Cómo ser toxicólogo. Requisitos, sueldo y cursos

Tags:

La toxicología es una disciplina fundamental dentro de la medicina, puesto que el objeto de su trabajo es el estudio y el análisis de los efectos nocivos que algunas sustancias químicas tienen sobre los seres vivos y el medio ambiente. Aquí te explicamos cómo ser toxicólogo, qué aplicaciones prácticas  tiene esta profesión y dónde vas a poder desarrollar tu trabajo.

¿Qué es la toxicología?

Antes de empezar a dar los pasos necesarios para convertirte en toxicólogo y descubrir una profesión fascinante, es necesario saber cuál es el origen de esta ciencia, su historia y evolución así como su ámbito de estudio.

Definición

Según el diccionario, la toxicología es la ciencia que tiene por misión la identificación, estudio y naturaleza de las sustancias que afectan al organismo, así como sus efectos y su eventual reversibilidad. De este modo, los agentes químicos, biológicos y físicos de nuestro entorno son objeto de investigación por parte de esta ciencia.

Etimología e Historia

El término toxicología procede del latín toxicum (veneno), que a su vez deriva del griego toxikon (veneno de flechas) + logos (estudio).

De hecho fueron los griegos los primeros en investigar las propiedades nocivas de las plantas y sustancias naturales. La primera clasificación de plantas por su grado de toxicidad y sus efecto terapéuticos fue Dioscorides, médico griego al servicio del emperador Nerón.

En la época medieval los grandes avances en esta disciplina se los debemos a los estudiosos árabes, aunque habrá que esperar hasta el año 1813 para que apareciera el primer tratado moderno de toxicología, obra del español Mateo Orfila.

Ramas de la toxicología

La toxicología moderna se divide en diferentes ramas según el área, el tipo de tóxicos o el tipo de pacientes que trata. Estas son las más importantes:

  • Alimentaria, que analiza las sustancias químicas contenidas en los alimentos y sus aditivos.
  • Ambiental, que trata sobre los componentes contaminantes del aire, la tierra y el agua.
  • Clínica, relativa a las intoxicaciones y consumos de sustancias psicoactivas.
  • Ocupacional, centrada en el ámbito laboral y los riesgos que supone tratar o trabajar con ciertas sustancias químicas.

En el siguiente vídeo del Ministerio de Toxicología y Ciencias Forenses de España se explica de forma breve y clara cuál es el ámbito de esta ciencia y su importancia en nuestro día a día:

https://www.youtube.com/watch?v=d97QLZrDJg4

Las tareas que desempeña un toxicólogo son de lo más variado, dependiendo siempre del tipo de trabajo que tengan asignado. También son múltiples y variados sus métodos de trabajo, que van desde los sistemas de cultivo de células y técnicas microscópicas hasta el análisis a través de complejos modelos matemáticos.

  • En el ámbito industrial, los toxicólogos se encargan de poner a prueba los productos terminados para garantizar que son seguros para el consumidor: alimentos, cosméticos, textiles, pesticidas, productos farmacéuticos, etc.
  • En el ámbito sanitario es donde el papel de un toxicólogo parece más lógico y necesario. Su trabajo consiste en identificar el origen de las intoxicaciones y asesorar al personal médico a la hora de tratar al paciente de la forma más adecuada y eficaz.
  • En el ámbito forense, la participación de los toxicólogos es de gran importancia en muchos casos judiciales. Por ejemplo, los de conducción bajo los efectos del alcohol, suicidios e investigaciones sobre causas de muertes, etc.

Además de todo lo anterior, un toxicólogo también puede ejercer como docente en escuelas y universidades, o bien centrar sus trabajos e investigaciones en la ecología, la industria farmacéutica o el ámbito de la seguridad laboral (ver Curso de prevención en riesgos laborales), entre otros.

Como en casi todas las profesiones, también en el caso de la toxicología el perfil ideal es el de una persona que cuente con la formación académica adecuada y a la vez posea ciertas cualidades personales.

Formación académica

Existen algunos de estudios oficiales, ya sean ciclos formativos o bien carreras universitarias, que permiten ejercer la profesión de toxicólogo: Biología, Bioquímica o Medicina son algunos de ellos. En este sentido, te recomendamos leer nuestros artículos Cómo ser Médico, Cómo ser Bioquímico y Cómo ser Biólogo.

Lo más habitual es el caso de un biólogo o un médico que opta por la especialización en toxicología. En cualquier caso, el esfuerzo por estudiar no se acaba ahí, puesto que en este campo concreto la formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.

Cualidades y habilidades personales

Además de los estudios requeridos, hay una serie de aptitudes que todo buen toxicólogo debe tener:

  • Aptitudes matemáticas.
  • Capacidad de trabajo en equipo.
  • Conocimientos de informática.
  • Conocimientos sobre la manipulación, almacenaje y eliminación de sustancias químicas de forma segura.
  • Habilidades en laboratorio.

Aparte de esto, lo ideal es que el toxicólogo sea una persona curiosa, analítica, metódica y ordenada. De otro modo, será difícil que desempeñe su trabajo de forma correcta.

Productos químicos tóxicos potencialmente peligrosos

Cursos de toxicología

Como hemos dicho anteriormente, si te preguntas cómo ser toxicólogo el único camino que existe es el de cursar las carreras universitarias de Medicina o Biología, y desde ahí acceder a la especialidad, aquí te ofrecemos algunos cursos de gran interés que pueden suponer una introducción en el mundo de la toxicología o bien te pueden brindar la oportunidad de adquirir algunos conocimientos más especializados en esta materia.

Protocolo sobre venenos en el medio ambiente – DELENA

Formación centrada en contenidos relacionados con el Programa Antídoto, la legislación actual sobre la cuestión y los principios básicos de toxicología y primeros auxilios, entre otros.

Es un curso impartido con la modalidad a distancia, con todas las ventajas que ello supone para los alumnos que tengan que combinar su actividad laboral y sus circunstancias personales con los estudios.

Por otro lado, este será también un curso muy interesante para cualquiera que tenga interés por la micología.

Si te interesa este curso, puedes obtener más información en este enlace: Protocolo sobre venenos en el medio ambiente.

Toxicología en pequeños animales – CARVAL

CARVAL Formación ofrece este curso a distancia de 300 horas y tres meses de duración que permite a sus alumnos conocer los principios generales de la toxicología, aprender a desenvolverse con eficacia con los procedimientos para la descontaminación, conocer los tóxicos más comunes y los mejores antídotos, entre otras muchas cosas.

Se trata de un curso más orientado a los profesionales o estudiantes del ámbito de la veterinaria, aunque los principios básicos son válidos para cualquiera que quiera iniciarse como toxicólogo.

Más información, aquí: Toxicología en pequeños animales.

Artículos relacionados

Sobre el autor Daniel Terrasa

Licenciado en Geografía e Historia. Redactor y blogger. Enamorado de los libros y de internet. Escritor en mis ratos libres.

sígueme en:

Deja un comentario: