Cómo ser climatólogo. Requisitos, sueldo y cursos

Tags:

El papel del climatólogo tiene mucha importancia. Sus funciones se basan en estudiar el clima y para ello necesita tener una formación sólida en áreas como la meteorología, las ciencias medioambientales y la física. Con el aumento y consolidación de las nuevas tecnologías también ha crecido mucho la demanda de información relacionada con la previsión del tiempo. Tanto es así, que han proliferado agencias que tienen como principal razón de ser el estudio y anticipación del tiempo que va a hacer para suministrar información a los ciudadanos. En este trabajo entra en acción con su labor el climatólogo, el cual va a ser el gran protagonista del presente artículo (Post relacionado «Cómo ser biólogo. Requisitos, sueldo y cursos.»).

Los climatólogos centran su actividad en el estudio del clima y, por tanto, en las condiciones climatológicas que existen en un determinado territorio durante un periodo de tiempo concreto. Estos profesionales centran su trabajo en el cómo y por qué cambia el clima y repasan aspectos como su variabilidad y los efectos que el clima puede llegar a lograr en el entorno de la biosfera. Por tanto, resulta común que un climatólogo emplee en su trabajo satélites para analizar las tendencias del clima y compare los datos que logra con el historial que pueda existir de factores tales como la nubosidad, la acumulación de nieve y los tamaños de los glaciares.

También es competencia de los climatólogos el estudio de las erupciones de los volcanes, las temperaturas, los cambios que se pueden producir en la salinidad de los mares y las corrientes oceánicas. De igual manera, el climatólogo puede diseñar modelos climatológicos que le permitan llevar a cabo demostraciones de fenómenos climatológicos futuros o de fenómenos anteriores que le sirvan como base para su trabajo.

Por todo esto, la labor del climatólogo puede contribuir de manera directa a ayudar en el entendimiento de los cambios que se producen en el clima de algún territorio específico demostrando como variaciones que, a simple vista puede parecer que no entrañan una gran importancia, pueden afectar de forma clara en el futuro de la tierra. Tal es el caso, por ejemplo, de un ascenso o descenso prolongado de la temperatura en el mundo.

Además, y como hemos señalado con anterioridad, se puede entender al climatólogo como el profesional que tiene como principal cometido el estudio detallado del medio atmosférico y el tiempo, así como de los fenómenos que se pueden producir en estos ámbitos. Esto implica que el climatólogo deba conocer con suficiencia las leyes que influyen de manera directa en el medio atmosférico. Para ello, el profesional se puede valer de aplicaciones de índole informática con las que se pueda aproximar a la predicción y comprensión del comportamiento futuro que pueden presentar el clima y el tiempo. La observación es otro aspecto que tiene mucha importancia en el trabajo del climatólogo.

Por lo tanto, las funciones que puede llevar a cabo el climatólogo pueden llegar a ser muy variadas porque las previsiones acerca del estado que presenta el tiempo las puede realizar desde lugares muy diversos, lo que implica que deba atender un gran número de actividades que son diferentes entre sí. Esto se traduce en que emplazamientos como pueden ser medios de comunicación, aeropuertos, campos de cultivo o zonas montañosas se conviertan en un lugar de trabajo para climatólogos. Son espacios en los que estos profesionales pueden encontrar un lugar de trabajo potencial para desarrollar actividades relacionadas con su perfil profesional.

Algunos profesionales llegan incluso a distinguir diferentes perfiles laborales dentro de los climatólogos. Podemos encontrar, por ejemplo, el climatólogo operacional, que tiene como principal misión la predicción del tiempo y el clima que va a hacer en un determinado territorio partiendo de trabajos de análisis e investigación acerca de factores tales como la presión atmosférica que se prevé en un lugar o la velocidad del viento en un espacio concreto. También se puede señalar a los climatólogos especializados en el medio ambiente. Son aquellos que se encargan de establecer el nivel de contaminación que puede presentar un lugar, así como establecer la calidad del aire en ese punto. Cuando tienen recabados de forma clara estos datos pueden proceder a la elaboración de estudios en los que recogen conclusiones acerca del impacto ambiental en un territorio específico.

Por otra parte, se encuentran los climatólogos propiamente dichos que son los que establecen previsiones y análisis acerca de cuestiones como el calentamiento global o fenómenos que se pueden derivar de esta cuestión. Los climatólogos ponen el foco en la tierra y están pendientes de cualquier alteración que pueda afectar al planeta o a situaciones futuras que puedan tener una incidencia directa sobre la tierra (Post relacionado «Cómo ser cirujano. Requisitos, sueldo y cursos».).

El principal requisito que resulta necesario para convertirse en climatólogo es tener un interés claro por el mundo del clima y todo lo que lo rodea. En este sentido, es importante que el candidato esté familiarizado con materias como la informática, las matemáticas y la estadística y que atesore un conocimiento de métodos científicos que les serán de utilidad para llevar a cabo simulaciones. El interesado en ser climatólogo también deberá estar relacionado con el trabajo en grupo y saber, a título individual, el manejo de herramientas de gestión de la información y comunicación.

En cualquier caso, la formación es la vía más segura para convertirse en climatólogo. De esta manera, después de cursar el bachillerato, se recomienda continuar los estudios en la universidad en grados como el de matemáticas, física, química, ciencias ambientales o alguna ingeniería para después buscar alguna especialización o curso puente que le abra al interesado el camino para ser climatólogo y dedicarse a lo que más le gusta.

Climatólogo

De inicio, el sueldo medio anual que puede alcanzar un climatólogo en España se sitúa rodando los 20.000 euros. Como sucede en otros sectores, la experiencia es una cuestión a tener muy cuenta porque puede posibilitar que la remuneración del climatólogo pueda ascender hasta los 30.000 euros brutos al año. Estos rangos se traducen en que, de media, un climatólogo en España puede tener una nómina mensual que oscile entre los 1.400 y los 2.000 euros brutos al mes.

Cursos de climatología

CEER

El Centro de Estudios de Energías Renovables (CEER) pone en el mercado el «Curso Técnico en Climatología y Medio Ambiente» al precio de 320 euros. Se trata de una enseñanza netamente online en la que los alumnos reciben formación a lo largo de 3 meses en los que reciben 80 horas de clases. A la conclusión de las mismas, obtienen un diploma acreditativo de las enseñanza superada. Además, a cada estudiante se le asigna desde la organización del curso un tutor personal que está a disposición del alumno mientras dura el curso para resolverle cualquier tipo de duda o cuestión.

Colegio Oficial de Físicos

El Colegio Oficial de Físicos, en colaboración con la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), organiza todos los años el «Curso de Formación en Meteorología». Tiene una duración de 25 horas que se suelen repartir a lo largo de 4 días de clases que tienen lugar en las instalaciones de la AEMET en la Ciudad Universitaria de Madrid. Esta enseñanza se encuentra dirigida de forma primordial a profesores que tienen inquietud por ampliar sus conocimientos en el mundo de la climatología.

Artículos relacionados

Sobre el autor Alberto Gomez Aviles

sígueme en:

Deja un comentario: