Cómo trabajar en Cabify

Tags:

Encontrar trabajo se ha convertido en algo parecido a encontrar el Santo Grial: una cruzada con un fin incierto. Tras enviar cientos de currículums, acudir (con suerte) a entrevistas de trabajo y ver que las empresas nunca llaman, muchas personas deciden plantear batalla a la situación. Y una de las formas de hacerlo es convertirse en conductor de vehículos para el transporte privado. Es decir, hacerse con una licencia VTC y trabajar con aplicaciones como Cabify. ¿Te gustaría buscar un hueco en este sector? Entonces, no te pierdas este artículo donde te explicamos en qué consiste la app, cómo surgieron la idea y el negocio y cómo puedes trabajar en Cabify. ¡Sigue leyendo!

trabajar en Cabify

Qué es Cabify

Cabify es una aplicación o app informática, disponible para dispositivos móviles como los smartphones y las tablets. Su función es muy sencilla: sirve para poner en contacto a usuarios que necesitan desplazarse en coche, con conductores particulares que se dedican a ello. Es decir, como los taxis de toda la vida pero fuera del sector. La llegada de estas plataformas ha supuesto una declaración de guerra en toda regla por parte del sector del taxi, algo lógico por otra parte. Pero los precios desorbitados de las licencias de taxi han hecho que muchos particulares vuelvan la vista hacia las licencias VTC, más económicas y que siguen siendo una inversión. Y para poder aprovechar estas licencias en el transporte de viajeros, es fundamental formar parte de plataformas como Cabify.

La historia de Cabify es una historia de emprendimiento. Conocida como “el Uber español”, fue fundada en el año 2011 por el ingeniero y empresario español Juan de Antonio. Tras hacer equipo con Adeyemi Ajao (co-fundador de Tuenti) y Brendan Wallace, la empresa empezó a operar en Madrid. La app se lanzó en el año 2012; sus magníficos resultados atrajeron fuertes inversiones y Cabify empezó a operar también en otras ciudades de España, extendiéndose además a América Latina y Portugal. Actualmente, más del 80% de los ingresos de la empresa proceden del mercado latinoamericano.

Hoy día, tanto Cabify como Uber se encuentran en una posición delicada. Algunos ayuntamientos (como el de Barcelona) han establecido medidas para regular las licencias VTC y así tranquilizar al combativo sector del taxi. Sin embargo, hoy El País publicaba una noticia según la cual la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha requerido al gobierno la derogación del real decreto que regula dichas licencias. El sector está que arde… Y sin embargo, trabajar en Cabify sigue siendo una interesante opción.

Cómo funciona Cabify

Si quieres trabajar en Cabify, en primer lugar tendrás que saber cómo funciona. Si bien todo el mundo asocia esta app con la famosísima y pionera Uber, ambas aplicaciones tienen diferencias importantes. Sin embargo, el funcionamiento es el mismo. Imaginemos que una persona quiere viajar de su casa al aeropuerto: entra en la aplicación del móvil, que le enseña qué conductores están más cerca de su dirección. Entonces, dicha persona llama al conductor que esté más cerca; la aplicación le guiará por la ruta más corta. Y ahora, la pregunta del millón: si la app es de descarga gratuita, ¿que gana Cabify con esto? Muy sencillo: la empresa se lleva un porcentaje que ronda el veinte por ciento del importe abonado por el trayecto.

Al igual que sucede con otras aplicaciones para compartir vehículo, una vez finalizado el recorrido el usuario puede valorar al conductor. Además, la app permite hacer un seguimiento del trayecto que el conductor sigue hasta llegar al punto acordado. Esto implica que si quieres trabajar en Cabify, tendrás que conocer bien tu ciudad y ser capaz de localizar las mejores rutas para optimizar los tiempos. También es importante que el trato al cliente sea excelente, así como el estado del vehículo y tu forma de conducir. ¡No olvides que te van a valorar!

¿Qué diferencia a Uber de Cabify? Su funcionamiento es similar, pero hay ciertos factores que ambas aplicaciones no comparten. Si vas a trabajar en Cabify, además de ser empresa o autónomo y contar con una licencia VTC (ambas cosas obligatorias), lo harás con un contrato mercantil de servicios. Si estás en una empresa que trabaje con Cabify, estará obligada a tenerte contratado en el régimen general de la Seguridad Social (previamente al comienzo de la colaboración). En lo que al servicio al cliente respecta, el pasajero paga por kilómetro… pero con una ventaja: solo pagará por los kilómetros de la ruta más corta o directa, independientemente del trayecto que decida el conductor. Uber cobra según los kilómetros y minutos que dure el viaje, un sistema más parecido al de los taxis, y no tiene precios fijos por kilómetro como sí ofrece Cabify.

Cabify Madrid

Trabajar en Cabify en la ciudad de Madrid es una opción muy interesante. En España, la empresa opera en Madrid, Bilbao, Valencia, Málaga, La Coruña, Sevilla, Vitoria y Tenerife. Si en cualquiera de estas ciudades la app ofrece oportunidades de trabajo, en este sentido la ciudad de Madrid destaca por su tamaño e importancia. El trasiego de viajeros en la capital es enorme: personas que vienen a trabajar, en viajes de negocios, por ocio y turismo… Los trayectos diarios se cuentan por decenas de miles. Por eso, si vives en Madrid y realmente te estás planteando trabajar el sector a través de esta aplicación, adquirir una licencia VTC y conseguir un acuerdo con Cabify puede ser una buena idea.

Por otra parte, ten presente que tendrás que enfrentarte al sector del taxi (en Madrid es muy potente) y que no despertarás las simpatías de muchos sindicatos y agentes sociales. Pero si lo tienes claro, adelante. Cuando empieces, recuerda que las valoraciones de los usuarios son importantísimas y pueden conseguirte muchas ventajas. Y por supuesto, muchos más clientes. Si quieres ver un ejemplo de cómo trabajan los conductores de Cabify en Madrid, no te pierdas el vídeo sobre estas líneas.

Cabify Barcelona

La ciudad de Barcelona es otro excelente emplazamiento para trabajar en Cabify, por su gran población y la cantidad de desplazamientos que se viven en sus calles diariamente. Los requisitos para pertenecer a la “flota Cabify” en Barcelona son los mismos que en Madrid, y que en el resto de las ciudades de España. Sin embargo, en los últimos días las cosas se les están poniendo más complicadas a aquellos que desean trabajar en Cabify en esta ciudad.

Como comentábamos antes, el Ayuntamiento de Barcelona ha empezado una “cruzada” en apoyo al sector del taxi de la ciudad y ha empezado a regular las licencias. A partir de ahora, además de tener la una licencia VTC (imprescindible para trabajar en Cabify o Uber), los conductores que quieran trabajar en el ámbito urbano de Barcelona tendrán que conseguir una autorización previa, permanente o temporal. El organismo que se encargará de emitir las autorizaciones es el Instituto Metropolitano del Taxi (IMT), que también se hará responsable de las posibles sanciones.

Los taxistas de Barcelona celebran estas medidas, mientras que los conductores particulares demuestran su descontento. Polémicas aparte, trabajar en Cabify puede ser una buena opción si te gusta conducir, conoces bien tu ciudad y eres un conductor responsable. ¡No dejes de tenerla en cuenta!

Artículos relacionados

Sobre el autor Marta Sanchez

Soy redactora, editora y estilista freelance especializada en decoración y DIY. Me encantan el arte contemporáneo, el interiorismo y el montaje de espacios.

sígueme en:

Deja un comentario: