Cómo capitalizar el paro con el pago único

Tags: ,

¿Habéis estado trabajando por años y de la noche a la mañana os habéis encontrado con un despido porque al empresario de turno se le han cruzado los cables? Entonces el post de hoy os interesará, pues voy a daros una opción que probablemente la mayoría de vosotros ni se habrá planteado: utilizar el dinero acumulado del paro para emprender. Sí, como suena; se puede capitalizar el paro siempre y cuando sea para comenzar con un negocio o para integraros en una sociedad, sea cooperativa o no. ¿Os interesa? Pues entonces seguid leyendo, que la cosa promete.

Capitalizar el paro

Capitalizar el paro

Índice de contenidos del Artículo Mostrar

Para qué se puede pedir la capitalización del paro

Como os podréis imaginar el dinero del paro no puede ser destinado a cualquier cosa, y precisamente por eso he especificado en la entradilla el hecho de que, en caso de solicitarlo y recibirlo, haya que orientarlo al autoempleo. Tiene su lógica, ¿verdad? Pues parece ser que aún hay a quien esto no le entra en la cabeza y comienza a gastar en lo que no debe, viéndose después en la tesitura de tener que devolver el importe mal asignado. Así pues, ahí van las actividades de emprendimiento para las que sí podéis solicitar la capitalización del paro:

  • Comienzo de actividades como trabajador autónomo

    Lo que principalmente se busca con este tipo de medidas es que los trabajadores que han quedado en paro tengan la posibilidad de generar autoempleo de la manera más sencilla, efectiva y rápida posible. Y en España ello pasa por convertirse en autónomo.

  • Incorporación a una cooperativa

    Otra de las grandes vías que ofrece la administración pública pasa por las cooperativas, pues dentro de los tipos de sociedades existentes esta es la que mayor perfil social tiene. De hecho es el modelo ideal para que varios trabajadores que se encuentren en la misma situación puedan unir fuerzas bajo una marca. Se trata de un tipo de fórmula que tiene ventajas fiscales.

    Por cierto, la cooperativa puede ser de nueva creación o no; en cuyo caso el interesado tendrá que adquirir la condición de socio trabajador con carácter estable.

  • Incorporación a una sociedad laboral

    Otra de las opciones que se barajan es la de la sociedad laboral, una vía menos conocida y empleada, pero que aún así no deja de ser una buena alternativa. Al igual que sucede con las cooperativas se pide adquirir la condición de socio trabajador; siendo también indiferente que la empresa sea nueva o no.

  • Incorporación a una sociedad mercantil

    Y finalmente las empresas convencionales. ¿Por qué no crear una tras haber sido despedido de otra? Es una buena vía para emprender con identidad corporativa y para practicar asociaciones con otros trabajadores que puedan estar en una situación precaria. Eso sí, si la empresa no la crean los interesados se pide que no tenga una antigüedad mayor a 12 meses; teniendo además el trabajador que obtener el control de la misma.

Donde se puede gastar el dinero de la capitalización del paro

Cómo gastar el dinero de la capitalización del paro

Cómo gastar el dinero de la capitalización del paro

¿Os llama la atención alguna de estas vías? Sin lugar a dudas son una magnífica alternativa para todos aquellos que no acaban de verse parados y recorriendo las empresas para conseguir una plaza de trabajo. Es lo que tiene ser emprendedor, que cuando se presentan situaciones como esta las complicaciones se convierten en oportunidades. Y claro, hay que aprovecharlas. Pues bien, el dinero no podréis gastarlo en lo que os venga en gana a la hora de emprender, sino que debe seguir un patrón de partidas; abarcando documentalmente alguna de las siguientes (no hay otras posibilidades): inversión general, cuotas de la Seguridad Social y mixto. Vamos a verlas al detalle:

  • Inversión general

    Desde finales de 2015 se puede pedir de golpe el 100% de la prestación por desempleo, por lo que haciendo una planificación adecuada se puede cubrir la inversión general necesaria para poner el negocio en marcha. Eso sí, como es obvio, todos los gastos que se den con el dinero de la capitalización del paro deben estar perfectamente documentados. Es decir, que hay que manejarse en toda situación con facturas, contratos y demás. Y por cierto, a pesar de lo que dice el sentido común y la lógica empresarial, no se permite con este dinero crear un fondo de contingencias; iría contra el principio de inversión sobre el que se basa el programa.

    Ahora bien, también hay aspectos positivos en todo este galimatias, puesto que más allá de los bienes tangibles e intangibles que requiere todo negocio para ponerse en marcha, con el dinero de la capitalización del paro también se puede hacer frente a impuestos y tasas varias; típicas en el inicio de todo negocio. ¿Tenéis que pedir una licencia de obras al Ayuntamiento de turno? Pues sí podréis destinar parte del capital para ello. Eso sí, para evitar la picaresca, tan propia por estos lares, no se permite destinar más de un 15% de los fondos a servicios profesionales. Se considera que con ese porcentaje debería ser más que de sobra.

    En cuanto a la inversión en sociedades también hay ciertos parámetros a tener en cuenta. En el caso de las cooperativas de trabajo no se recibirá más dinero que el que corresponda a la aportación de capital (cuota de ingreso incluida). En lo que respecta a las sociedades laborales tres cuartos de lo mismo, solo que cambiando las aportaciones por participaciones; donde ya se incluye la parte correspondiente de la capitalización de la sociedad (o se debería). Y finalmente, si es para una empresa convencional -una mercantil-, se facilita el capital social necesario para la creación o para hacerse con el pack de acciones o participaciones que den al interesado el control.

  • Cuotas de la Seguridad Social

    Una de las cosas que suele echar para atrás a la hora de hacerse autónomo o de crear una sociedad mercantil es el tema de las cuotas del RETA (sí, los administradores de las empresas mercantiles también son autónomos). Pues bien, a sabiendas de esto la capitalización del paro también puede ser empleada para sufragar esta partida tan importante. De hecho, si tenéis en cuenta que tendréis acceso a la “tarifa plana” de autónomos durante un tiempo, el dinero del paro se os alargará.

    El SEPE se hará cargo de las cuotas, pero eso sí, como es lógico no hará lo propio con las cuotas de colegios oficiales o de sistemas de mutualidades, pues básicamente son la competencia del entramado público. Por lo demás no hay problema.

  • Inversión y cuotas de la Seguridad Social de manera simultánea

    Como era de esperar podréis combinar ambos sistemas, pues os podría venir bien que el SEPE os facilitara la capitalización del paro para realizar inversiones generales mientras “os paga” la cuota de autónomos, ¿verdad?

Ejemplos prácticos

Ejemplos de emprendimiento tras capitalizar el paro

Ejemplos de emprendimiento tras capitalizar el paro

Voy a poneros dos ejemplos prácticos por si os sentís identificados y veis que puede ser vuestro caso:

La empresa de Martín ha entrado en números rojos y los administradores no han tenido mejor idea que reducir los gastos despidiendo a parte de sus trabajadores, entre los que se encuentra él. Tiene un paro acumulado de 15.000 euros, lo que le daría para unos cuantos meses de prestación, pero prefiere capitalizarlos y hacerse autónomo. Pide al SEPE el retiro de ese importe y alquila un local, compra maquinaria y se monta un tostadero de café gourmet.

María ha sido despedida de una fábrica, ya que hay menos carga de trabajo y los gestores deben reducir gastos. El asunto es que María tiene acumulados 17.000 euros de paro, y como no se ve en el desempleo decide montar una peluquería junto con su amigo Paco. Constituyen una S.L. con un capital social de 15.000 euros y se distribuyen las participaciones en una relación de 60/40, siendo María la socia mayoritaria y la administradora. Así pues solicita al SEPE una capitalización del paro de 9.000 euros (para el capital social) y la cobertura de la cuota de autónomos hasta acabar con los 6.000 euros restantes.

En el segundo caso podéis ver cómo María utiliza de una u otra manera el total de la capitalización del paro, pero de querer podría no haber solicitado el aporte para las cuotas de la Seguridad Social. En ese caso los 6.000 euros restantes no se hubieran perdido, sino que quedarían “en el bote” para futuras contabilizaciones.

Requisitos generales para obtener el pago único

Si os ha parecido interesante lo que os ofrece el SEPE y os encontráis en una situación similar sabed que hay una serie de requisitos para capitalizar el paro. Es decir, que no es cosa de ir y ya; hay un proceso. Vamos a ver qué puntos tendréis que cumplir y qué os pedirán.

  • Tener paro

    Primero de todo hay que tener reconocida una prestación contributiva por desempleo; es decir, que habéis tenido que cotizar lo suficiente como para cobrar el paro. Que conste que los subsidios y ayudas por desempleo no son aptos para capitalizar el paro (más que nada porque no habrá paro que liquidar).

  • Remanente

    ¿Habéis estado cobrando el paro y se os ha encendido la bombilla del emprendimiento al ver lo complicado que está el mercado laboral? Bueno, pues aún estáis a tiempo de aprovecharos de estos programas, pues si os quedan un mínimo de tres meses de prestación podréis capitalizar el paro. Por tres meses no os darán mucho, pero sin lugar a dudas menos da una piedra, ¿verdad?

  • Pagos únicos anteriores

    Si habéis solicitado una capitalización el paro en los últimos cuatro años no seréis aptos para el plan. Pero eso sí, si habéis seguido cotizando como para volver a tener una prestación contributiva seguid así, pues una vez pasados esos cuatro años podréis volver a capitalizar el paro y emprender nuevamente. Tened en cuenta que no siempre a la primera se consigue el éxito empresarial, así que cuanto más lo intentéis, mejor -pero con cabeza-.

  • Cooperativas y sociedades laborales

    ¿Vuestra idea es entrar en una de estas empresas o directamente crear una junto con otos trabajadores? Entonces, tal y como os he comentado más arriba, tendréis que hacerlo figurando como socios trabajadores de carácter fijo. Es decir, que no serán válidos los contratos temporales; sean de la índole que sean.

  • Fecha de inicio de la actividad

    Mucho cuidado aquí, pues es uno de los puntos donde la gente más errores suele cometer. No debéis iniciar la actividad económica antes de haber presentado la solicitud oficial para capitalizar el paro. Si lo hacéis desestimarán vuestro caso y os quedaréis en las mismas.

  • Impugnaciones

    ¿Habéis impugnado el despido que os ha dado la posibilidad de acceder al cobro de una prestación contributiva? En ese caso no podréis presentar la solicitud antes de que se resuelva el caso, pues el despido podría considerarse nulo; no dando así cabida a capitalizar el paro.

  • Autónomos

    Para capitalizar el paro tampoco podréis haber cobrado la prestación por desempleo mientras cotizabais como autónomos en los últimos dos años. No es que sea una situación frecuente, pero desde que se permitió este detalle en la Ley cabe la posibilidad; y de hecho muchos pequeños empresarios y profesionales independientes eso están empezando a hacer. ¿Es vuestro caso? Pues os tocará esperar a que se pasen los 24 meses.

  • TRADE

    TRADE significa “Trabajador Autónomo Dependiente Económicamente”, y viene a ser algo parecido a los “falsos autónomos”; pero eso sí, de manera legal. Se considera así a los trabajadores autónomos que tienen una dependencia clara hacia un único cliente.

    ¿Es vuestro caso? Pues para capitalizar el paro tendréis que evitar mantener relación mercantil alguna con el ex-empleador.

  • Sociedades nuevas

    Y finalmente un detalle: no podréis entrar en el accionariado de aquellas sociedades nuevas -menos de 12 meses- con las que hayáis tenido alguna relación laboral previa -o con alguna del mismo grupo-. O al menos no podréis hacerlo si queréis capitalizar el paro.

Memoria explicativa del proyecto

Memoria para capitalizar el paro

Memoria para capitalizar el paro

El SEPE pide que junto con la documentación se entregue una memoria explicativa dando a conocer el proyecto en el que pretende meterse el interesado. En la práctica es algo así como un plan de negocio, así que debe cumplir puntos semejantes. Serían los siguientes:

  • Datos personales

    Primero de todo hay que indicar los datos personales del interesado, siendo estos el nombre, los apellidos y el DNI o NIE.

  • Datos del proyecto

    En este punto tendréis que dar una descripción de la actividad a desarrollar y de su fecha de inicio prevista, aclarando de manera breve qué vais a producir u ofrecer en el mercado, y si es amparándoos en una actividad ya en funcionamiento o de nueva creación. Sea como sea incluid también la dirección donde se vaya a desarrollar la actividad -puede ser un domicilio particular-. También tendréis que facilitar datos del local en cuestión, indicando si se tiene necesidad de él o no y explicando si tendréis que manejar una compra o un alquiler.

    Obviamente también habrá que indicar la forma jurídica sobre la cual se creará el negocio (autónomo, cooperativa, sociedad laboral, etc.). Eso sí, en caso de sociedades cooperativas y laborales habrá que aclarar la identidad de los socios o comuneros que las integren.

  • Datos económicos

    ¿Os vais a integrar en una cooperativa? Entonces tendréis que indicar el importe de las aportaciones, incluyendo la cuota de ingreso. Si os habéis decantado por una sociedad laboral o mercantil también habréis de aclarar cuál es el desembolso necesario para adquirir las acciones o participaciones. Y si habéis optado por la vía más sencilla, la de convertiros en autónomos, convendría que aclararais qué inversión necesitaréis para realizar la actividad. En este caso haced un desglose entre los activos fijos, el activo circulante y los gastos iniciales y los de contrataciones, si es que tenéis previsto hacerlas.

    En el plano financiero también es importante indicar el capital propio que aportaréis y su modalidad -préstamo, ahorros, etc.-. En caso de que tengáis que pedir préstamos especificad el importe total, el tipo de interés, el periodo de amortización y el coste de la misma. Además de ello tendréis que indicar qué capitalización necesitaréis. ¿Hay que capitalizar el paro íntegramente?¿Solo una parte? Indicadlo y justificadlo.

Documentación inicial a aportar

Documentación previa para capitalizar el paro

Documentación previa para capitalizar el paro

Para capitalizar el paro de manera efectiva hay que presentar una serie de documentos junto con la solicitud inicial, serían los siguientes:

  • Impresos e identificación

    Tendréis que entregar el impreso de solicitud debidamente cumplimentado junto con vuestra documentación identificativa. En este punto os recomendaría que os dejarais aconsejar por un profesional para rellenar la ficha, puesto que podrían darse errores fatales. De hecho mucha gente ha tirado abajo el plan por poner en determinadas casillas lo que no correspondía. Así pues, mucho cuidado.

  • Incorporación a sociedades cooperativas, laborales o mercantiles ya constituidas

    ¿Os encontráis queriendo entrar en una sociedad ya constituida? Entonces tendréis que aportar una certificación del Consejo Rector de la cooperativa o del órgano de administración de la sociedad laboral o mercantil, donde se aclare que habéis pedido el ingreso de manera permanente en condición de socio. El documento también habrá de indicar si hay un periodo de prueba, en cuyo caso tendrá que especificar su duración y remuneración. También tendrá que aclarar el valor de las acciones o participaciones sociales adquiridas.

  • Constitución de sociedades

    ¿Vais a crear una empresa nueva? En ese caso tendréis que aportar un documento privado firmado por los socios donde consten los datos clave: identidad de los socios, aportaciones, voluntad de constituir una sociedad cooperativa, laboral o mercantil, y las condiciones de trabajo.

    En este caso habrá que aportar una copia del proyecto de estatutos donde figure el capital social, la distribución del mismo, la posibilidad de realizar desembolsos en metálico o en especie y los plazos relacionados. También os pedirán la memoria explicativa que os he mencionado en el punto anterior y toda la documentación que pueda acreditar la viabilidad del proyecto.

  • Autónomos

    Si os habéis decantado por esta vía os pedirán también la memoria y toda aquella documentación que pueda acreditar la viabilidad del proyecto.

Documentación a aportar una vez resuelta la solicitud

Documentación posterior a capitalizar el paro

Documentación posterior a capitalizar el paro

¿Habéis logrado el visto bueno del SEPE? ¡Felicidades! Ahora bien, la cosa no acaba aquí, pues tendréis que seguir aportando documentación. De hecho los papeles que os indico en este apartado tendréis que entregarlos antes de que se cumpla un mes desde que el expediente ha sido resuelto. Serían los siguientes:

  • Incorporación a cooperativas

    Si entráis como socios en una cooperativa necesitaréis el acuerdo de admisión como socio trabajador, el justificante de haber realizado las aportaciones a la sociedad, incluyendo la cuota de ingreso; y el documento de alta del trabajador en la Seguridad Social.

  • Cooperativas de nueva creación

    Si os habéis decantado por crear una cooperativa nueva tendréis que presentar una escritura pública de constitución, los estatutos aprobados, el documento justificativo de inscripción en el Registro de Cooperativas y el documento del alta del trabajador en la Seguridad Social.

  • Incorporación a sociedades laborales o mercantiles

    En estos casos tendréis que presentar el acuerdo de admisión como socio trabajador y el justificante de haber desembolsado el importe para la adquisición de las acciones o participaciones. También es clave entregar el alta en la Seguridad Social.

    En el caso de las sociedades mercantiles es importante entregar un justificante de la fecha de constitución que indique también la no existencia de una relación previa.

  • Creación de sociedades laborales o mercantiles

    En caso de que hayáis optado por crear una sociedad laboral o mercantil tendréis que presentar la escritura pública de constitución y los estatutos aprobados, un documento justificativo de la inscripción de la sociedad en el Registro Mercantil y otro de su registro en el Registro de Sociedades. También será necesario el alta del trabajador en la Seguridad Social.

  • Trabajadores autónomos

    Si sois trabajadores autónomos la cosa se simplifica, pues únicamente os pedirán el certificado de alta en la Seguridad Social como trabajador trabajador autónomo. Si procede tendréis que entregar el documento de alta en el colegio profesional. Y bueno, obviamente también tendréis que entregar los justificantes de la inversión realizada, que tal y como os comentaba más arriba son las facturas, los contratos de suministro, etc.

  • Cuotas

    Tendréis que presentar el justificante bancario de la primera cuota de autónomos, si procede; o la copia de la nómina del mes de inicio de la actividad. Según lo que corresponda.

Obligaciones a la hora de capitalizar el paro

Si habéis leído hasta aquí probablemente ya habréis caído en cuenta sobre las obligaciones que lleva acarreadas capitalizar el paro, ya que no es algo tan sencillo como se piensa por ahí. Pues bien, recapitulando sabed que básicamente tendréis dos obligaciones cruciales una vez aprobado el expediente. La primera es emplear el dinero recibido según lo que se haya planificado y aprobado; si os salís de ahí os reclamarán el importe. Y la segunda es que una vez aprobado el expediente tendréis un límite de un mes para comenzar con la actividad. En caso de no proceder a tiempo se os podrá solicitar de vuelta el dinero de la capitalización.

Errores comunes

Errores comunes en la capitalización del paro

Errores comunes en la capitalización del paro

A la hora de capitalizar el paro la gente comete muchos errores, pero hay tres que se repiten una y otra vez: comienzo de actividad fuera de plazo, memoria deficitaria y gastos injustificados.

  • Comienzo de actividad fuera de plazo

    Uno de los problemas más frecuentes a la hora de capitalizar el paro pasa por comenzar con la actividad antes de haber tramitado la solicitud formal. Y bueno, he de deciros que ello es un justificante de peso para que os nieguen la capitalización. De ahí que sea importante que primero paséis la memoria y la solicitud y que después comencéis con la actividad. Podréis hacerlo antes de recibir respuesta.

  • Memoria deficitaria

    Tenéis que tener en cuenta que vuestra solicitud la revisará un experto gestor de empresas, por lo que si ve fallos de calado os echará atrás todo el trabajo. Por ello es importante que cumpláis con tres principios a la hora de presentar una solicitud: 1) que el proyecto sea viable y realista, 2) que os hayáis informado bien para argumentar y justificar datos, 3) que tengáis el apoyo de un especialista que os pueda guiar para conformar el documento.

    Tened en cuenta que no siempre es fácil, y especialmente si no habéis tenido contacto previamente con el emprendimiento. Así pues, pararos un momento para hacer las cosas bien.

  • Gastos injustificados

    Este punto afecta básicamente a quienes se lanzan a trabajar como autónomos tras capitalizar el paro. ¿Os habéis fijado que en el área de documentos a entregar he especificado el hecho de que debáis demostrar en qué os habéis gastado el dinero? Pues muchos cometen errores en este punto y no piden factura, presentan tickets no válidos y demás. No os la juguéis, destinad el dinero para lo que está previsto y justificad cada movimiento con facturas. Nada de tickets.

Pago de impuestos y cesión de negocio

No tenéis la obligación de justificar el dinero procedente de una capitalización del paro si el monto percibido no supera los 15.500 euros, o sin límites si os hacéis autónomos teniendo algún tipo de minusvalía certificada. Eso sí, como “bajéis la persiana” antes de los cinco años tendréis que justificar todo, así que en caso de dudas convendría que declararais el dinero recibido como “rendimiento del trabajo” a la hora de pedir el pedir el borrador de la renta. No pagaréis mucho y os quitaréis un problema de encima.

Artículos relacionados

Sobre el autor Mónica Neva

sígueme en:

Deja un comentario:

1 comentario
Add Your Reply