes de la sociedad.
    • Administradores: son los encargados de la gestión permanente de la empresa. No es necesario que sean ni personas físicas ni accionistas.

En este vídeo puedes ver las características de una Sociedad Anónima:

https://www.youtube.com/watch?v=Mu-gl59qetY

Ventajas de las Sociedades Anónimas

A la hora de crear una nueva sociedad, es importante que tengas en cuenta las características de tu proyecto y ver si se pueden beneficiar de las ventajas de las Sociedades Anónimas.

En el caso de crear una sociedad bancaria, una aseguradora, una farmacéutica, algún tipo de  Leasing o una gestora de fondos de pensiones, es muy recomendable declararlas como Sociedades Anónimas.

En todo caso, si tu empresa va a trabajar con un gran volumen de negocio y de capital, el declararla como Sociedad Anónima es lo más apropiado. De todas las maneras, a continuación te dejamos algunas ventajas más de este tipo de sociedad:

  • Es una sociedad abierta, lo que quiere decir que los socios pueden vender libremente sus acciones y además, la empresa puede cotizar en bolsa.
  • Al ser la responsabilidad limitada, se protege el patrimonio personal de los socios ante posibles deudas que puedan crearse.
  • La responsabilidad social permite que esta sea solidaria entre los socios.
  • Puedes ser constituida por un solo socio, sin necesidad de aliarnos con nadie.
  • Ganancias: las ganancias obtenidas a través de la sociedad, no están sujetas a impuestos de seguridad social ni de seguros médicos.
  • Da muy buena imagen frente al exterior, tanto en respetabilidad ante otras sociedades, como de seriedad ante acreedores, bancos y entidades financieras.
  • La administración y gestión la pueda realizar una persona o un grupo sin necesidad de que sean socios accionistas, lo que permite una visión independiente sobre la marcha de la empresa.
  • Permite una gran movilidad del capital.
  • Permite obtener capital de un gran número de personas sin necesidad de conocer sus características personales.

Ventajas de las sociedades anónimas

Desventajas de las Sociedades Anónimas

A pesar de la cantidad de las ventajas de las Sociedades Anónimas, existen una serie de inconvenientes que deberemos tener en cuenta a la hora de dar el paso.

  • A pesar de que los trámites de constitución sean similares a los de una Sociedad de Responsabilidad Limitada, en el caso de que se vayan a hacer aportaciones no dinerarias al capital, será necesario solicitar a un experto designado por el Registro Mercantil la creación de un informe en el que se incluyen estas aportaciones, su valoración y el criterio para ello.
  • A la hora de constituir una Sociedad Anónima, es necesario contar con un capital inicial de 60.000€, teniendo que desembolsar el 25% desde el principio. Algo que muchas veces es costoso de asumir.
  • Las Sociedades Anónimas son más rígidas, complejas y estrictas a la hora de gestionar su funcionamiento, lo que impide cierta flexibilidad en su evolución.
  • Al ser empresas que suelen requerir de varios socios o de gran cantidad de inversores, no es la opción prioritaria para el empresario individual.
  • Se hace imposible controlar la entrada de personas desconocidas a la sociedad en el caso de salir a bolsa.
  • Cada vez que haya un cambio en la organización, es obligatorio modificar los estatutos.

¿A qué fiscalidad están sujetas las Sociedades Anónimas?

A la hora de cumplir con las obligaciones fiscales, la Sociedades Anónimas deben hacerlo a través del Impuesto de Sociedades, que es un impuesto directo que grava las rentas obtenidas por estas sociedades y demás personas jurídicas no sujetas a IRPF.

Lo que se debe tener en cuenta cuando se presente este impuesto es principalmente la obtención de renta debida a las operaciones comerciales de la sociedad, así como los incrementos patrimoniales de esta que se produzcan.

Además, también será de obligada presentación el Impuesto sobre el Valor añadido (IVA), que es un impuesto de naturaleza indirecta que recae sobre el consumo, y finalmente sobre el consumidor que no puede deducirse el IVA soportado.

Economía