Cómo ser etnógrafo. Requisitos, sueldo y cursos

Tags:

Con el paso de los tiempos y el avance de las sociedades humanas ha ido ganando peso específico el interés por el conocimiento de las civilizaciones que han poblado la tierra en épocas pasadas. Movidos por este enfoque, aparecen con fuerza las figuras de los etnógrafos, que tienen como principal razón de ser el estudio y la realización de investigaciones de civilizaciones antiguas para profundizar en el saber de sus comportamientos y maneras de organización, algo que resulta indispensable a la hora de conocer con el mayor detalle posible los aspectos que resultaron fundamentales para su desarrollo y evolución.

El etnógrafo es un estudioso que no rehúye de la historia sino que busca complementarse en ella y encontrar respuestas con su análisis a los interrogantes que pueda tener. Por ello, se trata de un perfil profesional que encuentra acomodo con facilidad en el ámbito docente, un marco en el que puede llevar a cabo con libertad sus investigaciones y encuentra acceso a fuentes de índole personal, como otros profesionales, y de índole documental, como otros estudios realizados con anterioridad, que le sirven para poder complementar sus investigaciones (Post relacionado “¿Qué es la semiótica?”).

Qué hace un etnógrafo

El trabajo que desempeña un etnógrafo guarda mucha similitud con el que lleva a cabo un antropólogo. Por tanto, persigue el estudio y la investigación de las distintas sociedades humanas en los ambientes naturales que tenían alrededor y en sus hábitats en los que se han desarrollado a lo largo de los tiempos. Podemos afirmar que un etnógrafo tiene como principal cometido la investigación de una cultura, comunidad o sociedad humana que le permita conocer con un gran grado de exactitud las condiciones y comportamientos que tuvo un pueblo durante un periodo de la historia específico.

Por lo expuesto en el anterior párrafo, muchos etnógrafos centran sus esfuerzos con mucha frecuencia en lograr una formación sólida y adecuada llegando muchos de ellos a convertirse en doctores. De esta manera, el sistema pone a su disposición una mayor variedad de herramientas y recursos para realizar investigaciones y atajar el camino para encontrar descubrimientos que pueden tener mucha importancia para entender la estructura de sociedades humanas pasadas que fueron el primer paso de la evolución del mundo tal y como lo entendemos hoy.

Un etnógrafo dedica su día a día a la investigación académica y a realizar estudios sobre un momento concreto de la historia. Al respecto, resulta muy importante que el investigador logre fijar adecuadamente qué es lo que desea estudiar y que sea la base de su investigación. A partir de ahí, el desarrollo de su trabajo será mucho más sencillo al tiempo que el etnógrafo podrá optimizar de mejor manera los recursos que tiene a su alcance para realizar su trabajo.

En el momento de iniciar una investigación también resulta aconsejable que el etnógrafo atesore unos conocimientos previos, por ejemplo, acerca de la lengua o la cultura de la sociedad humana que quiera que sea la protagonista de su trabajo. De esta manera, le resultará más sencillo al etnógrafo profundizar en las áreas de trabajo que pretenda que centren su investigación. En este punto también resultan de mucha utilidad las fuentes personales y documentales a las que pueda tener acceso el profesional para completar su estudio.

La labor que lleva a cabo un etnógrafo es muy común que se extienda en el tiempo a lo largo de varios meses o años. Su trabajo requiere mucha dedicación y consta de un gran número de pasos que, a menudo, se dan distanciados por importantes espacios de tiempo. Además, en función del tipo de investigación concreto que se pretenda realizar, los etnógrafos pueden tener que desplazarse a lugares concretos en donde tiempos atrás estuvieran asentadas sociedades humanas que son objeto de investigaciones por parte de la etnografía.

También es muy común encontrar a etnógrafos que guardan una relación muy estrecha con el mundo de la cultura en tanto en cuanto se involucran en actuaciones, actividades y eventos que tienen por objeto la observación del día a día para su posterior análisis y para extraer conclusiones que después pueden servir para ser un material valioso dentro de una investigación que compare comportamientos actuales con otros que tuvieron años o siglos atrás otras sociedades humanas. Esta técnica se realiza en el mundo de la etnografía con relativa frecuencia para contraponer unos y otros comportamientos. El trabajo del etnógrafo también pasa por hacer entrevistas a otros profesionales que pueden aportar información valiosa para una investigación, así como por hacer acopio de datos e informaciones de índole cuantitativa y cualitativa para, después, poder realizar un análisis que también aparecerá recogido en la investigación que lleve a cabo el etnógrafo. Normalmente, los resultados que logra el etnógrafo son comparados con otros profesionales y reciben un tratamiento dirigido a finalidades científicas (Post relacionado “Cómo ser antropólogo. Requisitos, sueldo y cursos”).

Requisitos para ser etnógrafo  

Los requisitos que son necesarios cumplir para convertirse en etnógrafo son, principalmente, los que vienen marcados por el interés por los acontecimientos históricos y las sociedades que fueron sus protagonistas. La formación es la mejor vía para acabar siendo etnógrafo. Por lo que se refiere a la etapa del bachillerato, el itinerario más recomendable para ser etnógrafo es el de humanidades. Posteriormente, el candidato puede optar por estudiar en la universidad grados como el de antropología, historia, ciencias sociales, educación social o trabajo social. Una maestría, máster, postgrado o especialidad posterior centrada en la etnografía permitirá al estudiante ser un etnógrafo y dedicarse profesionalmente a su actividad (Post relacionado “Cómo ser etnólogo. Requisitos, sueldo y cursos”).

Sueldo de un etnógrafo

La retribución que recibe un etnógrafo en España se encuentra, aproximadamente, en los 1.500 euros netos mensuales, por lo que sus nóminas repartidas en 14 pagas a lo largo de un año pueden superar los 20.000 euros. No obstante, el sueldo de un etnógrafo puede verse condicionado por otras cuestiones como la antigüedad, la experiencia y la institución, fundación o lugar de trabajo en el que desarrolle su actividad (Post relacionado “Cómo ser climatólogo. Requisitos, sueldo y cursos”).

Cursos de etnografía

etnógrafo

ISD

Uno de los cursos más atractivos sobre etnografía que existen en España es el que pone en el mercado ISD bajo el título “Etnografía virtual”. Se trata de una enseñanza netamente online basada en la investigación social y en ofrecer a los estudiantes una serie de herramientas para que los etnógrafos puedan llevar a cabo su trabajo. El precio del curso es de 170 euros para profesionales y de 125 para estudiantes y desempleados. Los grupos podrán beneficiarse de un descuento del 40 por ciento. La duración del curso es de 40 horas, que tienen lugar a lo largo de 4 semanas de trabajo a razón de 10 horas de formación por cada semana del curso. Los matriculados disponen de un plataforma e-learning para hacer prácticas, ejercicios y plantear dudas a los profesores. La organización de la enseñanza deja libertad para los interesados para iniciar los estudios de este curso.

AIU

La Atlantic International University (AIU) organiza un curso online muy similar a los mooc (cursos abiertos gratuitos) que tiene el título “Etnografía Educativa”. Es una enseñanza online que se sigue a través de una plataforma en la que se ofrece a los alumnos el contenido necesario para seguir académicamente este curso que se articula en torno a 4 módulos que tienen como gran objetivo la aplicación de la ciencia social que es la etnografía al ámbito de la educación y de la formación.

Artículos relacionados

Sobre el autor Alberto Gomez Aviles

sígueme en:

Deja un comentario: