Expertos en matricería, el perfil que buscan las empresas industriales

Ayer tuve la oportunidad de asistir en Barcelona a la primera edición del Advanced Factories; la que se ha convertido en apenas unos días en la feria de automatización industrial más grande de España y del sur de Europa. ¿Un logro?¿Suerte? Para nada. Todo se reduce a una buena proyección del evento y a una organización adecuada. ¿Y sabéis qué es lo mejor? Que a lo largo de los tres días que duró la feria todos los asistentes tuvieron la oportunidad de entrar en contacto con los representantes de las firmas que allí estaban; dándose cuenta entre otras cosas de que la matricería, lejos de haber caído en el olvido, se ha convertido en una necesidad acuciante para el sector industrial (y especialmente para las empresas que manejan procesos con inyección de plástico o metal.

Matricería

Matricería

¿Qué es la matricería y qué hace el oficial matricero?

A la mayoría de los que andáis leyendo estas líneas esta palabra os sonará a chino; y a decir verdad no es de extrañar, ya que hay pocos expertos en este campo; y por si no fuera suficiente con eso, se trata de un puesto para el que no hay formación específica en el mercado.

Un experto en matricería es aquel oficial que se encarga de diseñar, fabricar y mantener los “moldes” (matrices) de metal sobre los que se inyecta plástico o metal en estado líquido para dar forma a las piezas. Y bueno, si tenéis en cuenta que cada uno de los componentes lleva aparejado una matriz a medida, y encima teniendo en cuenta que suelen estropearse constantemente, llegaréis a la conclusión de que estos profesionales son esenciales en industrias como la automotriz, la metalúrgica o mismamente la naval (y en general en todas aquellas donde se fabriquen piezas in situ).

El oficial matricero tradicionalmente ha sido un experto en mecanizado que, tirando de sus recursos, era capaz de hacer los moldes con tornos, fresadoras y demás maquinaria del gremio. Pero claro, la cosa se ha ido complicando con el paso de los años; hasta llegar a un punto en el que la profesión se ha visto completamente intervenida por las nuevas tecnologías. Ahora se requiere de mayor precisión en los acabados y de saber manejar todo el proceso a través de sistemas automatizados.

Es decir, que el experto en matricería de nuestros tiempos es un profesional altamente cualificado que debe dominar el campo del mecanizado, la robótica y la artesanía. ¡Sí, artesanía! Resulta que estos trabajadores, para poder dar los “últimos toques” a las matrices; o mismamente para poder ir arreglando las que se van dañando, necesitan tirar en muchas ocasiones de herramientas manuales. Como os podréis imaginar esto requiere de gran pericia y sangre fría, pues mientras una matriz de la cadena de producción esté dañada toda la fábrica queda paralizada en espera de que el matricero solvente el problema lo antes posible. ¡Estos especialistas tienen que saber controlar los nervios!

No hay FP para convertirse en especialista en matricería

Los expertos que se dieron cita en el Talent Marketplace del Advanced Factories coincidieron en una cosa: no hay profesionales en el mercado porque no hay una formación adecuada a las circunstancias. Y es que por extraño que parezca no hay centros de formación profesional que ofrezcan ciclos enfocados en este oficio milenario (este puesto no es precisamente nuevo). Cierto es que en ocasiones hay centros que sacan al mercado cursos, pero ni es una constante ni se adquiere el perfil buscado.

En principio el profesional en matricería, tal y como os comentaba anteriormente, debe ser experto en mecanizado convencional; pero teniendo a su vez fuertes conocimientos de automatización y diseño industrial. Algo medianamente parecido a lo buscado sería alguien que tuviera en su haber los ciclos formativos superiores en robótica y mecanizado (algo similar a lo que sería la mecatrónica). A nivel universitario el perfil más cercano sería el del ingeniero mecánico (convenientemente especializado en materiales y control numérico).

¿Pero sabéis cuál es el problema? Que si bien es cierto que haciendo ciertas combinaciones de estudios se pueden conseguir profesionales que teóricamente podrían hacer el trabajo, en la realidad las empresas se han venido dando cuenta de que a raíz del incremento de la complejidad en los procesos fabriles la experiencia se ha tornado algo imprescindible. Y ese perfil, con experiencia, es más complejo de encontrar que un unicornio. De ahí que no pocas compañías del sector opten por mandar a Alemania a los técnicos e ingenieros con perfiles más cercanos a ser formados. A la vuelta se encuentran con personal experto y adaptado a las nuevas dinámicas del mercado. ¿Comprendéis cuál es la complejidad de la matricería?

Cualidades necesarias para convertirse en un experto en matricería

Cualidades para ser matricero

Cualidades para ser matricero

Ya os he comentado de pasada algunas de las cualidades más importantes para convertirse en un buen experto en matricería, pero viendo que realmente es una necesidad acuciante que tiene la industria voy a profundizar un poco más y a mostraros cómo debe ser este trabajador en su plano personal:

  • Nervios de acero

    Como os comentaba más arriba, el hecho de que una matriz se rompa en medio de la cadena de producción puede hacer que toda la fábrica se pare. Se supone que debería haber moldes supletorios para estas ocasiones, dejando así que el matricero arregle el desaguisado en el taller de manera tranquila; pero en muchas ocasiones no es así. Si os decidís por esta rama industrial podréis encontraros con que os pasen la matriz defectuosa para que la arregléis ahí mismo, pues el ingeniero de turno no había previsto esta circunstancia. Y bueno, como comprenderéis esto hace que la presión laboral se incremente enormemente. ¡Todos los ojos de la fábrica sobre el matricero!

  • Detallismo

    Los expertos en matricería tienen en sus manos proyectos que requieren de una precisión enorme, ya que de estos moldes depende que la producción salga como es debido. Para que os hagáis una idea, el mero hecho de que el matricero se deje una superficie de metal sin limar bien, puede hacer que millones de euros se vayan “por el desagüe”. Y eso sin tener en cuenta el daño que podría darse en la imagen de la compañía al notar los consumidores que el producto lleva desperfectos. ¡Y todo por una simple limadura!

  • Adaptación a las nuevas tecnologías

    El experto en matricería debe saber manejar brazos robóticos, fresadoras CNC y sistemas de mecanizado computerizados; eso ya ha quedado claro. Pero pasa una cosa: que este tipo de tecnologías avanzan constantemente. Se desarrollan nuevas versiones de control con más posibilidades, se diseñan nuevas máquinas capaces de hacer esto o lo otro, etc. De ahí que este tipo de expertos deban estar a la última con lo que hay en los mercados de la automatización y de la máquina herramienta.

En definitiva se buscan profesionales adaptados a las nuevas tecnologías, con un nivel de perfeccionismo que roce lo paranoico y con capacidad de aguantar la presión. ¿Es vuestro caso? Entonces solo os falta la formación y la experiencia. Lo primero lo podéis conseguir cursando estudios de mecanizado y robótica; lo segundo podéis solventarlo entrando a trabajar como becarios en compañías del sector. Os ofrecerán formación específica y la posibilidad de entrar en contacto con el oficio. Una buena oportunidad, ¿verdad?

Sobre el autor Jon Sainz

Programador industrial, blogger profesional y Coordinador de Contenidos de Cursos.com.

sígueme en:

Deja un comentario:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close