fbpx

Contrato fijo discontinuo: qué es y cómo funciona

Tags:

Una de las peculiaridades del sistema laboral español es que existen una gran modalidad de contratos de trabajo más allá de la clasificación general de contratos temporales y de duración indefinida. Uno de los que más se oye hablar y a la vez de los que resultan más desconocidos para la gran mayoría de la gente es el contrato fijo discontinuo.

contrato fijo discontinuo

Qué es un contrato fijo discontinuo

Se calcula que en España hay unos 200.000 contratos fijos discontinuos, en puestos de trabajo que no duran todo el año y que están marcados por la estacionalidad, por ejemplo en el sector agrícola y el sector de la hostelería.

Algunos lo definen como un contrato de carácter indefinido pero en el que trabajo se desarrolla de forma discontinua en el tiempo. Es decir, que el empleado cuenta con un contrato indefinido mientras dura la actividad que realiza y cuando no está llevando a cabo la misma cobra la prestación por desempleo.

¿Qué lo diferencia de un contrato temporal? La principal diferencia es que con un contrato fijo discontinuo el trabajador sabe que una vez que se inicie de nuevo la temporada de trabajo la empresa le llamará para trabajar, ofreciendo por tanto una mayor estabilidad laboral.

La polémica en torno a esta figura

Nuestro sistema jurídico ofrece una especial protección a los trabajadores que han firmado un contrato de este tipo. Durante el tiempo en el que no están trabajando no son considerados desempleados, puesto que su contrato sigue en vigor, pero sin embargo si tienen derecho a percibir una prestación por desempleo.

Esta situación ha sido criticada, al señalarse por parte de algunos expertos que desicentiva la búsqueda de trabajo durante los meses en los que no se tiene trabajo, puesto que se sigue teniendo un ingreso mensual.

Pero no todo son críticas, también se valora positivamente de este tipo de contratos que permiten a los empresarios ajustar su plantilla a las necesidades de cada momento sin necesidad de tener que recurrir a los despidos.

Evolución del contrato fijo discontinuo en España

En los últimos cinco años el volumen de contratos de este tipo ha crecido un 5% tanto en el sector público como en el privado. A pesar de ser una modalidad contractual pensada específicamente para sectores afectados por la estacionalidad, lo cierto es que muchas empresas de sectores estacionales como el turismo no celebran contratos de este tipo, sino que incurren en un fraude de ley firmando contratos por obra o servicio y contratos temporales.

Características del contrato fijo discontinuo

  • Se puede celebrar a jornada completa o parcial. Pero el contrato fijo discontinuo a tiempo parcial sólo es posible si lo prevé expresamente el Convenio Colectivo.
  • El salario depende del número de horas trabajadas.
  • El contrato debe celebrarse por escrito.
  • Al finalizar la temporada de trabajo la relación laboral entre empresario y trabajador no se extingue, queda en suspenso hasta la siguiente campaña. Esto implica que no hay derecho a indemnización.
  • Durante el tiempo de inactividad el trabajador cobra el paro pero no es un desempleado.

Formalización del contrato

El Estatuto de los Trabajadores señala que estos contratos deben celebrarse siempre necesariamente por escrito. En ellos debe constar obligatoriamente la duración estimada de la actividad, la forma y orden de llamamiento de los trabajadores de conformidad con el Convenio Colectivo aplicable y también la jornada laboral estimada y su distribución horaria.

Ventajas del contrato fijo discontinuo

  • A efectos prácticos es un contrato de duración indefinida y como tal ofrece estabilidad laboral.
  • Permite a los empresarios beneficiarse de los beneficios de Seguridad Social establecidos por contratar a alguien de manera indefinida.
  • Los trabajadores con un contrato fijo discontinuo gozan de los mismos derechos que el resto de trabajadores fijos de la plantilla.

Desventajas del contrato fijo discontinuo

  • El trabajador no puede desarrollar su actividad durante todo el año, aunque está vinculado a la empresa de forma indefinida.
  • Durante los meses que no se trabaja se cobra la prestación por desempleo, cuya cuantía siempre es más baja que el salario que se recibe durante la temporada de trabajo.
  • Para que el trabajador pueda cobrar el paro durante el tiempo de inactividad debe tener las cotizaciones necesarias para ello. Actualmente, 360 días en un período de seis años.

Derechos del trabajador con contrato fijo discontinuo

Salario

En estos casos se cobra según el Convenio Colectivo que resulte de aplicación. La retribución se calcula atendiendo a las horas de trabajo efectivamente desempeñadas, por lo que en la práctica el salario es algo más variable que el de un trabajador con un contrato fijo.

Cobro del paro

Las ayudas de desempleo que cobran los trabajadores fijos discontinuos durante el período de inactividad son muy similares a las que cobra el resto de desempleados, pero no son del todo iguales. La principal diferencia es que pueden acceder a la prestación aún estando vigente el contrato de trabajo.

Cotización a la Seguridad Social

El empresario está obligado a hacer la cotización del trabajador fijo discontinuo de igual manera que la de un indefinido, pero la base reguladora se calcula en función del salario, que a su vez depende de las horas que se hayan trabajado en un mismo mes.

El llamamiento

Uno de los aspectos más importantes de este contrato de trabajo es el llamamiento que hace el empresario al trabajador para que el mismo vuelva a reincorporarse a la actividad. La forma y tiempo de llevar a cabo este llamamiento vendrá determinada por el Convenio Colectivo, aunque en muchos casos se sigue aplicando la regla de la antigüedad.

¿Qué ocurre si no hay llamamiento?

Si la empresa no llama al trabajador para que se reincorpore se entiende que se ha producido un despido improcedente. Lo que puede hacer el afectado en este caso es demandar ante la Jurisdicción Social. Para ello tiene un plazo de 20 días hábiles que empiezan a contar desde que tenga conocimiento de la falta de convocatoria (si ha pasado la fecha indicada por el empresario para el llamamiento, si tiene conocimiento de que otros compañeros ya se han reincorporado a la actividad, etc.)

¿Qué ocurre si el trabajador no acude al llamamiento?

Puede ser que el empresario haga el llamamiento y sea el trabajador el que no acuda a trabajar, en estos casos se pueden dar varias situaciones:

  • Si la ausencia es debida a una causa mayor el trabajador conserva su derecho a ser llamado en las temporadas siguientes.
  • Si en el momento del llamamiento el trabajador esta de baja laboral por una incapacidad temporal, la empresa debe incorporarlo, darlo de alta de nuevo en la Seguridad Social y tramitar la baja por incapacidad. De no hacerlo así se considerará que es un despido improcedente.
  • Si el trabajador decide no acudir se entiende que hay una baja voluntaria y acaba la relación laboral sin tener derecho a indemnización ni a percibir la prestación por desempleo.

¿Puede un trabajador fijo discontinuo trabajar en otra empresa en los períodos de inactividad?

Como hemos señalado antes, fuera de las temporadas de campaña el contrato de trabajo está en suspenso, pero sigue existiendo. Sin embargo, nada impide a una persona tener varios empleos y por ello el empleado puede aprovechar el tiempo de inactividad para trabajar en otro sitio.

Sólo hay dos casos en los que esta situación no es posible: si se ha firmado un pacto de exclusividad o si se considera que hay una competencia desleal.

Pacto de exclusividad

Este acuerdo entre el empresario y el trabajador implica que el segundo tiene totalmente prohibido prestar servicios en cualquier empresa de cualquier sector, o trabajar por cuenta propia, mientras el contrato con su empleador siga en vigor. Es una forma que tiene la empresa de asegurarse de que podrá contar con el trabajador cuando lo vuelva a necesitar. Esta disponibilidad se debe abonar en la nómina de forma independiente al salario base.

Competencia desleal

Se entiende que hay competencia desleal cuando en la otra empresa, o si trabaja por su cuenta, el trabajador :

  • Se dedica a actividades de similar naturaleza dirigidas a una clientela potencialmente común.
  • Utiliza la experiencia y competencias profesionales que ha adquirido en la empresa con la que tiene firmado el contrato fijo discontinuo.
  • Esa utilización de su experiencia y habilidades suponen un perjuicio para los intereses de la empresa con la que tiene el contrato fijo discontinuo.

A pesar de lo anterior, empresario y trabajador pueden llegar a un acuerdo en virtud del cual el empleado pueda prestar servicios en un sector similar y para un público semejante.

Extinción del contrato fijo discontinuo

Como cualquier otro contrato, la relación laboral puede finalizar por:

  • Mutuo acuerdo de las partes.
  • Por darse alguna de las causas estipuladas en el contrato.
  • Por decisión del trabajador.
  • Por muerte, gran invalidez, incapacidad permanente, total o absoluta del trabajador o del contratante.
  • Por jubilación del empresario o del empleado.
  • Por fuerza mayor.
  • Despido disciplinario.
  • Por las causas objetivas legalmente previstas.
  • Por decisión de la trabajadora que debe abandonar su empleo por ser víctima de violencia de género.

A estas causas hay que sumar en el caso del contrato fijo discontinuo una más: ausencia de llamamiento por parte del empresario.

Indemnización al finalizar el contrato fijo discontinuo

Como ya hemos señalado antes, al finalizar los períodos de actividad el trabajador no tendrá derecho a percibir una indemnización, el mismo sólo surge cuando el contrato de trabajo se da por finalizado.

Dada la particular forma del cómputo del tiempo de trabajo y del salario en este tipo de empleos, el cálculo de la indemnización al finalizar el contrato fijo discontinuo ha sido objeto de estudio por los Tribunales en varias ocasiones.

A día de hoy la postura mayoritaria defiende que la indemnización se calcule en función del tiempo efectivo de trabajo, incluyendo los días de descanso que corresponden al trabajador por sus períodos de tiempo trabajados, en dicho cómputo. Así se puede conocer la antigüedad real del trabajador.

En líneas generales calcular la indemnización en estos casos es siempre algo más complejo que en el resto de contratos, por eso es aconsejable dejar este tipo de gestiones en manos de especialistas.

De contrato fijo a fijo discontinuo

Una duda frecuente es si un contrato fijo puede convertirse en fijo discontinuo, algo que puede ser necesario si la empresa lo estima conveniente para adaptarse mejor a las circunstancias de cada momento y siempre que, efectivamente, exista una temporalidad en la actividad.

Sobre este tema el Estatuto de los Trabajadores señala que la conversión de contratos fijos a fijos discontinuos deberá hacerse de conformidad con lo establecido en el Convenio Colectivo, por lo que habrá que atender a esta norma para ver la forma en que puede hacerse.

Si quieres saber más sobre temas de contratación te puede interesar seguir leyendo nuestros artículos “¿Qué tipos de contratos de trabajo hay?” y “Cláusulas ilegales en un contrato de trabajo”.

Artículos relacionados

Sobre el autor Mayka Jimenez

Experta en Derecho, marketing digital y Redes Sociales. Me encanta escribir ¡y leer!

sígueme en:

Deja un comentario:

7 comentarios
Add Your Reply