fbpx

Cómo ser forense. Requisitos, sueldo y cursos

Tags:

El trabajo como forense es uno de los más interesantes y de los que mayor interés despierta. Lo es porque su función posiblemente sea de las más llamativas que existen dentro del ámbito sanitario. Su principal cometido es desenmascarar la causa de la muerte de seres humanos y para ello se apoya en novedosas técnicas con las que convive en su día a día laboral. Además, su trabajo al frente de la medicina legal ha sido tratado en infinidad de ocasiones en el cine, lo que también ha contribuido a crear un halo de misterio alrededor de este perfil profesional. De todas formas, para terminar siendo un forense de éxito resulta necesario prestar atención a la formación y dedicar varios años a adquirir conocimientos muy completos. En el presente artículo vamos a repasar este perfil profesional para abordar sus principales claves (Post relacionado «Como ser cirujano. Requisitos, sueldo y cursos»).

Qué hace un forense

El trabajo que desempeña un forense guarda relación con el ámbito de la sanidad y la justicia. Sus funciones se encuentran vinculados con este par de disciplinas. De hecho, las funciones que debe afrontar un médico forense vienen delimitadas por el Ministerio de Justicia. Entre ellas, encontramos que los forenses pueden realizar dictámenes, informes y análisis dentro de las actuaciones que se realizan en una investigación criminal o en un proceso judicial. Estos trabajos los hará el forense dentro de su disciplina profesional por petición expresa de fiscalías, tribunales o juzgados que así lo requieran.

Los forenses también se encargan de realizar tareas de vigilancia facultativa y asistencia de aquellas personas que estén enfermas, lesionadas o detenidas y están bajo la tutela judicial de fiscalías, tribunales y juzgados. Esta actividad la deberán realizar atendiendo a la forma y a los supuestos que recojan expresamente las leyes vigentes dentro del territorio español. De igual manera, será competencia de los forenses la ejecución de dictámenes, análisis e informes que sean solicitados por el Registro Civil. Al igual que hemos comentado en la labor anterior, estos trabajo se deberán realizar de acuerdo con las condiciones y supuestos que fije la legislación específica para estos casos.

De igual manera, será responsabilidad de los forenses llevar a cabo dictámenes, análisis e informes cuya ejecución haya sido solicitada por particulares dentro de las condiciones que se determinen para tal efecto reglamentariamente. Los forenses también se pueden encargar de hacer funciones relacionadas con la investigación, la docencia o el ámbito pericial siempre que estas actividades estén motivadas por el interés general. Para estos trabajos los forenses se deberán ajustar a las instrucciones que fijen de forma expresa para ello tanto el Ministerio de Justicia como los gobiernos regionales que tengan competencias en materia de justicia. Para esta función deberá resultar posible la realización de convenios, pactos o acuerdos que así lo posibiliten.

De igual manera, los forenses se pueden encargar de realizar funciones que estén vinculadas con la investigación y la colaboración derivada de su propia función. Estos trabajos los deberán llevar a cabo en los términos y condiciones como estén recogidos reglamentariamente.

Por otra parte, y como ya hemos señalado con anterioridad, los forenses acostumbran a trabajar con cadáveres y se dedican a su análisis para, primero, investigar y, después, determinar las causas que provocaron la muerte del ser humano en cuestión. De igual manera, los forenses determinan el horario en el que se produjo la muerte del cuerpo que estén examinando. Asimismo, otros factores de interés para una investigación como los elementos que provocaron la muerte del paciente, si este opuso resistencia a lo sucedido y determinar si existen en el cuerpo o en el lugar de los hechos rastros que sirvan para seguir la pista sobre el presunto homicida son también cuestiones que abordan los forenses. La edad del cadáver también es otro factor que el forense puede determinar por medio de su análisis.

Requisitos para ser forense

El principal requisito que debe cumplir una persona interesada en convertirse en forense es tener un interés especial por el mundo de la sanidad porque será al que dedicará su futuro profesional. En las primeras etapas escolares se recomienda al candidato que preste una atención especial por materias relacionadas con las ciencias. Durante el bachillerato, es aconsejable cursar la rama de ciencias de la salud y en la universidad estudiar el grado de medicina. Una vez completada la etapa universitaria, llegará el momento de la especialidad en medicina legal y forense. Es lo que se conoce como el MIR. En este caso, se trata de una especialidad extrahospitalaria y, por tanto, se deberá cursar en la Escuela Universitaria.

Esta fase dura 3 años y en cada uno el alumno deberá abonar una matrícula. Durante esta etapa, el estudiante no cobrará nada y por eso es habitual que lo compagine con trabajos en otros lugares. Cuando se finaliza esta fase el aspirante obtiene el título de especialista en medicina legal, que le faculta para poder desempeñar funciones como perito privado.

Los interesados en dedicarse como forense en el ámbito público deberán conseguir alguna de las plazas de las oposiciones para médicos forenses que organiza el Ministerio de Justicia. Para ello, los aspirantes deben cumplir una serie de requisitos tales como ser español, mayor de edad, no exceder la edad de jubilación forzosa en España y estar en posesión de la licenciatura o el grado en medicina. Por otra parte, los candidatos no podrán padecer ninguna enfermedad ni tener una limitación de índole psíquica o física que resulte incompatible con el desempeño de las funciones que son inherentes al cuerpo de los forenses.

Sueldo de un forense

El sueldo medio mensual neto de un médico forense en España cuando está recién lograda su plaza se sitúa rondando los 2.000 euros. No obstante, esta nómina podrá experimentar subidas con el paso del tiempo y por la incidencia de aspectos como guardias y otros complementos que pueden favorecer a completar el sueldo de los médicos forenses.

Cursos de medicina legal

Colegio de Criminólogos

Una de las opciones más interesantes que existen para llevar a cabo un curso de forense es el que organiza la Asociación Profesional Colegial de Criminólogos de España. Se trata de una enseñanza netamente online que tiene un precio de 1.200 euros y lleva por título «Especialista Enfermería Forense y Criminología». Los alumnos reciben 200 horas de formación y la organización brinda facilidades a la hora de comenzar la enseñanza.

La Asociación Profesional Colegial de Criminólogos de España también organiza el «Máster Online en Medicina Forense Pericial». Tiene un precio de 13.000 euros y se puede seguir por entero a distancia. Tiene una duración de 72 meses.

CFEC

El Centro de Formación Estudio Criminal (CFEC) pone en el mercado el «Curso Online de Medicina Forense y Criminalística» al precio de 152 euros. Las clases se desarrollan dentro de la ciudad de Madrid en unas instalaciones que tiene la organización en el Paseo de la Castellana. Los alumnos que se matriculen en esta enseñanza realizarán un repaso por los principales aspectos que están presentes en el mundo de la medicina forense y recibirán un diploma acreditativo de la realización del curso. La organización pone facilidades para que los estudiantes puedan organizar su estudio sin necesidad de atenerse a horarios fijos y con libertad para organizarse su tiempo de trabajo, según le convenga más a cada alumno del curso.

Artículos relacionados

Sobre el autor Alberto Gomez Aviles

sígueme en:

Deja un comentario: