Oposiciones para celador del SERGAS

Tags: ,

Un puesto de empleo público es un bien muy codiciado en la actualidad porque abre la puerta a un puesto laboral estable que no está al alcance de cualquiera en España y más después de las consecuencias que dejó en el tejido económico nacional el efecto nocivo de la crisis económica. Con la llegada de la precariedad a muchos sectores, la alternativa que representan las oposiciones adquirió una relevancia que no había tenido hasta hace unos años. En este artículo vamos a poner la lupa en las oposiciones para celador del SERGAS, el Servicio Gallego de Salud. No en vano, los procesos selectivos de los diferentes servicios autonómicos de salud son de los que más demandan tienen porque aglutinan un gran número de plazas y ofrecen una gran variedad de ramas y sectores que necesitan ser cubiertos.

celador del SERGAS

En el caso concreto de las oposiciones para celador del SERGAS, se trata de una rama que alberga una gran demanda. Lo cierto es que los puestos de celador son de los que más demanda arrastran dentro del sistema sanitario porque son los que requieren tener una formación más baja para poder acceder a los puestos de trabajo. Sin embargo, este aspecto no implica de una manera directa ni mucho menos que estas oposiciones resulten más sencillas que otras. Esto se debe precisamente a que como cada convocatoria tiene mucha lista de espera los exámenes se caracterizan por ser especialmente exigentes y presentan una gran dificultad. Aún así, las oposiciones para celador del SERGAS representan una buena opción para aquellos que estén interesados en alcanzar una plaza de trabajo estable de cara al futuro.

Cómo ser celador del SERGAS

celador del SERGAS

El trabajo de celador es uno de los principales que se desarrollan dentro de un hospital, centro de salud o ambulatorio. Su función es indispensable para el correcto funcionamiento de un centro sanitario. Normalmente se asemeja la figura del celador con la de la persona que tiene como una de sus principales responsabilidades el transporte de enfermos que van a bordo de camillas porque no pueden valerse por sí mismos. Efectivamente esta función corresponde a los celadores, pero sus responsabilidades van más allá como repasaremos en este artículo.

Por lo que se refiere a las oposiciones a celador del SERGAS, se trata de una convocatoria que debe ser formalizada próximamente. El Gobierno de Galicia perfiló la convocatoria el 12 de diciembre de 2017, por lo que los exámenes se espera por parte de los principales sindicatos con representación que tendrán lugar a lo largo del presente ejercicio 2018. En la próxima convocatoria, se pondrán en liza un total de 360 plazas. De ellas, 151 se corresponden con la oferta de empleo de 2016 y otras 209 plazas tienen su origen en la oferta de empleo del curso anterior de 2017. Al contar Galicia con una lengua oficial además del castellano, los interesados en las plazas de celador del SERGAS deben tener presente que deberán superar una prueba de gallego o bien acreditar con un documento oficial el conocimiento de dicha lengua conforme a la normativa vigente en la actualidad. Con ello se pretende garantizar el uso del gallego para aquellos usuarios del Servicio Gallego de Salud que así lo requieran.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que los interesados en participar en la oposición de celadores del SERGAS deben acreditar también que cuentan en su poder con el título de ESO o equivalente. De todas formas, vamos a detallar con más detalle en el siguiente epígrafe los requisitos que resultan indispensables para poder participar en el proceso selectivo del SERGAS.

Requisitos para opositar al SERGAS

celador del SERGAS

Un aspirante a participar en un proceso selectivo convocado por el SERGAS tiene que cumplir una serie de requisitos que resultan de obligado cumplimiento para poder participar en la convocatoria. En el caso del cuerpo de celadores, y tomando como referencia la última convocatoria que aprobó la Junta de Galicia, podemos detallar que el primer requisito a tener en cuenta es ser español y tener la nacionalidad de algún país que sea miembro de la Unión Europea. De igual manera, se podrán presentar a los exámenes los maridos o las mujeres de un español o de un ciudadano de la Unión Europea siempre que éstos no estén separados de derecho porque así lo refleje una resolución judicial de un tribunal competente.

Otro requisito a tener en cuenta es que los aspirantes deben tener 16 años y no exceder la edad de jubilación forzosa en España, que en el año 2018 se sitúa en los 65 años y medio. Los alumnos tampoco deben tener, para presentarse a los exámenes, ninguna enfermedad o limitación de carácter físico o psíquico que impida el normal desarrollo de las funciones que son inherentes al cuerpo de celadores. Asimismo, los aspirantes no pueden estar bajo ningún concepto apartados para desempeñar su labor en el ámbito de las administraciones públicas porque así lo recoja un expediente disciplinario ni tampoco estar directamente inhabilitado para llevar a cabo algún trabajo en la administración.

En cuanto al nivel de estudios recomendado para aspirar a las plazas que se pongan en liza, la normativa recoge que el aspirante debe tener en su poder el certificado de escolaridad o su equivalente. Con el sistema educativo actual que rige en España este certificado se corresponde con el graduado de la Educación Secundaria Obligatoria, ESO. Aquellos que cursaran los planes de estudios antiguos deberán tener aprobado el nivel de EGB para poder presentarse a estas oposiciones.

Otra cuestión a tener en cuenta para los interesados en ocupar alguna de las plazas de celadores del SERGAS es que no pueden estar en posesión de ninguna propiedad como personal estatutario que pertenezca a las instituciones sanitarias que integran el Sistema Nacional de Salud siempre y cuando esta plaza no se corresponda con una categoría distinta a la que se opte. En este caso, una equivalente al cuerpo de celadores.

De la misma manera, los procesos selectivos de este cuerpo contemplan la reserva de un número determinado de plazas para personas minusválidas. La cantidad exacta de plazas que se destinarán para esta cuestión variará de una convocatoria a otra en función del total de plazas que se pongan en liza. En cualquier caso, los aspirantes que deseen optar a alguna de estas vacantes deberán tener reconocido en cumplimiento de las leyes que se encuentran vigentes en este ámbito una discapacidad que sea igual o superior al 33 por ciento.

Dentro de los requisitos generales que deben atender los aspirantes a los puestos de celadores del SERGAS, no hay que olvidar la superación de la prueba teórica y práctica que componen el examen que determina en buena medida la calificación final que tendrá cada aspirante. Si se toma como referencia el último temario oficial aprobado para las pruebas en Galicia, encontramos que los alumnos se enfrentaron al reto de dominar un total de 23 temas. Algunos de los temas pertenecieron a un bloque general en el que debían conocer nociones básicas de asuntos como la Constitución de 1978, las administraciones públicas, el Tribunal Constitucional, el Gobierno central, la Corona y las Cortes.

Además, en el temario se exigía el conocimiento de aspectos relacionados con el Ministerio de Sanidad, la atención primaria y la hospitalaria, el INSALUD, las obligaciones y derechos que son inherentes a los trabajadores que pertenecen a la Seguridad Social, la asistencia sanitaria dentro del sistema español y el personal sanitario en España.

Al tener como objeto la prueba el acceso a un puesto de trabajo dentro del ámbito territorial de Galicia, los aspirantes también tienen en su temario capítulo relacionados, por ejemplo, con el Estatuto Gallego y el Parlamento Autonómico de esta región, y la Junta como organismo que representa la administración pública en Galicia. De igual manera, al tratarse el cuerpo de celadores de uno perteneciente al ámbito de la sanidad otros temas para el examen están relacionados con la Consellería de Sanidad y Servicios Sociales del SERGAS, los hospitales dentro del mencionado sistema de salud, las obligaciones del personal sanitario y la atención al usuario dentro del marco de las instituciones sanitarias.

Por supuesto, los aspirantes también deben conocer un tema que tiene como objeto al celador y la relación de este en lo que a la atención de los pacientes se refiere. Asimismo, otros temas presentes en la última convocatoria son los que traen como protagonistas a otros aspectos como los documentos, la farmacia, el animalario, los suministros tanto externos como internos dentro del ámbito sanitario y la organización que presentan tanto los servicios de urgencias de un hospital, centro de salud o ambulatorio como la organización de las funciones a realizar dentro de las instituciones sanitarias.

Ventajas de ser funcionario

Al margen de la satisfacción por alcanzar un objetivo que representaba una meta más en la vida de aquellas personas que estén interesadas en lograr una plaza de celador del SERGAS, la consecución de una de las plazas de este cuerpo implica para el aprobado que pasa a formar parte del cuerpo de funcionarios autonómicos de Galicia. El hecho de lograr un puesto de trabajo público también comporta una serie de ventajas que los aspirantes de los distintos procesos selectivos valoran a la hora de decidirse por prepararse una oposición. Posiblemente una de las ventajas principales sea que logran una estabilidad laboral que estará alejada de los vaivenes que en muchas ocasiones sufren los trabajos que pertenecen a la esfera privada.

Además, los funcionarios tienen unos periodos vacacionales reglados que en muchas ocasiones son decididos por el trabajador, lo que otorga una mayor libertad y calidad para las épocas de descanso. Tener una plaza de empleo público también implica, normalmente, tener una jornada intensiva de mañana o tarde, lo que favorece sobremanera la conciliación familiar y posibilita que el trabajo no sea considerado como un obstáculo a la hora de, por ejemplo, formar una familia.

Cursos de oposiciones para celador del SERGAS

Campus Training

Una de las mejores opciones que existen en Galicia para preparar las oposiciones de celadores del SERGAS es la que representa Campus Training. Ofrece la posibilidad de recibir clases en modalidad semipresencial tanto en la provincia de Lugo como en la de La Coruña. El precio de la enseñanza oscila entre los 1.000 y los 4.000 euros en función del número de horas y clases que necesite cada aspirante.

Desde Campus Training se comprometen a preparar a sus alumnos para que puedan superar con suficiencia los cuestionarios de cuestiones generales, reglas psicotécnicas y el relacionado con las funciones que debe desempeñar el celador dentro de su puesto de trabajo. En Campus Training organizan el temario de celador en tres bloques diferenciados y ofrecen a los estudiantes la posibilidad de dar varias vueltas al temario para asegurar de una mejor manera el éxito en los próximos exámenes (Post relacionado «Cursos Celador Hospitales. Requisitos, Empleo y Sueldos»).

Artículos relacionados

Sobre el autor Alberto Gomez Aviles

sígueme en:

Deja un comentario: