Qué es la estanflación

Tags:

En el artículo del otro día os comentaba qué es la inflación, uno de los factores económicos clave en el contexto financiero de todo Estado; y de refilón también vimos algunos términos relacionados. La estanflación era una de ellos, y además de los más importantes; así que hoy vamos a ver a fondo todo lo relacionado.

Estanflación

Estanflación

Qué es la inflación

Primero de todo vamos a hacer un resumen general de lo que es la inflación, la causa base de que la estanflación exista. ¿Qué es? La inflación básicamente es la tendencia alcista en los precios en un margen de tiempo determinado, normalmente un año. Tiene diversos orígenes, pero por lo general suelen ser el exceso de emisión de dinero por parte del Estado, una carga deudora por encima de lo asumible y las fuertes varianzas en los precios de las materias primas; acarreando este último un cambio generalizado en las tarifas de productos y servicios. Sea cual sea el origen el poder adquisitivo de los trabajadores y de la población en general cae, por lo que los productos cada vez son más costosos y el nivel de vida más bajo.

Qué es la estanflación

El término “estanflación” viene del inglés “stagflation” y fue creado a mediados de los años 60 por Ian MacLeod, Ministro de Finanzas británico, para dar a entender el complejo contexto económico en el que se encontraba su país.

La estanflación básicamente es el punto en el que se estanca la economía sin provocar que la inflación previa pare su ascenso. Es decir, se trata de una recesión “hormonada” por la crecida de los precios. Sin lugar a dudas un monstruo financiero por el que ya han pasado algunos países y por el que es complejo salir sin muchas magulladuras. Los precios suben, el poder adquisitivo baja, el desempleo repunta y las empresas tienen cada vez menos márgenes económicos. El caldo ideal para una crisis que podría convertirse en la “tormenta perfecta”.

Un ejemplo claro de todo ello es lo sucedido a inicios de los años 70 a raíz de la crisis del petroleo, hecho que consolidó de manera clara la “criatura” que ya había sido bautizada como “estanflación”. En esos años sucedió que el precio del crudo subió de manera desorbitada, haciendo que los costes de fabricación se vieran radicalmente afectados y el precio de los productos subiera en general. Se pensó que el sistema se autoregularía equilibrando la demanda con la oferta, pero en contra de lo que todos los expertos habían augurado no sucedió. Se dejó de consumir y la producción en general bajo el pistón, haciendo que muchas compañías cerrasen o acabasen despidiendo a trabajadores. Todo ello llevó a que la inflación cabalgara a sus anchas en medio de una economía en plena recesión. La famosa “mano invisible” de Adam Smith había fallado en esta ocasión.

Un problema de economías mixtas

La teoría económica hace que en un sistema liberal el propio mercado sea quien se regule, pero tras la Segunda Guerra Mundial todo cambió. Los Estados de la mayor parte del mundo decidieron hacer modificaciones en el entramado económico-social para adoptar el liberalismo con ciertos matices proteccionistas de los organismos públicos, hecho que impidió el natural progreso y sustento de la economía provocando situaciones teóricamente antagónicas como la recesión y la inflación. De hecho este es un mal que principalmente se ha dado en economías claramente mixtas. Así fue, por ejemplo, en el Reino Unido de los años 60; o mismamente en la actualidad en Brasil, Venezuela o Argentina. Países que están viendo cómo los precios suben y suben mientras el PIB se halla en una encrucijada. También hay varias naciones africanas con este dilema.

Soluciones a la estanflación

Panorama de la estanflación

Panorama de la estanflación

La estanflación, tal y como habéis podido ver, es un problema mayúsculo para las economías que lo sufren; y de hecho salir de ella no es sencillo. Hay maneras, sí, pero por lo general suelen tener un alto precio político para los gestores públicos que se atreven a llevarlas a cabo. De ahí que muchos de los países que han vivido este contexto no hayan podido salir de ella, cayendo en hiperinflación y en problemas sociales aún mucho mayores. Es el caso de Venezuela, por ejemplo.

Para parar la estanflación las autoridades económicas deben regular un mercado con flexibilidad laboral, lo que implica facilitar el despido y la contratación, además de tener manga ancha con los convenios colectivos y con el SMI. Se debe aplicar un sistema fiscal incentivador para las empresas, y especialmente para aquellas que dan trabajo a muchas personas y facilitan contratos a otras entidades más pequeñas. Claro está que también es importante reducir la carga fiscal que deben asumir los emprendedores, pues la pequeña y mediana empresa son clave en todos los países capitalistas. Por otra parte se debe desregular la distribución comercial para dar vía libre a las empresas y al establecimiento del equilibrio natural del que hablaban los economistas neoclásicos.

En el aspecto educativo también hay que hacer cambios sustanciales, pues para salir de una estanflación, y en general para alimentar el aparato productivo de un país, se debe ofrecer un sistema educativo enfocado en la producción y en las técnicas reales del mercado. Algo que hará que los estudiantes capten un espíritu de competitividad, patrón clave para que todo pueda llegar a ben puerto.

Como podéis ver la solución a la estanflación radica en la liberalización total del mercado económico, llegando a cotas economicosociales similares a las que se podían encontrar antes de la Primera Guerra Mundial, cuando los estados manejaban una práctica generalizada de no intervencionismo. Y bueno, todo esto, tal y como os comentaba más arriba, da pie a que los políticos que se atrevan a tomar medida alguna del estilo no repitan en su sillón. Así pues es un problema que nuevamente nos lleva a la pescadilla que se muerde la cola.

Términos relacionados a la estanflación

Términos relacionados con la estanflación

Términos relacionados con la estanflación

Además de la inflación, que ya os he detallado al inicio, hay algunos conceptos que convendría conocer para entender la estanflación:

  • Recesión

    Se le llama recesión al contexto económico en el que el PIB de un país disminuye sin pausa a lo largo de una franja temporal determinada. No hay un consenso explícito al respecto de este periodo clave, pero se da por hecho que un país entra en recesión cuando el PIB se contrae a lo largo de dos trimestres consecutivos.

  • Intervencionismo

    Se le denomina intervencionismo a la práctica de los Estados de intervenir con medidas públicas y obligatorias en la economía privada. Un ejemplo claro es la regulación del mercado energético en España.

  • Economía mixta

    Una economía mixta es un sistema intermedio entre las economías totalmente intervencionistas, como la del comunismo; y las totalmente liberalizadas, en la que el Estado no interviene de ninguna manera. La mayoría de los sistemas económicos actuales son mixtos.

Artículos relacionados

Sobre el autor Jon Sainz

Programador industrial, blogger profesional y Coordinador de Contenidos de Cursos.com.

sígueme en:

Deja un comentario: