fbpx

Fichero RIJ de Morosos. Registro de Impagados Judiciales

Tags: ,

La morosidad es un tema preocupante tanto para las empresas como para los particulares. No hay nada más desagradable que quedarse con una deuda pendiente. Pero ahora existe una herramienta más para luchar contra este problema, se trata del fichero RIJ.

rij
¿Cómo funciona el fichero RIJ?

¿Qué es el RIJ?

Estas siglas son el acrónimo de Registro de Impagados Judiciales, y con ese nombre ya podemos hacernos un poco una idea sobre cuál es el objetivo de este fichero. Muchos lo consideran como el primer registro de morosos online.

Pero su contenido no es público, a él solo pueden acceder para hacer inscripciones los abogados, los procuradores y los graduados sociales. No debemos olvidar que a nivel europeo contamos con una restrictiva legislación en materia de protección de datos. Esto implica que los datos registrados en este y en otros registros de morosos como el ASNEF no se pueden hacer públicos ni los puede consultar cualquiera.

En este caso no se trata de un fichero de impagados al uso, sino que tiene una peculiaridad. Recoge la información de los morosos cuyas deudas sean superiores a los 50 € y estén reconocidas a través de una resolución judicial que ya sea firme.

Lo que se anota son, por tanto, deudas vencidas, líquidas y exigibles. La inscripción se hace a petición del acreedor y a través de su representante en el proceso judicial.

¿Cuál es el objetivo del RIJ?

El objetivo de la inscripción es dar conocimiento, tanto al sistema financiero como a terceras personas que puedan acreditar tener un interés legítimo en acceder a esa información, de que el inscrito no es una persona solvente.

Cuando un deudor es persistente, bien por no tener medios o por no tener ganas de pagar, lo único que se puede hacer es acudir a la vía judicial.

Pero una vez que se obtiene una sentencia favorable a la posición del acreedor tampoco resulta fácil cobrar lo debido.

Por eso, el RIJ se presenta como un instrumento más para conseguir el cobro de la deuda. Se parte de la base de que a nadie le gusta estar en un fichero de este tipo, así que lo que se intenta es “presionar” al moroso para que pague lo que debe.

En este vídeo puedes ver un poco más en profundidad como funcionan los ficheros de morosos y cómo se puede salir de ellos:

Una novedad a nivel mundial

El sistema RIJ ha sido creado por la sociedad “Desarrollo de Aplicaciones Jurídicas S.L.”, que a su vez pertenece a una sociedad del Consejo General de la Abogacía Española.

Este registro es toda una novedad en nuestro sistema, pero también a nivel mundial. Con él España se coloca a la cabeza como el sistema judicial y financiero más avanzado a nivel tecnológico para garantizar una mayor seguridad tanto en el tráfico jurídico como en el tráfico mercantil.

¿Qué ventajas tiene frente a otros sistemas?

  • Genera presión económica y social sobre el deudor.
  • Es un método sencillo y cómodo, la inscripción se hace en menos de 10 minutos.
  • Su precio es bastante competitivo.
  • Es un servicio eficaz y transparente y los usuarios pueden resolver rápidamente cualquier duda que tengan.

Aquí algunos consejos por si tu inscripción en un fichero de morosos ha sido un error:

¿Cómo funciona el RIJ?

El acreedor que haya conseguido que se reconozca su derecho a cobrar a través de una resolución judicial debe solicitar a su abogado que haga la inscripción de la deuda en el RIJ.

Para ello el letrado accede a la web RedAbogacia. Para tener acceso es necesario estar colegiado y tener firma electrónica.

Se incluyen en la plataforma los datos relativos a la identificación del deudor y de la propia deuda. Se adjunta además la resolución judicial que condena al inscrito a pagar la deuda.

El equipo jurídico del RIJ se encarga de analizar la inscripción para verificar que todo es legal y que no hay ningún tipo de error.

Verificados los datos, se procede a enviar un requerimiento de pago al deudor a nombre del abogado o de su cliente. Se abre entonces un plazo de 5 días desde la notificación para llevar a cabo el pago.

Si en ese plazo la deuda no se ha cubierto, se inicia el proceso de publicación de los datos del deudor en el fichero, lo que se le comunica a través de carta certificada.

Una vez publicada la deuda, la misma puede ser consultada por las entidades pertenecientes al sistema financiero español y por todas aquellas personas que acrediten tener un interés legítimo en acceder a esa información.

En el futuro la mercantil Informa D&B se encargará de consultar este fichero a la hora de modificar los criterios de raiting y scoring sobre la solvencia de las empresas. Por tanto, estar inscrito en teste fichero puede ser muy perjudicial para las empresas, ya que les puede llevar a tener problemas a la hora de buscar financiación externa, ya sea a través de bancos o de procesos de inversión.

Lo mismo ocurre con los particulares. Al tener las entidades bancaria acceso al RIJ, cualquiera que conste inscrito lo va a tener muy difícil para acceder a un préstamo.

El RIJ lleva en funcionamiento desde el mes de mayo, pero tiene capacidad para convertirse en una herramienta muy útil para luchar contra la morosidad.

Artículos relacionados

Sobre el autor Mayka Jimenez

Experta en Derecho, marketing digital y Redes Sociales. Me encanta escribir ¡y leer!

sígueme en:

Deja un comentario: