fbpx

Fondo de Maniobra: ¿qué es?

Tags: ,

Los libros de contabilidad y los balances no mienten acerca de la realidad económica de una empresa o un negocio, y por eso todos debemos asegurarnos que en mayor o menor medida sepamos cómo se gestiona una economía privada y qué hay que tener en cuenta al respecto. De ahí que en esta ocasión quiera explicaros qué es el “fondo de maniobra”, un término que si bien no es muy conocido más allá del ámbito empresarial y/o financiero hay que tenerlo muy en cuenta, pues es aplicable perfectamente a las cuentas personales o familiares.

¿Qué es el fondo de maniobra?

Dicho de manera rápida el fondo de maniobra es la diferencia entre el activo circulante y el pasivo circulante. O dicho de otra manera, el dinero que le queda a una empresa después de hacerse cargo de sus obligaciones. Vamos a verlo un poco más al detalle y con un ejemplo, que así se entiende mejor.

Imaginad que sois los administradores de una empresa que se llama Cárnica Manolo, S.L. y que tenéis los siguientes números para el mes de julio (por ejemplo):

  • Stock: 180.000 euros
  • Deuda de clientes a corto plazo: 27.000 euros
  • Compra de mercancía: 100.000 euros
  • Gastos en servicios (electricidad, gas, etc.): 7.500 euros
  • Deuda a corto plazo con proveedores: 22.000 euros
  • Nóminas e impuestos: 20.000 euros
  • Alquiler de instalaciones: 10.000 euros

Nos encontramos con unos ingresos estimados para el mes (corto plazo) de 207.000 euros, mientras que los gastos a corto plazo son de 159.500. Eso nos da un saldo positivo de 47.500 euros brutos que la empresa guardará en sus cuentas. Ese sobrante, que en la práctica se compone de las partidas de inversión, aprovisionamiento y, si procede, dividendos, es la que se conoce como “fondo de maniobra”.

Se trata de una manera muy práctica de medir la viabilidad a medio plazo de la empresa estudiada, pues un fondo de maniobra negativo pondría la compañía en suspensión de pagos. Aunque no siempre es así, tal y como veremos ahora.

Excepciones a la norma

Podemos encontrarnos empresas donde el fondo de maniobra sea positivo y eso no sea realmente una noticia buena; y también podemos ver la parte opuesta, empresas con un fondo de maniobra negativo que en realidad están saneadas.

El primer caso se daría por ejemplo en una empresa que tiene un stock que no es asimilable por el mercado, sea porque no tiene salida comercial, porque su fecha de vencimiento próxima hace que sea complicado ponerlo en circulación u otros. En las cuentas aparecerá como activo circulante hasta que no se retire, pero en la realidad vemos que esa cifra podría ser irreal; existente solo ante los papeles.

El segundo caso, el de la empresa que tiene un fondo de maniobra negativo y que está saneada, podemos encontrarlo en compañías que pagan a largo plazo; como por ejemplo los supermercados. Y es que en una empresa de este tipo podéis encontraros con que en un mes haya gastos de 100 e ingresos de 70, pero con la salvedad de que esa mercancía sea pagadera al de 3 meses. En este contexto la empresa podría haber ingresado 210 en el periodo en el que la factura está viva.

Artículos relacionados

Sobre el autor Jon Sainz

Programador industrial, blogger profesional y Coordinador de Contenidos de Cursos.com.

sígueme en:

Deja un comentario: