Fondos de pensiones. ¿Cómo funcionan?

¿Te han hablado de las ventajas de tener un fondo de pensiones pero no sabes cómo funcionan? Presta atención porque te acercamos todo lo que debes saber al respecto. Qué son, cómo funcionan o en qué se diferencian de los planes de pensiones. Todo lo que tienes que conocer te lo contamos.

fondos de pensiones
stevepb / Pixabay

Qué es un fondo de pensiones

En primer lugar vamos a ver qué es un fondo de pensiones. Se conoce como fondo de pensiones a una cierta cantidad de patrimonio una empresa establece para ser destinado, exclusivamente, a los planes de jubilación. De este modo, se realizan una serie de aportaciones que pueden ser efectuadas en una parte por los responsables de la empresa y en la otra por los empleados. Un fondo de pensiones es un activo financiero que tiene como finalidad originar un crecimiento que se prolongue en el tiempo, es decir, a largo plazo.

Los fondos de pensiones funcionan como si fueran una cuenta de ahorro. En ella lo que se guarda son las aportaciones que se realizan más los intereses que estas aportaciones van generando a lo largo del tiempo. Con estos fondos se suele invertir en activos financieros. Con esto lo que se busca es lograr conseguir la utilidad necesaria que garantice las pensiones de las personas aseguradas.

Fondos de pensiones
stevepb / Pixabay

Tipos de fondos de pensiones

De este modo, dentro de los fondos de pensiones existen una variedad de ellos, dependiendo de los mercados en donde se acaba por invertir. Dentro de los mismos encontramos:

  • Renta fija.

    En estos fondos de pensiones se efectúa una inversión en activos de renta fija.

  • Renta fija a largo plazo.

    En este tipo de fondos la cartera de inversión que poseen debe caracterizarse en cualquier caso por tener una duración superior a los dos años.

  • Renta mixta variable.

    En estos fondos se hacen inversiones que estarían repartidas en entre un 30 a 75% en fondos de renta variable y lo demás en renta fija.

  • Renta variable.

    En estos casos se invierte al menos un 75% en renta variable y lo demás iría destinado a renta fija.

Cómo funciona un fondo de pensiones

De este modo, los fondos de pensiones sirven para ofrecer una pensión a los trabajadores de esa empresa que cumplan con ciertos requisitos como determinados años de trabajo y que ahora ya inicien la etapa de su jubilación. Este tipo de fondos suelen estar gestionados por organismos que hacen la función de intermediarios. Ellos son los que se encargan de la gestión y de la administración de estos activos.

A la hora de tener un fondo de pensiones es el asegurado el que puede decir cuál es el fondo que más le conviene, algo que se suele decidir, especialmente, en función de factores como la rentabilidad y el riesgo.

Ventajas y desventajas de los fondos de pensiones

Como todos los tipos de inversiones por los que se puede optar, los fondos de pensiones presentan una serie de ventajas y de desventajas. En este sentido, este tipo de planes de ahorro tiene las siguientes ventajas.

Por un lado, con un fondo de pensiones se puede establecer una cuota determinada que pueda luego traducirse en una renta para la jubilación. Las cuotas que son aportadas disfrutan de una significativa reducción fiscal y cuando la persona se jubila, empieza a cobrar este plan. Lo hace de manera adicional al cobro de la pensión que se hace desde la seguridad social.

Esto se traduce en una gran tranquilidad ya que el trabajador acabará teniendo dos pagas, un monto mensual que será el fruto de su propio ahorro.

La principal desventaja que tiene el hecho de estar sujeto a un plan así es la falta de liquidez inmediata que supone. Este dinero que se va destinando solo podrá recibirse una vez que la persona se jubile. Aunque si se produce una invalidez o fallecimiento también podrá procederse al pago.

Diferencias entre un plan de pensiones y un fondo de pensiones

fondos de pensiones
geralt / Pixabay

Aunque mucha gente cree que un plan de pensiones y un fondo de pensiones son lo mismo lo cierto es que no es así. Un plan de pensiones es un programa al que nos podemos acoger voluntariamente si lo que buscamos es tener mayor liquidez en el futuro.

Gracias a un plan de pensiones se acaba por determinar un derecho a cobro de una prestación a su beneficiario. Además también habría una obligación de aportación a aquellas personas que sean partícipes y promotoras. Aquí encontramos que esta figura puede ocuparla una empresa, una asociación, etc.

En definitiva, con un plan de pensiones las personas que figuren como beneficiarias lo que harán será obtener una renta en el futuro. Para ello tendrá que llegar la circunstancia que se haya determinado que suele ser la jubilación o las situaciones de dependencia grave.

Los fondos de pensiones, en cambio, se conforman por el patrimonio que se cumplirá al llegar el instante de ejecutar los planes de pensiones a los que están asociados. Como decimos, se trata de un patrimonio que mientras suele invertirse en otro tipo de activos, generalmente de carácter financiero, de tal modo que pueda acabar generando una rentabilidad a largo plazo.

Tanto los fondos de pensiones como los planes de pensiones son planes que se complementan. Así que los dos son necesarios y no puede existir uno sin otro.

Hay que tener en cuenta que un plan de pensiones es un modelo que sirve para prevenir para el futuro mediante el ahorro de cierto montante. Pero un plan de pensiones en sí mismo no tiene dinero sino que el dinero está incluido en el fondo de pensiones.

Así pues, un plan de pensiones puede estar asociado a un único fondo, pero esto no ocurre con un fondo de pensiones que sí puede tener integrado varios planes de pensiones. Mientras que un fondo de pensiones tiene todo el capital que se va integra en el plan de pensiones, todo el montante que se invierte para conseguir así una mayor rentabilidad y mientras que en el plan de pensiones se encarga de gestionar de qué tipo es el modelo de sistema de ahorro que queremos.

En el caso de los fondos de pensión decir que estos poseen una entidad gestora que se encarga de este capital así como una entidad depositaria que lo contiene. Todos estos elementos, en cambio, no se pueden encontrar en un plan de pensiones.

También hay que tener en cuenta la fiscalidad que uno y otro tienen. Si hacemos una determinada aportación a un plan de pensión, estas aportación sí se puede reducir de la base imponible, esto es así en función de la legalidad establecida en base a la edad e ingresos.

Un fondo de inversión no tiene en sí mismo ninguna ventaja a nivel fiscal y si lo que se quiere es recuperar el el dinero hay que ver las condiciones porque suelen penalizar. Aunque esta pensalización es menor que la de los planes de pensiones al tributar sólo por los beneficios.

 

Deja un comentario