Base científica del coaching. ¿Funciona?¿Es real?

Tags:

Cómo la Neurociencia puede demostrar que el Coaching va más allá de una metodología y algunas nociones básicas sobre funciones ejecutivas.

Neurociencia y Coaching

La neurociencia demuestra que el Coaching funciona

 

Hace unos meses asistí a una conferencia de Neurociencia de una gran eminencia mundial. Muy interesante, aunque para una persona fuera del mundo técnico, muy difícil de asimilar. Algunos conceptos más entendibles fueron muy instructivos, pero lo realmente didáctico fue la conversación posterior con un neurocientífico, el amigo que me invitó a asistir al evento.

Según le iba comentando algunos aspectos de la metodología del Coaching me iba confirmando, con axiomas científicos, la base real, a nivel neuronal, de algunas de las prácticas que todos seguimos en nuestras sesiones.

Después de tantas veces defiendo el Coaching como “práctica que funciona” frente a gente de ciencia (normalmente escéptica ante cualquier hecho sin evidencia empírica) fue muy grata la sensación de empezar a ver un nuevo camino de conocimiento. Camino donde es perfectamente demostrable que gran parte de la práctica del Coaching ya tiene una base científica.

Reproduzco a continuación un extracto de la conversación donde pasé de creer en el Coaching por lo que he visto y practicado, a empezar a conocerlo por la neurociencia, donde podemos encontrar una base a nivel cerebral que lo corrobora.

La base científica del coaching

Neurociencia y Coaching

Hablando de Coaching y Neurociencia

Juan: La automatización de cualquier tarea, a nivel neuropsicológico, representa un fortalecimiento de ciertas estructuras de neuronas; al ejercitarlas las fortaleces.

 Pablo: Es decir, que cuando en Coaching defines ciertas tareas o acciones encaminadas a “entrenarte” para que cuando llegue el momento puedas conseguir tu objetivo, ¿representa ese fortalecimiento? Y que si las entrenas, por ejemplo con un “role playing” ¿te será más fácil conseguirlo?.

 Juan: Efectivamente, incluso solo con verlas. Si observas a alguien hacer una tarea, también las fortaleces. Es por unos mecanismos llamados «mecanismos espejo» (mejor que «neuronas espejo» que es un término confuso o erróneo)

 Pablo: ¡Guau! Eso me recuerda a un video de Jonh Whitmore enseñando tenis a través de observar un movimiento y dejando que tu “yo interior” lo haga después en el juego. ¿Y las puedes ejercitar solo pensando?,

 Juan: Si, pensándolo si, se trata de una parte de las funciones cognitivas denominada «control», a veces «funciones ejecutivas«.

 Pablo: ¡Más Coaching!, en las sesiones se hace pensar, se preguntan cosas como ¿qué vas a hacer?¿qué harás si?¿cómo te enfrentarás a eso?¿qué recursos utilizarás?…¡qué bueno!.

 Juan: Claro, dichas «funciones ejecutivas», se emplean por ejemplo en este tipo de control y una evidencia empírica son las tareas sencillas pero cambiantes.

 Pablo: ¿Tareas sencillas?

 Juan: Mira la evidencia, acuérdate de los test de colores-formas. Te dan 4 cartas y luego una quinta y te dicen: “asocia la última carta por formas a una de las 4 anteriores”. Lo haces 40 veces. Luego te dicen “ahora, cambiamos y asocia la quinta carta a alguna de las 4 anteriores, pero ahora por color”

 Pablo: ¿Y cómo lo haces?

 Juan: Este tipo de test se suele llamar Wisconsin. Lo que ocurre en el cerebro cuando cambias la «regla de asociación» es bastante complejo pero básicamente se divide en dos cosas. Una es que debes inhibir una regla que acabas de aplicar 40 veces seguidas y la tienes muy automatizada. La otra es que tienes que aprender la nueva «regla». La inhibición de la antigua regla hace que debas proceder a un re-wiring (re-cableado) porque probablemente la nueva regla requiere circuitos cerebrales parecidos. La codificación de la nueva norma se trata de un proceso de aprendizaje y el aprendizaje se desarrolla en base a conexiones de grupos de neuronas que sincronizan el disparo. Este tipo de aprendizaje puedes iniciarlo simplemente pensando.

 Pablo: ¿Y verbalizando?

 Juan: Lo de verbalizar, ya es otra cuestión más compleja…

Inmediatamente pasé al estudio y búsqueda de información sobre el tema, os voy a intentar resumir aquí, desde mi posición no científica, lo aprendido y encontrado sobre qué son las funciones ejecutivas.

¿Qué son y para que sirven las funciones ejecutivas?

Redes neuronales y Coaching

Funciones ejecutivas y Coaching

 

Son procesos cognitivos de alto nivel que nos permiten asociar ideas, movimientos y acciones simples para llevar a cabo tareas más complejas. Se podría decir que son habilidades cognitivas encubiertas y autodirigidas que nos capacitan para tener un comportamiento flexible y encaminado a nuestro objetivo. Anatómicamente, se ubican en el lóbulo prefrontal y, como dice Goldberg, son el director de la orquesta que dirige y supervisa al resto del cerebro.

Las funciones ejecutivas forman parte de nuestra vida diaria. Por ejemplo, llegar puntual cuando quedas con alguien o ir al trabajo, implican un uso adecuado de éstas. Si fallan no seremos eficaces y entonces nuestros planes y objetivos no se cumplirán como habíamos esperado.

Las funciones ejecutivas se coordinan e interactúan para la consecución de objetivos, a pesar de ser procesos independientes, y hacen referencia a un amplio conjunto de capacidades adaptativas. Esto hace que podamos analizar qué queremos, cómo lograrlo y el plan de acción que vamos a hacer para conseguirlo. Como se comentaba en el extracto de la conversación, se pueden entrenar y nos ayudar a conseguir:

  • Definir nuestros objetivos.
  • Elegir qué y cómo vamos a actuar para conseguirlos.
  • Organizar y administrar las tareas.
  • Elegir qué conducta es la correcta para mi objetivo.
  • Ser más capaz de llevar a cabo las acciones necesarias.
  • Resistir las interferencias externas, evitando las distracciones por estímulos de poca relevancia.
  • Inhibir conductas automáticas que no deseamos.
  • Ser consciente de si estoy actuando bien o no y darme cuenta de los errores.
  • Prever y aceptar las consecuencias
  • Identificar qué problemas y situaciones pueden suceder y definir como actuar en su caso.
  • Rectificar en caso de no seguir mis planes.
  • Fijar y controlar el cuando para lograr el objetivo en el tiempo definido.
  • Aumentar tu capacidad de concentración.
  • Ser más flexible y rápido cuando quieres definir las estrategias que te ayudarán a conseguir tus objetivos.

El ser humano, a diferencia de los animales, que reaccionan automáticamente a los estímulos ambientales, dispone de estas habilidades cognitivas para resolver situaciones complejas y novedosas. En los casos en los que la conducta habitual no es útil y no sabemos qué hacer o cómo actuar para conseguir nuestro objetivo. Entonces, es cuando las funciones ejecutivas actúan y nos ayudan a elegir y definir la conducta más adecuada a nuestro propósito.

La ciencia ha mostrado que la experiencia y el aprendizaje modifican y facilitan la aparición de nuevas conexiones neuronales –lo que se denomina sinapsis- en nuestro cerebro mejorando así nuestro desempeño cotidiano.

Coaching y Neurociencia

Coaching y Neurociencia

 

 

Referencias bibliográficas

  • Task switching de Stephen Monsell Trends in Cognitive Sciences 7 (3):134-140 (2003)
  • Characterizing cognition in ADHD: beyond executive dysfunction.
  • Castellanos FX1, Sonuga-Barke EJ, Milham MP, Tannock R. (2006)
  • El cerebro ejecutivo de Elkhonon Goldberg (2002)
  • Apuntes de INTEF (Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado).

Artículos relacionados

Sobre el autor Pablo Gilsanz Martin

Soy un Coach profesional certificado por la ICF, de nivel PCC. Mi trayectoria ha seguido un perfil orientado a las nuevas tendencias de gestión de negocio y comunicación que aúna competencias de negocio, creativas, conocimientos técnicos y de Coaching. Soy autodidacta, abierto, con gran capacidad de aprendizaje, empático, creativo, resolutivo, facilitador, analítico y Coach. Mi trayectoria profesional empezó en empresas multinacionales de telecomunicaciones y publicidad, donde el marketing es el epicentro de la empresa, me han hecho adquirir conocimientos de todos los ámbitos de negocio (comunicación, nuevos productos, ventas, captación, fidelización, producción, legal, compras, trade, alianzas, desarrollo de negocio…) con especial énfasis en todo lo relacionado con el mundo On line y de nuevas tecnologías. Esta experiencia, completada con mi formación en Coaching, hace que tenga una visión y un conocimiento completo en el ciclo de vida de cualquier proyecto y gestión del mismo y de sus integrantes. Todo esto, además de mi experiencia vital, hace que mi nivel de empatía, capacidad de abstracción, comprensión y demás cualidades de un Coach estén optimizadas para acompañar a las personas a sacar todo su potencial y conseguir sus objetivos y mejoras.

sígueme en:

Deja un comentario: