fbpx

Qué es el EBITDA de una empresa, cómo se calcula y para qué sirve conocerlo si buscáis empleo.

Tags: ,

Quienes andéis metidos en el mundo del emprendimiento os cruzaréis cada dos por tres con términos económicos muy dispares, y si bien puede que no os afecten directamente sí que convendría que los conocierais; aunque sea de refilón. Por esa razón en esta ocasión me gustaría mostraros uno de esos conceptos que veréis una y otra vez a la hora de evaluar empresas (startups también): el EBITDA. ¿Qué es?¿Para qué sirve?¿Cómo se calcula? Eso y mucho más en el post de hoy.

¿Qué es el EBITDA?
¿Qué es el EBITDA?

Qué es el EBITDA y cuál es su origen

EBITDA es el acrónimo de “Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation, and Amortization”, o lo que es lo mismo, “Beneficios previos a intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones”. Vamos, lo que vendría a ser el beneficio bruto de una compañía.

Ajam, pero, ¿de donde viene? Pues ni más ni menos que de la burbuja tecnológica que a finales de los años 90 inundó las crónicas de todos los medios especializados en economía y tecnología. ¿Os acordáis de las famosas “.com”? Pues por ahí van los tiros. De hecho se trata de un parámetro que se comenzó a emplear en esa época para poder así tener algo fiable entre manos que pudiera evaluar lo que realmente valía una compañía sin tener en cuenta el excesivo gasto financiero que se asumió en no pocas empresas realizando compras, inversiones y amortizaciones sin pies ni cabeza.

Se pensaba en el principio de que alcanzando una cuota crítica de mercado el dinero comenzaría a caer del cielo. Sin lugar a dudas una de las grandes fallas de la mayor parte de la startups actuales, donde los resultados económicos se ven priorizados por las estadísticas de uso.

Cómo se calcula el EBITDA de una empresa

EBITDA
EBITDA

Ahora que ya sabéis qué es el EBITDA, ¿qué tal si echamos un vistazo a la manera en la que se calcula?

Primero de todo debéis tener en cuenta lo que os he comentado de que el EBITDA es un sistema para realizar mediciones fiables de los resultados de una empresa, sacando así del medio aquellas cifras que puedan alterar el resultado ordinario de una compañía. Es decir, que primero de todo hay que dejar al margen las operaciones ajenas a la actividad principal. Por ejemplo, ¿se ha vendido un edificio de oficinas y la empresa no es inmobiliaria? Entonces esa partida no debería estar calculada en el EBITDA al inyectar una liquidez extraordinaria.

Una vez con esto en cuenta simplemente se debe tomar el resultado de explotación de la compañía; es decir, que tal y como os comentaba más arriba, no se deben incluir ni impuestos ni amortizaciones ni intereses ni depreciaciones. Ese valor será el que os transmita una idea fidedigna de lo que la compañía es capaz. Y de hecho es muy buena idea realizar comparaciones del mismo parámetros en diferentes ejercicios, pues es ahí donde realmente se ve cuál es el potencial.

Para qué se utiliza el EBITDA

Como os habréis imaginado el EBITDA es un parámetro realmente interesante, pues aclara muchas incógnitas de las compañías estudiadas con solo echar un vistazo. No obstante ahí van los principales usos que se le dan a este indicador:

  • Auditorias

    Una empresa puede recibir auditorias propias o externas, y además con finalidades muy diversas. De hecho en no pocos casos es frecuente que los propios clientes se aventuren a realizar estudios de este tipo para conocer realmente cuál es la capacidad de la empresa con la que van a mantener negocios e incluso de la que pueden llegar a depender operativa y/o financieramente.

    En lo que respecta a las auditorias también nos encontramos de bruces con la parte fiscalizadora, pues no es extraño que se pidan este tipo de documentos en la Agencia Tributaria para realizar contrastaciones.

  • Comparaciones

    Ya sabéis que el mercado financiero es una jungla sin par, y especialmente si estamos hablando de empresas cotizadas en el Mercado Continuo español o en otros de primer orden. De ahí que aquellos que quieran evaluar sus inversiones o simplemente realizar comparaciones deban tener un parámetro fiable y sencillo de interpretar por la mayoría. ¿Cuál? Pues qué otro que el EBITDA.

  • Inversiones

    Siguiendo la línea del punto anterior cabría destacar cómo los inversores de carácter profesional evalúan parámetros como el EBITDA para asegurarse la solidez de sus posiciones en el capital de la compañía. Algo lógico, ¿verdad?

  • Indemnizaciones

    Curiosamente el EBITDA también puede ser empleado para fijar indemnizaciones a ejecutivos o a empresas colaboradoras que por la razón que sea hayan visto un incumplimiento de contrato de por medio (sean proveedoras o clientas). Además de ello también es un parámetro a tener en cuenta en procesos judiciales donde la parte acusadora busque básicamente indemnizaciones por una u otra razón. Sea esta la empresa que muestra su EBITDA o no. Depende del caso.

Qué utilidad tiene conocer este parámetro a la hora de buscar empleo en la empresa

Búsqueda de empleo a través del EBITDA
Búsqueda de empleo a través del EBITDA

A primera vista puede que os parezca un indicador que poco o nada tiene que ver con los empleados de base de la empresa, ¿verdad? Pues nada más lejos de la realidad, ya que resulta que sabiendo utilizar esta información se puede utilizar para aceptar un empleo en la compañía o incluso para rechazarlo.

¿Tenéis una profesión o un oficio muy demandado y os llueven las ofertas? Suena descabellado viendo los tiempos en los que estamos, pero no lo es; hay profesiones y oficios que para nada están pasando calamidades (así a bote pronto la tanatopraxia o la energía solar son grandes ejemplos). El asunto es que viéndoos en medio de esta situación no os convendría decantaros por una empresa que puede que os acabe despidiendo al cabo de tres meses o que directamente se vaya a la quiebra en menos de lo que un marrano tarda en comerse una bellota, ¿verdad? Echad un vistazo al EBITDA de la compañía en cuestión y realizad una comparación tomando los datos de la última década.

Dependiendo de lo que veáis os podréis hacer a la idea de la solidez y de la trayectoria, sabiendo así si es una buena oportunidad o la oveja negra que os podría pegar un mordisco.

Artículos relacionados

Sobre el autor Jon Sainz

Programador industrial, blogger profesional y Coordinador de Contenidos de Cursos.com.

sígueme en:

Deja un comentario: