fbpx

Cláusulas suelo: Cómo reclamar, saber si tienes y qué banco pagará más dinero

Tags: , ,

Durante años decenas de miles de familias españolas han estado pagando más intereses de los debidos por su hipoteca, y como era de esperar las autoridades judiciales actuaron al respecto declarando nulas la mayor parte de las cláusulas suelo. ¿Pensáis que podéis estar afectados?¿Os gustaría conocer más al respecto? Entonces no os perdáis el artículo de hoy, pues podrá hacer que recuperéis miles de euros.

Cláusulas suelo

Cláusulas suelo

Qué son las cláusulas suelo

Como bien sabréis la mayor parte de las hipotecas firmadas en este país están referenciadas al Euribor. Es decir, que la entidad bancaria cobrará un cierto interés -que variará según el contexto- sumado al Euribor del momento. Así pues, si el Euribor se encontrara en -0,5% y el interés diferencial fuera del 1,5%, lo que el interesado tendría que abonar sería un 1% (1,5-1). O al menos eso es lo que dice la teoría y se veía en los anuncios que por cada esquina nos mostraban en la época de las vacas gordas, pues resulta que los bancos han estado cobrando de más a decenas de miles de familias manipulando estos porcentajes y aplicando las conocidas “cláusulas suelo”.

El problema viene de que muchos bancos no se conformaron con ese 1,5% del ejemplo y querían más. Así que ¿cómo conseguirlo de manera medianamente disimulada? Pues sencilla y llanamente estableciendo un interés mínimo; estuviera el Euribor como estuviera. Si este estaba alto no había problema, puesto que el banco se garantizaba su comisión; pero si bajaba mucho podía llegarse a la situación de que el interés real fuera más bajo que el pactado. De hecho en el ejemplo mostrado el usuario, pagando un 1%, estaría abonando al banco menos intereses de los pactados.

Eso sí, si el Euribor estuviera en un 6% -como llegó a estar- y el diferencial fuera del 1,5%, el banco no tendría mayor problema en cobrar un 7,5%.

¿Pierden dinero los bancos cuando el Euribor hace bajar el interés por debajo del referencial?

No, no lo pierden. Y la explicación a esto es sencilla: si bien reciben menos dinero en la letra hipotecaria, a ellos, de manera simultánea, la financiación mayorista también les baja (ganan pagando menos por el dinero prestado por entidades internacionales). Por esa razón el establecimiento de las cláusulas suelo es doblemente rentable para la entidad: pagan menos por el dinero y cobran más de lo debido al cliente. Una estrategia win-win.

¿Son legales las cláusulas suelo?

Aunque parezca que lo descrito arriba es más propio de una película de gangster sí, resulta que las cláusulas suelo sí son legales. Pero eso sí, con ciertas excepciones que son las que han hecho estallar todo este asunto. Básicamente son tres: que los firmantes sean conscientes de qué es lo que tienen entre manos y tengan acceso a todos los pormenores, que esté claramente especificado el concepto de cláusula suelo entre los datos principales de la hipoteca y que la información clave no se oculte deliberadamente (en el BBVA por ejemplo metían estos conceptos de manera “retocada” en medio de una ingente cantidad de datos “triviales”. Y todo con la idea de que los clientes no se percataran de ello.).

Como os imaginaréis esto no se ha cumplido a rajatabla, y ya son decenas de miles las personas que se han dado cuenta del engaño vivido y han empezado a reclamar en base a la sentencia del Tribunal Supremo.

Sentencia del Tribunal Supremo

Tribunal Supremo

Tribunal Supremo

La “caja de los truenos” la abrió la Asociación de Usuarios de Servicios de Banca -AUSBANC- demandando en el Juzgado de lo Mercantil nº2 de Sevilla a BBVA, Cajamar, Cajas Rurales Unidas y Nova Caixa Galicia por los motivos que me traen hoy aquí. La sentencia fue recurrida a la Audiencia Provincial, y de ahí paso al Tribunal Supremo; quien el 9 de mayo de 2013 acabó con el dilema de las cláusulas suelo: en la mayoría de los casos eran ilegales. Así es, la Sala de lo Civil del TS declaró que había habido mala fe por parte de las entidades bancarias y que la mayoría de las cláusulas correspondientes a los suelos impositivos quedaban anuladas. De ahí las demandas pasaron de tribunal en tribunal por todo el país e incluso alcanzaron a las autoridades judiciales de la UE. ¿Os interesa el proceso legal? Podéis verlo más al detalle en la web del Ayuntamiento de Jaén.

Cómo podréis conocer si lleváis años pagando intereses “erróneos” a raíz de las cláusulas suelo

Hay varias maneras de saberlo, pero en esencia todas os remitirán al préstamo hipotecario para buscar algún apartado en el que se especifique que existe un interés mínimo que no podrá sobrepasarse bajo ninguna circunstancia. Y por cierto, que conste que si vais corriendo a ver vuestra hipoteca tendréis que leer con calma y sosiego, pues a veces los términos son extremadamente técnicos y/o redactados con mala leche. De ahí que sea interesante que consultéis con un abogado; estos saben manejarse bien con ese tipo de lenguajes.

De todas maneras hay una vía más sencilla para conocer el hecho, o al menos para quedar sospechando a más no poder: mirar el recibo desglosado de la hipoteca. Si en Enero el Euribor era de un -0,5% -me lo estoy inventando- y el interés diferencial es de un 1,8%, ¿os han cobrado un 1,3% de intereses? Si así es no habrá cláusulas suelo a la vista, pero si sale una cosa más elevada convendría que acudierais donde un abogado. Tened en cuenta que la mayor parte de los bancos de este país se aprovecharon de este asunto.

Hipotecas ya pagadas

¿Hace tiempo que habéis pagado la hipoteca y ni os olíais esto? Pues sabed que podríais haber pagado más de lo debido, y que en tal caso la ley os ampararía si la cancelación de la hipoteca hubiera tenido lugar en los últimos 15 años. Si pagasteis la última letra en los últimos tres lustros y habéis descubierto que os timaron acudid a un abogado especializado en asuntos económicos. Pasados esos 15 años las cláusulas suelo prescriben.

Cuándo y donde reclamar

Bankia

Bankia

Desde hace apenas unos días (22 de enero) los afectados por las cláusulas suelo puede reclamar a los bancos, pero tened en cuenta que estos podrían no procesar las solicitudes hasta el 22 de febrero; fecha en la que como máximo tienen que haber creado departamentos específicos para esta tarea. Por lo tanto, desde el 22 de febrero podréis ir sin problema alguno a cualquiera de las oficinas de vuestro banco y reclamar. Eso sí, tened en cuenta que no encontraréis colaboración alguna por parte de estos. Tendréis que ir con los deberes ya hechos.

Por otra parte, cuando entreguéis la reclamación, id con una copia y pedid que os la sellen; así quedará constancia de la solicitud. Y si no os apetece ir en persona podréis hacerlo por otras vías: contratando un abogado, enviando un burofax o sumándoos a una reclamación conjunta -consultad esto en AUSBANC, en la OCU o en FACUA-.

El banco responderá con una cifra

Una vez presentada la reclamación pueden pasar tres cosas: que no os respondan, que os respondan ofreciéndoos una cifra compensatoria o que digan que no procede la reclamación.

En el primer caso el silencio administrativo equivale a una negación y podréis dar pie a una reclamación judicial (necesitaréis un abogado), en el segundo caso tendréis que ver si el montante ofrecido es correcto, y en el tercer caso, que podría darse ateniéndose al hecho de que existen cláusulas suelo legales, convendría que fuerais donde un abogado -y no, no me llevo comisiones del Colegio de Abogados por recomendarlos-.

Por cierto, al banco, en la reclamación, en vez de dinero, podréis solicitarle una modificación equiparable en el contrato (por ejemplo reduciendo el interés diferencial de ahí en adelante o bajando la deuda viva). De hecho a la entidades les interesan este tipo de tratos, pues no les comprometen la liquidez a corto plazo. Y otra cosa: si lo que os ofrecen no está bien calculado no firméis nada.

Cómo calcular el dinero cobrado por encima de lo debido

Quizá este apartado tenía que haberlo colocado antes del anterior, no se; la cosa es que tenéis que saber a ciencia cierta cuánto os corresponde. Para ello nuevamente podréis ir donde un abogado especializado en temas económicos, aunque también podréis emplear una de las múltiples calculadoras de cláusulas suelo que os encontraréis en Internet. Eso sí, ojo con estas, que si bien son buenas para haceros una idea, pueden no ser lo precisas que deberían para negociar con el banco o incluso para ir a juicio.

También tenéis la posibilidad de pedir ayuda a las asociaciones de afectados que se han creado a raíz de este escándalo o directamente a las organizaciones de consumidores, tales como FACUA u OCU. Ahí tienen expertos que os ayudarán de manera gratuita.

Cómo afecta la devolución de las cláusulas suelo de cara a Hacienda

Independientemente de la cantidad que consigáis recibir en devolución por cobros inadecuados sabed que no tendréis que hacer declaración alguna, pues está exenta de gravámenes por el impuesto de la renta. Ahora bien, la cosa cambia si tuvisteis deducciones en la cuota del IRPF a raíz del pago de los intereses de marras, en cuyo caso tendríais que presentar una declaración complementaria y abonar lo que corresponda. Por otra parte, si habéis recibido una indemnización por este motivo, también tendréis que declarar. Ya sabéis: Hacienda somos todos.

¡A juicio!

A juicio por las cláusulas suelo

A juicio por las cláusulas suelo

Si el banco no os hace ni caso o se está burlando de vosotros y queréis lo que os corresponde por Ley no os queda otra que ir a juicio. Para ello sí o sí necesitaréis los servicios de un buen abogado.

Una vez presentada la querella en el juzgado oportuno el magistrado que corresponda evaluará la situación y admitirá a trámite el proceso o no. Si considera que realmente tenéis derecho a solicitar las cláusulas tasará el importe que solicitáis y lo dará por válido o directamente lo modificará ateniéndose a su criterio. Sea como sea ya habréis puesto la maquinaria legal en marcha y ahora el banco no podrá escaquearse.

Dinero a recibir tras una sentencia judicial

Tenéis que saber que en un juicio podría pasar cualquier cosa. Podréis perder y pagar las costas, podréis ganar y conseguir el importe que solicitáis, podéis ganar y encontraros con que el juez fija una cifra que no esperabais. Ha habido casos de todo tipo, así que de ahí que sea importante que os informéis bien donde os estáis metiendo y os hagáis con los servicios de un abogado que tenga experiencia con este tipo de reclamaciones por vía judicial. Si la tiene además por vía extrajudicial mejor que mejor.

Quién paga las costas del juicio

A la hora de enfrascarse en una querella contra el banco podrán pasar varias cosas con los honorarios de los abogados y otros gastos: que las pague el banco, que las pague el demandante o que cada uno asuma su parte.

El banco pagará las costas del proceso si la cifra que conseguís por vía judicial es superior a la ofrecida por la entidad, las pagaréis vosotros si es inferior a la misma, y cada uno se hará cargo de su parte si os habéis saltado la reclamación extrajudicial al banco y este acepta pagar antes del fallo del juez. Tened en cuenta que os estoy hablando de unos 3.000 euros de media.

¿Se podría perder un juicio de este tipo?

Claro que sí, y de hecho está pasando; lo que pasa es que esto no sale en los medios de comunicación.

Tal y como os he comentado arriba las cláusulas suelo son legales siempre y cuando cumplan ciertos requisitos de claridad. Así que si una vez presentada la querella y admitida a trámite el banco presenta las suficientes pruebas como para dar a entender que como hipotecados sabíais qué es lo que firmabais tendréis el riesgo de perder. Y que conste que en este caso perderéis la oportunidad de volver a reclamar por el mismo hecho. Eso si, podréis recurrir a la Audiencia Provincial y cruzar los dedos.

Renuncias por escrito a las cláusulas suelo

¿Habéis firmado algún tipo de documento con el banco a través del cual le libráis a este de responsabilidades en este punto a cambio de una serie de mejoras en las condiciones de vuestra hipoteca? Entonces lo tendréis realmente complicado, pues apenas ha habido casos así admitidos a trámite y encima los ha ganado el banco. Tendréis que demostrar que renunciasteis mediante coacciones, y bueno, es complejo de demostrar. Así pues, no admitáis nada que no sea la cifra que os corresponde; y de hacerlo sed conscientes de qué es lo que ganáis y qué es lo que perdéis.

Artículos relacionados

Sobre el autor Jon Sainz

Programador industrial, blogger profesional y Coordinador de Contenidos de Cursos.com.

sígueme en:

Deja un comentario:

2 comentarios
Add Your Reply