Cómo ser diseñador de videojuegos: requisitos, sueldo y cursos

El mundo de los videojuegos está en claro auge. Hablamos de un mercado que ya es más lucrativo que el cine o la música. Cada vez hay una demanda mayor en cuanto a puestos de trabajo relacionados con este sector. Ya os hemos mostrado todos los secretos para ser grafista de videojuegos y ahora le toca el turno a otra pieza fundamental a la hora de crear un juego : el diseñador de videojuegos.

Como os decíamos hay una gran oportunidad de negocio en esta industria por, lo que si eres un gamer empedernido, no lo dudes ya que si quieres trabajar como diseñador de videojuegos vas a entrar en un sector que no para de crecer.

Qué hace un diseñador de videojuegos

Ya os hemos dicho que este puesto de trabajo es una de las piezas clave a la hora de crear un nuevo juego pero, ¿cuáles son las funciones de un diseñador de videojuegos? Veamos en qué consiste este perfil laboral.

Para empezar, debe quedar muy claro que un diseñador de videojuegos no es el encargado de decidir qué juego se crea. Para ello hay una compañía inversora que indica la temática del juego, sea un nuevo título para una licencia determinada (como un nuevo FIFA 2020) o un nuevo juego de acción para completar el catálogo de un peso pesado del sector.

Eso sí, el diseñador de videojuegos sí que puede decidir en cómo se hace el juego. Además una de las funciones más importantes consiste en encontrar una idea de juego que convenza al estudio para que se pueda empezar a desarrollar.

diseñador de videojuegos

La creación de la historia del juego suele caer en manos de guionistas, aunque en algunas circunstancias el diseñador de videojuegos sí que tiene esa responsabilidad, especialmente en estudios indie de bajo presupuesto donde no se pueden permitir pagar más perfiles laborales.

De esta manera, el trabajo de diseñador de videojuegos consiste básicamente en pensar todos los aspectos del juego, preparar hojas de ruta para que el resto de departamentos puedan empezar a crear las bases del juego.

Para ello el game designer estudia cada juego para que, en función de su temática, crear un título acorde a las necesidades y gustos de los usuarios a los que va dirigido el proyecto. Además, a medida que el diseño avanza, se encargará de ver que todo funciona correctamente además de sugerir cambios para mejorar la experiencia de juego.

Otra de las funciones de un diseñador de videojuegos consiste en analizar las diferentes áreas del juego que verán los jugadores. Es una función semejante a la del probador de videojuegos, donde el game designer se encargará de realizar gameplays para verificar que la progresión de los menús, la música y demás está correcto. Incluso se encargará de buscar opciones de monetización, sea a través de venta de DLC en un futuro o cualquier otra idea que se le ocurra.

Cualidades necesarias para ser un buen diseñador de videojuegos

Ya hemos visto las principales funciones que desarrolla un game designer, veamos cuáles son las habilidades necesarias para poder trabajar en este sector. Evidentemente es primordial que te gusten los videojuegos. Cualquier empresa de renombre querrá sus trabajadores conozcan perfectamente el sector y sepan diferenciar los aspectos a mejorar en cualquier proyecto. Y eso se gana con años de experiencia jugando a títulos de todo tipo.

Por otro lado la capacidad creativa es una de las habilidades más importantes para trabajar como diseñador de videojuegos. Hablamos de un sector con una competencia brutal y donde es cada vez más difícil innovar. Por ello es importante tener ideas nuevas para diferenciarse de los rivales consiguiendo ofrecer juegos novedosos y que atraigan a los jugadores.

diseñador de videojuegos

Otra de las habilidades más importantes que debe tener cualquier game designer es la capacidad para resolver problemas. Durante el proceso de desarrollo de un juego van a aparecer todo tipo de obstáculos y el diseñador de videojuegos debe encontrar soluciones a todos ellos y en muy poco tiempo.

Más que nada porque hay unos tiempos marcados, y retrasar el lanzamiento de un juego puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso, por lo que el diseñador de videojuegos debe ser capaz de trabajar bajo mucha presión, especialmente en las últimas fases de la creación del juego.

Estudios para ser diseñador de videojuegos

Debido al auge del sector ya existe un grado universitario para desempeñar el puesto de diseñador de videojuegos. Hablamos del Grado de Diseño y Desarrollo de Videojuegos, que tiene una duración de cuatro años y una media de 240 créditos.

Realizando este grado se consiguen los conocimientos necesarios para poder acceder a este mercado, aunque hay que tener en cuenta que no es imprescindible para poder acceder a un puesto de trabajo de este tipo. El sector de los videojuegos es un mercado donde a veces es más importante la experiencia que el tener este grado.

Por ello es muy recomendable hacer cursos relacionados con el sector. Os recomendamos que os paséis por este enlace para ver todos los cursos de videojuegos a los que podéis acceder para ganar experiencia y mejorar vuestro currículum para que sea más fácil encontrar trabajo como diseñador de videojuegos.

De todas formas hay que tener en cuenta que, cuanta mayor formación tengamos, más fácil será entrar a trabajar en una compañía de prestigio. No es lo mismo estar en un estudio indie que en un peso pesado como Epic Games o Rocsktars.

Además es imprescindible tener altos conocimientos de inglés para poder trabajar en este sector. Es muy probable que trabajes en el extranjero, o que como mínimo participes en reuniones semanales vía webcam, por lo que tendrás que dominar la lengua de Shakespeare. Por suerte hay cientos de cursos de inglés para mejorar nuestro nivel.

diseñador de videojuegos

Salario de un diseñador de videojuegos

Por último, vamos a hablar del apartado económico. Y aquí traemos buenas noticias ya que el sueldo de un diseñador de videojuegos está por encima de la media. Para hacernos una idea, un diseñador senior puede rondar sin problemas los 40.000 o 50.000 euros netos al año.

Eso sí, la experiencia es muy importante en este sector para cobrar bien por lo que los sueldos son bastante variables. La media al empezar como diseñador de videojuegos llegará a los 20.000 o 25.000 euros limpios al año, una cifra nada desdeñable par comenzar.

¿A qué esperas para formarte como diseñador de videojuegos y trabajar en tu gran pasión?

Deja un comentario