fbpx

Oposiciones para celador del SESPA

Tags: ,

Trabajar en un hospital requiere tener una sensibilidad especial porque, en ocasiones, dentro de los centros hospitalarios se viven situaciones que no son agradables. Siempre se habla de la vocación que deben tener los médicos, pero lo cierto es que este es un aspecto que se puede hacer extensivo a la práctica totalidad de las ramas sanitarias. También al cuerpo de celadores, que va a ser el protagonista de este artículo. La ocupación de celador es una que está teniendo mucha demanda en España en los últimos años. Esto es así porque se trata de un trabajo que no requiere una alta formación para desempeñarlo, aunque ello no implica que su función no sea altamente necesaria en un hospital. Esto provoca que las oposiciones para ser celador del SESPA (Servicio de Salud de Asturias), por ejemplo, tengan mucha demanda.

Celador del SESPA

No en vano, la complicación de las condiciones laborales por el estallido de la crisis que se produjo hace más de una década propició que las plazas de las distintas ofertas de empleo público tuvieran mucha más demanda. En el caso del ámbito sanitario, los datos que obran en poder de las administraciones públicas reflejan que los cargos de auxiliar administrativo y celador son los que más solicitudes arrastran en cada convocatoria con independencia del territorio en el que se lleve a cabo el proceso selectivo en cuestión. En el caso de Asturias, las oposiciones a celador del SESPA eran aguardadas desde hace tiempo por los aspirantes y la repercusión generada ha sido muy grande porque el Gobierno del Principado ha aprobado una oferta pública en sanidad muy amplía, lo que ha redoblado el interés de mucha gente por lograr alguna de las plazas que se pone en liza.

Cómo ser celador del SESPA

Celador del SESPA

El trabajo de celador es uno de los muchos que resultan indispensables para que el funcionamiento dentro de un hospital, centro de salud, ambulatorio o clínica se lleve a cabo de manera efectiva y organizada. Un celador tiene como misión, por ejemplo, el traslado de pacientes que no se pueden valer por sí mismos y requieren ser desplazados para ser sometidos a alguna prueba, intervención o cura. De igual manera, los celadores deben trasladar y encargarse del reparto de los medicamentos de los pacientes que se encuentran ingresados. Aquellas personas que se preparan las oposiciones de celador deben tener claras estas cuestiones, aunque también es cierto que la dinámica propiamente dicha del trabajo siempre se adquiere por medio de la práctica y el caso del trabajo como celador no supone ninguna novedad.

Por lo que se refiere a la convocatoria de celadores del SESPA, lo cierto es que se trata de un proceso selectivo que ha despertado una gran expectación. En realidad, el detalle de la oferta pública de empleo que dio a conocer el Principado de Asturias despertó mucha expectación en esta región española porque se trataba de la más amplia de la historia. En total, son 4.491 las plazas que se ofertan atendiendo a todos los sectores. Tras varios meses de negociaciones en el marco de la mesa general dispuesta para tal efecto, vieron la luz unas cifras que, si bien son ambiciosas, no contentaron a todo el mundo. Por ejemplo, fuerzas sindicales como UGT, CC.OO.  y CSIF votaron en contra de la propuesta por entender que no se atendía debidamente la tasa de estabilización.

Otros sindicatos como ANPE también se mostraron críticos, pero reconocieron que la relación de puestos que está prevista convocar representa una sensible mejoría en comparación con convocatorias anteriores. Lo cierto es que la oferta de empleo público que dio a conocer el Principado de Asturias a finales del ejercicio 2017 trasciende del ámbito sanitario porque también recoge la convocatoria de procesos selectivos en otros ámbitos y sectores como son educación y función pública.

Dentro del colectivo que nos ocupa en este artículo, que es el sanitario, se trata de la oferta más voluminosa que se recuerda en tierras asturianas con la convocatoria de un total de 2.335 plazas. A pesar de ser una cifra importante, algunas fuerzas sindicales han puntualizado que el número total se encuentra ligeramente por debajo de lo hablado inicialmente. En esta relación de puestos de trabajo del área sanitaria se encuentran los de celadores del SESPA. En concreto, se ofertan 250 plazas de celador, lo que supone que este grupo represente más de la mitad de las plazas que conforman el grupo E de las oposiciones de sanidad en Asturias. El servicio de salud también necesita en este grupo 43 lavanderos, 40 pinches y 27 planchadores (Post relacionado «Oposiciones para celador del SERGAS»).

El cuerpo con más plazas de la convocatoria es el D con la puesta en liza de un total de 849 puestos. De ellos, 623 plazas están reservadas para auxiliar de enfermería y otras 183 para auxiliar administrativo en el ámbito de la función pública. Dentro de la oferta que va a poner en marcha el SESPA en Asturias también se reservan un total de 406 plazas para facultativos. Dentro de este colectivo están presentes 124 plazas para médico de familia, 21 de médico de urgencias especializado en atención primaria, 20 plazas para anestesiología y reanimación, 18 para medicina interna y 11 de radiodiagnóstico.

Por último, en el grupo B de esta oferta de empleo público se repartirán otros 586 contratos de los que la rama de enfermería se lleva la palma al aglutinar a 489 plazas. También se repartirán 53 puestos de fisioterapia y otros 23 de matrona. De igual manera, dentro del grupo C están recogidas 134 plazas. 15 serán para cocineros, 48 para técnicos especialistas de laboratorio y otros 48 para técnicos especialistas de radiodiagnóstico además de 11 puestos de técnicos de rayos x.

Requisitos para opositar al SESPA

Un aspirante a participar en un proceso selectivo puesto en marcha por el SESPA debe tener en cuenta que para poder opositar de manera efectiva debe cumplir una serie de requisitos que resultan de obligado cumplimiento para que su candidatura no sea desestimada en la fase inicial del proceso. Atendiendo a la última convocatoria elaborada por el Servicio Asturiano de Salud para el cuerpo de celadores, que es el objeto del presente artículo, podemos definir que el primer requisito que los aspirantes deben tener claro es que para presentarse a las pruebas deben ser español o bien tener la nacionalidad de alguno de los demás estados que conforman en la actualidad la Unión Europea. De igual manera, podrán participar en la convocatoria con independencia de la nacionalidad que tengan el marido o la mujer de un ciudadano español o de un estado miembro de la UE. Esta condición también es extensible a los hijos del ciudadano español o su cónyuge si el descendiente tiene una edad inferior a los 21 años o excede esta edad, pero se encuentra bajo el paragüas económico de sus padres.

Otro requisito a tener en cuenta es que los aspirantes deben tener, como mínimo, los 16 años de edad y, como máximo, los 65 años y medio, que es donde se sitúa en la actualidad en España el límite de la edad de jubilación forzosa. De igual manera, los candidatos no deben presentar bajo ningún concepto una enfermedad o limitación de índole física o psíquica que impida que en el futuro pueda desarrollar las funciones propias del cuerpo de celadores si logra la plaza dentro del proceso selectivo. De igual modo, los estudiantes tampoco pueden haber sido separados con anterioridad de su capacidad para trabajar en el ámbito de las administraciones públicas mediante la expedición de un expediente disciplinario que así lo recoja de forma expresa. En la misma línea, el aspirante no puede encontrarse inhabilitado para desempeñar funciones públicas.

Celador del SESPA

En cuanto al nivel de estudios, los candidatos deben estar en posesión para cuando se cierre el plazo de presentación de instancias de la convocatoria del certificado de escolaridad o bien un documento equivalente de igual valía. Tomando como referencia los niveles que marca el actual sistema educativo en España, los aspirantes a lograr una plaza del cuerpo de celadores del SESPA deben tener el título de la ESO. En el caso de aquellos que hayan cursado el sistema de estudios antiguo que tenía vigencia en España deben estar en posesión del certificado que acredite que aprobaron el nivel de EGB.

Además, los estudiantes no pueden haber logrado con anterioridad otra plaza como personal estatutario en el marco de las instituciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud que sea de una categoría igual a la que opte dentro del proceso selectivo. En este caso, el de celador. Por otra parte, en todas las convocatorias acostumbran a reservarse un número de plazas determinadas para aspirantes que presenten alguna minusvalía. En estos casos, el interesado en cuestión debe acreditar de forma fehaciente que tiene una discapacidad que sea igual o superior al 33 por ciento de acuerdo con lo que establece en la actualidad la normativa que se encuentra vigente dentro del territorio español.

Una vez cumplidos todos estos requisitos, los alumnos deben enfrentarse a las pruebas del proceso de selectivo. Para superarlas de manera óptima, tienen que dominar un temario que viene convenientemente detallado en la convocatoria de cada oposición. Algunos de los temas que aparecieron en la última convocatoria están relacionados con cuestiones generales con el ordenamiento nacional como pueden ser la Constitución de 1978, la administración, el Tribunal Constitucional, el Gobierno, la Corona y las Cortes. Al tratarse la oposición de celadores del SESPA de un proceso relativo al ámbito sanitario, otros temas presentes en la convocatoria suelen ser los relativos a la organización del Ministerio de Sanidad, la asistencia sanitaria en la Seguridad Social, el INSALUD y las entidades gestoras, la atención primaria y hospitalaria o el personal de la Seguridad Social.

De igual manera, al ser el SESPA el órgano que estructura la sanidad en Asturias, en el temario del cuerpo de celador también están presentes aspectos como el Estatuto y el Parlamento Asturiano, los hospitales en el SESPA y la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales del Servicio Asturiano de Salud. Asimismo, los aspirantes deben dominar otros temas íntimamente relacionados con el cuerpo de celadores como son la relación de estos con los pacientes y su papel a desempeñar dentro de las instituciones sanitarias.

Ventajas de ser funcionario

Celador del SESPA

Aquellos que logren una plaza del cuerpo de celadores del SESPA tendrán ante sí un escenario laboral estable acorde con el que otorgan los trabajos de las administraciones públicas, los cuales, reportan una serie de ventajas tales como gozar de una estabilidad futura que es muy difícil de encontrar en la esfera privada y tener jornadas de trabajo intensivas, lo que favorece sobremanera la conciliación familiar y laboral. Además, el hecho de ser funcionario puede tener otras ventajas como gozar de unos periodos vacacionales reglados que permiten una mayor organización a largo plazo. Además, los puestos de funcionario acostumbran a presentar menos situaciones de estrés laboral que los del ámbito privado.

Cursos de oposiciones para celador del SESPA

Ágor Astur Formación

Una de las mejores alternativas que existen en Asturias para prepararse las oposiciones de celador del SESPA es la que pone en el mercado Ágor Astur Formación. Se trata de una academia que ofrece la posibilidad a sus alumnos matriculados de seguir el desarrollo de las clases de forma semipresencial, algo que beneficia la organización de horas de estudio de los interesados. Además, en Ágor Astur Formación se caracterizan por aplicar las nuevas tecnologías a su metodología docente. De esta manera, ponen a disposición de sus estudiantes herramientas como videotutoriales y un entorno online que resulta muy útil a la hora de que los candidatos puedan tener un contacto directo con los profesores al tiempo que facilita la realización de tests de prueba que permiten a los candidatos medir su nivel de estudio.

Artículos relacionados

Sobre el autor Alberto Gomez Aviles

sígueme en:

Deja un comentario: