fbpx

¿Qué son las cajas de ahorros y en qué se diferencian de los bancos?

Tags: ,

Sabes que existen cajas de ahorro y bancos pero no sabes cuáles son las diferencias que existen entre ambas entidades. Pues bien, a continuación te acercamos todo lo que debes conocer al respecto.

cajas de ahorros

Public Domain

Qué son las cajas de ahorros

Una caja de ahorro es una institución de carácter financiero, no lucrativo, que alberga pequeños capitales privados en depósito y con ellos realiza las mismas operaciones que los bancos prácticamente. Las cajas de ahorros ofrecen a sus clientes diferentes productos en base a los activos totales con los que cuenten.

Las cajas de ahorro son entidades crediticias orientadas a financiar a pequeñas empresas y familias. Su finalidad es social fundamentalmente.

Si bien es cierto que la caja de ahorros, al ser una entidad de crédito, es parte del mismo grupo en el que se pueden enmarcar las cooperativas de crédito y los bancos, lo cierto es que también presentan diferencias notables. Y es que, por ejemplo, los bancos son sociedades anónimas y las cajas de ahorros tienen un carácter fundacional y por ello tienen que destinar parte de sus ingresos a obras sociales.

A pesar de estas diferencias lo cierto es que las cajas de ahorro son entidades que cuentan con la misma libertad que las demás entidades financieras cuando tienen que efectuar sus pertinentes operaciones. Su funcionamiento se basa en los criterios que marca el mercado.

En España, estas entidades están reguladas por la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias, regidas por el Decreto 1838/1975.

Más allá de nuestras fronteras, las cajas de ahorro están presentes en algunos países de la Unión Europea como Alemania, Francia, Italia, Rumanía o ya fuera de las fronteras de la UE en otros países como Brasil, Canadá, Perú y Panamá, entre otros.

Historia de las cajas de ahorros

Las cajas de ahorro se remontan a la Europa del siglo XV. Las cajas de ahorro fueron creadas originalmente por la orden de los franciscanos, para combatir la usura y permitir a las personas necesitadas empeñar sus pertenencias y obtener recursos para pagar sus necesidades básicas. Destaca entre las primeras las de Monte Piedad en Italia por los años 1462 a 1490.

Es en el siglo XVIII, este tipo de instituciones financieras pasan a considerarse una herramienta hacia la construcción de mejores escenarios para las clases trabajadoras, utilizando la remuneración por el ahorro de los empleados. Según lo establecido en la ley española, poseen la completa libertad de ejecutar acciones financieras, de la misma forma como otra entidad bancaria del sistema nacional.

Ya en España, los antecedentes los encontramos en los montepíos. Como apuntamos eran instituciones benéficas que otorgaban préstamos con garantías y condiciones beneficiosas. Posteriormente encontramos una serie de Montes de Piedad, que se fusionaron con las cajas de ahorros, algo que ocurrió en el siglo XVIII y que se produjo según el modelo elaborado para el Sacro y Real Monte de piedad de las Ánimas del Purgatorio de Madrid.

De este modo, la primera caja de ahorros que apareció en nuestro país fue la de Jerez en 1834. Fue un año después cuando se determinó la real Orden con una serie de objetivos para las Cajas. Estos objetivos no serían otros que recibir depósitos que devengarían intereses a corto plazo. Lo que se buscaba era fomentar el ahorro y el trabajo entre la población.

No obstante, las cajas de ahorro no surgieron como tal en España hasta la primera mitad del siglo XIX. Por su parte, en Europa aparecieron las primeras cajas en Gran Bretaña y esto fue así en la segunda mitad del siglo XVIII. En la segunda mitad del siglo XIX se impulsaron estas cajas por parte del poder legislativo. Ellos impulsaron su creación y regularon su funcionamiento.

Además, se encuentran reguladas por la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias. En un primer momento se originaron como fundaciones privadas con finalidad social, que se diferenciaban de los bancos, puesto que los últimos son concebidos como sociedades anónimas con una finalidad de lucro preponderante.

Al ser definidas como entes con finalidad social, no podían repartir las ganancias entre los socios o partes, por lo que la gran mayoría de sus beneficios eran destinados a obras sociales, como becas, actividades culturales, restauración y conservación de patrimonio histórico, conservación del medio ambiente y programas de trabajo e integración para los colectivos menos favorecidos.

En 2008, las cajas de ahorro destinaron un importe de 2.058 millones de euros, para el desarrollo económico, progreso social y evitar la exclusión financiera. Sin embargo, la crisis financiera que azoto al país en ese mismo año, llevo al sector a atravesar por un proceso de reestructuración, y concentración, que dejo como consecuencia la desaparición de un importante número de entidades.

Al día de hoy, las cajas de ahorro son entes que buscan promover el ahorro de parte de las personas. Reciben directrices de instituciones públicas dependientes del Gobierno y coexisten en el arco de las normas legales de cada país donde actúan.

La existencia de las cajas de ahorro debe estar sujeta a la legalidad y para ello será clave la colaboración de sus trabajadores, con tal de garantizar la transparencia, legalidad y eficacia de estos entes. Solo así logran cristalizar sus verdaderos objetivos, que no es otro que dar espacio a las personas para invertir sus recursos, obteniendo beneficios de estos y logrando resguardarlos de la devaluación por efecto de la inflación.

Tras la crisis económica, España ha concluido un proceso de reforma que ha hecho que las cajas se conviertan en fundaciones bancarias. Esto ha sido así en el caso de las cajas que contaban con activos superiores a 10.000 millones de euros. O en su defecto que contaran con una tasa superior al 35% del total de los depósitos que se daban en la comunidad autónoma en la que operaba. De este modo, la caja perdía la autorización para actuar como entidad de crédito.

Hay que tener en cuenta que hasta 2010 habían nada menos que 45 cajas de ahorros. Fue en ese año cuando se dio paso a un proceso de concentración y reestructuración del sector que acabó cinco años después y que dejó tan sólo dos cajas de ahorro en vigor en nuestro país.

En la actualidad en España hay once entidades bancarias que surgieron tras la reestructuración del sector. Son: ABANCA, Banco Castilla-La Mancha, Banco Mare Nostrum, Bankia, CaixaBank, CajaSur Banco, España Duero, Ibercaja Banco, Kutxabank, Liberbank y Unicaja.

Diferencias entre banco y caja de ahorro

En primera instancia, el banco es una entidad con fines de lucro, se compone por una sociedad anónima; los bancos toman a las decisiones más convenientes para ellos.

Los bancos pueden realizar el dividendo de sus ganancias entre los accionistas de la entidad.
 
Sin embargo, las cajas de ahorro son entidades conformadas por una sociedad limitada, no tienen ánimo de lucro y están obligada a entregar parte de sus utilidades a Reservas Obligatorias, generalmente en un porcentaje que va del 60% al 70%. Esto es así para asegurar la solvencia de la entidad tanto en tiempo futuro como en el presente.

El resto de las utilidades, entre 30% y 40%, deben ser destinadas para Obra Social, ya sea para el deporte, la cultura, la juventud, patrimonio histórico, etc. De hecho, la visión de las cajas de ahorro está determinada por el área geográfica donde habitan.
.
Si bien las reformas que han experimentado en los últimos años, tecnología y los procesos de expansión han llevado a las cajas de ahorro a salir de la comunidades donde fueron formadas e ir más allá, la realidad es que sus objetivos principales suelen estar arraigados a los problemas o peculiaridades de la comunidad autónoma en la que surgió.

Otra de las diferencias sustanciales es que los bancos pertenecen a los accionistas, quienes son los dueños de estas entidades, mientras que las cajas de ahorro en vez de propietarios poseen gestores. Estos, a su vez, funcionan como depositores de capital para la institución. Los bancos se enfocan en maximizar las ganancias para sus accionistas. Una caja de ahorro no tiene fines de lucro como tal.

Mientras que dentro de los bancos podemos encontrar bancos comerciales, bancos comunales, bancos para el desarrollo comunal, bancas de ahorro y bancos privados, en las cajas de ahorro existen aleaciones de crédito. Además de, corporativas de crédito.

Además las cajas de ahorro deben estar reguladas por las comunidades autónomas en las que se encuentran. Estas entidades suelen gozar de determinados beneficios fiscales y sus órganos de gestión son escogidos por los poderes públicos. No obstante son corporaciones que se consideran empresas.

Principales Cajas de Ahorros

cajas de ahorros

ImageForyou

Las cajas de ahorros estaban orientadas para el ahorro familiar de su clientes o de las empresas pequeñas, actualmente han tomado un cambio de rumbo; modificaron sus estrategias para convertirse en algo más parecido a un banco que a una caja de ahorro. Ahora bien, a nivel mundial quedan algunas cajas de ahorros entre las que encontramos las siguientes.

Las Sparkassen – Alemania,

El grupo Caisse d’épargne – Francia

Las Cassa di Risparmio en Italia

En España en 2005 existían más de 45 cajas de ahorro mientras que, en la actualidad permanecen activas dos cajas de ahorros. Hasta la fecha son las únicas que no desaparecieron tras la reorganización del sector a raíz de la crisis financiera en 2008.

Entre las dos supervivientes de la reestructuración bancaria del sector encontramos a Caixa Ontinyent, su sede se ubica en Onteniente, Valencia, una entidad que fue fundada en 1884. Una caja que en 2016, poseía más de 192 empleados a tiempo completo y unos activos alrededor de 1.300 millones de euros.

Por otro lado, tenemos a Caixa Pollença. Fundada en 1880, su sede principal se encuentra en Pollensa, Islas Baleares. Esta caja en 2015 tenía en nómina de empleados era de 87 mientras que sus activos rondaban los 500 millones de euros.

Artículos relacionados

Sobre el autor Lorena Gonzalez

El periodismo, en todas sus formas, es mi pasión. Formarse continuamente y trabajar mi modo de vida.

sígueme en:

Deja un comentario: