Carné de Instalador de Gas (Tipo A, B y C)

Si lo que quieres es entrar a formar parte de un mercado laboral en el que nunca falta trabajo, no dudes que sacarte el carné de Instalador de Gas te va a permitir formar parte de un gran futuro.


De todas formas, si todavía tienes dudas y no sabes por qué ramo decidirte, recuerda que puedes conocer más sobre el carné de instalador eléctrico, el carné de instalador de agua y el carné de instalador de cafeteras.

Eso sí, recuerda que una formación previa completa no solo te va a permitir ir mejor preparado al examen que te da acceso al carné de Instalador de Gas, sino que te ofrecerá la posibilidad de obtenerlo sin pasar por este examen.

De momento, y antes de empezar, nos gustaría que le echaras un ojo al siguiente vídeo en el que puedes conocer cómo instalar gas natural en las viviendas:

Cómo ser Instalador de Gas

Un Instalador de Gas es ese profesional encargado principalmente del montaje, ejecución, revisado y reparación de las diversas instalaciones de gas tanto en viviendas particulares como en instalaciones de mayor volumen.

Es importante que sepas que desde la publicación de la Ley Ómnibus no es necesario estar en posesión de un carné de Instalador de Gas como tal, sino que se exigirá un Certificado de Aptitud, que para el caso es lo mismo.

A pesar de no ser exigido este carné, sí deberás demostrar que estás capacitado para hacer instalaciones de Gas, por lo que de hecho, podemos decir que sigue existiendo algo parecido a un carné de Instalador de Gas.

Por otro lado, deberás tener en cuenta que, aunque estés certificado para actuar como Instalador de gas, no podrás trabajar como tal hasta que no formes parte de una empresa instaladora de gas habilitada.

En el caso de que quieras ejercer como autónomo por tu cuenta e iniciar la actividad como tal, tendrás la obligación de presentar una declaración responsable con la que te comprometas a demostrar que tienes los conocimientos necesarios para ejercer la actividad.

Cómo obtener el carné de Instalador de Gas

Aunque te pueda parecer sencillo el proceso para empezar a trabajar de Instalador de gas, no olvides que la Administración competente podrá realizar, controles, comprobación e inspecciones en cualquier momento.

Pues bien, para no tener problemas y poder así estar en disposición de tu carné de Instalador de gas, te dejamos las diversas alternativas para poder obtenerlo:

  • Disponer de un título universitario cuyo plan de estudios cubra los contenidos mínimos que se indican en el Real Decreto 919/2006 de la Instrucción Técnica Complementaria 09 (ITC-ICG 09).
  • Disponer de un título de formación profesional o de un certificado de profesionalidad incluido en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales.
  • Haber superado un examen teórico-práctico organizado por la comunidad autónoma sobre los contenidos mínimos que se indican en el Real Decreto.
  • Tener reconocida una competencia profesional adquirida por experiencia laboral, de acuerdo con lo estipulado en el Real Decreto 1224/2009 de 17 de julio, de reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral.
  • Poseer una certificación otorgada por entidad acreditada para la certificación de personas, según lo establecido en el Real Decreto 2200/1995 de 28 de diciembre.

Funciones de un Instalador de Gas

En líneas generales el carné de Instalador de Gas te va a permitir realizar una serie de funciones comunes a todos los tipos de carné de los que te hablaremos un poco más adelante:

  • Montaje, modificación o ampliación, revisión, mantenimiento y reparación de:
    • Instalaciones de almacenamiento de GLP en depósitos fijos.
    • Instalaciones de envases de GLP para uso propio.
    • Instalación de gas en estaciones de servicio para vehículos a gas.
    • Instalaciones de GLP de uso doméstico en caravanas y autocaravanas.
  • Verificación: realizando los ensayos y pruebas reglamentarias de las instalaciones ejecutadas y suscribiendo los certificados establecidos en la normativa vigente
  • Puesta en servicio de las instalaciones receptoras que no precisen contrato de suministro domiciliario
  • Inspección de instalaciones receptoras alimentadas desde redes de distribución
  • Revisiones de aquellas instalaciones en donde lo establezcan las correspondientes ITCs
  • Conexión a la instalación de gas y montaje
  • Puesta en marcha de aparatos de gas, mantenimiento y reparación
Carné de Instalador de Gas
¿Quieres saber cómo conseguir el Carné de Instalador de Gas ?

Tipos de carné de Instalador de Gas

A la hora de conseguir tu carné de Instalador de gas, es importante que conozcas que existen tres categorías que te permitirán acceder a diferentes funciones y por tanto a trabajos mejor o peor remunerados.

  • Categoría A: pueden realizar en instalaciones y aparatos todas las operaciones señaladas en el apartado anterior.
  • Categoría B: pueden llevar a cabo las operaciones señaladas anteriormente en instalaciones receptoras y aparatos pero limitadas a:
    • Instalaciones receptoras domésticas, colectivas, comerciales o industriales hasta 5 bar de presión máxima de operación.
    • Instalaciones de envases de gases licuados del petróleo para suministro de instalaciones receptoras.
    • Instalaciones de GLP de uso doméstico en caravanas y autocaravanas.
    • Conexión y montaje de aparatos de gas.
    • Puesta en marcha, mantenimiento y reparación de aparatos de gas no conducidos y de aparatos de gas conducidos de potencia útil hasta 24,4 kW inclusive.
    • Puesta en marcha, mantenimiento y reparación de aparatos de gas conducidos de potencia útil superior a 24,4 kW y vitrocerámicas a gas de fuegos cubiertos.
    • Adecuación de aparatos por cambio de familia de gas
  • Categoría C: pueden realizar las operaciones indicadas pero únicamente en instalaciones receptoras individuales que no requieran de un proyecto ni cambio de familia de gas y limitadas a:
    • Instalaciones de presión máxima de operación hasta 0,4 bar, de uso doméstico y situadas, únicamente, en el interior de las viviendas.
    • Conexión y montaje de aparatos de gas.
    • Puesta en marcha, mantenimiento y reparación de aparatos de gas no conducidos y de aparatos de gas de potencia útil hasta 24,4 kW inclusive.
    • Puesta en marcha, mantenimiento y reparación de aparatos de gas conducidos de potencia útil superior a 24,4 kW y vitrocerámicas a gas de fuegos cubiertos.

Deja un comentario