Cómo identificar el atún rojo y evitar ser engañado

Tags:

Uno de los problemas más comunes a la hora de comprar pescado es que te vendan gato por liebre. Y la mejor forma de evitarlo es a través de la información. Aquí te cuento cuáles son las peculiaridades que resaltan en el atún rojo para que puedas distinguirlo de otros pescado.

Aprender a distinguir entre túnidos

Aprender a distinguir entre túnidos

Características del atún rojo

Existe una gran variedad de atunes, pero sin duda el preferido de todos es el atún rojo. El problema es que cada vez se está volviendo más difícil de comercializar, por cuestiones medioambientales y sanitarias. Hablo sobre ello en el último apartado de este artículo.

Pero vamos a lo principal: ¿cómo reconocer el atún rojo? A diferencia de otros túnidos, el atún rojo presenta algunas peculiaridades que le convierten en una de las especies más distinguibles de esta familia: presenta un color azulado y su vientre se halla atravesado por líneas oscuras. También su carne difiere de la de otros túnidos: es de color rojo y con una textura compacta, que no cambia en aspecto al ser cocinada.

Una de sus características más destacadas, que le diferencia considerablemente de otros túnidos, es su gran tamaño: puede alcanzar una longitud de tres metros y pesar más de 200 kilogramos. Además, como vive en zonas de agua profunda, su carne se halla recubierta de una capa de grasa que le permite soportar las bajas temperaturas. Esto lo vuelve mucho más versátil y delicioso como alimento.

Conocer estos datos puede ser fundamental para evitar se engañado. Es sumamente común que en restaurantes y mercados intenten colarte un bonito como si fuese un atún.

¿Es tan peligroso el mercurio del atún rojo?

El atún rojo es una especie en vías de extinción, lo cual lo convierte, por esas cosas de la vida humana, en una de las carnes blancas más costosas. Su pesca se realiza de forma indiscriminada desde tiempos antiquísimos, y esto le ha llevado a menguar muchísimo en sus grupos.

En las últimas décadas, sin embargo, dada la concienciación medioambiental que siempre llega –más vale tarde que nunca– se ha descubierto que el atún rojo es una de las especies cuyo consumo resulta más peligroso; esto se debe a que exige unas medidas de conservación absolutamente rígidas que, de no cumplirse, pueden derivar en la acumulación de sustancias tóxicas en su carne que se transmiten a los humanos a través del consumo. Si a esto le sumamos la contaminación que afecta el agua de los océanos, las amenazas del consumo de pescado cada vez son más altas.

En este vídeo puedes conocer más acerca de la intoxicación por mercurio.

Debemos aclarar que el mercurio filtrado en la sangre de los atunes no se elimina con la cocción y si las personas consumen durante un período prolongado alimentos que lo contengan, pueden sufrir una intoxicación que puede ir desde un ligero dolor de cabeza hasta severos problemas en el sistema nervioso.

Al comprar un atún rojo no se puede discernir si contiene niveles de mercurio superiores a los permitidos —1.0 miligramos por cada kilogramo–, puesto que esta sustancia se filtra en la carne y es imperceptible al ojo humano, por lo que se recomienda un consumo lo más responsable posible de este tipo de criaturas marinas. No obstante, existe una forma de saber si el atún que estamos consumiendo está contaminado: presenta un sabor picante que se puede percibir perfectamente en la boca.

Pero lo mejor es prestar atención a la etiqueta. Aquellas comercializadoras que se esfuerzan por ofrecer pescado de buena calidad dedican muchos recursos a detallarnos los rigurosos exámenes a las que son sometidos sus productos. Los consumidores, lo mejor que pueden hacer es leer con detenimiento el etiquetado de cada pieza para saber si están comprando realmente lo que desean.

Artículos relacionados

Sobre el autor Tes Nehuén

Soy lectora, poeta y narradora. Como redactora web he colaborado con portales como www.infoviaje.net. Actualmente escribo reseñas y gestiono las redes sociales en la web literaria www.poemas-del-alma.com. Me gustan los libros (¡claro!), la naturaleza, la tecnología y los videojuegos.

sígueme en:

Deja un comentario: