fbpx

¿Qué se necesita para ser dependiente? Requisitos, sueldo y cursos

Uno de los sectores que sigue teniendo una gran demanda es la atención al público. ¿Te gusta el trato con el cliente? Pues una de las salidas laborales más interesantes consiste en trabajar de dependiente. Además, la oferta que hay es tan sumamente amplia, que podrás encontrar el puesto que se adecúe a tus gustos y necesidades.

Funciones de un dependiente

Dependiente en una tienda
Dependiente detrás del mostrador de una tienda

Por ejemplo, el sector textil está en pleno auge. Las tienda de ropa barata no paran de crecer, batiendo año tras año récords de venta. Y, firmas de moda de la altura de Inditex, siempre están buscando nuevos candidatos.

Otro ejemplo a tener en cuenta es el sector de las nuevas tecnologías. España es uno de los países de Europa que más teléfonos móviles se venden, así que es otro mercado en el que no es demasiado difícil encontrar trabajo.

Además, el abanico de posibilidades es realmente amplio: puedes trabajar en un supermercado como dependiente de pescadería, carnicería o charcutería, en tiendas de muebles, papelerías, droguerías…

Eso sí, para ser vendedor en un punto de venta, ha de tener muy claro cómo quieres desempeñar tu trabajo. Más que nada porque, se pueden encontrar dos claras diferencias dentro de este perfil laboral.

dinero
Monedas y billetes de euro

Dentro del trabajo de dependiente, nos podemos encontrar con dos situaciones: que el trabajo tenga un salario fijo más un plus en forma de comisiones, o que el puesto no requiera unas ventas determinadas y por lo tanto tenga solo un salario fijo.

Evidentemente, en ambos casos tiene sus ventajas y desventajas En el caso de trabajar por comisiones, la presión aumenta de forma notable. Por un lado, sabes que cuanto más venda mayor será tu nómina a final de mes. Además de que la tienda en la que trabajes tendrá unos objetivos globales que deberán cumplirse mes tras mes.

Además, has de tener capacidad para realizar ventas de forma más agresiva. No, no atosigues al cliente ya que no es la opción adecuada, pero sí que tendrás que tener un buen don de gentes y capacidad para analizar y solucionar las necesidades de los clientes para que se vayan satisfechos. Y la presión trabajando con comisiones es bastante alta.

En cambio, si no tienes objetivos, tu desempeño laboral será mucho más relajado. No tendrás la presión de vender determinados productos, pero sí que has de tener claro que este perfil laboral es el que tiene el sueldo más bajo. Así que, deberás decidir qué es lo que prefieres.

Por último, también hay un elemento muy importante a tener en cuenta. Y es que, no es buena idea trabajar en algo que no te gusta. Una cosa es entrar en el sector de la telefonía móvil sin saber apenas sobre el tema. Nadie nace aprendido, por lo que podrás ir progresando poco a poco. Además, la mayoría de empresas realizan cursos de formación para prepararte ante tu nuevo puesto de trabajo.

Otra cosa muy diferente es trabajar en este mismo sector si no te gusta la tecnología. Lo vas a pasar realmente mal, por lo que no es una buena idea. La oferta para trabajar en puntos de venta es tan sumamente amplia, que podrás encontrar el puesto que más se adecúe a tus gustos y necesidades.

Requisitos para trabajar de dependiente

Chica de compras
Mujer de compras

Antes de hablar de los requisitos necesarios para poder ejercer como vendedor en un punto de venta, hay que saber cuáles serán las funciones más habituales de un dependiente, además de sus cualidades.

Hay que tener en cuenta que un dependiente ha de ser un vendedor preparado para la venta al público. Y estas son la habilidades que ha de tener.

Para empezar, ha de entender el lenguaje corporal y verbal. Si tu entras en una tienda y ves a un trabajador con el móvil, es más fácil que no le vayas a preguntar nada. Lo mismo pasa si le ves con las manos en los bolsillos. Siempre hay que estar en actitud proactiva.

Respecto al lenguaje verbal, no se puede atender a una persona con desganas, o como si fuera un amigo. Hay que dar un trato cercano y que sea adecuado al puesto que se está desempeñando. La amabilidad siempre es básica a la hora de trabajar como dependiente. No te imagina la de ventas que te reportará tener un trato cálido.

Por no hablar del a sonrisa, el elemento más importante para cualquier dependiente, ya que e un rasgo corporal determinante. Para el consumidor, es un síntoma de confianza, por lo que es muy importante mostrarse agradable y sonreír al cliente.

Y aquí entramos en la buena presencia. No, no hace falta ser un Adonis para poder trabajar de dependiente. Lo que sí es necesario es cuidar tu aspecto físico. No puedes ir al trabajo desaliñado, con una barba de tres días o despeinada. Las ventas lo notarán.

Seguramente habrás ido a alguna tienda donde el dependiente ha actuado de una forma muy agresiva, intentando venderte sí o sí sus productos. Y oye, a veces funciona, pero lo más probable es que esos clientes no vuelvan jamás, pues se han sentido intimidados. Jamás hagas eso, el respeto y la confianza te harán ganar más clientes y aumentar tus ventas.

Por último y no menos importante. Eso de que el cliente siempre tiene la razón es falso. Cuando la tiene, la tiene y cuando no, pues no. Pero, siempre hay que intentar dar un trato cordial, pero sin dejarte avasallar. Por este motivo hay que saber controlar situaciones de estrés, ya que en algunos casos un cliente te puede sacar de tus casillas. Repira profundo y ten mucha paciencia.

Ahora, respecto a la formación necesaria, no hace falta tener ningún tipo de estudios para poder ejercer como dependiente. Sí que es importante tener don de gentes y ciertas habilidades, pero la mayoría de ellas se desarrollan con la experiencia laboral.

Cursos para trabajar de dependiente

Tienda Zara
Tienda Zara con dependientes

Ya te hemos dicho que no hay una formación mínima imprescindible para trabajar como dependiente. Aunque, eso no es del todo cierto. Más que nada porque, si trabajas en el sector de la alimentación, la cosa cambia. Por ejemplo, un dependiente de pescadería, charcutería o carnicería necesita tener una formación específica.

Por no hablar del hecho de que hay cursos en los que te enseñarán diferentes trucos y consejos para poder trabajar de dependiente en cualquier punto de venta. Lo mejor es que te pases por este enlace, donde hay disponibles diferentes cursos para trabajar como dependiente en un punto de venta.

Salarios trabajando de dependiente

Por último entramos en los sueldos. Y, como te hemos dicho antes, el salario de un dependiente varía mucho en función de si se trabaja con comisiones o no. En el caso de que así sea, puede oscilar entre los 1.300 y los 3.000 euro al mes limpios.

En cambio, si prefieres un trabajo más tranquilo, cuenta que el sueldo de un vendedor será el que estipule el salario mínimo interprofesional, que en 2019 está fijado en 12.600 euros anuales.

Artículos relacionados

Sobre el autor Alfonso De Frutos

Adicto a las nuevas tecnologías y redactor técnico de profesión. Llevo escribiendo en medios online desde hace ya unos años, finalmente especializándome en contenido relacionado con las nuevas tecnologías.

sígueme en:

Deja un comentario: