20 Claves para fomentar la creatividad en los niños

Tags:

Fomentar la creatividad en los niños no es algo que podamos dejar en segundo plano, como si no tuviera importancia tanto en su educación formal como en el día a día de su desarrollo como persona.

Jugar con marionetas es una forma perfecta de crear cuentos para fomentar la creatividad en los niños

Porque fomentar la creatividad en los niños no solo es algo beneficioso para ellos en este etapa de su vida, en la que la imaginación no tiene límites, sino que permitirá desarrollar una serie de habilidades y capacidades en el día de mañana que les ayudarán a enfrentarse a los problemas y retos que surjan en los diferentes ámbitos de la vida, tanto en el personal, como en el trabajo o en la manera de relacionarse con los demás. Si quieres conocer cómo fomentar la creatividad en la edad adulta, no dejes de leer el siguiente artículo:

Fomentando la creatividad: ¿qué son los «seis sombreros para pensar»?

Y es que fomentar la creatividad en los niños debería ser casi una obligación no solo en la escuela, que es donde normalmente se suele hacer, sino también en nuestro hogar. Con el objetivo de darte a conocer algunas claves para conseguir este objetivo, nos gustaría dejarte con algunas indicaciones que te ayudarán en ello.

De momento, y antes de entrar de lleno en el tema, nos gustaría que echaras un ojo al siguiente corto ganador de un Premio Goya 2.016. Se titula “Alike” y trata sobre cómo vamos perdiendo nuestra habilidad para ser creativos mientras vamos creciendo:

La importancia de la creatividad en los niños

Ya te hemos dado alguna pincelada de lo importante que es fomentar la creatividad en los niños, pero como ya te imaginarás, existen muchos otros motivos por los que desarrollar esta habilidad.

La creatividad está en crisis. Sí, y no lo decimos nosotros. Según un estudio realizado por la profesora asistente del College of William & Mary, Kyung-Hee Kim, que analizó los datos recogidos a 300.000 adultos y niños norteamericanos, concluyó que la creatividad estaba de capa caída.

En concreto llegó a esta conclusión porque comprobó que en los últimos 20 años los niños tenían menos energía y vitalidad, eran menos habladores, menos cómicos, más convencionales, menos perceptivos, menos pasionales, menos capacitados para relacionar cosas que parecen irrelevantes y de ver las cosas desde otras perspectivas y menos expresivos a la hora de manifestar sus emociones.

¿Y qué suponen estos datos a la hora de fomentar la creatividad en los niños? Pues ni más ni menos que les estamos robando el pleno desarrollo de una capacidad imprescindible para el progreso y el bienestar social, tanto en la infancia como durante la madurez.

Es paradójico que a la vez que se está poniendo palos en las ruedas para fomentar la creatividad en los niños, estemos favoreciendo el surgimiento de todo tipo de cursos y formaciones para desarrollarla en el trabajo, como algo fundamental a la hora de ser más productivos y sentirnos mejor.

Y esto es así porque nos hemos dado cuenta que la creatividad permite tomar mejores decisiones, ver las cosas desde otro punto de vista e incluso poder ponernos en el lugar del que está enfrente, fomentando así la empatía y creando unas relaciones sociales positivas.

¿Y qué supone fomentar la creatividad en los niños para los mismos niños? Pues entre otras cosas:

  • Construir una autoestima fuerte y tener mayor confianza en uno mismo
  • Aumentar la conciencia de uno mismo, lo que permite conocerse más y mejor
  • Favorecer una comunicación asertiva
  • Aprender a socializarse de una manera positiva evitando conflictos
  • Afinar la percepción
  • Desarrollar la capacidad de intuición
  • Aumentar la capacidad de imaginación
  • Tener mayor curiosidad intelectual
  • Desarrollar un fuerte entusiasmo que ayude a afrontar cualquier reto que surja
  • Fomentar el sentimiento de integridad como individuo con una personalidad propia

Como has podido comprobar, todos son beneficios a nivel psicológico, aspecto imprescindible para un óptimo desarrollo de la persona. Si te apasiona la psicología, te invitamos a que eches un ojo al siguiente enlace:

Cómo ser psicólogo. Requisitos, sueldo y cursos

En el siguiente vídeo puedes escuchar una charla TED del prestigioso Sir Ken Robinson, todo un experto en educación dando su opinión sobre cómo las escuelas de hoy en día no hacen lo suficiente por fomentar la creatividad en los niños:

Características de los niños creativos

Antes de entrar a tratar este punto queremos dejar clara una cosa que la ciencia está demostrando cada vez con más fuerza: todas las personas somos creativas puesto que, en definitiva, no deja de ser una capacidad que hay que ir desarrollando.

Entonces, ¿qué queremos decir cuando hablamos de niños creativos? Aunque estemos partiendo de la idea de que todos los niños son creativos, no es menos cierto que cada niño es diferente, con su personalidad, carácter y por supuesto, ambiente único.

Es decir, aun suponiendo que haya niños con mayores capacidades para la creatividad que otros, hay que tener en cuenta diversos factores que influirán enormemente. Así, un niño que pueda ser muy creativo si se educa en un ambiente familiar altamente restrictivo donde no le dejan expresarse, es difícil que pueda acabar explotando todo su potencial.

Y de estos niños que podemos etiquetar como más creativos, ¿qué características suelen tener en común? Pues te describimos algunas a continuación:

  • Intuitivos: los niños creativos suelen desarrollar una capacidad de intuición especial que les hace ver soluciones y alternativas donde otros niños no las ven.
  • Sensibles: estos niños suelen experimentar sus emociones de una manera muy intensa, hablando muchas veces desde el corazón y diciendo lo que sienten sin tapujos. Si quieres descubrir la importancia de las emociones en el aprendizaje, echa un vistazo al siguiente artículo:

Proceso de Aprendizaje e importancia de las emociones

  • Ingenuos: los niños que son muy creativos se suelen sorprender por sucesos que pasan inadvertidos para los demás, como el vuelo de un pájaro, el paso de una nube o la forma de un árbol.
  • Apasionados: bien sea porque se interesan por muchas cosas o porque ponen toda su atención en un único tema, estos niños ponen toda la pasión posible en ello perdiendo hasta la noción del tiempo.
  • Solitarios: normalmente hay niños creativos que disfrutan de estar solos realizando las actividades que tanto les gustan, sin que esto quiera decir que presenten ningún trastorno psicológico ni de relaciones sociales.
  • Originales: los niños creativos suelen buscar la originalidad, lo único y diferente, teniendo una fuerte inclinación por los inventos, las obras de arte, los libros…
  • Curiosos: según su naturaleza, todo lo quieren saber y experimentar. El “por qué” no se les cae de la boca.
  • Arriesgados: es tan fuerte las ganas de probar nuevas cosas o expresar sus ideas que están dispuestos a enfrentarse a las críticas que les puedan hacer.
  • Persistentes: los niños creativos suelen ser muy constantes y autodisciplinados con las actividades en las que se sumergen, yendo siempre al límite de su capacidad y esforzándose al máximo para ello.
  • Contradictorios: es algo normal que estos niños piensen o actúen de una manera que a veces pueda considerarse contradictoria, ofreciendo respuestas originales después de pasar por períodos de confusión y ambigüedad.
Triceratops diseñado por un niño de 4 años
Triceratops diseñado por un niño de 4 años

20 Claves para fomentar la creatividad en los niños

Después de leer hasta aquí ya te habrás hecho a la idea de que fomentar la creatividad en los niños tiene grandes ventajas. Pues bien, para ayudarte en esta tarea, nos gustaría dejarte con unas cuantas claves que podrás poner en práctica a partir de diversas actividades que te ofreceremos en el último apartado:

1. Confiar en la creatividad del niño

Lo primero e imprescindible es confiar en la capacidad creativa que tienen los niños. Si no creemos que puedan ser creativos, estaremos haciéndoles dudar de sus capacidades y su autoestima se resentirá. Si te pasa con tu hijo o alumnos, dales un voto de confianza, ellos acabarán sacando todo su potencial y tú te sentirás mejor.

2. Facilitar un contexto para  el desarrollo de la creatividad

Aunque es verdad que el factor ambiente por sí solo no explica el desarrollo de la capacidad creativa, no es menos cierto que el facilitar recursos creativos hace que los niños tengan más facilidad para acceder y experimentar con ellos. Dejar a mano pinturas o una guitarra seguro que ayuda más a la hora de fomentar la creatividad en los niños que si no lo hacemos.

3. Conocer lugares creativos

A parte de facilitar el acceso a recursos creativos en su ambiente habitual, una idea clave es acercarle a otros entornos donde el niño pueda explorar e investigar diferentes expresiones creativas y disponer así de diversas perspectivas que le ayuden a tomar contacto con la creatividad de una manera más variada.

4. Dejar espacio

Cuando los adultos estamos encima de los niños impidiéndoles que se muevan libremente o que no tengan un lugar donde expresarse, les estamos coartando su capacidad para investigar, crear y mostrar. Dejándoles espacio les estamos ayudando a fomentar la imaginación y por tanto su creatividad.

5. Dar tiempo

Que los adultos vamos con prisas a todos los lados es algo indiscutible, y lo peor es que esto mismo los extendemos al mundo de los niños. Queremos que se ciñan a unas normas y tiempo que no se ajustan a su propio ritmo. Confiando en ellos y dándoles tiempo para expresarse estaremos ayudando a fomentar la creatividad en los niños.

6. No juzgar su trabajo

Quizá sea la segunda clave más importante de todas las que te estamos ofreciendo en este artículo: no juzgar su trabajo. Es decir, no entrar a valorar si la actividad está bien hecha o no. Podemos aportar ideas, ofrecer críticas constructivas sobre lo realizado, pero dejar a un lado nuestro criterio personal sobre lo bueno o malo de algo.

7. No juzgar al niño

Y por supuesto, esta es probablemente la clave número uno: no juzgar al niño. Nos podrá parecer mejor o peor lo que ha creado, pero en ningún momento debemos valorar al niño ni por lo que ha hecho ni por su capacidad creativa. A lo mejor nos parece algo horrible los que ha dibujado, pero siempre deberemos respetar su capacidad creativa y mostrarle que confiamos en él. De lo contrario, su autoestima se hundiría.

8. No permitir la competitividad

Aunque es cierto que cierto nivel de competitividad ofrece resultados positivos en relación a la creatividad, normalmente en niños suele acabar en una reducción de su entusiasmo a la hora de crear. Si lo evitamos, mejor para ellos. Debemos ayudar a que se fijen en sí mismos, no en lo que hace el de enfrente.

9. Fomentar el trabajo en equipo

Cuando las personas nos juntamos, somos capaces de crear cosas increíbles. El mito del genio solitario solo desaparece cuando comprendemos que ha necesitado a muchos otros antes y durante para poder llegar a conseguir el éxito. ¿Hubiera sido Einstein un genio si no hubiera conocido las ideas de Newton?

Juego para hacer esculturas con tuercas imantadas
Juego para hacer esculturas con tuercas imantadas

10. No dirigir los juegos

Algo muy relacionado con lo que ya hemos dicho anteriormente. No solo debemos dejar espacio y tiempo, sino que no debemos dirigir los juegos o actividades que estén realizando los niños. No dejaría de ser una muestra de falta de confianza en su capacidad creativa y por tanto algo negativo a la hora de fomentar la creatividad en los niños.

11. Plantear retos difíciles pero alcanzables

Según investigaciones llevadas a cabo por el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, las personas encontramos nuestro estado de máxima motivación cuando nos plantean retos que nos supongan un esfuerzo pero no tan grande que lo veamos como imposible y decidamos abandonar. Te dejamos con un artículo en el que podrás conocer algo más de este psicólogo y sus ideas:

¿Qué es la psicología positiva?

12. Fomentar nuevas experiencias

Respetando por tanto el espacio y el tiempo, favoreciendo un ambiente creativo y sin juzgar, los adultos podemos convertirnos en guías que fomenten y estimulen nuevas situaciones y experiencias para que los niños se explayen poniendo en marcha su creatividad. Pero recuerda, sin entrometernos en sus actividades diciéndoles qué o cómo han de hacerlo.

13. Limitar tiempo de nuevas tecnologías

Quizás sea una de las claves más prácticas aunque difíciles de todas. Limitar el uso de móviles, tabletas o videojuegos hará no solo que los niños tengan que buscarse nuevas iniciativas, algo que ya de por sí fomenta la creatividad, sino que además les invitará a moverse y salir de su rincón aislado: se relacionarán con otros niños y no se quedarán haciendo una vida sedentaria.

14. Valorar esfuerzo, no resultado

Algo que nos cuesta mucho a los adultos es dejar de valorar el resultado y enfocarnos en el proceso, es decir, en el esfuerzo que ha puesto el niño a la hora de crear. Así como nosotros somos valorados muchas veces en nuestro trabajo por los objetivos alcanzados más que por el esfuerzo que hemos puesto en conseguirlo, hacemos lo mismo con nuestros niños. Quizás nos resulte un reto para nosotros, pero estaremos ayudando a fomentar la creatividad en los niños.

15. No incentivar ni castigar

Si a un niño le decimos que le vamos a dar un premio o a castigarle por hacer algo, estaremos haciendo que este pequeño ponga su foco en esa recompensa y no en el trabajo que hará, es decir, dejará de poner toda su atención y creatividad en lo que hace por el mismo placer de hacerlo para enfocarse en cumplir con lo necesario para conseguir el premio o evitar el castigo.

16. Dar ejemplo

Un clásico entre las claves que damos los profesionales respecto a la educación de nuestros hijos es el “dar ejemplo”. Las personas somos seres que imitamos, y más si estamos hablando de las relaciones entre padres e hijos. Si los más pequeños nos ven escribir, pintar o tocar el piano, es muy probable que quieran hacerlo también ellos y ya solo con este acto estamos consiguiendo fomentar la creatividad en los niños.

17. Participar según sus normas

Si nos apetece jugar con los niños y participar de sus juegos, tendremos que tener una cosa muy importante en cuenta para no socavar su capacidad creativa: participar según sus normas. Podremos incluso hablar o jugar a modificar esas reglas con ellos, pero nunca imponerlas. Se sentirán frustrados y su creatividad se verá resentida.

18. No reprimir los momentos de creatividad

En el caso de que un niño le apetezca realizar alguna actividad creativa en algún momento del día concreto, lo mejor es no impedírselo. Si por horarios no hay alternativa, podremos buscar una solución alternativa, pero si no es así, lo mejor es respetar ese tiempo.

19. Plantear actividades con condiciones

Basado en la teoría de Mihaly Csikszentmihalyi, si al niño le planteamos, siempre como un juego, actividades bajo una serie de condiciones que deba cumplir, tendrá que esforzarse y poner a tope su creatividad para dar con la solución. Realmente esta es una técnica que se emplea bastante en ámbitos laborales que suponen grandes dosis de creatividad.

20. Establecer límites claros

Y por último, otro clásico de los psicólogos: poner límites. Un niño sin límites no se esfuerza, no siente necesidad de superarse y por tanto no necesita desarrollar su creatividad para conseguir sus objetivos. En cambio, cuando existen límites estamos marcando unas líneas que no se pueden traspasar y este hecho hace que el niño tenga que desarrollar su creatividad para intentar saltárselos, cambiarlos o negociarlos.

Para que puedas seguir indagando en más claves para fomentar la creatividad en los niños, te dejamos con un vídeo del programa Redes dirigido por Eduardo Punset, en el que podrás conocer los ”secretos” de la creatividad:

Actividades para fomentar la creatividad en los niños

Hasta aquí te hemos estado hablando de cómo fomentar la creatividad en los niños y algunas de las claves más importantes para hacerlo. Pues para que no todo se quede en la teoría, nos gustaría dejarte a continuación con una serie de actividades prácticas que podrás poner en marcha para conseguir este objetivo. No solo los niños se divertirán.

  • Taller de cuentos: no tenemos por qué ceñirnos a la lectura de cuentos, también podemos fomentar que los escriban e incluso que jueguen a inventar historias a partir de fichas, dibujos, experiencias que hayan vivido e incluso hacerlo junto a  otros niños. En la foto que te adjuntamos puedes conocer los Rory’s Story Cubes®, que son un juego de creación de historias a partir de la combinación de dibujos que hay en los cubos.
Rory's Story Cubes®. Herramienta perfecta para fomentar la creatividad en los niños
Rory’s Story Cubes®. Herramienta perfecta para fomentar la creatividad en los niños
  • Visitar museos: una muy buena opción es que los niños adquieran el conocimiento imprescindible para después poder desplegar todas sus dotes artísticas. Los museos ayudan además a conocer otras perspectivas diferentes de ver el mundo y a nosotros mimos, algo que a los niños les encantará.
  • Ir al teatro, cuentacuentos, cine, conciertos, ballet: las artes escénicas son creatividad en estado puro, por lo que ir con los niños a estos ambientes artísticos estaremos no solo dándoselas a conocer, sino que estaremos animándoles a que participen de alguna manera y puedan así fomentar su creatividad.
  • Dibujar y realizar manualidades: hasta que las nuevas tecnologías nos han invadido, era muy normal que los niños estuvieran toda la tarde dibujando o haciendo manualidades, algo que les encantaba no solo por el propio placer de hacerlo, sino porque habitualmente participaban los padres. Recuperar esta costumbre hará que hagamos mucho por fomentar la creatividad en los niños.
  • Actividades diferentes: una de las actividades que los adultos tendríamos que compartir con los más pequeños para fomentar la creatividad en los niños es salir de nuestra zona de confort y hacer que ellos también lo consigan. Planificar una salida al campo, cocinar una cena original un sábado por la noche, apagar la televisión durante las comidas… Con estas pequeñas acciones conseguiremos dar ejemplo, conocer otras formas de hacer las cosas y que los niños se enfrenten a situaciones extrañas ante las que tendrán que poner en marcha todos sus recursos con creatividad.

De todas formas, si te interesa el tema y te has quedado con las ganas de más, puedes ampliar material en mi página profesional aquí.

Artículos relacionados

Sobre el autor Carlos Póstigo

Psicólogo especializado en desarrollo personal. Formador y escritor de temática psicológica y de crecimiento personal.

sígueme en:

Deja un comentario: