Cómo ser etnólogo. Requisitos, sueldo y cursos

Tags:

El trabajo que desempeña el etnólogo es uno de los que despierta un mayor interés porque tiene como área de estudio una de las cuestiones más interesantes como es la evolución que han ido experimentado a lo largo de la historia los pueblos y las sociedades humanas, unos colectivos que han ido tejiendo redes cada vez más complejas, por lo que el acercamiento que los etnólogos realizan a este ámbito tiene una importancia capital a la hora de entender la evolución humana, algo que se ha ido logrando y consolidando con el paso de los años y que en la actualidad concentra mucho interés para conocer aspectos de nuestros antepasados que pueden ofrecer a la ciencia material de mucha valía para entender mejor los tiempos actuales (Post relacionado “Cómo ser climatólogo. Requisitos, sueldo y cursos”.).

Un etnólogo se debe entender como un profesional que abraza en su día a día laboral una ciencia social que tiene como principal cometido y razón de ser la comparación y el estudio pormenorizado de las diversas culturas, pueblos y especificidades que han recorrido la tierra desde los tiempos antiguos hasta los nuevos. La relación que tienen los etnólogos y los antropólogos es muy íntima hasta el punto de que muchos autores consideran que ambos trabajadores comparten en muchos casos los métodos de investigación y las disciplinas de trabajo que llevan a cabo para su actividad.

El etnólogo basa su labor en el estudio sistemático y la búsqueda efectiva de relaciones y puntos de unión y distensión entre los diferentes poblados humanos que han estado presentes en la tierra desde el origen de los tiempos. El etnólogo encuentra en la comparación una herramienta muy útil para su día a día. Por ejemplo, busca comparaciones sobre la diversidad cultural bajo el pretexto de considerar el concepto de cultura como lo opuesto al de naturaleza. Por lo tanto, el etnólogo analiza las similitudes y diferencias entre la cultura y la naturaleza dentro de las sociedades humanas. De esta manera, intenta clarificar la relación que pueda existir entre las reglas que han regido la cultura a lo largo de la historia y las leyes que provienen de la naturaleza.

Otros objetos de estudio de los etnólogos son los sistemas políticos y los sistemas sociales que han estado presentes en las sociedades humanas a lo largo de la historia, la evolución que ha experimentado el concepto de organización familiar, la presencia de la religión entendida como una expresión trascendental y simbólica, los sistemas económicos que fueron apareciendo en las distintas civilizaciones y culturas y de qué manera estos sistemas pudieron ir subsistiendo en el tiempo y el parentesco que ha podido estar presente entre unas sociedades humanas y otras y como ha podido influir este aspecto en la evolución del hombre. Estas son tan solo unas pocas cuestiones que son materia de estudio por parte de la etnología y que, por tanto, son atendidas por los etnólogos en su labor profesional.

De esta manera, se puede afirmar que el fin último que siempre persigue un etnólogo es lograr el mayor grado de conocimiento que esté a su alcance sobre aquellas sociedades humanas de las que tenga constancia y que se encuentren lo más alejadas posibles desde todos los ámbitos a los tiempos actuales con las diferencias y connotaciones especiales que ello siempre acostumbra a suponer. Esta pretensión que tiene el etnólogo no supone ninguna novedad porque, a lo largo de la historia, ha estado presente en la mente de historiadores como el griego Herodoto, que siempre buscó las semejanzas y diferencias que pudieran existir entre las sociedades de la Grecia Clásica y otras anteriores como las que se dieron en territorios como Egipto y Persia.

Otra herramienta de trabajo fundamental que emplean los etnólogos es la investigación. Para ello, realizan estudios y análisis previos para los que emplean numerosas técnicas que les permiten conocer con un gran nivel de acierto comportamientos llevados a cabo por el ser humano, algo que contribuye a la aparición de nuevos hitos que después tienen una incidencia directa en disciplinas como la antropología, la arqueología o, incluso, la historia.

El hecho de que los etnólogos dediquen buena parte de su tiempo de trabajo a la investigación propicia que muchos de estos profesionales vinculen su labor también al mundo de la docencia para aumentar sus conocimientos y adquirir metodologías que más adelante les vendrán bien para afrontar con éxito trabajos de estudio y de organización de fuentes documentales, aspectos que resultan fundamentales para que los etnólogos puedan realizar investigaciones de primer nivel sin errores de bulto (Post relacionado “Cómo ser antropólogo. Requisitos, sueldo y cursos”).

Una de las cuestiones que más clara deben tener los interesados en convertirse en etnólogos es el campo de estudio y trabajo que es inherente a este puesto. Como hemos señalado, la etnografía es una ciencia social que centra su punto de mira en las distintas sociedades humanas y sus comportamientos. Por esto, resulta conveniente que el interesado en convertirse en etnólogo tenga una cierta pasión por la historia. Por lo que se refiere a los itinerarios académicos, el más adecuado dentro del bachillerato sería el de humanidades y, posteriormente, dentro de la universidad, el grado que más se asemeja a la etnología es el de antropología social. En esta carrera el alumno puede encontrar un gran número de asignaturas que guardan una relación muy estrecha con el papel que desempeña el etnólogo.

Al margen de la carrera de antropología, otra que pueden cursar los interesados en ser etnólogos es la de historia porque les servirá para tener una buena base de estudio. Con independencia de que se opte por estudiar antropología o historia, lo importante también será elegir una buena especialidad que abra al interesado las puertas para convertirse en etnólogo (Post relacionado “Cómo ser cirujano. Requisitos, sueldo y cursos”).

Alexa Fotos/Pixabay

El sueldo de un etnólogo en España suele oscilar entre los 26.000 y los 29.000 euros brutos anuales, lo que traducido en 14 pagas a lo largo del año como es habitual, refleja que estos profesionales pueden tener un sueldo bruto mensual próximo a los 2.000 euros con posibilidad de superar esta cantidad en función de algunas cuestiones específicas que se puedan dar como los años de antigüedad acumulados por el interesado y la entidad concreta para que el trabajador preste su servicio (Post relacionado “Cómo ser arquitecto. Requisitos, sueldo y cursos”).

Etnólogo

Cursos de etnología

Universidad de Valladolid

Los interesados en profundizar en la etnología de un lugar determinado pueden encontrar un curso interesante en el que lleva por título “La etnología de Castilla y León”. Lo organiza la Universidad de Valladolid a través de su Departamento de Antropología y se trata de una formación netamente online que consta de 175 horas de formación y que representa una opción única para los que deseen formarse en la riqueza del patrimonio cultural inmaterial que atesora la comunidad castellano-leonesa.

Tanato Madrid

Otra opción interesante para los interesados en estudiar un curso de etnología es la enseñanza que lleva por título “Experto Universitario en Arqueología y Antropología Forense”. Lo organiza Tanato Madrid y se trata de un estudio que cuenta con el aval de la Universidad Isabel I. Es un curso que se imparte de forma exclusivamente online y tiene una duración de 375 horas. Los interesados tienen libertad para empezar la formación sin necesidad de ajustarse a un día concreto de inicio y finalización. El precio se debe consultar con la organización. Los alumnos cuentan con un tutor personal desde el comienzo del curso y pueden acceder a un campus online en el que podrán realizar consultas al profesorado o practicar las materias del título que deseen.

Artículos relacionados

Sobre el autor Alberto Gomez Aviles

sígueme en:

Deja un comentario: