fbpx

¿Qué es el Fondo de Garantía de Depósitos?

Tags: ,

A continuación te acercamos todo lo que debes saber sobre el Fondo de Garantía de Depósitos: qué es, para qué sirve, etc. Pues bien, a nivel mundial la economía se rige a través de una serie de parámetros establecidos por el sistema financiero de cada país. Un conjunto de instrumentos, medios y mercados cuya finalidad es administrar y canalizar los movimientos de capital en la nación, ya sea a nivel personal u organizacional.

fondo de garantía de depósitos

AngeloLucas

Sin embargo, este sistema es muy susceptible y vulnerable ante los cambios sociales, políticos y demográficos de una sociedad en desarrollo. Aquellas personas que confían sus finanzas a las instituciones bancarias saben que solo una parte de sus depósitos existe en la bóveda de dicha institución, el resto está en constante movimiento.

Una de las situaciones que presenta mayor peligro para las instituciones bancarias es lo que se conoce como “pánico financiero”. Este fenómeno social ocurre cuando una gran cantidad de clientes acude al banco donde tiene su capital depositado y proceden a hacer retiros masivos de dinero, procurando sacar todos sus activos.

Esta situación puede darse por la amenaza de que el banco deje de ser solvente y puedan perder todos sus ahorros o ante una eminente crisis financiera, lo que pone al banco en peligro de quedar en bancarrota. Es por esto que se crea, como parte de una red de seguridad financiera, el Fondo de Garantía de Depósitos.

¿Qué es el Fondo de Garantía de Depósitos?

El Fondo de Garantía de Depósitos, o Seguro sobre los Depósitos, es un sistema diseñado para cubrir las pérdidas de los clientes de una institución bancaria, ya sea en su totalidad o de forma parcial, en caso de que la entidad financiera se vuelva insolvente. Es un fondo implementado en muchos países a fin de brindar seguridad a los ciudadanos.

Estas instituciones financieras jurídicas constituyen un aval para apoyar al sistema bancario de un país ante la posibilidad de un pánico bancario. De esta forma, el Estado garantiza a los depositantes la confianza de que sus fondos están protegidos y de que están cubiertos ante cualquier eventualidad, dentro de los límites de cobertura claro está.

Así, cuando una entidad bancaria que sea miembro del fondo amenace con volverse insolvente, los clientes evitarán acudir masivamente a retirar sus depósitos bancarios y puede prevenir que el banco decaiga por un bajo económico y no quiebre. Es una manera de proteger tanto al banco como a los clientes que depositan en él.

En vista de este nuevo mecanismo de defensa, los bancos han disminuido considerablemente sus riegos a tener un pánico bancario. Según un informe de la AIDI (International Association of Deposit Insurers) para inicios del 2014 un total de 113 países contaba con algún tipo de institución de seguro de depósitos.

El Fondo de Garantía de Depósitos se crea en 1977, a fin de proteger a los depositantes, en especial aquellos cuyos ahorros eran modestos. Esta iniciativa fue propuesta por algunos países de la Unión Europea y por Estados Unidos, donde ya se habían comenzado a implementar sistemas parecidos.

Su administración y gestión está a cargo del Banco de España mediante una Comisión Gestora que cuenta con 11 miembros. Entre ellos están un representante del Ministerio de Economía y Competitividad, el cual será el Secretario General del Tesoro y Política Financiera, encargado de la vicepresidencia de la Comisión Gestora.

Un representante del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que será el Interventor General del Estado. Cuatro designados por el Banco de España, los cuales serán designados por su Comisión ejecutiva, y uno de los cuales ostentará la Presidencia de la Comisión.

Cinco designados por las asociaciones representativas en las entidades de crédito adscritas, saber, tres por las Entidades Bancarias, uno por las Cajas de Ahorro y uno por las Cooperativas de Crédito.

En España, el Fondo de Garantía de Depósitos está financiado por los bancos, cajas de ahorro, las cooperativas de crédito y el Banco de España. Así, los ciudadanos españoles cuentan con una protección de sus activos capitales depositados en cualquier entidad bancaria y financiera adjunta al fondo.

fondo de garantía de depósitos

StevePv

En el caso de los bancos, deben aportar un 2,5% de sus depósitos, los cuales se ingresan a la cuenta del fondo de garantía en el Banco de España a partir de la fecha de cierre de cada ejercicio en uno o más desembolsos, siempre dentro de los plazos establecidos por la Comisión Gestora.

En caso de que el fondo alcance la cuantía suficiente como para sufragar su razón de ser y cumplir con sus funciones, el Ministerio de Economía y Hacienda, en propuesta por el Banco de España, pueden acordar una disminución en el porcentaje de las aportaciones de capital depositado. Si los fondos superan en 1% puede suspenderse la aportación.

El Fondo de Garantía de Depósitos entra en acción cuando uno de sus bancos o entidad financiera afiliada tiene problemas en su patrimonio. Cuando esto ocurre, el Banco de España le ofrece estrategias para solucionar la situación. Si no logra resolverla, la Comisión Gestora del Fondo convoca una junta extraordinaria de accionistas.

En esta junta se determinarán los pasos a seguir para proceder a una reducción del capital y la ampliación del mismo posteriormente. Si no llega a aprobarse, el banco seguirá el proceso legal de disolución, entrará en bancarrota o suspensión de pagos y el fondo se encargará de responder a los clientes del banco por sus depósitos, según la ley.

¿Qué cubre el Fondo de Garantía de Depósitos?

El importe garantizado máximo de los depósitos para cada cliente es de 100.000 euros, independientemente del número y clase de depósitos que tenga en la institución financiera. De la misma forma, el importe máximo garantizado de los valores o instrumentos financieros confiados al fondo será de 100.000 euros para cada inversor.

De esta forma, el Fondo de Garantía de Depósitos asegura a los depositantes un límite de 100.000 euros para cada titular en caso de bancarrota de la entidad financiera en la que tenga su capital depositado. Estas garantías aplicarán de igual forma tanto a personas naturales como a jurídicas.

Sólo están garantizados los saldos acreedores mantenidos en cuenta, incluidos los fondos procedentes de situaciones transitorias por operaciones de tráfico (como en el caso de una inversión), ya sean depósitos a plazo fijo o depósitos de ahorro. Si la cantidad no supera los 100.000 euros se considerará totalmente cubierta.

En el caso de países cuya moneda no sea el euro, la cobertura aplicará al cambio de la moneda, cubriendo la misma cantidad para cada cliente. Además, quedan garantizados los depósitos con independencia de su importe durante tres meses a partir del momento en que el importe haya sido abonado y sean legalmente transferibles. Aquí encontramos aquellos procedentes de transacciones con bienes inmuebles residenciales y de carácter privado.

Los que deriven de pagos recibidos por el depositante con carácter puntual y que estén ligados a procesos como matrimonio, divorcio, jubilación, despido, invalidez o fallecimiento.

Los que estén basados en el pago de prestaciones de seguro social o por indemnización por perjuicios consecuencia de un delito o un error judicial.

En el caso de las deudas que tenga el cliente ante la entidad bancaria no se tomarán en cuenta al momento de calcular el total reembolsable, a menos que la fecha de exigibilidad de dichas deudas sea anterior o igual a las fechas de referencia previstas por el contrato de crédito celebrado entre las partes. En caso contrario, la entidad bancaria informará de esto a la Comisión, la cual determinará si se tomará en cuenta o no la deuda.

Por otro lado, no estarán bajo la cobertura de garantía del fondo aquellos depósitos cuya existencia solo pueda probarse mediante un instrumento financiero de los previstos en el artículo 2 de la Ley de Mercado de Valores. Es decir, no se considerarán como depósitos las cesiones temporales de activos y los certificados de depósito al portador.

Tampoco estarán cubiertos si el principal no es reembolsable por su valor nominal o si solo es reembolsable con una garantí o acuerdo especial de la entidad de crédito o de un tercero. Además, no se considerarán admisibles los depósitos realizados por otras entidades de crédito por cuenta propia y en su nombre, tales como las sociedades y agencias de valores, las entidades aseguradoras, las sociedades de inversión inmobiliaria o de inversión colectiva, sociedades gestoras de carteras y empresas de asesoramiento financiero, las sociedades de capital a riesgo y sus correspondientes gestores.

Por último, no están bajo cobertura los fondos propios de la entidad, los valores representativos de deuda emitidos por la entidad de crédito, incluidos pagarés y efectos negociables, los depósitos cuyo titular no haya sido identificado ni los depósitos constituidos en la entidad por la Administración Pública con un presupuesto anual mayor a 500.000 euros.

Entidades adheridas al Fondo de Garantía de Depósitos

Las primeras entidades en integrar el Fondo de Garantía de Depósitos fueron las entidades bancarias. Luego se creó el Fondo de Garantía de Depósitos para Cajas de Ahorro (FGDCA). Dos años más tarde se integran las Cooperativas de Crédito al fondo (FGDCC), en vista del crecimiento y la actividad de dichas cooperativas.

Sin embargo, en 2011, mediante el Real Decreto-Ley 16/2011 de 14 de octubre, se declaró la disolución de los fondos correspondientes a las cajas de ahorros y a las cooperativas de crédito, suyos patrimonios fueron definitivamente integrados al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito.

Actualmente, todas las Cooperativas de Crédito estás adheridas al fondo de garantías. Las aportaciones tendrán el mismo porcentaje para cada grupo debido a que el fondo cubre exactamente los mismos supuestos, límites, formas, plazos y tienen el mismo alcance. Por su parte, entre las muchas entidades bancarias adheridas al FGD están:
Banco de Depósitos, SA
Allfunds Bank, SA
Santander Investment, SA
Banco Santander, SA
Banco Popular Español, SA
Banco Occidental, SA
Banco de Sadabell, SA
Banco Alcalá, SA
Banco Europeo de Finanzas, SA
Citibank España, SA

Fondo de Garantía de Depósitos Europeo

fondo de garantía de depósitos

Geralt

La Unión Europea ha creado un sistema de garantía de depósitos, una unión bancaria cuyo objetivo es mejorar la normativa existente en cuanto a la protección de los depositantes en caso de bancarrota de su entidad de crédito en toda la UE. A esta unión se le dio el nombre de Foro Europeo de los Fondos de Garantía de Depósitos.

Entre las mejoras que propició la creación de este sistema unificado se encuentran la reducción del plazo de pago a siete días para 2024, mejora en la información para los depositantes, la introducción de acuerdos financieros ex ante fijados en el 0,8% de los depósitos con cobertura y la garantía de que sea el sector bancario quien financie los fondos del sistema de garantía.

De esta forma se consolida la base económica que permita un mayor crecimiento de las instituciones financieras de los países miembros de la UE, garantizando que todos sus ciudadanos gocen de las garantías y la seguridad que proporciona el Fondo de Garantías de Depósitos en su respectivo país de residencia.

Artículos relacionados

Sobre el autor Lorena Gonzalez

El periodismo, en todas sus formas, es mi pasión. Formarse continuamente y trabajar mi modo de vida.

sígueme en:

Deja un comentario: