¿Eres una academia? Anúnciate en cursos.com
Portada / Cursos / Salud / Curso de Sexología

¡Quiero ser sexólogo y terapeuta de pareja!

No es un secreto para nadie que los “felices para siempre” que nos cuentan en las historias de amor, bien sea en películas, en cuentos de hadas o en libros románticos, no son del todo ciertos. La realidad es bien distinta y, en la vida cotidiana, las parejas acaban teniendo roces de convivencia que, a veces, terminan en serios problemas.

¡Pero no todo son malas noticias! Estos desencuentros que surgen en las parejas normalmente tienen solución: una de ellas es la terapia de pareja.

Acudir a una persona experta en el ámbito de la sexología y la terapia de pareja ayuda a un gran porcentaje de parejas a superar sus dificultades con éxito, ¡más de un 70%!

¿Siempre te ha parecido interesante este tema y crees que podrías aportar tu granito de arena en el sector? ¿Tus familiares, amigos y personas cercanas acuden a ti para buscar consejo sobre temas sentimentales? Es probable que tu perfil encaje en el de un profesional con estas características.

¿Quieres saber más sobre una formación en el sector laboral de la sexología y la terapia de pareja? ¡Sigue leyendo para informarte de todos los detalles!

0
de las parejas que acuden a terapia tienen éxito
0
de personas que acuden a terapia mejoran su estado anímico

¿Qué es la sexología y la terapia de pareja?

No podemos profundizar en una formación en este sector sin primero puntualizar qué es exactamente esta disciplina, ya que existe mucha desinformación y muchos falsos mitos sobre los temas a tratar por este tipo de profesionales.

Bien es cierto que, hoy en día, la terapia de pareja y la sexología tienen cada vez más cabida y aceptación en la sociedad, pues su labor no solo es beneficiosa para la relación sentimental, sino también para la salud de cada uno de los miembros de la pareja de forma individual.

La sexología y la terapia de pareja están cada vez más aceptadas socialmente, pues aportan grandes beneficios a la salud individual y a la de la pareja.

 

¡Vamos a ver en qué consiste cada disciplina!

Terapia de pareja

¿Qué es exactamente la terapia de pareja? Se trata de un tipo de terapia con un carácter psicológico cuyo objetivo es ayudar a las parejas a resolver sus conflictos y, evitar así, una crisis mayor sin retorno.

Uno de los puntos fuertes a tratar en esta terapia sentimental es resaltar los puntos positivos que hay, tanto en la pareja como en los integrantes de ésta de manera individual, de forma que una de las prioridades sea valorarse el uno al otro y no solo ver los puntos malos que existen en ese momento concreto de la relación.

Por otro lado, es importante también acabar llegando al origen de esta situación para intentar resolver el problema de raíz y darles unas pautas a la pareja para evitar que el conflicto vuelva a aparecer.

Sexología

En cuanto al campo de la sexología, podemos decir que entra en poco más en profundidad en uno de los conflictos de pareja que se suelen tratar: el sexo. La sexología es la especialidad que se encarga de afrontar y dar solución  a los problemas sexuales en la pareja.

Vamos a hablar de todos ellos más adelante, ¡si te interesa el tema no pierdas detalle!

Perfil profesional y requisitos de un sexólogo y terapeuta de pareja

Como bien intuirás, para dedicarte a esta profesión es necesario reunir una serie de cualidades que te hagan ser un  buen profesional. Vamos a diferenciarlos en dos ramas: la personal y la profesional. ¡Atento para ver si los reúnes todos!

Requisitos personales

Una persona que esté interesada en este ámbito debe tener un carácter y una personalidad definida y alineada en la filosofía del puesto. ¡Veamos!

  • Empatía y escucha activa: se trata de una de las principales características que debe tener un sexólogo. Para entender el problema es necesario escuchar, no hacer juicios con una primera impresión y empatizar para lograr entender cómo se sienten las personas que te están pidiendo ayuda. Solo así lograrás llegar a la solución correcta para el problema. ¡Sin una buena escucha y entendimiento no hay un buen y correcto diagnóstico de la situación!
  • Mente abierta: es imprescindible que seas una persona “moderna” mentalmente hablando y estés abierto a escuchar y entender todo tipo de situaciones. Está claro que los tiempos han cambiado y la sociedad con ellos. Los problemas no son los mismos que los de hace unos años y las tipologías de pareja y familias con las que te puedes encontrar son muchas y muy variadas.
  • Paciencia: un profesional que trate sobre problemas de conducta e, incluso, mentales, debe ser una persona con una gran paciencia. Ten en cuenta que la persona no solo puede estar lidiando con ese problema en concreto por el que te ha solicitado ayuda, sino que su vida diaria: el estrés, la vida laboral, etc… pueden estar influyendo en el empeoramiento de la situación familiar o de pareja. ¡Y puede ser muy difícil hacérselo ver y llegar a una conclusión común!
  • Buena comunicación: poseer habilidades comunicativas y mucho tacto para tratar situaciones conflictivas y de tensión. Es importante que las personas a las que trates te comprendan en todo momento y entiendan bien lo que les estás diciendo. Recuerda que no solo tú debes entender lo que está pasando para poder solucionarlo, ambas partes debéis llegar al mismo puerto.
  • Capacidad de observación: es importante a la hora de realizar el diagnóstico que no solo escuches lo que las personas te cuentan, sino también que tengas especial cuidado en fijarte en sus gestos, sus actitudes, las palabras y expresiones que utilizan… estos detalles te darán muchas pistas para lograr entender qué es lo que realmente está pasando.

¿Crees que eres una persona que reúne todas estas características y te resultan interesantes para aplicarlas en tu trabajo? ¡Pues vamos a ver si cumples también los requisitos académicos y profesionales para optar a este puesto!

Requisitos profesionales

Si quieres formarte como sexólogo debes tener en cuenta que se trata de una especialidad del sector sanitario muy ligada a la psicología. De hecho, hasta hace relativamente poco tiempo, era una especialidad exclusiva de esta ciencia. Por tanto, era necesario tener unos estudios superiores en esta rama para acceder a este puesto.

Hoy en día, y gracias a ser una especialidad de carácter multidisciplinar, se puede acceder desde cualquier otra rama como medicina, educación, trabajo social e, incluso, comunicación.

Pero los avances sociales han sido tan notorios que incluso una persona sin estudios superiores de grado, licenciatura o diplomatura, podría acceder a esta formación y ser un gran profesional. Eso sí, ten en cuenta que si no posees estudios superiores las formaciones a las que podrás acceder tendrán la denominación de “curso” en lugar de, por ejemplo, “máster”.

Funciones de un profesional en sexología y terapia de pareja

Ahora que ya conoces todos los datos sobre lo que es esta disciplina y cuál es el perfil profesional ideal para dedicarse a ella, vamos a ver qué tareas tendrás que afrontar en el día a día de este puesto. Las separaremos en los dos grandes ámbitos que hemos tratado: la terapia de pareja y la sexología.

Terapia de pareja: los problemas más comunes

¿Cuáles son los problemas más frecuentes a tratar en una terapia de pareja? Pueden ser varios:

  • Desigualdad en el poder. Esto puede estar provocado porque una solo miembro de la pareja tome las decisiones de manera unilateral, es decir, sin contar con el otro.
  • Sensación de falta de afecto. Es posible que alguno de los miembros establezca límites emocionales que provoquen la frustración del otro, por lo que no se sentirá lo suficientemente querido.
  • Poca intimidad. Existen muchas ocasiones en las que un miembro de la pareja no le deja el suficiente espacio al otro para dedicarse a sus hobbies, amistades o, simplemente, pasar un rato a solas. También puede darse el caso de que esta coartación de la intimidad sea mutua.
  • Inseguridad y dependencia. Es uno de los problemas a tratar más habituales. Normalmente esta inseguridad y dependencia del otro se manifiesta con los celos excesivos y la continua acusación de culpas.
  • Falta de compromiso en la pareja. No siempre los dos miembros de la pareja se involucran en la relación por igual. Esto puede provocar desajustes emocionales y desencadenar problemas debido al hecho de no sentir que el compañero de vida cuenta con el compromiso necesario para que la relación avance.
  • Infidelidad. El hecho de cometer una deslealtad mina mucho la relación de pareja y desencadena situaciones de desconfianza y celos desmedidos.
  • Falta de confianza mutua. Como bien se dice: si no hay confianza, no hay nada. La escasa credulidad en el otro puede generar problemas de comunicación que se van agravando con el tiempo si no se pone remedio.
  • Falta de cooperación. Normalmente este caso se da en cuestiones de convivencia en el hogar, cuando uno de los miembros no se siente apoyado en las tareas domésticas, el cuidado de los hijos… haciendo que toda la carga recaiga sobre uno solo.
  • Violencia y agresividad. Pueden darse discusiones muy fuertes que, incluso, pueden llegar a agresiones físicas.
  • Intromisión del entorno. En ocasiones, los círculos cercanos de cada uno de los miembros influyen mucho en cómo se desarrolla la relación. Es importante no dejarse llevar por comentarios ajenos y mantener una buena comunicación con la pareja.

Seguro que algunos ya te sonaban, y otros puede que te hayan sorprendido, ¿no? Veamos ahora más en profundidad lo que concierne a la sexología.

Ámbitos de actuación en cuando a sexología en la pareja

Vivir la sexualidad con total plenitud es algo maravilloso, pero que no está exento de problemas. Sobre todo cuando son dos personas las que entran en juego y deben compaginarse y entenderse para alcanzar la satisfacción sexual. Entonces, ¿qué problemas trata exactamente la sexología? Veámoslos:

  • Disfunción erectil.
  • Eyaculación precoz.
  • Eyaculación retardada.
  • Falta de deseo sexual.
  • Adicción al sexo.
  • Anorgasmia.
  • Dolor coital.
  • Parafilias.
  • Vaginismo.

¿Qué te han parecido los temas a tratar en consulta? ¿Crees que, con la formación necesaria, estarías preparado para atender cuestiones de esta índole? ¡Seguro que sí! Abordemos ahora las posibilidades laborales que tendrás gracias a esta formación.

Salidas profesionales de un curso de sexología y terapia de pareja

En toda profesión multidisciplinar, las salidas laborales que nos encontramos son muchas y muy variadas. La sexología no iba a ser menos, ¡con la de campos de actuación y problemas tan variopintos que trata! Échale un ojo a las salidas profesionales más habituales de este puesto:

  • Asociaciones y proyectos destinados a la educación sexual a diferentes colectivos de la sociedad como pueden ser adolescentes y jóvenes, personas discapacitadas…
  • Investigación. Es un ámbito importante que, quizás, no está lo suficientemente valorado. Gracias a la investigación en el sector de la sexología se consiguen grandes avances en este campo que permiten seguir aprendiendo sobre el comportamiento social, sexual y emocional de las personas en sus relaciones sentimentales.
  • Clínicas o consultas. Puedes optar por trabajar para una clínica o montar tu propio consultorio para atender los problemas en sesiones de terapia.
  • Divulgación científica. Puedes ejercer tu profesión desde el punto de vista informativo, dedicándote a dar charlas, conferencias o talleres a través de diversos medios como, por ejemplo, internet. ¡Aporta tu granito de arena desde la gran ventana al mundo que es la red!

¿Cuál es el sueldo de un terapeuta experto en sexología?

No podemos dar cifras concretas de un sueldo mensual, ya que si, por ejemplo, tienes tu propio consultorio, las tarifas y ritmo de trabajo lo marcarás tú.

Esto quiere decir que, dependiendo de la salida laboral que elijas, el tiempo dedicado a tu trabajo, tu experiencia como profesional, tu nivel formativo, etc… el sueldo será diferente.

Acercándonos un poco más al ámbito propiamente clínico, en caso de tener tu propia consulta o trabajar en una clínica especializada, podríamos decir que las tarifas por consulta rondarían entre los 60 y los 80 euros de media.

En el caso de las charlas, talleres o conferencias, esta remuneración vendrá fijada por el propio proyecto en el que trabajes y dependerá de la duración de la sesión o los temas a tratar en ella, entre otras cosas.

Temario del curso de sexología y terapia de pareja

Las materias que tratarás en cualquier formación de sexología y terapia de pareja, a grandes rasgos, pasarán por el estudio de los temas que te comentamos a continuación y su estudio tendrá como objetivo que te conviertas en un profesional en todos esos campos para ser un profesional multidisciplinar.

  • Obtendrás conocimientos avanzados en prevención de la salud sexual y prevención de embarazo no deseado, así como temas un poco más controvertidos como pueden ser la violencia sexual, la violencia de género e, incluso, la pederastia.
  • Adquirirás capacidades para el asesoramiento sexual, terapia sexual o tratamiento sexológico.
  • Obtendrás conocimientos en las áreas de salud reproductiva, educación sexual, investigación en sexología y clínica sexológica.
  • Conocerás el tipo de tratamientos que se destinan al correcto cuidado de la salud sexual y cómo llevarlos a cabo en cada caso concreto y en cada persona en particular. Es importante mencionar que, al igual que en la salud general, en la salud sexual también hay que adecuar los tratamientos a los pacientes según cuáles sean sus necesidades. Lo que vale para uno, no tiene porque ser bueno para otro. ¡La empatía y la escucha será tu gran aliado en estos casos!

Curso de sexología y terapia de pareja: ¿qué vías hay para estudiarlo?

Si has llegado hasta aquí, ¡seguro que estás más que convencido de que este puesto es para ti y quieres formarte en ello! Pues bien, déjanos decirte que tienes varias opciones, ¿las vemos en profundidad?

El curso sexología y terapia de pareja online

Hoy en día, ¿quién no ha apostado alguna vez por la formación online? Ya sea formación gratuita, de pago, un mismo un vídeo… ¡internet ha sido nuestra fuente de conocimiento! Estaríamos hablando de la formación por excelencia en la actualidad por las ventajas que ofrece. ¡Atento!

  • Libre gestión de tu tiempo. Empiezas cuando tú quieres. Una de las grandes ventajas es que la modalidad online te permite empezar la formación en cualquier momento, bien sea ahora o bien sea dentro de un tiempo. Incluso puedes hacer un parón en medio de la formación y retomarla más adelante. ¡Organízate como tú quieras y decide cuál es tu momento!
  • A tu ritmo. Sin horarios, sin límites, sin plazos. Una vez que te matricules en el curso, podrás acceder a la plataforma cuando, donde y como quieras. No tendrás fechas y el ritmo lo marcas tú, por lo que tus obligaciones laborales o personales no serán un problema. ¡Tan fácil como la vida misma!
  • Sin desplazamientos. El curso que te gustaría hacer no está en tu ciudad o te va mal por los horarios de las clases. ¡No te ates! Con la opción online evitas todos estos inconvenientes.
  • Ahorro. No tienes que desplazarte, por lo que ahorras en transporte y tiempo. Además, ¡los cursos online suelen tener un precio muy asequible!
  • Tutor personalizado. ¿Te encajan a la perfección todas estas opciones pero no te ves capaz de organizarte correctamente?¡No te preocupes! Los cursos que ofrecen la modalidad online tienen a una persona de referencia a la que podrás preguntarle todas tus dudas y que te ayudará a organizarte, tutorizándote durante todo el proceso que dure tu formación.

El curso de sexología y terapia de pareja presencial

¿En tu caso no hay inconvenientes de horarios, compaginación con otras actividades, tiempos y desplazamientos? ¡Estupendo! Cursos.com tiene también una opción para ti.

Tanto si quieres formarte online como de forma presencial, en nuestra página web encontrarás un curso a tu medida y que cubra tus necesidades actuales. ¡Tan solo tienes que cubrir el formulario que encontrarás en la web y dejarte ayudar por nosotros! ¿Te animas?

Entonces, ¿el curso de sexología y terapia de pareja es para mi?

Déjanos decirte, antes de resolverte en profundidad esa duda, que si has llegado con tu lectura hasta aquí, ¡es porque te interesa muchísimo este tema! Y, al tratarse de un ámbito que podemos incluir como sanitario, estaríamos hablando de una profesión puramente vocacional.

Deberás tener una gran pasión por este tema y un perfil muy definido de ayuda social. ¡Y lo tienes! Solo tienes que echar la vista atrás en este artículo y ver todos los puntos que hemos visto juntos, ¡y te han cautivado!

Ahora solo nos queda el último paso, saber qué formación es la que más se acomoda a ti y a tus necesidades. ¡No todas pueden aportarte lo que estás buscando! Para ayudarte a encontrarla, estamos nosotros. No pierdas detalle de lo que te contamos en el último apartado. ¡Atento!

¡Escoge el curso se sexología que mejor se adapte a ti!

Como puedes comprobar, la oferta del mercado de formación es muy amplia y variada. Una vez que tienes toda la información, ¿ya te has decantado por algo más concreto en cuanto a tu formación en este campo?

Somos conscientes de que las posibilidades formativas son muchas y es difícil no solo decidirse, sino saber si estás optando por la opción correcta. En Cursos.com lo sabemos, y por eso nuestro máximo objetivo es asesorarte para que encuentres la mejor formación, adaptada a tus circunstancias, para estudiar esta especialidad de terapia de pareja y sexología.

Nuestra misión es ayudarte a encontrar lo que buscas. ¡Consúltanos a través del formulario y dale a tu carrera profesional el impulso que buscas!

Encuentra la formación que más te conviene y comienza a formarte cuanto antes. ¡Apuesta por tu futuro!