José Luis Cordeiro: “La muerte de la muerte implica la muerte de la religión”

Tags:

Cursos.com habla con José Luis Cordeiro, coautor de “La Muerte de la Muerte. La posibilidad científica de la inmortalidad física y su defensa moral”, sobre la longevidad indefinida y sus consecuencias sociales, económicas y políticas en una entrevista realizada por María Díaz.

Portada del último libro de José Luis Cordeiro

Portada de “La Muerte de la Muerte” de José Luis Cordeiro y David Wood/ Fuente: lamuertedelamuerte.org/es

Sobre José Luis Cordeiro

Formación: Ingeniero por el Massachusetts Institute of Technology (MIT). Administración en INSEAD (Francia). Ciencias en la Universidad Simón Bolívar (Venezuela).

Experiencia: Especializado en economía y tecnología ha publicado más de una docena de libros. Ha colaborado en programas para medios como CNN, Discovery Channel y History Channel.

Asociaciones: Director de Humanity+  y del Millennium Project. Miembro de la Academia Mundial de Arte y Ciencia. Director ejecutivo de la Red Iberoamericana de Prospectiva (RIBER).

Charlatán, loco y mentiroso. Estos son ejemplos de los adjetivos calificativos que para algunos merece José Luis Cordeiro por promulgar un discurso nada convencional. Cordeiro ríe y apela a la ciencia, no para defenderse a sí mismo de las críticas, sino para dar fundamento a sus afirmaciones. “Hace 20 años no se sabía científicamente que el rejuvenecimiento era posible. Hoy ya sí se sabe”, asegura Cordeiro sobre el tema de la longevidad indefinida, protagonista de su último libro, que recibe el paradójico título de “La Muerte de la Muerte”.

“La Muerte de la Muerte. La posibilidad científica de la inmortalidad física y su defensa moral” está firmado por José Luis Corediro y David Wood, pionero de la industria del Smartphone que ha redirigido sus esfuerzos profesionales a la tecnología aplicada a la salud. Ambos recorren el mundo organizando y participando en Congresos Internacionales sobre longevidad, salud, tecnología y futuro. Cursos.com ha podido hablar con José Luis Cordeiro en su última visita a España.

Pregunta: Se encuentra de nuevo frente a la muerte, literariamente hablando, con un prólogo de Aubrey De Grey y un epílogo de Antonio Garrigues. Imagino que estará muy contento con la publicación de este nuevo libro.

Respuesta: Claro. Tengo que decir que este es un trabajo conjunto con otro tecnólogo muy importante de Inglaterra, David Wood. Él desarrolló el sistema operativo Symbian adquirido por Nokia como el primer sistema operativo inteligente para teléfonos móviles.

Pregunta: ¿Por qué “inmortalidad” y no “amortalidad” o “no mortalidad”?

Respuesta: Bueno, el término correcto sí sería amortalidad, es decir, no muerte. Lo que ocurre es que no es un término común, la gente no habla de amortalidad pero todo el mundo entiende la inmortalidad. Nosotros hablamos de vida indefinidamente longeva, jóvenes. Esto también es importante mencionarlo. No se trata de vivir indefinidamente viejo sino vivir indefinidamente joven. Es vivir tanto tiempo como uno quiera bien, saludable y joven.

Pregunta: El término inmortalidad es más popular pero a la vez implica un mayor escepticismo por parte del público mayoritario. Muchas de las críticas que usted ha recibido por sus apariciones mediáticas han sido suscitadas por el uso de términos como el de inmortalidad.

Respuesta: Depende mucho del público al que hablemos. Si hablamos con un público mucho más científico tratamos de hablar de longevidad indefinida. Si hablamos con un público más general hablamos de inmortalidad que, aunque reconozco que no es un término del todo correcto, la gente lo entiende. El objetivo es vivir tanto tiempo como uno  quiera y esto tampoco es del todo controlable porque, como yo siempre digo, si me cae un piano en la cabeza yo quedo “pianizado” aunque no envejezca. Pero a nivel científico en lo que nosotros trabajamos es en el rejuvenecimiento y la longevidad indefinida, lo que también llamamos extensión radical de la vida.

José Luis Cordeiro y la ciencia.

Imagen de José Luis Cordeiro/ Fuente: Diario “El Español”.

El primer sueño de la humanidad fue la inmortalidad, en todas las civilizaciones, pero no existía la tecnología. Ahora sí existe pero poca gente lo sabe.

Pregunta: Enrique Sánchez de León, director general de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), afirma sobre “La Muerte de la Muerte” que “es un apasionante viaje científico que lleva a reflexionar sobre la naturaleza del ser humano” y sobre cuestiones como “economía, política y la forma de estar en el mundo” si se cumplen las previsiones definidas en el libro. Como autor del libro, ¿cuál sería la reflexión más importante y definitiva que se puede extraer de la “La Muerte de la Muerte”?

Respuesta: Que vamos hacia un mundo mucho mejor, con vidas mucho más largas, más sanas y más inteligentes. Yo soy optimista por naturaleza y creo que tenemos que ser optimistas porque nuestras ideas son “profecías autocumplidas”. La idea es que construyamos un mundo mejor con gente que viva más y mejor.

Pregunta: Atendiendo al trasfondo social de todo esto, Carmen Sastre Bellas, directora de Contenidos Informativos de RTVE, cree que el libro “abre la puerta a interesantes debates éticos y morales sobre el futuro”. ¿Temas como el empleo o la educación son objeto de interesante debate para el escenario futuro planteado en el libro?

Respuesta: Efectivamente. En un  mundo en el que vivamos indefinidamente jóvenes todo se va a replantear. La situación actual es una tragedia. Casi todos los gastos médicos son en los últimos cinco años de vida de una persona, y al final para nada, porque la persona muere. Al no envejecer habrá que redistribuir los gastos médicos de los últimos años de la vida.  De la cura a la prevención. Vamos a vivir en un mundo mucho mejor, de gente joven que no enferme y sin gastos de pensiones. Estos gastos sociales no van a existir porque la gente no va a jubilarse, va a ser joven y va a poder vivir y hacer lo que quiera indefinidamente.

La prioridad número uno de la humanidad es eliminar el envejecimiento porque es la mayor causa de sufrimiento de todo el mundo, aún en los países más pobres.

El futuro de la muerte según José Luis Cordeiro

La muerte frente al futuro/ Fuente: Shutterstock. Autor: William Bradberry.

Pregunta: Según Arthur Schopenhauer, una reflexión que comparten en “La Muerte de la Muerte”, “toda verdad atraviesa tres fases: en la primera es ridiculizada, en la segunda recibe violenta oposición y en la tercera es aceptada como evidente”. ¿En qué fase estamos a día de hoy con la posibilidad de la muerte de la muerte?

Respuesta: A mi me llaman charlatán, loco, mentiroso. ¡Me llaman hasta anticristo! Esto también le ha pasado al gurú de la longevidad, Aubrey de Grey, y él lleva 20 años en esta campaña (longevidad indefinida). Inició esto a finales de los años 90 y en aquel momento sí que estaba loco comparado con el resto de las personas porque nadie hablaba de esto en aquel momento. No se sabía científicamente que el rejuvenecimiento era posible. Hoy ya sí se sabe. Existen muchas pruebas de que el rejuvenecimiento es posible. Entonces, ¿en qué fase estamos? Lamentablemente todavía estamos en el comienzo. Como ejemplo, siempre pregunto a la gente cuánta sabe que el cáncer es biológicamente inmortal, y muy poca lo sabe, en torno al 1%. En un grupo muy educado que incluya médicos, en torno al 20%, pero el público normal lo desconoce. Y esto se sabe desde 1951. Le digo a la gente que esto va a ocurrir porque ya hay células que son biológicamente inmortales desde el punto de vista de que no envejecen, u organismos como las hidras, que son biológicamente inmortales. Esto se descubrió hace unas décadas. Yo espero que en dos o tres años tengamos las primeras terapias de extensión de vida y de rejuvenecimiento en humanos. La percepción está comenzando a cambiar y eso es lo que pretendo con mi libro. Quiero enfatizar que esto es posible y es ético. Cuantas más personas sean conscientes antes ocurrirá y habrá más inmersiones. Existen muchos tratamientos experimentales pero no se sabe cuáles van a ser los mejores, ni los más rápidos o más baratos. Según lo marcado por Schopenhauer todavía estamos en una etapa inicial aunque lo cierto es que la humanidad lleva milenios en esto. El primer sueño de la humanidad fue la inmortalidad, en todas las civilizaciones, pero no existía la tecnología. Ahora sí existe pero poca gente lo sabe. La prioridad número uno de la humanidad es eliminar el envejecimiento porque es la causa del mayor sufrimiento en todo el mundo, aún en los países más pobres. Trato de enfatizar el punto ético y moral.

Cordeiro y Gabilondo

José Luis Cordeiro en el programa de Iñaki Gabilondo “Cuando ya no esté”/ Fuente: Movistarplus.

Los que son muy religiosos dicen que la religión no vive de la muerte pero yo estoy convencido de que sí.

Pregunta: Hablando de la ética y la moral, lo que afirma choca directamente, por ejemplo, con los fundamentos sobre la vida y la muerte de las religiones, de ahí que, incluso, hayan llegado a llamarle anticristo.

Respuesta: La religión trata de hablar de la inmortalidad del ser humano pero en otro mundo. Lo ideal sería hacerlo en este mundo, aquí y ahora. La religión ya habla de la vida eterna y esto es lo que queremos hacer con ciencia y tecnología. Pero hay diferentes religiones. Las religiones asiáticas como el budismo, el hinduismo, creen en la reencarnación, entonces son más abiertas a la vida eterna y una vida continua que se mejora. En las religiones occidentales es distinto porque, además, nosotros hemos sido creados a imagen y semejanza, supuestamente, de dios. Entonces ahí ya no hay más porque ya hemos sido creados a imagen y semejanza de dios. De cualquier manera, yo creo que algunas religiones van a desaparecer en el futuro. Si vemos esto históricamente la religión de los faraones duró 3.000 años, 1.000 años más que el cristianismo y el doble que el islam y, sin embargo, hoy lo llamamos mitología. ¿Cómo es posible que una religión que duró 3.000 años sea una mitología? Yo creo que en el futuro todas las religiones van a ser mitologías, igual que hoy hablamos de las mitologías griega, romana y egipcia. La muerte de la muerte implica la muerte de la religión pero, ¿por qué? Porque la religión vive de la muerte. Si tú le quitas a la religión la muerte, el miedo a la muerte y la explicación de que hay otra vida después de la muerte la religión se queda sin nada que explicar. Los que son muy religiosos dicen que la religión no vive de la muerte pero yo estoy convencido de que sí.

 

Nota: “Los autores estamos donando todos los derechos de autor y todas las ganancias para la investigación científica contra el envejecimiento”, José Luis Cordeiro.

Artículos relacionados

Sobre el autor María Díaz

sígueme en:

Deja un comentario: