Cómo calcular un descuento

Tags: ,

¿A quién no le gusta que le hagan un Descuento? Cada vez que vemos un cartel donde se nos anuncia que un determinado producto tenía un precio, pero que aplicado un descuento del 50% se queda a la mitad, ¿no sentimos que es una oportunidad y que nos entran ganas de comprarlo inmediatamente?

Descuento

Descuento

Pues un Descuento tiene ese poder de seducción y atracción. Ten en cuenta que los comerciantes y empresarias conocen muchas estrategias de ventas para influir en nuestras decisiones y que acabemos comprando sus productos. Una de esas estrategias es la aplicación de un Descuento sobre sus diversos productos.

Pero al igual que ese vendedor ha realizado diversos cálculos para determinar qué Descuento aplicar en su tienda, nosotros como compradores, deberemos saber calcular e interpretar esa cantidad, teniendo en cuenta tanto el precio anterior, el tanto por ciento aplicado y el precio final.

Para facilitarte la tarea del cálculo del Descuento, desde Cursos.com queremos hacerte la vida más fácil y echarte una mano para que lo puedas hacer sin complicaciones y entendiendo realmente el sentido y significado de ese Descuento.

Te dejamos un primer vídeo donde te explican cómo calcular un descuento desde un punto de vista puramente matemático:

¿Qué es un Descuento?

Podemos ver ejemplos de descuentos por todas partes. Desde que Internet se ha convertido en una parte más de nuestro día a día, es inevitable no toparnos con alguna oferta que lleve un descuento asociado.

Aunque también podemos ser testigos de estos descuentos en la publicidad que emiten por la televisión o radio, en las vallas publicitarias camino del trabajo o cuando llegamos a nuestra casa y abrimos el buzón.

Básicamente podemos entender un descuento como el tanto por ciento del precio de un producto en el que rebajamos el precio original. Este tanto por ciento es una cantidad de dinero que se resta al total del precio.

Es imprescindible no confundir valor con precio, puesto que un producto puede estar valorado en una cantidad total debido a las materias primas, tiempo empleado, esfuerzo físico invertido y otros elementos constitutivos de este valor y por otro lado está el precio, que es la cantidad de dinero que queremos obtener por vender ese producto.

Es por eso que al aplicar un descuento tenemos que tener en cuenta el precio de la mercancía que queremos adquirir y no su valor, algo que quedaría fuera de nuestras posibilidades y poco útil a la hora de calcular un descuento.

A continuación te dejamos otro vídeo con ejemplos sobre cómo calcular un descuento:

El Descuento como estrategia de ventas

Una buena estrategia de descuento en los precios es importantísima a la hora de hacer un buen marketing. No solo impacta directamente en las ganancias del vendedor, sino que ayuda a cumplir los objetivos de ventas y mejora la reputación de la tienda. Aunque no sea efectiva a largo plazo, sí que lo es en el corto.

Esta estrategia se usa normalmente para vender grandes volúmenes de productos a precios bajos, para lo cual es necesario reducir los costos y mantenerse competitivo. Para lograrlo, es habitual que la empresa negocie con los proveedores el precio de compra, aunque no es bueno que la utilicen regularmente porque puede dañar la imagen del comercio.

Realmente los descuentos benefician tanto a los clientes que compran en cantidad y de una manera repetida, como a los vendedores porque es una manera muy efectiva de atraer a estos clientes y de deshacerse de inventario, aumentando así sus ingresos.

Aunque podemos relacionar el bajo precio a una calidad inferior del producto, esto no siempre es así, quedando el criterio del comprador como último juez que decidirá si esto es así o no. Seguro que más de una vez has comprado unos pantalones o una blusa en unos grandes almacenes que se caracterizan por su calidad a un precio muy por debajo del que tenía originalmente.

Tipos de Descuentos

Aunque en nuestro día a día como consumidores solo nos interesa el precio final de un producto después de habérsele aplicado el descuento correspondiente, la verdad es que existen diversos tipos de descuentos que se pueden aplicar y que puede ser muy útil conocerlos para aprovecharnos a la hora de comprar.

  • Descuento al Menudeo

Es el tipo de descuento más común. Es el que nos encontramos en las tiendas directamente y que se expresa por ese tanto por ciento que ya hemos comentado. Además, se puede hacer bien por temporada, por la cantidad del producto comprada, por promociones o en dinero en efectivo. Se suele aplicar a aquella mercancía que no se vendió en su momento según las estimaciones realizadas en su día.

  • Descuento por Frecuencia

Con el objetivo de fidelizar al cliente, este tipo de descuento se aplica a la siguiente compra que este haga, con lo que se asegura que vuelva y compre de nuevo. El descuento se suele calcular en función de las veces que el cliente tiene contacto con esa marca comercial.

Descuento

Descuento

  • Descuento Por Pronto Pago

Como su propio nombre indica, el descuento que se realiza está en función de si se paga antes de un tiempo o no. De esta manera, el vendedor se asegura que el cliente pague antes de un tiempo determinado y pueda estimar unos ingresos seguros por la venta de sus artículos.

  • Descuento por Volumen

Este tipo de descuento se aplica a aquellas compras cuyas cantidades o volúmenes son mayores de lo normal. Con ello, se pretende estimular a los clientes a que compren mayor cantidad de un producto de lo que lo harían en circunstancias normales.

Existen dos tipos de Descuento por Volumen:

  • Descuentos no Acumulativos: consisten en aplicar el descuento a una compra específica, con lo que se pretende que se compre un gran volumen de compra en un solo pedido.
  • Descuentos acumulativos: estos descuentos se aplican a las compras totales que hace un comprador en un tiempo determinado. Su objetivo es que el consumidor realice compras frecuentes para ganar de esta manera su fidelidad.
  • Descuento Promocional

Una de las formas de sacar al mercado lo antes posible aquellos productos que no han sido vendidos según las estimaciones de una firma comercial, y así poder introducir otros productos nuevos o similares, consiste en llegar a un acuerdo con el punto de venta y ofrecer aquellos productos con un precio más bajo. Así, el descuento ya viene de fábrica.

  • Descuento Sostenido

Este tipo de descuento solo se aplica a artículos y servicios específicos que cuenten con un convenio determinado. De esta manera se puede comprar una determinada mercancía para obtener un precio menor en otra.

Descuento

Descuento

Tiempo de rebajas

¡Ya están aquí las rebajas! Cómo nos gusta oír estas palabras, ¿verdad? Son épocas de ofertas, promociones y por supuesto, descuentos. Podemos así adquirir esa televisión, bicicleta o comprar ese bono de 10 sesiones de masaje tailandés en el que tanto tiempo llevamos pensando a un precio irresistible.

Para todos aquellos a los que nos apasionan las rebajas, estamos de enhorabuena, puesto que desde el año 2.012, el Gobierno liberalizó las temporadas de rebajas, lo que supone que las tiendas pueden decidir qué época y cuánto tiempo pueden tener sus productos en rebajas.

De todas formas, y a pesar de haber pasado unos años de esta decisión, social y comercialmente se siguen estableciendo unas determinadas temporadas como las propicias para las rebajas y que te resumimos a continuación:

  • Rebajas de Invierno: suelen comenzar el 1 o el 7 de enero y acabar en marzo.
  • Rebajas de Verano: comienza a partir del mes de junio o principios de julio y se extienden hasta finales de agosto.
  • Rebajas “Midseason”: este tipo de rebajas se celebran entre temporadas, quedando su calendario establecido a los meses entre marzo y junio y entre septiembre y diciembre.
  • Black Friday: día de rebajas con origen en EEUU, el Black Friday se celebra el último viernes de Noviembre y en este día podemos llegar a adquirir productos de hasta un 50% de descuento.
  • Rebajas Online: si entras habitualmente en las páginas web de grandes firmas, podrás comprobar cómo este tipo de rebajas está durante todo el año, por lo que podemos aprovecharnos de sus descuentos en cualquier momento.

Te dejamos un vídeo del canal de Youtube fashiopatia en el que encontrarás consejos para ir de rebajas:

Promociones

Uno de los campos donde más se utilizan los descuentos es en las promociones, siendo este uno de los cuatro elementos básicos que forman el marketing junto al precio, la plaza (o lugar) y el producto.

Las promociones tienen unos objetivos que te presentamos a continuación:

  • Aumentar las ventas en un corto plazo.
  • Testear un producto nuevo que salga a la venta.
  • Romper la lealtad de los clientes con los productos de la competencia.
  • Fomentar la fidelización de los clientes ya hechos o nuevos.
  • Reducir la cantidad de existencias almacenadas por el vendedor.
  • No relacionar ofertas con épocas como las rebajas.
  • Dar entrada a nuevos productos en las estanterías del vendedor.

A la hora de conseguir estos objetivos, en la promocione se utilizan una serie de herramientas. Te presentamos a continuación aquellas relacionadas con el descuento, para que puedas conocer más cómo funciona este:

  • Cupones: con estos se pagaría parte del precio del producto o servicio, lo que conllevaría por tanto un descuento en el precio final.
  • Reembolsos: de devolvería una cantidad en la siguiente compra, lo que nos hace calcular qué tanto por ciento nos ahorraríamos con este descuento.
  • Precio de paquete: la rebaja ya viene marcada en el paquete, por lo que el descuento ya viene de fábrica, aunque nosotros podríamos calcularlo.
  • Descuentos directos: es la reducción del precio de un servicio o producto y válido por un tiempo.

Aquí te dejamos un vídeo donde te explican más detalladamente qué es una Promoción:

Cálculo del Descuento

A la hora de hacer el cálculo de un Descuento podemos hacerlo de varias maneras, todas las cuales te presentamos a continuación. Independientemente del método, este cálculo se basa básicamente en un mismo sistema matemático.

Seguro que en el colegio aprendiste a hacer la «regla de tres»; pues bien, este sencillo método está en la base del cálculo de un descuento. A continuación te decimos cómo hacer este sencillo ejercicio matemático con un ejemplo.

  1. El primer dato que debemos saber es el precio original de un producto, antes de que se le haya aplicado ningún descuento.

Ejemplo: 195€

  1. El siguiente dato que necesitamos saber es el porcentaje o tanto por ciento de descuento que se le va a aplicar al precio original.

Ejemplo: 25%

  1. A continuación utilizaremos el método de la “regla de tres”. Para ello, partiremos de la idea de que si el precio total representa el 100%, ¿cuánto de ese precio representa el tanto por ciento del descuento?

Ejemplo:

Si 100% son 195€; entonces 25% son X

  1. A la hora de hacer el cálculo, simplemente multiplicaremos el total del precio del producto por el tanto por ciento de descuento y dividir todo por 100.

Ejemplo: Primero multiplicamos: 195*25= 4.875 y luego dividimos: 4.875/100: 48,75€

  1. De esta manera sabríamos el total del precio que deberemos descontar del total. Para averiguar el precio definitivo, simplemente tendremos que restar del precio original el total a descontar:

Ejemplo: 195-48,75= 145,25€

Aquí puedes ver un vídeo donde se calcula un porcentaje según la “regla de tres”:

Cálculo con calculadora

Si quieres hacer este mismo cálculo con la calculadora, algo que te será de mucha utilidad ya que los precios no suelen ser cifras exactas y fáciles de operar con ellas, te explicamos cómo puedes hacerlo:

  1. Teniendo en cuenta el método de la «regla de tres» anteriormente mencionado, lo primero es tener a mano las cifras correspondientes tanto al precio original como al tanto por ciento del descuento.
  2. Una vez encendida la calculadora, introduce el precio original y multiplícalo por el descuento.
  3. A esta cifra la tienes que dividir por 100 para obtener el total a descontar.
  4. Por último, resta del precio original esta cifra que acabas de obtener y tendrás el precio total del producto.

Te dejamos un vídeo donde te explican cómo sacar el porcentaje con una calculadora:

Cálculo Expréss

Si quieres realizar este cálculo de una manera más rápida y sin necesidad de tener en mente la “regla de tres” puedes simplemente dividir el porcentaje de descuento entre 100 y la cifra que te dé, multiplicarla por el precio original.

Después, ya simplemente tienes que restar esta cifra del precio original y obtendrás cuánto cuesta ese producto o servicio que quieres comprar.

 

Artículos relacionados

Sobre el autor Carlos Póstigo

Psicólogo especializado en desarrollo personal. Formador y escritor de temática psicológica y de crecimiento personal.

sígueme en:

Deja un comentario:

2 comentarios
Add Your Reply