¿Qué es la inteligencia emocional y cómo puede ayudarnos en el ámbito laboral?

¿A día de hoy no sabes qué puedes aprender en un curso de Inteligencia Emocional? ¿Todavía sigues creyendo que eso son cosas que están de moda y que de aquí a un tiempo se pasará y ya nadie se acordará de ello? ¿Que si mindfulness, Competencia Emocional y más palabras “raras”?

Inteligencia Emocional

Inteligencia Emocional

Quizás te sorprenda, pero lo que hoy llamamos Inteligencia Emocional y que nos dio a conocer un tal Daniel Goleman (sí, seguro que has oído hablar de él en alguna revista, vídeo de youtube o blog) es algo que siempre ha existido.

Aquí puedes ver una entrevista a Goleman:

“¡Venga ya!”, pue sí. Desde que el hombre es hombre (bueno, y la mujer es mujer) la humanidad ha estado siempre preocupada por entender y controlar sus emociones. Imagínate a los 300 espartanos temblando de miedo en el paso de las Termópilas y dando media vuelta, pensando que eran muchos griegos y que para qué.

Como puedes estar viendo, la inteligencia Emocional es algo que viene de muy antiguo, se ha estudiado en filosofía, religión, psicología y actualmente en una gran cantidad de cursos de todo tipo, desde el experto universitario ofrecido por diferentes entidades como la UNED hasta los de andar por casa de pocas horas lectivas. En Cursos.com puedes encontrar a través de nuestro buscador diversos cursos relacionados con la Inteligencia Emocional. Infórmate gratis accediendo a ellos desde aquí.

¿Qué se imparte en un curso de Inteligencia Emocional?

Seguro que en este punto ya estarás haciéndote alguna idea sobre lo que se imparte en un curso de este tipo. La primera idea que nos solemos hacer es que nos van a enseñar a estar felices y contentos todo el día, ¿a qué sí? Pero esto, así ya de partida mosquea, ¿no?

También pensamos que después del curso ya no voy a estar triste porque me dejó el novio, o que ese suceso que viví cuando era pequeño desaparecerá y podré hacer una vida parecida a la de mi vecino.

Pero, no. Aunque seguro que conoces a alguien o leído alguna historia en Facebook que gracias a la experiencia vivida en algún un curso de Inteligencia Emocional superó un trauma y ahora ya puede sonreír a la vida, esto no es así.

En estos cursos se aprende a gestionar las emociones junto con los pensamientos. Dicho así queda muy serio, pero si te digo que vas a aprender a dejar de tener la cabeza como una batidora de tantos pensamientos que tienes gracias a herramientas como el mindfulness o que vas a aprender a no gritar a las primeras de cambio gracias a la gestión de nuestra competencia emocional, a que suena mejor, ¿verdad?

Te dejo un vídeo para que conozcas algo más el mindfulness:

Muy resumidamente podemos decir que las emociones que tenemos y que nos dominan dependen de lo que pensamos y por tanto si elegimos lo que pensamos, podremos dominar nuestros sentimientos.

Por ejemplo, si desde siempre he creído que soy feo, en el caso de que una chica se me acerque es muy probable que yo me aleje y me sienta fracasado y sin autoestima; en cambio, si pienso que soy guapo y que puedo gustar a las chicas, cuando se me acerque una, tendré otra actitud más abierta y por tanto me sentiré más seguro de mí mismo y hará que busque otras ocasiones parecidas (este es un buen trabajo de nuestra competencia emocional)

¿Qué beneficios tiene un curso de Inteligencia Emocional?

Claro que esto que te acabo de explicar es muy fácil de decir pero complicado de hacer, e incluso puedes pensar que imposible de lograr, pero no es así. Al igual que cuando decidiste sacarte el carné de conducir pensabas que sería muy difícil dominar el arte de conducir y ahora te consideras un Fitipaldi (te dejo el enlace por si no sabes quién es), con la Inteligencia Emocional pasa lo mismo.

Tienes que partir que lo que aprendas en estas formaciones requiere un tiempo, esfuerzo y trabajo por tu parte para que acabes obteniendo los resultados que tú quieres. No son pastillas de efecto instantáneo, si fuera así, estaríamos perdiendo todo lo que aprenderemos en el proceso y que nos ayudarán a resolver otros problemas que surgirán por el camino.

Me gustaría describirte algunas de las cosas que te llevarás cuando realices un curso de Inteligencia Emocional:

1. Conocerte un poco más

Aunque te puede asustar, no es para tanto. A muchas personas nos asusta cuando no dicen que tenemos que conocernos más a nosotros mismos, es como que tenemos miedo a encontrar algo que no nos gusta, un monstruo que llevamos dentro y que mejor dejarle escondido.

En cambio el conocerte más a tí mismo supone que puedas tener más control sobre tu vida y puedas elegir, ¡qué lujo! Una vaca no tiene la capacidad de conocerse y evitar el matadero. Imagínate lo que podrías conseguir teniendo el control de tu propia vida invirtiendo para ello unas pocas horas lectivas.

2. Cambiar la forma de ver las cosas

Aquí solemos topar con otro miedo: “¿cambiaré mi forma de pensar? Yo no quiero cambiar”. Pues sí, cambiarás como lo haces constantemente. Seguro que cuando eras muy niño lo más importante eran tus padres, cuando fuiste adolescente los amigos y cuando te fuiste a vivir con tu novio… pues tu novio.

¿Y qué paso? Que fuiste descubriendo nuevas formas de ver la vida y adaptándote a ella. En un curso de Inteligencia Emocional aprenderás a ver el “problemón” que absorbe habitualmente tu vida desde otros puntos de vista y se modificará tu forma de pensar sobre él. A cambio dejarás de sentirte una víctima y empezarás a hacer lo que debes para solucionarlo.

La forma correcta de cambiar nuestra forma de ver las cosas es a través de nuestra experiencia, análisis y comprensión, no porque nos lo digan otros. Es decir, solo creeremos en elefantes rosas si los conocemos y tenemos una vivencia con ellos, no porque nos lo diga alguien muy lúcido en este tipo de paquidermos. Por tanto, no temas.

3. Te sentirás que no estás solo/a

El objetivo de ir a un curso de Inteligencia Emocional no es el de hacer amigos, (por lo menos el principal), pero es cierto que acabas conociendo a personas y lo más importante es que las conoces más profundamente que a alguno de tus amigos con los que sales de fiesta los fines de semana.

En los cursos de Inteligencia Emocional nos damos cuenta que no somos tan diferentes ni únicos, ni estamos tan aislados y solos como pensábamos. Hay mucha gente que ha vivido situaciones parecidas a las nuestras o más dolorosas y que nos hacen tomar conciencia de que en grupo somos más humanos que aislados. Nos damos cuenta que formamos parte de algo grande y que de verdad, nuestro granito de arena es importante, podemos ayudar y dejarnos ayudar.

4. Sales de muy buen rollo

Y en definitiva, cuando acabas un curso de Inteligencia Emocional, sales de subidón, muy contento por la gente que has conocido, y supermotivado por luchar para conseguir lo que te has propuesto, desde poner fin a una relación tóxica a iniciar un proyecto profesional eternamente estancado.

Pero lo más importante es que no olvides que esas sensaciones las generas tú y que por tanto está en tí la capacidad de conseguirlo. El curso simplemente es una herramienta que te sirve para descubrir algo que hay en tí. Vamos, como una pala que tú utilizas y que te ayuda a quitar arena hasta que descubres el tesoro debajo de la palmera.

Te animamos a que leas el artículo: “El origen de la motivación para conseguir tus objetivos” donde descubrirás más sobre la motivación como parte esencial de la Inteligencia Emocional.

Como puedes concluir, los cursos de Inteligencia Emocional suponen un cambio muy importante en nuestro futuro. Futuro que exigirá de nosotros que nos adaptemos a otras circunstancias muy diferentes. Infórmate gratis de nuestros diversos cursos aquí.

En nuestro Ebook ¿Hay trabajo en un Futuro Exponencial? (Puedes descargarlo sin coste aquí) analizamos la situación en la que nos encontramos actualmente en materia laboral y las problemáticas a las que nos dirigimos para así poder concienciar a toda una generación sobre el futuro que se van a encontrar y que estén preparados emocionalmente para ello.

Sobre el autor Carlos Postigo

Psicólogo especializado en desarrollo personal. Formador y escritor de temática psicológica y de crecimiento personal.

sígueme en:

Deja un comentario:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close