fbpx

Me pongo nervioso al hablar en público ¿qué puedo hacer?

Tags: ,

Hablar en público genera muchas reacciones en nosotros. Si has llegado hasta aquí es muy probable que sea porque eres de ese tanto por ciento al que le sudan las manos, tartamudea e incluso puedes sentir tal miedo paralizante que siempre estés intentando huir de exponerte a esta situación.

Pero la buena noticia que te queremos transmitir es que hablar en público es una ciencia y/o un arte que se aprende. Puedes profundizar más en nuestro artículo “Los mejores cursos de oratoria”.

Pero como toda disciplina, el hablar en púbico requiere unos conocimientos previos y mucha práctica.

Para abrir boca, te dejamos un vídeo con una entrevista a Teresa Baró, consultora experta en habilidades de comunicación personal hablando sobre cómo hablar en púbico con naturaidad:

Glosofobia o la fobia a hablar en público

Pues sí, el miedo o fobia a hablar en púbico también tiene su nombre propio: glosofobia, y se caracteriza principalmente por una serie de síntomas como los que te detallamos a continuación:

  • Sudoración excesiva
  • Temblores en el cuerpo
  • Acaloramiento
  • Estómago removido
  • Sensación de ahogo
  • Voz temblorosa y tartamudeo
  • Bloqueo mental
  • Ansiedad general

Como ya supondrás, la fobia a hablar en púbico tiene sus causas que principalmente son de origen psicológico.

Causas de la fobia a hablar en público:

  • Tendencia al perfeccionismo: el querer hacerlo perfecto nos puede llevar a no hacer nada ante el miedo de no estar a la altura.
  • Experiencias pasadas: haber pasado ya por momentos negativos al hablar en púbico nos puede condicionar para no volver a intentarlo nuevamente.
  • Miedo a la crítica: el ser juzgados podemos interpretarlo como un ataque personal y por tanto nos escondemos para no mostrarnos.
  • Timidez: tener una forma de comportarse tímida supone el evitar hacerlo ante un gran número de personas.

Consejos para hablar en público

Antes de hablar de técnicas específicas que nos pueden ayudar a la hora de enfrentarnos ante un auditorio, nos gustaría dejarte una serie de consejos para hablar en público que estamos seguros te van a ayudar enormemente:

Preparación y organización previa

Ante todo tienes que saber de lo que hablas, lo que te ayudará a transmitir seguridad y confianza, además de ser de gran ayuda cuando pierdas el hilo o haya alguna interrupción inesperada.

Organízate también llevando una presentación sencilla pero que trasmita las ideas principales, llevando un esquema con los tiempos e incluso acude al lugar de la charla para familiarizarte antes.

Gestión emocional y mental

Controlar tus pensamientos y por tanto adecuar las emociones a la situación, te ayudará enormemente. Los pensamientos positivos y la relajación/respiración te permitirán ser el amo de tu estado de ánimo y así no estarás a expensas de emociones que te hagan perder el control

Sé espontaneo

Quizás sea el consejo más difícil de seguir, pero también te adelantamos que es el más importante. Ser tú mismo, con tus fortalezas y debilidades te hará mostrar que eres honesto y que se puede confiar en tí, lo que aumentarán tus probabilidades de éxito.

Juega con la voz y el lenguaje no verbal

Acompaña el mensaje con cambios en la voz, usando pausas y silencios para que no quede algo frío y sin emoción, que es la base de una buena comunicación. Utiliza también el lenguaje no verbal: viste según la imagen que quieras transmitir, usa gestos que ensalcen tu mensaje y evita gestos inadecuados como tener las manos cerradas y dar la espalda al público.

En este vídeo de Andrea Vilallonga puedes descubrir más consejos para hablar en público. No te los pierdas:

Técnicas para hablar en público

Aunque te hayamos dado unos cuantos consejos para hablar en público, es cierto que llevarlos a la práctica no es cosa sencilla. Estamos seguros que ahora mismo te estarás preguntado cómo hacerlo. Pues para responderte, queremos dejarte las técnicas para hablar en público más efectivas para convertirte en un gran orador:

Técnica de Liberación Emocional (EFT)

Aplicar esta técnica mezcla de acupuntura y digitopuntura, te ayudará a eliminar de manera instantánea las emociones negativas que puedas estar sintiendo en ese momento. Unos golpecitos, unas afirmaciones… y a comerte el mundo.

Hipnosis para hablar en público

Aunque hoy en día siga rodeada de misterio, la hipnosis, como puedes comprobar en “Hipnosis para adelgazar. ¿Es peligroso?¿Funciona?” y en “Hipnosis para dejar de fumar. ¿Es peligroso?¿Funciona?”, es una técnica científica que ayuda a controlar tu inconsciente poniendo toda la atención en lo que quieres, es decir, en la presentación.

Programación Neurolingüística (PNL)

Técnica relativamente reciente, la PNL trabaja con esos esquemas mentales que te impiden desarrollar tu potencial. Además, te ayudará a poner toda tu atención en el público y no en lo que pasa en ti, fuente de distracción e inseguridad.

Te dejamos un vídeo muy interesante sobre cómo usar la PNL al hablar en público:

Mindfulness y relajación

No podíamos olvidarnos de dos técnicas para hablar en público imprescindibles. Ambas nos ayudan a conocernos mejor, tomar conciencia y estar más abiertos y relajados a la hora de hacer una exposición pública. La próxima vez, respira profundamente tres veces y comprobarás cómo te sientes mejor, con más fuerza y positividad.

3 errores de comunicación que te están impidiendo explotar tu potencial y hablar en público con éxito

En este artículo también compartiré contigo tres grandes errores de comunicación que, si los estás cometiendo, te están impidiendo hablar en público de manera eficaz; clave para vender y venderse en la nueva economía.

El arte de comunicar
El arte de comunicar

“La comunicación da igual”

El primer gran error es no darte cuenta de que la comunicación es parte de tu “core business” (parte troncal de tu negocio). Chris Anderson, cabeza visible de TED.com, dice que “hablar es tan familiar que nos olvidamos de lo milagroso que es; de que es el súper poder de la humanidad”.

Lo vemos como algo tan común y banal que menospreciamos de su importancia. Por eso la mayoría de las personas deja la preparación de sus presentaciones y argumentos para último minuto. Se olvidan de que vender lo que hacen es parte troncal de la función de su empresa. Y vender es comunicar.

¿Solución? Dedica tiempo a pensar muy bien en lo que vas a decir y a ensáyalo.

“Aquí siempre se ha hecho así”

El segundo gran error que te limita como profesional y también perjudica a tu empresa es pensar que porque los demás lo hacen, tiene que estar bien.

Una costumbre a la hora de hacer una presentación es empezar con un apartado hablando de la propia empresa. Pero cuando la primera diapositiva de tu presentación es el logo de tu empresa y la segunda dice “Sobre nosotros” para hablar de la fecha en la que el fundador puso el primer ladrillo, la facturación de la última década (a pesar de la crisis) y la sala de juegos de la nueva sede, tienes un grave problema.

Al inicio de tu presentación, a tu público le da exactamente igual quién eres y lo que representas. Lo único que quiere saber es qué va a ganar escuchándote y si su tiempo será bien aprovechado. Somos egoístas por naturaleza. Y sólo cuando nos dejas claro lo que nos aportas, te ganas el derecho de decirnos lo “bueno, bonito y (no particularmente) barato” que eres.

¿Solución? Pon la diapositiva “Sobre nosotros” al final de tu presentación y comienza hablando de lo que le preocupa a tu público, dejando claro que vas a contarle cómo resolverlo.

“Presentación = Power Point”

Muerte por Power Point
Muerte por Power Point

Otro problema asociado al “aquí siempre se ha hecho así” es tan común que merece un plato aparte. Creer que “Presentación = Power Point”.

Por eso, cuando dices “tengo que preparar una presentación”, normalmente quieres decir “tengo que preparar unas diapositivas en Power Point”. O cuando te preguntan “¿tienes la presentación lista?”, a lo que se refieren es a si “has terminado de preparar tus diapositivas”.

Mucha gente, cuando se dispone a preparar una presentación, lo primero que hace es abrir Power Point y vomitar todo lo que sabe del asunto. Lo pone un poco bonito con uno que otro gráfico, el logo y “gracias” al final; creyendo que con eso van a triunfar. Te tengo una mala noticia. Si te juegas mucho con tu presentación, esto es lo peor que puedes hacer.

Porque yo te pregunto: ¿Dónde surgen tus mejores ideas? No existe una respuesta precisa a esta pregunta. Cada quien encuentra la inspiración en lugares distintos y en circunstancias distintas. Pero una cosa sí es cierta, el entorno laboral al que estamos acostumbrados no suele ayudar a ser creativo.

Por eso, abrir Power Point como primer paso antes de preparar tu presentación es una mala decisión; restringe tu capacidad creativa y la limita al entorno profesional.

¿Solución? En tu próxima presentación saca un bloc de notas y haz al menos tres lluvias de ideas en lugares y en momentos distintos. Ya verás cómo las genialidades surgen donde/cuando menos te las esperas.

Para hablar en público de manera eficaz es importante sacar lo mejor de ti. Lo que te hace auténtico. Porque esto es clave para conectar emocionalmente con las personas y es lo que hace de hablar en público todo un arte.

Pero para llegar a hacerlo esto, primero tienes que prepararte siguiendo un método probado que te te ayude a presentar tus ideas con seguridad y fluidez.

Comienza resolviendo estos tres grandes errores y verás no sólo cómo consigues mejores acuerdos, sino también, cómo de repente las personas comienzan a verte con nuevos ojos y se te abren nuevas puertas.

Artículos relacionados

Sobre el autor Carlos Póstigo

Psicólogo especializado en desarrollo personal. Formador y escritor de temática psicológica y de crecimiento personal.

sígueme en:

Deja un comentario: