¿Qué son los commodities?

¿Has oído hablar de los commodities y no sabes qué son en qué consisten? A continuación te desgranamos todo lo que debes saber al respecto.

Qué son los commodities

commodities
StockSnap

Los commodities son cualquier producto que tenga como finalidad su uso comercial. Suelen ser productos de carácter genérico y básico.

Se trata de un tipo de mercancía que puede considerarse como un bien de consumo o como un producto financiero. En el caso de que haga referencia a los bienes de consumo clásicos, tal y como los conocemos serían las materias primas.

Los commodities son productos que tienen un determinado valor que viene marcado por el derecho que tiene el propietario para poder hacer negocio con ellos más que por el propio derecho de uso.

En este sentido uno de los ejemplos que pueden estar relacionados con los bienes de consumo es el trigo. Esto es así porque se trata de un producto que está basado en una calidad mínima estándar y se considera así porque tampoco hay una diferencia abismal entre el trigo que se produce en una granja y en otra.

También podrían servir como ejemplos en este sentido productos o bienes relacionados con servicios. Aquí estaría la electricidad o el petróleo.

Con todo, decir que se entiende como un commodity a todo lo que hay subyacente a un contrato de futuros dentro de una cartera de productos que previamente ya se ha establecido. Además este concepto se ha extendido tanto que hace que sea extensible a cualquier producto que pueda considerarse un bien de consumo. Por ello entran dentro de este grupo una gran cantidad de activos financieros siempre respondiendo a la condición de que se les considere valores. Ahí ya encontraríamos las divisas, las tasas de interés o de referencia y los índices bursátiles.

Para otros los commodities son unos productos de fabricación que tienen disponibilidad y demanda mundial. Estos productos se caracterizan por contar con rango de precios internacional y su fabricación ni siquiera requiere de una gran tecnología. Tampoco lo requiere su procesamiento.

Estos productos no se distinguen por la marca porque gran parte de las veces estos productos ni siquiera generan un valor adicional al cliente.

En la actualidad es innegable el crecimiento de los mercados en los que se trabaja con commodities y que está presente a nivel mundial.

¿Cómo se opera en el mercado de commodities?

Los commodities están, sin lugar a dudas, entre los activos más negociados dentro de los mercados financieros mundiales.

Los commodities, en los mercados financieros, se encuentran divididos en varios grupos. Por un lado encontramos los metales preciosos y básicos en los que entrarían metales como el oro, la plata, el platino, el cobre, y el estaño.

Por otro lado encontramos los productos de carácter energético. Aquí encontramos productos como el petróleo o el el gas.

Los productos relacionados con alimentos son otra de las categorías. Aquí destacan productos como el azúcar, el cacao, el café, el algodón, etc.

Otro de los grupos es el de los granos. Aquí se encuentran materiales como el maíz, el trigo, etc.

Por último encontramos el ganado que también puede ser una herramienta de inversión perfecta para diversificar productos.

Si te estás preguntando sobre el posible riesgo de estos productos debes saber que son un producto de alto riesgo como ocurre con los productos relacionados con la inversión en renta variable. Así pues del mismo modo que sobre estos instrumentos se aplica un riesgo alto, en las épocas de ganancias también se aplican beneficios elevados.

Entre los commodities que más filón tienen entre los inversores de índole individual encontramos los metales preciosos como el oro. El oro es una apuesta segura incluso en épocas económicas de incertidumbre o crisis. También es un factor seguro cuando hay alta volatilidad o presiones inflacionarias.

Generalmente si el crecimiento económico de un país está en desaceleración o se frena, se reduce así la demanda de la mayor parte de los commodities. Esto por una menor demanda de bienes elaborados.

Un ejemplo de esto lo vemos de manera muy clara con el petróleo y los metales básicos como puede ser el cobre. Aquí el precio de estos materiales suele caer cuando hay una fuerte desaceleración en la economía. Aunque también entren otros factores en juego, especialmente, en el caso del petróleo.

Los commodities en los mercados

Los commodities son activos que se negocian en dos mercados: el conocido como spot y el mercado de futuros. El spot es un mercado de contado. En este escenario las operaciones se liquidan siempre al término de la jornada. Habitualmente los propios productores de la economía real son los que se encargan de hacer uso de este mercado.

En este sentido aquí encontramos a las empresas petroleras o a las empresas productoras de granos que lo que buscan es vender su producción. También sería frecuente encontrar aquí a las empresas que lo que buscan es fijar un precio a a futuro. En este sentido el objetivo sería intentar no comprarlos más caros.

El segundo de los escenarios, el mercado de futuro, es el más empleado entre los inversores. Dentro de este escenario los propios participantes pueden prevenir la volatilidad de los precios y sobre todo de sus consecuencias. Hay que tener en cuenta que esto es fundamental si se tienen en cuenta las constantes turbulencias de los mercados. Así es más fácil que se pueda llegar a obtener ganancias o incluso a especular sobre el movimiento de los futuros.

Son varios los mercados en los que se negocian estos activos que se pueden encontrar a nivel mundial. Los más destacados son Chicago Mercantil Exchange, London Metal Exchange y el Chicago Board of Trade, pero no son los únicos.

La persona que opera con commodities puede buscar la exposición al mercado de estas características. Todo ello a través de distintos instrumentos financieros. Aquí se darían cita los ETFs de materias primas o incluso determinados fondos de inversión.

En el caso de que los mercados de futuros lleven consigo un alto riesgo estos activos ganan importancia en la propia cartera de los inversores más tradicionales, más allá del grado de conocimiento sobre el mercado o de aversión al riesgo que puedan tener.

En cualquier caso lo que está claro es que si se decide operar con este tipo de bienes resulta necesario asesorarse antes. Como decimos son productos muy complejos y hay que saber en todo momento ante qué estamos para evitar disgustos. También es importante recurrir a un profesional que gestione o que pueda ayudar en la gestión de nuestros commodities.

Y es que no todas las inversiones son iguales. Por ejemplo, si se quiere invertir en oro aquí los expertos lo que recomiendan es hacerlo en oro físico. Esto es así porque la cantidad de oro que se encuentra en el mundo es limitada.

De este modo hay que tener claro que la compra de commodities es una inversión que puede ser acertada, sobre todo, a medio y largo plazo pero hay que tener en cuenta que opera en un mercado puramente especulativo.

Características de los commodities

Aunque hemos hablado hasta ahora por encima de los puntos que caracterizan y definen a los commodities vamos a ver en profundidad qué características presentan.

Los commodities están sujetos a factores externos

Los commodities es un tipo de bien al que le afectan diversos factores como las sequías agrícolas, la tensión en los mercados, la desaceleración, etc. Así pues su evolución está sujeta a factores geopolíticos, climáticos, etc. En definitiva a todo aquello que pueda influir sobre los mercados.

Volatilidad

Se tiene comprobado que gran parte de las de materias primas están sujetas a una volatilidad que alcanza el 30% al año. Esto lo que indica es que a lo largo de un año, el precio de una materia prima podrá fluctuar una media de un 30%.

Beneficios considerables

En el caso de que el producto dé ganancias estas serán muy altas. Y es que puesto que son productos sujetos a una volatilidad si hay ganancias los inversores puedan tener grandes beneficios. Aunque si no las hay también pueden tener grandes pérdidas.

Se transan rápidamente

Son vitales tanto para producir bienes como servicios. Son productos que suelen resultar muy atractivos para los inversionistas y por ello se transan rápidamente.

Cómo invertir en commodities

Lo primero que debes tener en cuenta antes de realizar la inversión es que hay muchos commodities que presentan una correlación positiva con los ciclos que se dan dentro de economía. Aquí encontramos sobre todo a los grupos de commodities que se enmarcan dentro de la energía o los metales. Y es que lo habitual es que si la economía mundial está al alza, la demanda hará que suban sus precios.

También encontramos commodities que presentan una correlación negativa con la conyuntura económica y eso se ha de tener en cuenta en todo momento para evitar que nuestra inversión se traduzca en pérdidas. Por ejemplo aquí encontramos productos con perspectivas enfocadas al incremento del riesgo, como el oro.

Si queremos invertir en algo que vaya más allá de las posibles tensiones geopolíticas, las materias primas pueden ser una buena opción. Este tipo de producto lejos de caer ante una situación así logra aumentar su cotización. Esto es así porque empieza a correr un temor, ante situaciones así, a que se corte la cadena de suministro mundial.

Pero si estamos operando con acciones ocurriría justo lo contrario puesto que cualquier adversidad de carácter geopolítico lo habitual es que se traduzca en un desplome de la Bolsa.

Así que si quieres invertir en commodities debes tener en cuenta que una gran opción para ello es invertir en materias primas. Aquí encontraríamos productos como el oro o el petróleo. Ambos se caracterizan porque pueden negociarse al alza y a la baja.

Su funcionamiento sería el siguiente. Si pensamos que el precio del oro va a bajar habría que hacer una inversión a la baja y si se cree que va a subir la inversión adecuada sería al alza.

Cuando se efectúa la adquisición de oro de un modo tradicional, si pensamos que el precio que tiene es alto lo mejor es esperar a que baje para tomar posición.

No obstante si esta adquisición se hace dentro de los mercados de futuros sí es aconsejable invertir en cualquier momento. En este escenario es completamente factible posicionarse sin tener que invertir todo el montante de entrada. Hay que tener en cuenta que aquí se opera con un cierto margen. Esto la gran ventaja que supone es que te permite comenzar con un capital inicial más bajo a la vez que si se desee se pueden invertir grandes cantidades de dinero. Por ejemplo en este tipo de mercado se puede tener un capital de 100 euros y estar invirtiéndose sobre 1000.

Relación entre commodities y acciones

Y si te estás preguntando si existe una relación entre los commodities y las acciones la respuesta es sí. En este sentido encontramos que son muchas las personas las que o invierten de un modo directo, por ejemplo, en materias primas pero sí lo hacen por medio de alguna empresa que esté vinculada a algún commodity, aunque aquí la correlación ya no sería siempre igual.

Por poner un ejemplo, no invertimos en naranjas de un modo directo pero sí en una empresa que hace zumo de naranja. Ante un escenario así si el precio de esta fruta sube lo qu ocurre es que esto encarecerá los márgenes de la empresa en la que se está invirtiendo y, por tanto, los beneficios de la compañía bajarán. Aquí estaríamos ante un efecto a la inversa del que obtendríamos en el mercado si operáramos de manera directa con commodities.

Pero este no sería el único caso. Por ejemplo también se da cuando se invierte en empresas áreas. Aquí si sube el precio del petróleo baja el margen de la empresa aérea.

También hay que tener en cuenta que el precio de las acciones de una compañía nunca tiene un suelo mínimo y sí lo tiene el precio de las materias primas que siempre están sujetas a una base determinada que suele coincidir con el coste del propio producto o de su reposición. Aunque sí pueden estar por debajo de ese precio lo estarían durante periodos muy breves.

Ventajas y desventajas de los commodities

commodities
Geralt

Con todo, aunque probablemente, ya os hacéis una idea de las ventajas y desventajas que pueden tener estos productos os dejamos ambos.

Ventajas de los futuros operando con commodities

En estos escenarios se pueden efectuar transacciones que tienen como base un commoditie. En este caso el commoditie haría las veces de activo subyacente.

Mediante el apalancamiento se podrían conseguir grandes beneficios si uno sabe anticiparse a la dirección a la que va a ir el mercado.

Con depósitos mínimos y no necesariamente altos se pueden llegar a controlar contratos de cierto tamaño a los que habitualmente no podría acceder por falta de recursos.

Aquí se puede comprar y vender de manera muy sencilla.

Desventajas de los contratos de futuros

Estos mercados son muy volátiles por ello las transacciones que se hacen en estos mercados pueden llegar a ser peligrosas si no se tienen ciertos conocimientos.

El apalancamiento no siempre es una buena opción. Hay que saber cuándo sí y cuándo no porque también se puede traducir en notables pérdidas.

En estos escenarios cualquier operación puede volverse rápidamente en contra inversor que puede perder lo invertido e incluso más cantidad de la que puso para hacer su inversión inicial.

¿En qué es más seguro invertir?

Aunque esto depende del mercado y no hay una respuesta clara. Uno de los valores más seguros en los que uno puede invertir si quiere adentrarse dentro del mundo de los commodities es en el oro. Es uno de los materiales que menos sujetos a pérdidas está.

Otros como el trigo o el petróleo pueden resultar especialmente volátiles, por lo que no es recomendable adentrarse en este tipo de commodities sin ningún tipo de conocimiento al respecto o asesoramiento.

En cualquier caso si queréis hacer inversiones en estos productos siempre tendréis que buscar asesoramiento para evitar sustos.

Deja un comentario

} else { console.log("No es user de España"); } });