fbpx

¿Qué es la independencia financiera?

Tags: ,

¿Alguna vez te has planteado cómo podrías llegar a tener ingresos suficientes para no tener que trabajar o depender de una pensión en el futuro? La independencia financiera es una utopía para muchos para otros es un objetivo a la vuelta de la esquina. En cualquier caso la independencia financiera es el momento en que logras vivir, a través de los ingresos generados por tus activos. Dicho de otro modo, no necesitas el dinero que ganarías trabajando para vivir porque puedes hacerlo con las rentas que generan tus activos.

independencia financiera

Natannan

Libertad financiera para principiantes

Existen algunas teorías al respecto, fórmulas y planes a largo y corto plazo que en conjunto con el trabajo dedicado, te permitirán lograr la independencia financiera. Este estado debe ser entendido como aquella libertad financiera que una persona alcanza una vez que no necesita trabajar para sobrevivir sino que le basta con su capital.

Por ejemplo, una persona que debe trabajar 8 horas al día en cualquiera que sea su trabajo, con la finalidad de cumplir compromisos económicos mensuales, no tiene libertad financiera. Hay que tener en cuenta que, difícilmente una persona cuya economía dependa de un salario mensual, podrá alcanzar una libertad financiera, puesto que sus ingresos dependen de su permanencia en el trabajo, y en un futuro, de las ganancias que proporcione su jubilación.
.
Por el contrario, una persona que puede vivir sin trabajar, a través de las ganancias obtenidas por algún alquiler, o el aumento de apreciación de algún activo, es sin duda, libre financieramente hablando. Lograr esto no es tan difícil como parece. Lo que se debe hacer es adquirir o crear activos que generen flujo de dinero constante. Es este proceso estos activos pagarán tus gastos en el futuro.

Una vez que la circulación de dinero mensual sea igual o mayor que la de tus gastos, puedes decir que eres económicamente libre. En ese punto son tus activos los que hacen que el dinero fluya y trabaje para ti. A partir de ese momento no tendrás que trabajar por dinero.

Padre Rico Padre Pobre

El termino libertad o independencia financiera, comenzó a calar a partir de la publicación del bestseller “Padre Rico, Padre Pobre” de la mano de Robert Kiyosaki y Sharon Letcher. En esta obra, Robert describe la tipología de las personas, financieramente hablando.

Explica que mientras algunos se conforman con simplemente dedicar su tiempo y vida a ganar un salario, otros trabajan por construir una fuente de dinero, que les permita disfrutar de libertad, y asegurar un verdadero futuro para después de su vida laboral.

Asimismo, en este libro se habla de conceptos importantes como la inversión, la posibilidad de manejar tus propios inmuebles, ser dueño de negocios, y el conocer y aplicar técnicas para proteger tu patrimonio. El encanto de esta publicación es la narrativa anecdótica que le dieron, donde comparte interesantes historias acerca de cómo recibió educación financiera de parte de su “padre rico” en Hawai.

Aquí, Kiyosaki y Letchter ilustran que la riqueza se puede ver por el número de días en que el ingreso de tus activos puede mantenerte, mientras que las libertad financiera está relacionada con el punto de tu vida en donde los ingresos mensuales por tus activos, superan los números de tus gastos.

Además, acuñan una frase que acabaría siendo de referencia: “Ahorrar dinero no va a hacerte rico”. Y es que ellos consideran que la clave para lograr esto está en tener varios activos.

Los activos son algunos elementos que permiten poner dinero en tus manos. A este dinero le llamaras ‘pasivos’, pues no habrás tenido que trabajar para conseguirlos.

Entre los temas principales que se tratan en este libro encontramos algunos como la importancia que tiene la educación financiera que se da a los hijos, deja claro también que mientras que las empresas gastan primero y luego pagan impuestos, las personas pagan impuestos primero. Además deja claro que las corporaciones son entidades artificiales que todo el mundo puede usar pero las personas más pobres ni siquiera tienen acceso a ellas ni saben cómo podrían llegar a tenerlo.

No obstante, este libro no ha estado exento de críticas puesto que hay quien cuestiona la existencia del padre rico del que se habla en la obra. Además algunos consejos que se dan se consideran demasiado simples para los inversores. Para algunos este libro da por reales casos que jamás podrían serlo y la veracidad de los mismos estaría, por tanto, en entredicho.

Cómo conseguir la independencia financiera

El mejor modo de conseguir la independencia financiera es a través de los ingresos pasivos. Como decimos, son aquellos que se dan cuando la entrada de dinero no dependía de tu presencia física, o de un trabajo específico de manera constante. Por ejemplo, alquilar una propiedad, logrando un importe mensual, es un ingreso pasivo.

También podrías conseguirlos a través de inversiones en la bolsa o intereses bancarios, que permiten que tu dinero crezca y se multiplique por sí mismo.

En definitiva, tienes que esforzarte por conseguir activos y en lograr adquirirlos. Los activos son los responsables de que tengas dinero constantemente. Aquí se enmarcaría las acciones en alguna empresa, el dinero del alquiler de alguna propiedad, el cambio entre diferentes monedas, entre otras acciones relacionadas.

Si te fijas bien, en ninguna de las anteriores acciones necesitas cumplir un horario de trabajo, estar en una oficina específica, ni trabajar sin descanso, para obtener tu dinero. Es más, estos activos te generan dividendos incluso cuando estás durmiendo. Solo tienes que invertir en oportunidades y dedicarte a cuidar de tu patrimonio.

La sociedad establece que debes formarte y entrar al sistema laborar, donde recibirás un importe mensual por tus servicios, que te permitirán cubrir tus deudas y en ocasiones, complacer algún capricho. A parte de esto, el Estado trata de garantizarte un plan para el futuro, tomando parte de tus ganancias para crear una pensión para el futuro.

Fórmula de la independencia financiera

Una de las claves en la fórmula para obtener la independencia financiera consiste en comprar y vender. Para salir de la caja y comenzar a tomar control de tu vida, debes aprender uno de los mandamientos fundamentales del dinero, piensa que no puedes estar parado, pero sí trabajar para ti. Para lograrlo, puedes recurrir al trading, que no es más que ña compra y venta en el mundo financiero.

Para iniciarte en el trading, debes fortalecer tus habilidades para concentrarte, controlar tus emociones, ser paciente y sobre todo disciplinado. Conseguir formación será sencillo y solo dependerá del tiempo que le dediques.
Recuerda que, al menos cuando se trata de negocios, puedes aprender desde la lectura.

Gracias al trading podrás conseguir la independencia financiera a través de transacciones con productos financieros, accediendo a buenas oportunidades adaptadas a tu capital para arrancar. Esto, si lo comparamos con inversiones de mayor envergadura.

Geralt

independencia financiera

Además, puedes llevar las riendas sobre la cantidad de riesgo que estás dispuesto a correr. Así, si no puedes permitirte perder grandes cantidades de dinero, puedes regular el tamaño de la inversión, o incluso abstenerte de invertir.

Al principio, si no te sientes muy familiarizado, puedes hacer operaciones de swing trading. Allí arrancaras de a poco, podrás estudiar la situación y observar la evolución para tomarla como referencia antes de la próxima decisión.
Esta práctica te permitirá llevar notas de tus acciones de manera cuidadosa e irte amañando con las variantes que puede tener el mercado. Poco a poco iras fijando tu ritmo.

Por si fuera poco, en esta estrategia tras la independencia financiera, no necesitas mayores implementos ni espacios físicos. Sólo vas a necesitar estar en Internet, pudiendo hacerlo desde casa o desde algún paraíso tropical donde estés de vacaciones.
.
Por si te queda alguna duda, uno de los mejores escenarios que te ofrece el trading frente a cualquier otro tipo de inversión, es la flexibilidad horaria, lo que significa que puedes seguir desempeñando cualquier otra labor, combinándolas. Así, podrás estar trabajando en diferentes mercados durante distintos momentos del día, según la zona horaria que escojas, relacionada con el tiempo que tengas disponible.
En resumen, el trading es una alternativa que te permitirá mantenerte a tono con otros negocios, donde podrás aprender, programarte y empezar a adquirir activos, los que serán la piedra angular de tu ansiada libertad económica.

Más allá de este aspecto debes considerar el trabajo que haces para mejorar tu formación, tus ingresos regulares, las entradas de dinero extra, la forma como gastas el dinero, lo que le estado conserva para el futuro, y el momento de tu vida en que deberás retirarte.

Lo relevante no será el área en la que te desenvuelvas, sino el esfuerzo que vas a ponerle para formarte y ser mejor. Plantéate el acceder a nuevos retos y lugares dentro de tu empresa. Si esto no es posible, no dudes en explorar nuevos caminos, donde obtengas más y mejores beneficios. Recuerda no sacrificar tu vida personal por ello.

También es importante que adquieras versatilidad, puesto que así podrás acceder a nuevos mercados donde hacer dinero para adquirir activos, además que perderás la aprehensión hacia tu empleo. Estarás listo para volver si es necesario.

Date la oportunidad de invertir. No te dediques solo a ganar dinero para gastarlo en los pagos del mes e invierte lo más posible, en activos. Estos evitarán que tu dinero se devalúe y por supuesto, te acercarán a la meta. de conseguir la independencia financiera.

Comienza a acostumbrarte a trabajar por y para ti, con tus objetivos y tras tus ideas. Recuerda que vas tras los activos necesarios, para no depender estrictamente de la jubilación y sobre todo no tengas miedo de retirarte. Si ya has alcanzado la independencia financiera, no es necesario que continúes trabajando para otros. Dedícate a cuidar de tus inversiones y a idear nuevas formas de hacerte con más y mejores activos. .

Artículos relacionados

Sobre el autor Lorena Gonzalez

El periodismo, en todas sus formas, es mi pasión. Formarse continuamente y trabajar mi modo de vida.

sígueme en:

Deja un comentario: