¿Qué es la gripe y cómo se debe tratar?

Tags:

La gripe, también llamada influenza, es una enfermedad infecciosa que afecta principalmente a las vías respiratorias. Además, se trata de una patología muy infecciosa. De esta manera, muchos años, hay auténticas epidemias de gripe en muchos países. Por lo tanto, hay que prestar mucha atención a la prevención y al tratamiento.

gripe

En este artículo veremos qué es la gripe, cuáles son las diferencias entre la gripe y el catarro común, las fases de la gripe y, por último, algunos remedios para tratar la gripe. Por esa razón, te recomendamos quedarte a leer este artículo hasta el final y aplicar los consejos que te damos.

Qué es la gripe

Cuando tratamos de definir qué es la gripe, no debemos olvidar hacer referencia al virus de la influenza, que es el que provoca la infección y, por ende, la enfermedad. Este virus puede transmitirse con mucha facilidad a través de la saliva.

Parece ser que el término gripe proviene del francés (gripper), que quiere decir algo así como tomar o agarrar. De esta manera, se hace referencia a que esta enfermedad «agarra» al enfermo bruscamente.

La influenza tiene un fuerte patrón estacional. Generalmente, se presenta en invierno (de noviembre a marzo). Una característica fundamental de esta enfermedad es la alta tasa de contagios.

Resumidamente, los síntomas principales son:

  • Fiebre y escalofríos
  • Dolores articulares y musculares
  • Cefaleas
  • Tos y estornudos
  • Congestión nasal
  • Nauseas y malestar en general

Diferencias entre gripe y catarro

Aunque la presentación de los síntomas puede ser similar, las diferencias entre gripe y catarro común o resfriado son las siguientes:

  • Congestión: en el catarro, la nariz suele estar congestionada e, incluso goteando. En la influenza, puede no haber congestión nasal.
  • Escozor: en el catarro puede apacer escozor ocular. En la gripe es muy raro
  • Fiebre alta: algo característico de la influenza es la fiebre más o menos elevada, que dura unos días. En el resfriado, tener fiebre es raro. No obstante, si la hay, no será alta.
  • Dolores: los dolores musculares y articulares son característicos de la gripe, no del catarro.
  • Tos acompañada de mucosidad: este tipo de tos es muy característica de la gripe, pero no del resfriado
  • No duele la garganta: Así es; durante la enfermedad de la influenza, el dolor de garganta es raro. Todo lo contrario que ocurre en el catarro
  • Cefaleas: en el caso de la gripe podrán ser intensos. Sin embargo, en el caso del resfriado serán leves o ausentes.

Fases de la gripe

Las fases de la gripe son las siguientes:

  • Un período de incubación de 1 a 4 días (la mayoría de las personan pueden contagiar a otros a partir de las 24 horas anteriores al desarrollo de los síntomas y hasta 5-7 días después del inicio de la enfermedad
  • Una influenza típica se caracteriza por la aparición aguda de los signos y síntomas respiratorios (fiebre, escalofríos, dolores, malestar, tos, congestión…). Este período de síntomas agudos tendrá una duración de 3 a 7 días. No obstante, la tos y el malestar pueden durar hasta 2 semanas.

Por otro lado, según un estudio científico, decir que los síntomas de la gripe pueden derivar en neumonía o agravar otras patologías existentes (enfermedades cardíacas, pulmonares…). Además, también puede ocasionar neumonía bacteriana secundaria, sinusitis, otitis, etc.

Los niños más pequeños serían más sensibles a al virus. De hecho, en casos complicados, podría llegar a derivar en encefalopatías, mielitis transversa, miositis, miocarditis, pericarditis y Síndrome de Reye. En los niños, los síntomas pueden estar más enmascarados y, por tanto, ser más complejo hacer el diagnóstico diferencial.

Remedios para tratar la gripe

Aunque la enfermedad no tiene cura,existen remedios eficaces para tratar la gripe. Las terapias están enfocadas a aliviar los síntomas y proporcionar algo más de calidad de vida al enfermo:

  • Descansar adecuadamente
  • No realizar esfuerzos físicos
  • Beber abundantes líquidos
  • Evitar consumir alcohol y tabaco
  • Tomar ibuprofeno en caso de que aumente la fiebre
  • ¡No tomar antibióticos! La gripe está causada por un virus, si toma antibióticos no le harán nada
  • No dar aspirina a niños o adolescentes, ya que podría provocarles el Síndrome de Reye
  • Evitar ir al trabajo o a la escuela (el virus es muy contagioso)
  • Si tiene dudas no se automedique; acuda a su centro de salud más cercano
  • Existen remedios naturales que pueden ayudarle con los síntomas

El listado anterior hace referencia a un conjunto de remedios para tratar la gripe una vez que esta se ha presentado. Sin embargo, lo mejor es poder prevenir que se presente la enfermedad. Por ello, es más que recomendable la vacunación contra la influenza.

Además, se recomienda encarecidamente la aplicación de la vacuna en los siguientes casos:

  • Los niños recién nacidos, prematuros y, en general todos los niños hasta los 5 años
  • Personas con enfermedades crónicas que podrían agravarse o podrían presentar un cuadro de gripe complicado. En especial niños y ancianos.
  • Personal en contacto con niños: maestros, educadores, profesores…
  • Todo el personal sanitario
  • Mujeres embarazadas o que han dado a luz recientemente
  • Niños asmáticos, con enfermedades cardíacas, diabetes o insuficiencia renal
  • Pacientes inmunodeprimidos

Prevenir, antes que curar

La vacuna antigripal es del tipo «vacuna inactivada». Es decir, te inyectan vía muscular al virus muerto. Existen dos tipos de vacuna inactivada contra la influenza:

  • Vacuna trivalente (dos virus A y uno B)
  • Vacuna cuadrivalente (dos virus A y dos B)

Este tipo de vacunas tienen muy pocos efectos secundarios, como mucho algo de inflamación allá donde se aplicó y un poquito de fiebre. En cuanto a qué modalidad elegir, se recomienda la cuadrivalente. Aunque dependerá de la disponibilidad de vacunas en su centro de salud.

Otras conductas de prevención irían más allá de lo anterior y serían propias de la lógica más elemental:

  • Evitar el contacto con personas infectadas
  • No utilizar vasos, cubiertos, servilletas, prendas de vestir y, en general objetos personales que pertenezcan a personas infectadas
  • Lavarse las manos
  • Estornudar tapándose la boca con la parte más ancha del antebrazo (no con las manos)
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura
  • Lavar muy bien los alimentos
  • Ventilar los espacios cerrados como habitaciones, oficinas, despachos, etc.
  • Evitar acudir a lugares en los que haya una gran aglomeración de personas

Artículos relacionados

Sobre el autor Bernardo Peña Herrera

sígueme en:

Deja un comentario: