¿Eres una academia? Anúnciate en cursos.com
Portada / Cursos / Salud / Curso Doula

¡Quiero ser doula!

Si esta rama profesional es tu vocación y quieres ayudar a muchas mujeres a traer al mundo a sus bebés con los cuidados de salud más adecuados, podrás aprender todo lo que necesites con un curso de doula.

Cuando una mujer está embarazada no solo requiere unos cuidados físicos, médicos y psicológicos básicos, sino que el mismo embarazo es un proceso y oportunidad para que esa mujer viva algo muy significativo y vital tanto para ella como para su bebé.

En este punto es donde las doulas aportan su granito de arena, ofreciendo su experiencia y conocimientos para que este proceso se pueda vivir de la manera más plena y satisfactoria para todos.

 

Aquí te explicamos con todo detalle en qué consiste ser doula, qué características son deseables en el perfil de una persona que se dedique a esta profesión, las salidas laborales que ofrece el curso y cómo encontrar una formación específica y de calidad que te permita alcanzar tu meta.

Un curso de doula es una muy buena opción tanto si lo que quieres es introducirte en esta profesión, aprendiendo de la mano de especialistas, como si ya tienes experiencia y necesitas certificar tus conocimientos mediante una titulación.

Las doulas poco a poco se están empezando a convertir en una figura imprescindible a la hora de acompañar a una mujer embarazada. Si estás muy interesada en el mundo de la maternidad, ¡no dudes en hacer un curso de doula!

 

A continuación, te damos las claves más importantes sobre esta profesión cada vez más en auge debido al creciente interés por la maternidad y la búsqueda de alternativas en cuidados previos, durante y después del parto.

0
años de antiguedad de la profesión
0
de cesáreas con la presencia de un doula en el parto

¿Qué es una doula?

A la hora de definir exactamente qué es una doula, podemos decir que estas profesionales son mujeres que acompañan a otras mujeres durante todo el proceso del embarazo, en el parto y la posterior crianza de los hijos.

Hay que destacar sobre todo que una doula no es una profesional sanitaria como una ginecóloga o una matrona, sino que su papel es ofrecer apoyo y acompañamiento a la preparación física y emocional, con el objetivo de ayudar a las mujeres a tener una experiencia de embarazo y parto seguro, memorable y sobre todo de empoderamiento.

Existen diferentes tipos de doulas especializadas en algunas áreas como, por ejemplo, preconcepción, infertilidad, embarazo, parto, posparto o pérdida.

 

¿Cuál es la diferencia entre matrona y doula?

Una doula no es una matrona, tienen papeles distintos pero complementarios durante el parto. El papel de la doula está más relacionado con un acompañamiento espiritual, mientras la matrona realiza las funciones sanitarias necesarias durante el parto.

Por lo tanto, una doula es una persona, generalmente mujer, que informa y acompaña en el proceso de la maternidad, no interponiéndose en los actos médicos ni supliendo la función de las matronas o ginecólogos durante el parto.

La doula no es personal sanitario, no atiende partos, no tacta, ni prescribe tratamientos, no diagnostica ni realiza terapias.

 

Según la Organización Mundial de la Salud, el apoyo continuado y físico ofrecido durante el parto por una persona, doula, matrona o enfermera, conlleva grandes beneficios.

 

¿Qué hacen las doulas?

Las doulas son mujeres que, por lo general, son madres y se ofrecen a compartir su experiencia como tal con otras mujeres que están a punto de serlo.

El embarazo, sobre todo su fase final, es una época de muchos cambios, surgen dudas sobre cómo será el momento del parto, si éste será doloroso o sobre si se tienen los conocimientos suficientes sobre los cuidados del bebé.

 

Normalmente las respuestas a estas inquietudes se buscan en el equipo médico que supervisa el embarazo (ginecólogo, matrona, obstetra, pediatra, etcétera), así como en familiares y allegados. Pero a veces esto no resulta suficiente.

Ahí surge la figura de la doula, una mujer que con su empatía y sus consejos ayuda a reforzar la confianza de las embarazadas, quienes gracias a su apoyo se sienten más seguras de cara al momento del parto y durante el puerperio.

Básicamente la función de la doula es el acompañamiento físico y emocional. No suelen tener formación médica como en el caso de las matronas y no están cualificadas para realizar el seguimiento del embarazo o asistir en el parto.

No obstante, cada vez es más frecuente que esta figura esté presente en alumbramientos, ya sea en el propio hogar si se ha decidido tener al bebé en casa, o en el hospital o clínica a la que se acuda, en cuyo caso se deberá anunciar previamente al personal médico si está de acuerdo con que la doula esté presente.

Una vez explicada la misión de la doula, vamos a profundizar en las funciones que realizan (y las que no realizan) estas especialistas y que podrás aprender con un curso de doula. ¡Toma nota!

Funciones que realiza una doula

  • La doula ofrece soporte emocional a través de la presencia continua al lado de la parturienta, proporcionando aliento y tranquilidad, ofreciendo cariño, palabras de reafirmación y apoyo. Favorece el mantenimiento de un ambiente tranquilo y acogedor, con silencio y privacidad.
  • Ofrece medidas de confort físico a través de masajes, relajaciones, técnicas de respiración, baños y sugerencia de posiciones y movimientos que auxilien el progreso del trabajo de parto y disminución del dolor y la incomodidad.
  • Facilita soporte informativo explicando los términos médicos y los procedimientos hospitalarios. Antes del parto orienta a la pareja sobre qué esperar del parto y el posparto. Explica los procedimientos comunes y ayuda a la mujer a prepararse física y emocionalmente para el parto, de las más variadas formas.
  • También actúa como un puente de comunicación entre la mujer y el equipo de atención.
  • La doula se hace importante incluso en un parto por cesárea, donde continúa dando apoyo, confort y ayudando a la mujer a relajarse y tranquilizarse durante la cirugía.
  • Puede estar presente en el posparto, ayudando a la madre en su contacto con el recién nacido y con la lactancia.

Funciones que no realiza una doula

  • La doula no realiza ningún procedimiento médico o clínico como medir la presión, toques vaginales, monitoreo de latidos cardíacos fetales, administración de medicamentos.
  • No es su función discutir procedimientos con el equipo o cuestionar decisiones.
  • Tampoco sustituye a ninguno de los profesionales tradicionalmente involucrados en la asistencia al parto.
  • No sustituye al acompañante escogido por la parturienta. En ese caso la doula orienta al padre o acompañante a tener una participación más activa en el proceso, sugiriendo formas de prestar apoyo y dar consuelo a la mujer.

Perfil profesional de una doula

Además de contar con el título acreditativo de un curso de doula con el que certificar tus conocimientos, hay otras cualidades que son tan importantes como tu nivel de estudios.

Las habilidades personales y las competencias son igual de valiosas a la hora de desarrollar con eficiencia y garantías nuestro trabajo. En el caso de las doulas, existe una serie de cuestiones muy a tener en cuenta y que conviene potenciar si no se tienen especialmente desarrolladas, porque harán mucho más sencillo desempeñar las tareas del día a día con soltura y eficazmente.

Te contamos en seguida cómo es el perfil idóneo de una doula. ¡Presta atención!

Tener interés por la medicina ginecológica y la psicología

Sin duda, esta es la primera de las cualidades que debe destacar en una persona que quiera ser doula. A pesar de no ser personal sanitario, sí que es importante que conozcan la ciencia que rodea a las distintas fases del embarazo, el parto, el posparto y la lactancia.

También deberá tener conocimientos de psicología y coaching para poder ofrecer un servicio de calidad al acompañar a la embarazada durante este momento de su vida.

Tener buenas capacidades comunicativas

Otra de las habilidades más interesantes con las que puede contar una doula es la de contar con capacidad comunicativa. Ser abierta, empática y comunicarse adecuadamente es básico poder construir una relación de confianza y proporcionar los cuidados adecuados a la embarazada.

Habilidades de observación y atención al detalle

Además de las habilidades comunicativas, tener especial sensibilidad para observar, tener capacidad analítica y atención al detalle será una cuestión muy interesante que puede facilitar muchísimo el trabajo de la doula.

Poder leer entre líneas a las mujeres con las que trabajarás ayudará mucho a la hora de establecer un esquema mucho más completo de la situación actual del que está viviendo y qué mejorías conviene conseguir.

Ser organizada y metódica

Las doulas trabajan por cuenta ajena, por lo que tendrás que llevar un control riguroso de la gestión de la agenda de citas y actividades de las mujeres y parejas con las que trabajes. En este sentido, llevarlo todo al día y agendado te ayudará mucho en tu trabajo.

Beneficios de tener una doula

Estamos seguros de que después de leer hasta aquí, estás empezando a ver todos los beneficios que tiene el contar con una doula durante el embarazo y el posterior parto. Te dejamos una listado con todos estos beneficios:

  • Aporta apoyo emocional, experiencia y conocimientos de primera mano.
  • Da seguridad, tranquilidad y confianza.
  • Conocen los procedimientos médicos y saben cómo tratar con los médicos.
  • Está en exclusiva para la mamá durante todo lo que dure el parto.
  • Ofrecen ayuda en el postparto, ideal para primerizas, después de una cesárea o en caso de no tener familia.
  • Consiguen que se reduzca la duración promedio del parto hasta un 25% y la tasa de cesáreas en un 50%.
  • Consiguen que el padre esté más relajado y pueda así acompañar en pleno a la mujer.
  • Al conseguir que la mamá viva todo el proceso de una manera más relajada y segura, los bebés sufren menos y son más felices.

En el siguiente vídeo puedes conocer más en detalle qué hace una doula y qué beneficios tiene contar con una:

¿Cuáles son las salidas profesionales del curso de doula?

La profesión de doula es prácticamente una recién llegada a nuestro país. Sin embargo, cada vez son más las mujeres que solicitan su presencia en el parto, algo que, a día de hoy, aún son pocos los hospitales españoles permiten. Eso sí, cuando la mujer elige dar a luz en casa, la demanda de servicios de doula aumenta.

En este contexto, una vez finalices tu curso de doula podrás trabajar en domicilios, en clínicas ginecológicas y otros centros de atención a la salud de la mujer embarazada que ofrezcan este tipo de servicios, como asociaciones de lactancia, por ejemplo.

¿Cómo es el sueldo de una doula?

Tras realizar tu curso de doula podrás comenzar a prestar tus servicios como especialista en asistencia a la mujer embarazada.

El precio no está estipulado un coste fijo, entre otras cosas porque dependerá del servicio que ofrezcas. De esta manera, las tarifas de una doula pueden oscilar entre los 20-40 euros por hora o los 50-60 euros por visita, mientras que puedes alcanzar los 500 o 600 euros por prestar asistencia durante el momento del parto.

No está mal, ¿verdad? Eso sí, hay que tener en cuenta que tendrás que ofrecer total disponibilidad durante la recta final del embarazo, sobre todo en las semanas de la 38 a la 42.

Por otro lado, también podrás ofrecer servicio posparto, que va desde el apoyo en las primeras horas tras el parto hasta visitas acordadas con la madre en las primeras semanas en casa, donde ayudarás en sus primeros pasos con el bebé aconsejarás sobre los cuidados tanto para este como para ella. Esta asistencia puede cobrarse en torno a los 300 euros.

Como ves, las cifras varían mucho y te las presentamos solo a título orientativo. Las tarifas tendrás por tus servicios de doula tendrás que acordarlas con la mujer con la que trabajes.

 

¿Qué aprenderás con un curso de doula?

Durante tu formación del curso de doula vas a adquirir los conocimientos imprescindibles para el desarrollo del acompañamiento como doula.

Estudiarás cuáles son las funciones y roles, pero también se te guiará para que reflexiones sobre el concepto de maternidad desde un enfoque crítico que concibe a la mujer como un ser holístico.

Estos son los objetivos de formación habituales que se persiguen en un curso de doula:

  • Estudiar la fisiología del embarazo, parto y postparto con un enfoque que englobe la mente, el cuerpo y el espíritu en todas sus fases.
  • Formar en el asesoramiento de la lactancia para el acompañamiento en cualquier etapa en la que se encuentre la mujer.
  • Aprender a detectar problemas y ofrecer soluciones para la lactancia materna.
  • Dar a conocer las funciones del acompañamiento.
  • Enseñar el desarrollo la labor de doula de manera profesional.

¿Cuáles son los requisitos para el curso de doula?

A diferencia de otras profesiones, para ser doula tienes que tener en cuenta que no existe regulación formal de la actividad y que no te harán falta unos estudios académicos mínimos que te permitan formarte para ello.

En cambio, lo que sí deberás tener o desarrollar una serie de características personales imprescindibles para hacer tu trabajo de la manera más plena posible. He aquí las más destacadas:

  • Conocerse una así misma, siendo consciente de los miedos propios para no proyectarlos sobre la embarazada.
  • Estar dispuesta a realizar un trabajo continuado para estar al día en toda aquella información relacionada con la maternidad.
  • Entender que dar a luz es un acontecimiento fisiológico natural y no un episodio médico.
  • Saber crear un ambiente óptimo e íntimo para llevar a cabo las actividades necesarias con las mínimas interrupciones posibles.
  • Practicar el respeto mutuo.
  • Escuchar activamente para conectar con la mujer embarazada.
  • Respetar las decisiones que tome la embarazada tanto durante la gestación como en el parto y la posterior etapa de cuidados del bebé.

¿Cómo es el temario del curso de doula?

Para cumplir los objetivos de formación y desarrollar las capacidades que se requieren para ofrecer un buen servicio de acompañamiento como doula, tendrás que prepararte para aprender y estudiar una serie de contenidos.

El temario del curso de doula variará en función del centro en el que realices la formación. No obstante, en líneas generales, los temarios suelen abarcar las siguientes áreas de aprendizaje:

  • Implicaciones de ser doula: cómo ser acompañante de mujeres embarazadas o madres.
  • La sexualidad de la mujer desde una perspectiva holística.
  • Aspectos fisiológicos y psicológicos del embarazo, el parto y el postparto.
  • Herramientas prácticas y técnicas de la doula: coaching y meditación.
  • El ciclo femenino.
  • Nacimiento.
  • Lactancia materna y asesoramiento.
  • Crianza, porteo, llanto, sueño, alimentación complementaria.
  • La muerte y el proceso de duelo.
  • Cómo desarrollar un negocio como acompañante a la maternidad.

¿Qué tipos de curso de doula hay?

Como has podido comprobar, para trabajar como doula deberás prepararte bien, ya que la labor de acompañamiento en el embarazo y la crianza de los hijos requiere una formación especializada.

Si ya te has decidido a formarte en este ámbito de la salud en la maternidad, el siguiente paso será elegir la modalidad de formación que mejor te convenga en materia de disponibilidad horaria y objetivos.

Antes de dar el paso de inscribirte en un curso de doula, te recomendamos que conozcas más a fondo las opciones formativas que tienes a tu alcance en la actualidad. Veamos cuáles son.

Curso de doula presencial

En este tipo de cursos la formación se imparte en sesiones presenciales, es decir, que será necesario acudir a clases y talleres impartidos en un centro.

Realizar un curso de doula presencial requiere una participación activa, lo cual es una gran ventaja que te permitirá intercambiar impresiones y dudas tanto con tus compañeras como con las profesoras.

Con la metodología presencial los objetivos del curso de doula se centran en vivencias individuales y grupales, en el desarrollo personal y el afianzamiento de información, además del aprendizaje de herramientas y recursos.

Otra ventaja es que sirve para socializar y realizar una red de contactos con otras futuras especialistas en acompañamiento a la maternidad.

Por el contrario, asistir a clase con horarios fijos conlleva una inversión adicional en tiempo y costes de desplazamiento, lo cual no es idóneo para todo el mundo.

Curso de doula online

Por su parte, la formación por internet pone a tu disposición otro tipo de ventajas, siendo la más importante la flexibilidad de horarios que ofrece, lo que convierte a la modalidad online en la opción favorita para muchas personas.

Con un curso de doula online podrás profundizar en contenidos teóricos sin moverte de casa y cuando tú quieras. Así podrás compaginar tu preparación con otros aspectos de tu vida: el trabajo, la familia, el tiempo personal, etc.

Estudiar un curso de doula online te ofrece características que merece la pena tener en cuenta. ¡Echa un vistazo a las más destacadas!

  • Tú marcas el ritmo de estudio. Con la modalidad online te preparas en las horas que tengas disponibles, a tu propio ritmo y desde el lugar que tú quieras. No tienes que ceñirte a unos horarios fijos, ya que tendrás acceso a los materiales y contenidos del curso en una plataforma virtual.
  • Relación calidad-precio interesante. La formación online ofrece una buena relación entre calidad y precio, ya que, al eliminarse los costes derivados de las clases presenciales, los centros formativos pueden permitirse ajustar más los precios, pero sin renunciar a la calidad.
  • Facilidad de comunicación. Internet facilita el acceso a toda una gama de canales de comunicación, tanto en tiempo real como en diferido. De esta manera, podrás interactuar con profesoras y compañeras en foros y chats, así como preguntar dudas por correo electrónico e incluso videollamada.

Tanto si prefieres las ventajas de la formación presencial como de la modalidad online, en Cursos.com podemos ayudarte a encontrar el curso de doula que mejor se adapte a tus preferencias. ¡Consúltanos!

 

¡Fórmate con el mejor curso de doula!

En Cursos.com queremos que cumplas tus objetivos profesionales y, para ello, te acercamos a la mejor oferta formativa. ¡Consúltanos y te guiamos para que elijas el curso más idóneo en la especialidad que más te interese!

Si ya has decidido que quieres apuntarte a un curso de doula, pero no tienes claro por dónde empezar, nosotros buscamos las mejores opciones para ti y te presentamos la mejor selección de academias y centros para realizar tu formación.

Basta con que rellenes el formulario y nos pondremos en contacto contigo para facilitarte sin compromiso toda la información que necesites sobre los cursos de doula.

Estás a un paso de comenzar tu camino en el acompañamiento a la maternidad, una labor social importante en la que ayudarás a muchas mujeres y a sus bebés.

¡Infórmate ahora y consigue el trabajo de tus sueños!