Herencia a beneficio de inventario: ¿qué es y cómo se tramita?

Tags:

El hecho de que miles y miles de españoles se hayan endeudado hasta niveles insospechables para comprar una vivienda durante la etapa de la burbuja inmobiliaria ha provocado un efecto que en principio no se contempló y que hemos ido viendo con el paso de los años: las “herencias intoxicadas”. Es decir, herencias que además de activos también transfieren pasivos o deudas. Y sí, antes de que os lo preguntéis os diré que sí, que es perfectamente legal que os tengáis que hacer cargo del préstamo de un coche o de la hipoteca del chalet de veraneo si aceptáis una herencia de este tipo. De hecho los notarios de nuestro país se están encontrando con multitud de situaciones del estilo. ¿Qué se puede hacer? La herencia a beneficio de inventario es la mejor opción.

Herencia a beneficio de inventario

Herencia a beneficio de inventario

Cuándo aceptar o rechazar una herencia

No es una decisión sencilla, ¿verdad? Más aún cuando en el paquete de lo heredado os encontréis con propiedades a las que les tenéis un afecto especial: la casa donde habéis crecido, la furgoneta con la que la familia viajo tanto por las carreteras de España y que os trae tan buenos recuerdos, la empresa que vuestro padre consiguió montar a base de sudor y lágrimas, etc. Bueno, pues salvando el tema de los sentimientos, que sin lugar a dudas tienen mucho que decir en momentos como estos, vamos a ver una sencilla fórmula para determinar desde el racionalismo si es adecuado o no aceptar una herencia.

No es muy complicado. ¿Tenéis más pasivos que activos en la herencia? Rechazad la herencia; y especialmente si estamos hablando de objetos que se devalúan rápidamente (coches, por ejemplo). ¿Tiene la herencia más pasivos que activos pero derechos y/o propiedades que tienen mucho potencial de revalorización? Si veis que uno o varios de los activos van a incrementar su valor próximamente convendría que os pusierais en contacto con un especialista en la materia para hacer un peritaje; puede que en casos así convenga aceptar una herencia “negativa”. Un claro ejemplo de esto sería una herencia donde estén incluidos terrenos que tengan prevista una recalificación por parte del ayuntamiento de turno. Y finalmente, ¿hay más activos que pasivos? Entonces aceptad la herencia.

Ahora bien, en este último caso tened muy en cuenta qué tipo de activos son, pues si os encontráis con terrenos rurales, cuyo valor es escaso si no pueden ser construidos; o con coches, cuya curva de depreciación es brutal; podríais encontraros con que meses más tarde de haber aceptado la herencia el valor de las propiedades haya caído por debajo del valor de las deudas. También debéis tener muy en cuenta cómo están estructurados los pasivos, ya que no es lo mismo una deuda a largo plazo negociada con una caja de ahorros que multitud de microcréditos con tasas de interés muy elevadas y plazos de amortización draconianos. Debéis tener muy claro si seréis capaces de hacer frente a las cuotas, ya que pasaréis a ser los titulares (muchos se han metido en problemas por esto)

Impuesto de sucesiones

Impuesto de sucesiones

Impuesto de sucesiones

 

Otro de los problemas gordos que os encontraréis a la hora de aceptar una herencia es lo relacionado con los impuestos. ¿Sabíais que para heredar tenéis que pagar previamente impuestos? Y que conste que no estamos hablando de una tasa de 100 euros, sino de porcentajes que pueden llegar a superar el 25% e incluso el 50% (casos puntuales). También es cierto que en la mayor parte del territorio nacional la cuota entre padres e hijos (el caso más habitual) está fuertemente subvencionada.

El asunto es que debéis tener esta parte muy clara, pues en no pocas ocasiones podríamos estar hablando de impuestos de sucesiones de decenas de miles de euros. Y que conste que da igual que el activo este al día con Hacienda, pues el objeto de gravamen es el heredero al ver incrementado su patrimonio. ¿Es justo? Eso ya es otra historia, pero parece que en unos años este impuesto podría desaparecer.

Existe la posibilidad de eludir el pago del impuesto de sucesiones, pero es un tema un poco delicado y poco ético. No obstante os daré un par de pistas: los no residentes en España no están obligados a pagar y el gravamen prescribe a los cuatro años y medio. Con esos datos podréis tirar del hilo y consultar más a fondo a vuestro asesor fiscal.

Herencia a beneficio de inventario: la gran olvidada

Pues bien, tras haber visto todo esto os diré que hay una solución bastante pragmática a la mayor parte de las problemáticas vistas hasta el momento: la herencia a beneficio de inventario.

Este tipo de herencia básicamente os permitirá pagar los pasivos con los activos percibidos *. Es decir, que el dinero que haya podido tener el difunto pueda ser empleado para pagar las deudas y el impuesto de sucesiones. Una manera práctica de recibir en líquido una herencia sin cargas que os puedan comprometer seriamente.

Para ejecutar la herencia a beneficio de inventario tendréis que solicitar este trámite ante el notario encargado antes de los 10 días desde que hayáis sido notificados de la existencia de esta (30 si vivís en el extranjero). Por otra parte este funcionario será el adecuado para asesoraros al detalle sobre todo lo relacionado.

(*) Nota: las propiedades inmobiliarias no pueden emplearse para cancelar pasivos. Solo sirve el dinero o los activos equivalentes.

Los mejores cursos sobre Herencias en Cursos.com

¿Tenéis dudas acerca de la herencia a beneficio de inventario o de las demás opciones y trámites involucrados en este delicado proceso? Entonces lo mejor que podéis hacer es consultar los hechos con un asesor fiscal y/o con un notario. Estos profesionales son los más adecuados para solventaros las dudas.

No obstante tener algo de formación en la materia siempre os vendrá bien, ya que así al menos sabréis “por donde van los tiros”. Vamos a ver uno de los cursos de herencias más interesantes:

  • Curso Superior en Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones e Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ISD, ITP y AJD) – Ineaf Business School

    Este curso impartido por Ineaf Business School os dará una sólida formación en todo lo relacionado con el Impuesto de Sucesiones y Donaciones; pero además también con otros relacionados, como son los casos del de Transmisiones Patrimoniales y el de actos Jurídicos Documentados.

    Aprenderéis todo lo relacionado con el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, los seguros de vida, la gestión impositiva o mismamente las transmisiones patrimoniales. Obviamente también os pondréis al día en todo lo que tenga que ver con las operaciones societarias y con las exenciones; además de con casos particulares que se os podrán dar.

    ¿Os interesa? Tenéis más información en “Curso Superior en Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones e Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ISD, ITP y AJD)”.

Artículos relacionados

Sobre el autor Jon Sainz

Programador industrial, blogger profesional y Coordinador de Contenidos de Cursos.com.

sígueme en:

Deja un comentario: