fbpx

«Hygge», el exitoso sistema danés para ser feliz

Tags: ,

Cuando hablamos de “hygge” estamos haciendo referencia a una manera de ser feliz que no solo da unos resultados magníficos, sino que gracias a su sencillez podemos adaptarlo a nuestro día a día sin que nos suponga mucho esfuerzo, solo la voluntad de querer ser feliz.

Libro de referencia para conocer el Hygge
Libro de referencia para conocer el Hygge

Estamos seguros de cuál es la primera duda que te ha surgido respecto al hygge. ¿Cómo diablos se pronuncia?, a que sí. Pues bien, hay distintas opiniones derivando entre Jigue, Jig, Jiuga o Juga. Por si quieres escucharlo, puedes hacerlo aquí.

Eso sí, lo importante no es tanto el cómo se pronuncia como lo que significa para cada persona. El hygge en definitiva hay que sentirlo en nosotros mismos. Si sabemos pronunciarlo muy bien, conocemos la teoría a la perfección pero no ponemos nada de nuestra parte para experimentarlo, ¿de qué sirve todo ese conocimiento?

De momento, y antes de continuar, nos gustaría dejarte con un vídeo para que vayas descubriendo qué es esto del hygge:

Dinamarca: país feliz

Como ya sabrás por el título, el hygge es el sistema para ser feliz que se practica en Dinamarca, que por si no lo sabías, es considerado el país más feliz de mundo por delante de otros a los que vemos muchas veces con admiración.

Pues sí, según los distintos índices que miden la felicidad que sienten las personas por países, Dinamarca siempre está o en cabeza o entre las primeras posiciones junto al resto de países escandinavos.

Este país fue el más feliz del mundo según el Índice de Felicidad Mundial encargado por la ONU en los años 2012, 2013 y 2016, así como también ocupó el primer lugar en la Encuesta Social Europea del 2012, 2014 y en el Índice para una vida mejor – Satisfacción ante la vida de la OCDE en el año 2015.

Si hablamos de España, nos tenemos que llevar un pequeño disgusto, puesto que nuestro país está relegado al puesto 36, bastante lejos de las primeras posiciones. Este dato nos tiene que hacer pensar que algo falla, ¿no crees?

Pero claro, cuando hablamos de medir la felicidad estamos entrando en terreno resbaladizo, porque lo primero que nos deberíamos preguntar es, ¿qué es la felicidad y cómo se puede medir? Porque claro, si bien es un sentimiento subjetivo que muchas veces hasta nos cuesta describir, también es cierto que se puede estudiar a través de la opinión de los ciudadanos así como analizando datos objetivos como el PIB, la calidad del trabajo o las ayudas sociales.

Pero bueno, estemos o no de acuerdo con estos estudios, no hay duda de que los daneses se sienten muy felices y que entre muchas cosas que podrían originar este sentimiento, el Hygge es sin duda el fundamental y ,si no, ¿por qué países con niveles similares de bienestar social no son tan felices como Dinamarca?

Para que no te creas que es porque lo decimos nosotros, nos gustaría dejarte con un vídeo en el que puedes conocer cómo se vive en Dinamarca y lo importante de un estilo de vida basado en el Hygge:

Por cierto, si quieres unas cuantas claves más para que los más pequeños tengan éxito en la vida adulta, echa un vistazo al siguiente artículo, te va a encantar:

Como tener éxito en la vida adulta

Qué es el sistema hygge

Llegados a este punto seguro que te estás diciendo que vale, que todo eso está muy bien pero, exactamente, ¿qué es eso del Hygge y que hay que hacer para que nosotros también seamos tan felices como los daneses?

Pues bien, la primera sorpresa que te tenemos que dar es que no hay una traducción exacta del Hygge. Como mucho, podemos decirte que es una sensación o sentimiento que podríamos describir como de bienestar, acomodo, seguridad, tranquilidad, confortable o calidez. Vamos, lo que sentimos cuando estamos leyendo un libro en nuestro sofá favorito tapados con una manta, una luz suave y cálida mientras nos tomamos un café y vemos diluviar a través de la ventana.

Pero lo importante no es estar buscando estas escenas a todas horas, sino sentir esa sensación en cualquier momento y lugar; es decir, sentirse hygge también en el trabajo, con los amigos o en una comida familiar.

Ahora bien, para poder vivir al estilo Hygge, no hay duda de que se deben tener cubiertas las necesidades básicas como la comida y la vivienda, algo que el sistema social de Dinamarca aporta. ¿Conoces la pirámide de las necesidades de Maslow que te explica cuáles son las prioridades de las personas? Este es un tema propio de la psicología al igual que el de la felicidad, por lo que si estás interesado en este campo, no dudes en leer el siguiente artículo:

Cómo ser psicólogo. Requisitos, sueldo y cursos

Disfrutar de un buen pastel es indispensable si queremos sentirnos Hygge
Disfrutar de un buen pastel es indispensable si queremos sentirnos Hygge

La felicidad de las pequeñas cosas

Como puedes estar comprobando con todo lo que te estamos contando, sentirse hygge no consiste en practicar hasta la extenuación complicadas prácticas psicológicas o corporales que nos hagan llegar a un paraíso desconocido; todo se reduce a pequeños hábitos y sencillos actos repartidos a lo largo del día que nos hacen sentirnos bien, tranquilos y acogidos.

Para vivir de una manera hygge, nos gustaría dejarte con un decálogo de ideas que son la base de este sistema de felicidad. Puedes conocer más en el libro “Hygge, la felicidad en las pequeñas cosas” de Meik Wiking, que es el director ejecutivo del Instituto de Investigación sobre la Felicidad de Copenhague:

  • Ambiente: en vez de tener las luces encendidas, apágalas o pon velas.
  • Presencia: ya sabes, apaga el móvil o aléjalo lo más lejos posible.
  • Placer: disfruta de una tarta, un pastel y un buen chocolate.
  • Igualdad: piensa en “nosotros” en vez de “yo” y comparte las actividades y el tiempo.
  • Gratitud: da gracias porque este puede ser el mejor momento de tu vida.
  • Armonía: hay que dejar el ego a un lado y ser uno mismo con los demás.
  • Comodidad: desconecta y relájate para disfrutar sin prisas ni agobios.
  • Tregua: no hablar de política, deportes ni de religión. Es decir, no discutir, solo hablar y compartir.
  • Unión: construye recuerdos para el mañana junto a las personas que están contigo en este instante.
  • Refugio: siente que estás en tu tribu, es decir, tu hogar, donde te sientes protegido.
https://www.instagram.com/p/BhMaHRSHyDt/?tagged=hyggekrog
Ejemplo de un ambiente Hygge

Consejos prácticos para practicar Hygge

Bueno, pues después de leer el decálogo del Hygge, ahora habrá que poner en práctica todas esas ideas, pero  ¿cómo hacerlo? Para darte la respuesta, te dejamos a continuación una serie de opciones, ya verás cómo te van a gustar todas, es puro Hygge.

  • Velas

¿Sabías que Dinamarca es el mayor consumidor de velas de todo el mundo? Pues ya sabes. Deja la luz de la lámpara encendida a una potencia muy baja o apágala y enciende unas pocas velas. El ambiente será más cogedor y cálido.

Las velas son un elemento indispensable para sentirse Hygge
  • Ropa

Hazte acopio de un buen número de jerséis, calcetines y fulares, pero, eso sí, que sean voluminosos, preferiblemente de color negro  y que formen varias capas. El estilo danés conseguido así es total.

  • Casa

Es imprescindible que la casa cuente con una chimenea, velas, cosas hechas de madera, libros, elementos de la naturaleza, porcelana, adornos vintage y sobre todo que haya un Hyggekrog, es decir, un rincón donde puedas sentarte y sentirte Hygge, como en el resquicio de una ventana, por ejemplo.

  • Comida y bebida

Tomarse una bebida caliente como un té o un café es el elemento que más asocian los daneses al Hygge. Ya sabes, no te olvides de acompañarlos de un buen trozo de tarta o pastel.

  • Reuniones

Por último, no te olvides de disfrutar de tus amistades. Aunque el Hygge está muy asociado a momentos en soledad, también se puede practicar en cualquier reunión con amigos, familiares o compañeros de trabajo. Lo importante es sentirse hygge en cualquier momento y lugar.

Para ponerle la guinda al pastel, no queremos terminar sin dejarte con un este vídeo con el que aprenderás a hacer bollería típica danesa. Te chuparás los dedos:

Artículos relacionados

Sobre el autor Carlos Póstigo

Psicólogo especializado en desarrollo personal. Formador y escritor de temática psicológica y de crecimiento personal.

sígueme en:

Deja un comentario: