fbpx

10 Consejos para gestionar las finanzas personales

Tags: ,

¿Quieres gestionar tú mismo tus finanzas personales y no sabes cómo lograrlo? Te acercamos una serie de consejos que te permitirán lograrlo. En muchas ocasiones se va una cantidad de dinero mucho mayor de lo que podemos llegar a imaginarnos en gastos superfluos y todo esto ocurre porque no tenemos un control preciso de ellos. Para evitar este y otros modos de malgastar el dinero, toma nota de ellos porque si los sigues seguro que notarás una mejora considerable en tu economía.

finanzas personales

Ayúdate de programas de gestión financiera para mejorar tu economía

Cómo gestionar las finanzas personales en 10 tips

  • Aprende conceptos básicos sobre finanzas personales

    Sólo si sabemos los primeros fundamentos de las finanzas personales lograremos ser verdaderamente eficientes al gestionarlas. Para ello puedes adentrarte en los conceptos más básicos leyendo revistas, libros o visitando páginas de internet en las que te faciliten este tipo de información. Hay múltiples portales que te hacen un primer acercamiento al mundo de las finanzas personales. Ten en cuenta que cuanto más datos y detalles conozcas al respecto mejor manejarás tu economía doméstica y administraras el dinero de un modo más efectivo. Además, estos conocimientos te permitirán tener una serie de metas y objetivos para que puedas organizar mejor el dinero de casa.

  • Conoce tu situación económica actual

    Para gestionar tus finanzas es fundamental que conozcas cuál es tu situación económica en ese momento de manera precisa. Esto pasa por saber cuáles son los ingresos exactos que entran en el hogar, qué aspectos son los que hacen que nos gastemos el dinero y cuánto tiempo podríamos estar si nos falla la principal fuente de ingresos que tengamos.

    También será necesario identificar cuáles son los gastos superfluos que tenemos. Este tipo de gastos son los que aparentemente no suponen un gran desembolso y de hecho pasan absolutamente desapercibidos pero que sí pueden resultar dañinos para nuestra economía familiar.

    Por ejemplo, si todos los días tomamos un café en el bar habría que multiplicar su precio por 30 y ya tendremos lo que nos gastamos al mes haciendo esto. Si queremos saber cuánto se nos va al año en esto habría que calcular el precio que nos cuesta una semana y multiplicarlo por 52 semanas que tiene un año. Se trata de una operación que debes hacer con cada uno de los gastos que tengas que puedas considerar superfluos y que te ayudará para determinar todos aquellos gastos que realmente sobran y de los que puedes prescindir.

  • Saber administrar la economía doméstica

    Para aprender a administrar la economía doméstica lo primero que se ha de saber, como apuntábamos arriba, es cuáles son nuestros ingresos. Luego habrá que ver las necesidades básicas que tenemos: pago de alquiler o hipoteca, comida, luz, agua, etc. En definitiva, se trata de conocer cuáles son nuestros ingresos y gastos. Para ello puede ser una buena idea que te ayudes de plantillas de Excel y aplicaciones que te permitan tener un mayor control de tus datos.

    Es conveniente que en esta hoja de control anotes las compras pequeñas que puedas ir realizando a diario porque así tú misma podrás comprobar cuáles son los gastos que realmente no son necesarios.

  • ¿Tienes deudas? Pagarlas es primordial

    Si tienes deudas pagarlas es una de las primeras cosas que tienes que hacer antes de planificar tus finanzas personales. Las deudas que debes cancelar primero son aquellas que tienen intereses más elevados. Si debes coger dinero de tu cuenta para liquidarlas aunque quizá no era tu plan inicial no dudes en hacerlo. Ahorrarás dinero al cancelar cuanto antes un pago que tiene un porcentaje de intereses.

    Una vez tengas tu deuda cancelada recuerda para futuras ocasiones que es mucho más barato ahorrar que endeudarse y esto último sólo hay que hacerlo si de verdad no tenemos modo alternativo de adquirir algo como puede ser una vivienda. Sin embargo, es importante que no caigas en otro tipo de compras como el televisor de última generación con posibilidad de financiación. Si lo haces infórmate antes de si esta financiación supone la aplicación de ciertos intereses y si la respuesta es afirmativa ahorra y cuando tengas el dinero, cómpralo.

  • Organizar nuestras facturas

    finanzas personales

    Tener un control del gasto es fundamental para lograr el ahorro

    Tener a mano las facturas te ayudará a tener un mayor control del gasto. Por ello es importante que archives toda la documentación financiera que puedas tener. Aquí además de las facturas se enmarcarían los contratos, los recibos, etc. Todo esto hará que puedas tener a mano un registro del estado de tus finanzas y te permitirá ver si vas o no por el buen camino, por aquel que estabas buscando hasta ahora.

    En este punto también es importante que te plantees si tienes servicios como el del teléfono, red wifi o luz en la compañía que mejores precios ofrece. Si crees que pagas demasiado, dedica una hora de tu tiempo en llamar a las diferentes compañías y que te informen de todo lo que te ofrecen y por cuánto. Quizá no tengas contratado el mejor servicio para ti y con un gesto tan sencillo consigas ahorrar un monto al mes.

  • Haz un presupuesto

    Es importante que hagas un presupuesto mensual sobre cuánto te puedes gastar y en qué cosas. Siempre que lo cumplas y lo tengas presente esto te será de gran ayuda. Tener un presupuesto sirve para tener un mayor control de los gastos. Además, como decimos, te permitirá establecer una partida de dinero que directamente vaya para ahorrar y podrás prevenir posibles pagos que te puedan venir en un futuro: como la letra de un seguro o simplemente tener algo de dinero para posibles contratiempos. Sólo si haces un presupuesto ajustado y destinas siempre algo de dinero para ahorrar podrás afrontar el futuro con tranquilidad en el plano económico.

    Otra parte clave es comparar. Un modo de no salirnos del presupuesto es comparar precios de los productos que queremos comprar. No siempre un mismo comercio o un mismo profesional que nos ofrece un servicio tiene las mismas tarifas que otro que hace lo mismo. Pedir diferentes presupuestos o comparar precios en nuestra cesta de la compra puede suponer a final de mes un ahorro considerable que te permitirá no sólo no saltarte el presupuesto sino además gastar menos de lo que pensabas.

  • Paga en efectivo siempre que te sea posible

    Pagar en efectivo no conseguirá que ahorres sin más pero sí hará que tengas una percepción del gasto mucho mayor y esto puede ayudar a que gastes menos en un momento determinado. Si nos vamos de compras con 200 euros y los gastamos íntegramente tendremos la sensación de que hemos hecho un desembolso considerable y esto es algo que no pasa, o no pasa tanto, si simplemente acabamos pagando con tarjeta. En la medida de lo posible, intenta pagar siempre en efectivo y verás como a final de mes habrás gastado menos. serás más consciente de lo que gastas y tú mismo harás un control del gasto mucho mayor.

  • Piensa en cómo reducir los gastos

    Aunque todos estos consejos que te acercamos están destinados a reducir el gasto tienes que tener como uno de tus objetivos precisamente conseguir reducir tus gastos. Para ello tendrás que seguir, fundamentalmente, todo los pasos que arriba te hemos expuesto. Desde efectuar una cancelación de las deudas a comparar precios en la cesta de la compra, entre otros aspectos.

    No todas las personas pueden reducir gastos de los mismos aspectos. Piensa en los aspectos en los que tú sí podrías. Por ejemplo, ¿tiras mucha comida? Quizá tendrías que hacer una lista de la compra más ajustada a lo que realmente consumís en casa. ¿Dejas todas las luces encendidas en casa? Si evitas este gesto ahorrarás en luz, y así con tantas otras cosas que harán que te quede más dinero a final de mes.

    Ten en cuenta que es fundamental que de tu sueldo no más de un 30% se destine a gastos de vivienda y que, al menos, alrededor del 25% de tu sueldo se destine siempre al ahorro familiar. Conseguir ahorrar no sólo te dará tranquilidad económica sino que te permitirá seguir ahorrando. ¿El motivo? Si tienes dinero no tendrás que recurrir a préstamos y ahorrarás el montante de los intereses que suele ser elevado siempre.

  • Aumentar los ingresos

    finanzas personales

    Saca máximo rendimiento a tus habilidades te permitirá ganar un dinero extra

    Piensa en qué modos puedes tener de conseguir aumentar tus ingresos extra. No siempre se tiene la opción de ahorrar un montante considerable simplemente porque el sueldo es bastante bajo y da para poco más que cubrir gastos. No obstante, nosotros debemos saber aprovechar las habilidades y capacidades que tenemos y ver cómo podemos obtener ingresos adicionales. Así conseguiréis poder tener una capacidad de ahorro mayor y tener un colchón que os dé confianza económica en el futuro.

    Hay múltiples páginas que ofrecen trabajo por horas o como freelance que quizá sí podáis compaginar con vuestro trabajo principal. Este tipo de tareas tienen, además, más puntos fuertes y es que te permitirán coger tanto trabajo como tiempo tengas o ingresos necesites cubrir y la gestión del tiempo la realizas tú mismo.

  • Invertir

    En la actualidad tener depósitos de dinero en el banco no da ningún tipo de rentabilidad. Así que si tienes algo ahorrado ya o si consigues reducir gastos y finalmente ahorrar algo más y quieres sacar partido a este dinero la mejor opción posible es invertir.

    De este modo lo que conseguirás es que el dinero genere ingresos adicionales, obteniendo así una rentabilidad que en ningún caso te dan los bancos. Para lograrlo sólo debes saber un poco dónde realizar tu inversión. Recuerda que el propio gestor de tu banco puede asesorarte y que tienes múltiples opciones para ello.

    Desde paquetes estructurados a operar en el mercado de valores. Eso sí, cualquier operación que realices asegúrate antes de conocer los riesgos que puede suponer para tus ahorros e infórmate bien al respecto para evitar posibles problemas en un futuro.

  • Bonus

    Aunque es imprescindible que sigas estas recomendaciones para lograr dar un respiro a tu economía familiar no te olvides que también es importante de vez en cuando darte un pequeño capricho y disfrutar de lo que has logrado hasta ahora. Eso sí, siempre con sentido común.

    Para ello piensa en pequeños placeres como un viaje anual, algo que quieras desde hace tiempo y ahora pueda tener un precio aún más bajo, etc. En cualquier caso si te decides a darte una pequeña alegría así siempre debes tener en cuenta que no puede suponer un endeudamiento por tu parte y tampoco un gran agujero en tu economía mensual. Si ves que no supone ninguna de las dos cosas, no lo dudes.

Artículos relacionados

Sobre el autor Lorena Gonzalez

El periodismo, en todas sus formas, es mi pasión. Formarse continuamente y trabajar mi modo de vida.

sígueme en:

Deja un comentario: