¿Qué es la «e-Sanidad»?

La revolución tecnológica que estamos viviendo nos está beneficiando en muchos sentidos. Hace unos años, era imposible pensar que a día de hoy tendríamos teléfonos móviles más potentes que algunos ordenadores. Por no hablar de la gran cantidad de nuevos puestos de trabajo creados, como la necesidad de expertos en Big Data. Y sí, también nos está beneficiando en nuestra salud el uso de las tecnologías. ¿Un ejemplo? e-Sanidad.

Pero, ¿qué es exactamente e-Sanidad? Podemos definir este término como el uso de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en el ámbito de la salud. Y esto hace que nuestra calidad de vida mejore de forma notable.

e-Sanidad

e-Sanidad, ¿qué beneficios me aporta?

También conocida con otros términos, como eSalud o eHealth, es el fruto de los avances tecnológicos que permiten aumentar la eficiencia en todos los ámbitos de la sanidad, disminuyendo los costes sanitarios de forma notable, además de ofrecer una gran cantidad de facilidades al paciente.

Un ejemplo muy sencillo lo tenemos a la hora de pedir una cita médica. Hasta hace más bien poco, la única opción para poder hacerlo era acercándonos a nuestro centro médico y pidiendo una cita con el especialista en el mostrador. Por un lado nosotros perdíamos tiempo yendo en persona, y por otro lado hacía falta más personal para atender este tipo de necesidades. Ahora las cosas han cambiado.

A través de un ordenador, o con nuestro teléfono móvil o tablet, podemos pedir cómodamente una cita médica sin necesidad de salir de casa, con el consecuente ahorro de tiempo y la comodidad. Y ahí no acaba la cosa: recibimos un recordatorio cuando se acerca la fecha para que no se nos olvide la cita, haciendo que todo sea más cómodo.

La e-Sanidad tiene cabida en prácticamente todas las tecnologías que actualmente están transformando el mundo de las TIC. Pongamos otro ejemplo. Cada vez más compañías de seguros médicos privados ofrecen la posibilidad de pasar consulta de forma telemática. Una opción realmente útil si, por ejemplo, tienes un simple catarro o una alergia.

Hablamos de un sistema realmente cómodo. Pero, ¿por qué este tipo de servicios no llega a la sanidad pública? Sencillamente por falta de presupuestos pero, igual que hace unos años era imposible pedir una cita online, en un futuro próximo podremos hacerlo sin problema alguno. Y hay más formas de abaratar costes mediante el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación.

Un claro ejemplo lo vemos en los usos del Big Data en el sector sanitario. A día de hoy los hospitales pueden optimizar mucho sus recursos a través de las tecnologías. Si por ejemplo, se detecta que en un ala en particular hay un repunte de alguna enfermedad, como la gripe, se puede saber con mucha mayor rapidez este problema y solucionarlo. O aumentar el número de médicos en una zona determinada, o evitar la saturación de personal sanitario en lugares donde no hacen falta para poder redistribuirlos en otros centros hospitalarios, mejorando en líneas generales la atención al paciente.

e-Sanidad

Telerrehabilitación, televigilancia, telemonitorización, nuevos conceptos de la e-Sanidad

Sí, la llegada de la e-Salud a nuestras vidas está creando nuevos conceptos y puestos de trabajo. Hay situaciones en las que una rehabilitación se puede hacer desde casa, ahorrando tiempo y costes. ¡Todo son ventajas! Por no hablar de poder vigilar a un paciente a distancia, sin necesidad de estar en el mismo lugar 24 horas, ideal para hospitales donde, a través de un sistema de monitorización, pueden vigilar en una misma sala las constantes y el estado de diversos pacientes.

El avance de las tecnología, además de aumentar nuestra calidad de vida, la ha extendido. Y aquí entra el problema del envejecimiento. Al vivir más años, es más fácil que suframos algún tipo de achaque. Pero ahora, gracias a los avances de la e-Sanidad, tenemos acceso a diferentes tipos de sensores, como detectores de caída, GPS o botones de ayuda por poner algunos ejemplos, que hacen la vida más fácil a los pacientes y sus familiares. Ahora, una persona con Demencia Senil o Alzheimer, por poner dos ejemplos en los que este tipo de tecnologías son vitales para su día a día, hacen que su vida sea mucho más segura.

Y la e-Sanidad también se traduce en las mejoras tecnológicas que nos hacen la vida mucho más cómoda. Hacerse una resonancia magnética puede ser un proceso traumático para muchas personas, especialemente si se padece de algún tipo de trantorno, como claustrofobia o autismo. Pero gracias a los avances tecnológicos, ya se está trabajando en una máquina con un tamaño muy inferior y que reducirá de forma notable el tiempo necesario para hacerse una prueba de este tipo.

e-Sanidad

Healthtech, el mejor aliado de la e-Sanidad

Por último, decir que las nuevas tecnologías nos han permitido acuñar un nuevo término: el Healthtech. Hablamos del uso de diferentes wearables para mejorar nuestra calidad de  vida. Por ejemplo, cualquier pulsera de actividad monitoriza en tiempo real nuestros pasos y ritmo cardíaco, ideal para saber si estamos teniendo una vida sedentaria. Y vital para aquellas personas que necesitan caminar un tiempo determinado por cualquier motivo, sean problemas de circulación o sobrepeso por poner algunos ejemplos, ya que estos dispositivos dan unos valores reales.

Y por otro lado tenemos algunos relojes inteligentes, como el recientemente presentado Apple Watch 4. Este smartwatch es capaz de realizar diferentes funciones, como electrocardiogramas, para poder monitorizarnos en todo momento. Incluso llegando a salvar vidas, como al usuario al que le detectó una úlcera perforada impidiendo que muriera desangrado.

Estos elementos unidos a la e-Sanidad, ya que nuestros médicos pueden ver los datos registrados y realizar diagnósticos en función de las métricas obtenidas, queda claro que las ventajas del uso de las Tecnologías de la Información y la comunicación en la vida diaria es una gran ventaja para todos.

Deja un comentario